Panzerschiff: el acorazado de bolsillo

TCKC
Imagen de TCKC
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 11 Nov 2010

Hola a todos:

La verdad es que una vez analizado lo expuesto, me  ha quedado la sensación de que el buque estaba condenado desde el momento en que decidió entrar en combate con los ingleses. Ya que al no poder romper contacto con los mismos debido a su menor velocidad, no iba a poder escapar, y estos le perseguirían radiando su posición hasta la llegada de unidades más poderosas de la marina británica.

Esto me lleva a pensar, porque el capitán del buque alemán, decidió entablar este combate, si  tenia la velocidad mermada y en caso de una avería importante no podía contactar con el Altmak para reparar en mar abierto.  ¿Qué sentido tenia?

 

Un saludo

minoru genda
Imagen de minoru genda
Desconectado
Auxilia
Desde: 13 Feb 2018

Langsdorff no tenía intención de entrar en combate con ningún buque de guerra británico así que el encuentro con los cruceros británicos fue producto de una "confusión", el asunto fue como sigue, El Graff Spee buscaba nuevos convoyes o buques a los que atacar por lo que al ver humo en el horizonte creyó que se trataba de un convoy y pensó que no iría demasiado protegido, si acaso dos o tres destructores, lo que no se imaginaba el capitán Langsdorff es que iba a meterse en la boca del lobo y lo que tenía enfrente no era un convoy si no tres cruceros británicos que formaban parte del operativo para encontrar y hundir al acorazado alemán.

El resto ya lo conocemos, pero si alguien quiere ver el mapa que cito más arriba (a la vista de los contínuos comentarios he buscado en la red, y más concretamente en esa que cito, al recordar que hace unos años hice ese trabajo) y las maniobras durante el combate además de un texto sobre el mismo puede encontrarlo en el siguiente enlace.

 http://www.de1939a1945.com/europeo/018rescategrafspee_batallarioplata.htm

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Langsdorff cometió un error. Una vez reconocido un crucero pesado en la flota enemiga (creyó que los dos ligeros eran destructores) en vez de dar media vuelta y tratar de mantener la mayor distancia posible, no para escapar, sino para batir al crucero el mayor tiempo posible con sus piezas de mayor alcance, acortó distancia yendo directamente al enemigo. Cuando estuvo a distancia de tiro se encontró con la sorpresa que su torre de proa no funcionaba correctamente.

Una vez trabado el combate, el Spee llevaba las de perder, simplemente por superioridad numérica, si hundía al Exeter (persiguiendolo), el Ajax y el Achilles podrían haber afinado la puntería de sus torpedos (hubo intercambio de torpedos, pero sin éxito por la distancia).

Respecto a las decisiones a posteriori, te hago un resumen de lo expuesto en el hilo:

1) Langsdorf resultó herido, estaba con conmoción cerebral y muy confuso, cuando recibe el reporte de daños y ordena ir a Montevideo

2) Inteligencia Alemana consideraba Uruguay y Argentina por igualmente pro germanos y anti británicos. Esa información (errónea) era la que manejaba la oficialidad del Spee

3) El acceso a Buenos Aires, bajo fuego, es inviable.

4) El Spee no puede sacudirse a los "destructores" por ser más lento, tiene combustible para terminar ese día, so pena de perder la planta motriz, así que necesita ir a puerto.

Una vez en Montevideo las alternativas eran 3

1) Abrirse paso a cañonazos e internarse en el Atlántico

2) Abrirse paso a cañonazos e internarse en Buenos Aires

3) Destruir el Spee

Más allá de los errores de identificación (y desinfomación plantada por Churchill en persona), lo cierto es que había un crucero gemelo del Exeter y dos cruceros ligeros esperando a la salida del Río, así que el pronostico del combate era similar al anterior. Con pocos rumbos disponibles por un tramo considerable (en tiempo, no se puede salir raudo en el Río de la Plata con un barco de calado regular, menos, sin práctico). Así que la alternativa 1 es un suicidio. La 2, si antes era inviable, ahora también. No queda más que destruir el Spee.

La única alternativa viable era el puerto de Mar del Plata, 200 millas al sur, diez horas más de combate, y hubiese supuesto una omnisciencia por parte de la oficialidad del Spee que sólo se da en las novelas.

 

Saludos

TCKC
Imagen de TCKC
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 11 Nov 2010

 

 

Efectivamente el error fue en la identificación del tipo de buques dejando de lado que sospecharan que pudiera haber o no un convoy.

 

He estado mirando información y creo que he dado con la clave con una explicación que me cuadra.

 

En su libro de la guerra naval en el atlántico, Luis de la Sierra explica cómo no confunden a los buques británicos con un convoy, sino que identifican un crucero tipo Exeter, y confunden a los otros dos con destructores. Efectivamente sí que consideraban que era la escolta de un convoy, Pero eran conscientes de que entre la escolta había amenos un crucero enemigo.  Y especula que Langsdorff pretendía acabar rápidamente con el crucero, quedando de esta forma todo el convoy a su merced. Y que para cuando se dan cuenta del error supone que ya ha sido descubierto y que no queda otra que aceptar el combate, al ser más veloces sus enemigos.  

 

Entiendo que es más plausible este error, que confundir a los tres buques con un convoy de mercantes, son siluetas bastante diferentes como para producirse ese equívoco. A parte de que los buques normalmente llevaban fichas de identificación para ayudarse en estas tareas.

 

Por otro lado en el mismo libro el autor cita una al propio Langsdorff en uno de los partes de campaña que realiza en una de sus últimas reuniones  en el Altmark. Dice lo siguiente.

 

“Los motores del Spee precisan de un recorrido general en dique”

“El periodo de guerra al tráfico se acerca, por tanto a su fin y en consecuencia la necesidad de evitar daños en un combate ya no es tan acuciante. Si el Spee se encontrara dentro del alcance artillero de un buque enemigo, puede anticiparse que su poderoso armamento por lo menos dañaría tanto a su oponente con excepción del Repulse que le impediría poder seguirlo”.

 

Es decir el capitán alemán sabia de sus problemas, pero creía poder arriesgarse a un combate con el enemigo bajo ciertas circunstancias, tal y como explica el propio autor del libro.

 

Sus planteamientos tenían algo de lógica dado que efectivamente uno de los buques británicos quedo muy tocado. Pero para mí fue un error considerar que su buque no podía ser dañado de forma importante, a parte claro esta del de la identificación de los cruceros enemigos. 

Quizás cuando identificaron al crucero enemigo le pudieron las ganas de dar un golpe de efecto por esas aguas hundiendo un buque de guerra británico antes de regresar a casa. Pero opino que nunca debió de buscar ese combate dada la lejania de sus bases y las dificultades para hacer reparaciones, incluso cuando pensaron que los buques enemigos eran destructores.

 

Un saludo.

Stephen-Maturin
Imagen de Stephen-Maturin
Desconectado
Prefecto de Caballeria
Desde: 24 Mayo 2010

-

-  Primero una puntualizacion muchas veces olvidada,  El HMS EXETER era un crucero de la clase York,  un fracasado proyecto de realizar un crucero pesado "económico" de la que solo se construyeron dos unidades,  eran poco mas grandes que los cruceros ligeros de la clase Leander a la que pertenecían el HMS Ajar y HMS Archilles,  Los Yorck desplazaban 8.390 tn standar y tenizan 164 m. de eslora frente a las 7.270 tn standar y 169 m. de eslora de los Leander y las 10.700 tn standar y 190 m. de eslora del HMS Cumberland (sub-clase Kent derikvada de los County) que le sustituyo,  además solo tenía seis cañones de ocho pulgadas frente a los ocho de los County.

-   Los York como se ha visto eran mas pequeños y menos protegidos que los demás crucreros pesados,  eran muy pequeños y un impacto les hacía mas daño que a los otros al estar todo mas junto.   Con la presencia del HMS Cumberland,  que tenía una protección mejorada respecto a la original y posiblemente mejor que la del Graf  Spee la fuerza británica aumento mucho su poder y el buque alemán escaso de munición estaba en clara desventaja, tres blancos rápidos y maniobrables que le haría dividir su fuego.

-   El ir a Buenos Aires creo se debe descartar,  sin un práctico y como ya se ha comentado con el peligro que se taparan las tomas de agua de refrigeración creo debía descartarse.  Pero también hay que tener en cuenta que eran aguas de jurisdiccion compartida entre Uruguay y Argentina y por los tratados internacionelas no se podía combatir en el mismo.  De hundir un buque en el mismo ya fuera el Graf Spee o un crucero se podia bloquear el acceso a Bueno Aires.

-  Nunca hay que olvidar la posibilidad de irse a refugiar el Puerto Belgrano en Bahía Blanca, mas lejos pero con toda la corta noche por delante era una opción factible y Argentina podía ser una opción mejor.

 

-

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Hola Stephen

Estuve haciendo los deberes (culpa tuya :)) y revisando alternativas.

En 1.939-1.940 Montevideo, el Canal de acceso a Buenos Aires, puerto de Buenos Aires, puerto Belgrano y Mar del Plata eran del mismo calado (alrededor de 10 m)

Existe un puerto natural, Ensenada, al Sur de Buenos Aires, pero con los mismos problemas que este. Recién en Abril de 1.940 pasó a ser un puerto en toda regla, el Astillero Naval Río Santiago. En diciembre de 1.939, en construcción, podía servir para internarse, pero no para reparaciones (repito, con las mismas salvedades que Buenos Aires).

Mar del Plata está a sólo 400 km al sur, canal de acceso de 2,5 Km

Bahía Blanca (Puerto Belgrano) a bastante más del doble de distancia, con un canal de acceso de 100 Km (o sea, otro tiro al pato, como Buenos Aires).

Tanto Puerto Belgrano como Mar del Plata, ya en esa época eran Bases Navales de la Armada Argentina.

Recuerdo un trabajo tuyo, sobre los torpedos, en el que llamas la atención sobre que, en esa época, Argentina era proveedora de material de precisión (guías giroscópicas para torpedo) de Alemania, así que había buenas posibilidades de reparar al Spee con suficiente tiempo (debido a la situación política).

 

El problema de fondo de Mar del Plata es el mismo que el de Puerto Belgrano, estoy frente a Montevideo que inteligencia me dijo que es amigo, y para los puertos argentinos tengo que navegar y luchar hasta el límite ¿qué hay que pensar? Si Langsdorff no hubiese optado por Montevideo es porque tenía un pajarico, como Maduro, que le contaba las cosas desde el más allá. La lógica, con lo que el sabía, era Montevideo.

 

Saludos