Aritmética emocional

Año: 
2007
Género: 
Drama
Época: 
Contemporánea
Duración: 
99 min.
Nacionalidad: 
Canadá
Director: 
Paolo Barzman
Reparto: 
Susan Sarandon
Reparto: 
Christopher Plummer
Reparto: 
Gabriel Byrne
Reparto: 
Max von Sydow
Reparto: 
Roy Dupuis

En 1945, Jakob Bronski, un joven disidente retenido en Drancy, toma bajo su protección a dos niños, Melanie y Christopher. 40 años después, Melanie descubre que el ahora anciano Jakob, de quien ella creía que había sido trasladado de Drancy a Auschwitz y asesinado, sigue vivo. Inmediatamente le invita a vivir con ella y su familia en su granja de Canadá. Jakob llega con Christopher para dar una sorpresa a Melanie, y ambos tendrán que enfrentarse al auténtico vínculo que les une...

La historia es interesante porque saca a la palestra el difícil equilibrio entre la necesidad personal de olvidar los agravios, y la también necesaria recuperación de la memoria histórica que los testigos directos pueden aportar a la Humanidad. No es menor la importancia de abandonar el victivismo que puede llegar a enturbiar el clima de convivencia y que olvida el sufrimiento de quienes indirectamente también lo padecen,

o el tópico de conciliar la existencia de Dios y la presencia del mal en el mundo sin reducirlo a una realidad subjetiva. Sin embargo, ni los temas alcanzan profundidad ni los sentimientos brotan con naturalidad, aunque ciertamente hay escenas logradas en su emotividad, como la borrascosa cena al aire libre. Otros planos surrealistas, con Jakob como poeta que revive su pasado con los niños, conservan su carácter enigmático y evocador, pero no sacan a los personajes de su ensimismamiento, y al espectador no acaban por arrastrarle hacia un final que, cuando llega, ha perdido toda su fuerza.