Erwin Rommel: el idolo caido de la lucha antinazi

13 respuestas [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Durante 68 años, Erwin Rommel, el legendario mariscal de campo del Ejército de Hitler, gozó del raro honor de ser el máximo representante de una reducida casta de altos oficiales de la Wehrmacht que nunca se manchó las manos con sangre de inocentes y que proyectó una imagen de guerrero elegante, un genio de la estrategia militar y, por último, la de una víctima de la dictadura nazi, que pagó con su vida la osadía de hacerle ver al Führer, tras la invasión de los aliados, que la guerra estaba perdida. Otra imagen del mariscal, bastante distinta y bastante más oscura, ofrece la película Rommel, que se acaba de proyectar en la primera cadena de televisión pública, ARD, y que ha desatado nuevas polémicas sobre el general.

¿Cuando nació la leyenda de Rommel, el famoso zorro del desierto? ¿Fue Winston Churchill quien lo convirtió en héroe de la resistencia contra Hitler cuando dijo que el mariscal había participado en el intento de asesinato de Hitler? "Lo pagó con su vida", sentenció el legendario político inglés.

La leyenda de una Wehrmacht ajena al genocidio y la imagen gloriosa de un general que arriesgaba la vida al lado de sus soldados en la inmensidad del desierto que supuestamente encarnó Rommel fue inmortalizada por Hollywood, que convirtió al mariscal en un icono mundial, gracias a la actuación de James Mason en la película Rommel, el zorro del desierto, dirigida por Henri Hathaway en 1952.

Erwin Rommel, es cierto, fue el general más famoso de Alemania y el único oficial del Ejército de Hitler que tuvo el honor de ser un militar admirado y respetado en todo el planeta y que, gracias a sus habilidades de estratega, su valor personal y una ambivalente posición con respecto al régimen nazi, terminó convirtiéndose en un mito del capítulo más oscuro de la historia reciente de Alemania. No en vano, más de una docena de calles llevan su nombre y dos cuarteles del nuevo ejército germano lucen con orgullo a Rommel en sus emblemas.

Todo esto cambió con la proyección del filme producido por Nico Hoffman y que fue difundido en la noche del jueves en el horario estelar de ARD. Rommel muestra al famoso militar como un hombre débil, desgarrado por su lealtad a Hitler y consciente de que, al mismo tiempo, estaba sacrificando la vida de sus soldados para servir a un demonio que había perdido todo el contacto con la realidad que vivía su país y su ejército.

La puesta en escena del drama enfureció al hijo de Rommel y a la nieta del mariscal, que denunciaron que la cinta minimiza el papel del mariscal en la resistencia contra Hitler. La proyección de la película se convirtió en un evento político nacional después de que el semanario Der Spiegel dedicara la portada de su último número al famoso mariscal bajo un título sugerente y provocativo: "El Mariscal de Campo del diablo. Ayudante de Hitler, víctima de Hitler".

"La fama de Erwin Rommel eclipsó, incluso cuando vivía, a todos los demás oficiales de la Wehrmacht. Después de su suicidio, el Zorro del desierto se convirtió en un mártir. Ahora la ARD muestra una imagen realista de un hombre repleto de contradicciones", señala la revista, que no tiene problemas en calificar al mariscal como un producto de la fuerza de la maldad.

Erwin Rommel tenía 26 años cuando recibió la orden Pour le Mérite, la máxima condecoración que otorgaba el ejército del Kaiser. Su fama comenzó a gestarse en 1940, cuando, al mando de la Séptima División Panzer, hizo añicos la famosa Línea Maginot y logró que sus tanques fueron los primeros en alcanzar el Canal de La mancha.

El general se convirtió en leyenda y en héroe del régimen en 1941 cuando fue enviado a África como Comandante del Deutsches Afrika Korps. Rommel se convirtió en un mito y también en un mártir cuando fue obligado a suicidarse. Aunque nunca participó en el complot destinado a asesinar a Hitler -su vocación de soldado se lo impedía-, su nombre fue mencionado en varias confesiones arrancadas con la tortura.

"Lo amé y sigo amándolo y soy inocente de cualquier intento de asesinato. Serví a mi patria lo mejor que pude y siempre volvería a hacer lo mismo", le dijo Rommel a los dos generales que le visitaron en su casa para ofrecerle una cápsula de cianuro. Al abandonar su casa para consumar el suicidio, se despidió de su esposa y le dijo: "En quince minutos estaré muerto".

La cinta Rommel fue vista por 6,32 millones de personas (18,8% de audiencia), un éxito que solo es superado por las emisiones de los partidos de la selección de fútbol alemana. La difusión de la cinta, aparte de cuestionar la leyenda del mariscal, también dejó al desnudo que tanto Rommel, como los héroes militares que intentaron acabar con la vida del dictador, el 20 de abril de 1944, habían arriesgado sus vidas como soldados para defender un régimen asesino.

Los_Santos_Reyes
Imagen de Los_Santos_Reyes
Desconectado
Centurion
Redactor MHMSocio MH
Desde: 16 Nov 2009

Obviamente, no he visto la película y será difícil que la podamos ver por estos pagos a menos que sea por internet. Pero parece que la cosa es un intento más de polemizar donde no hay polémica posible.

¿Qué pasa, alguien se creía en serio que Rommel debía de ser objeto de una especie de canonización laica?¿Que fue una excepción entre tantos que se debatieron entre cumplir órdenes y su conciencia?¿Que fue el único que era consciente de que en muchas ocasiones sus tropas se encaminaban a una muerte más que probable?¿Que eso no le pasó a Dönitz o a Manstein, por nombrar solamente a algunos?

Todos ellos prefirieron seguir "cumpliendo órdenes" por diversos motivos, bien hasta el final o bien hasta que el cumplimiento de esas órdenes dejaba que desear a ojos de Hitler y fueron destituidos. Incluso Dönitz venía a decir algo así como que fue una suerte que el atentado del 20 de julio fracasase, porque habría sumido al país en un caos aún peor que el derivado de la guerra, además de ser un acto indigno de un militar.

Por otra parte, y también es muy lógico y muy humano, las críticas primero y la oposición mayor o menor a Hitler fueron creciendo de forma directamente proporcional a las derrotas en el frente. En 1939, no digamos en 1940 tras la caída de Francia, o en los primeros meses de la invasión de la URSS, no recuerdo a nadie en un puesto relevante criticando a Hitler. Luego parece que todo el mundo se dio cuenta más o menos al mismo tiempo de que el Cabo bohemio no tenía ese don natural para la estrategia, y que era más bien un diletante con fortuna (Albert Speer dixit). ¿En serio iba a ser Rommel una excepción?

Me parece muy lógico que tuviera sentimientos contradictorios hacia Hitler -como otros muchos- y dudo que eso sea ningún descubrimiento de una nueva faceta del Mariscal.

 

Joer, pasa como con los libros de Beevor: siempre se venden como innovadores, revolucionarios, como una nueva visión de los hechos... y no pasan de decir lo mismo que todos pero de forma generalmente más amena y con más anécdotas del campo de batalla.

 


"Todos los Balcanes no valen los huesos de un granadero de Pomerania" (Bismarck)

   
 

Wilhelm Keitel
Imagen de Wilhelm Keitel
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 17 Ago 2009

 Después del 7 mayo del 45, si hay algo que sobraba en Alemania, eran personas que afirmaran haber sido antinazis de toda la vida. Lo mismo que diez años antes sobraba gente que aseguraban ser nazis de toda la vida, de carnet dorado pendiente de trámite... trámite perpetuo obviamente.

 El caso de Rommel, pues ni siquiera es seguro que apoyara el intento de golpe. Según creo recordar, la prueba más clara contra el consistía en la lista de Goerdeler, con su nombre acabado en una interrogación. A mí, claro lo que se dice claro, no me parece, pero bueno, como digo, es normal que después de su fallecimiento y posterior derrota alemana sus descendientes explotaran esa supuesta "resistencia" contra Hitler.

 Al final, él, como todos los demás generales, siempre acababan sus comunicados deseando larga vida a Hitler...

 Y también por seguir con citas de Speer, aquí va una respecto de las críticas a Hitler:

"Según se rumorea, hay centenares de oficiales superiores en el "campo del generalato" no lejos de Nuremberg. Muchos analizan, por encargo americano, problemas concernientes a la Hª militar. Algunos coloquios me hacen suponer que se acentúa el designio de presentar a Hitler como un dictador furibundo, un ser desaforado apenas se le diera el motivo. Creo, sin embargo, que esto es falso y peligroso. [...] Otros se esfuerzan por caracterizar la fallida guerra relámpago contra Rusia como una consecuencia de los errores que cometiera Hitler en el mando supremo. Todas esas teorías tienen la base común cuyo objetivo es demostrar que hubo una superioridad material, técnica y operativa de Alemania, pero que Hitler la desperdició. Eso es también erróneo."

Albert Speer, 10 febrero 1947

 Ya la había puesto en el anterior site, y creo que es una cita muy esclarecedora, así que aprovecho para traerla aquí :P

 

Un saludo!

 


        

"no se ha inventado nada mejor q la estupidez para creerse inteligente" - A.N.   

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Wilhem:

Aquí me parece que no se discute si Rommel era nazi o antinazi, sino presentar la noticia de manera chocante para engancharte con la película y luego... mostrarte a James Mason durante los ensayos de "El Zorro del Desierto".

Rommel fue toda la vida un militar muy dedicado a su profesión. Fue jefe de la escolta de Hitler y, gracias a ello, saltó de coronel de Infantería a general de caballería (el salto es de arma, no de grado, los saltos de grados ya estaban programados desde los años 20). Así que muy antinazi que digamos no podía ser. A lo sumo podemos suponer que era apolítico y afirmar que era un referente para la oficialidad joven.

Ahora, durante la guerra fría, durante el proceso de desnazificación, Estados Unidos necesitaba alguna figura que nucleara al nuevo ejército alemán, que no debía ser nazi ni de izquierda, así que glorificaron a Rommel en su aspecto de víctima política, para poder utilizar su prestigio militar entre los oficiales que se iban incorporando. Fíjate que se filma "El Zorro del Desierto" en 1951 y "Operación Walkiria" en 2004, es obvio a quien se podía utilizar y a quien no.

Igual, este "documental" me huele como un documental de la BBC sobre la figura histórica de Jesús, donde citaban como "historiador experto" a Dan Brown quien citaba como "fuente" el cuadro La Ultima Cena de DaVinci....

Este rasgarse las vestiduras alemán me remite al premio dado por el Estado de Israel a la empresa que fabricaba el Zyclon B. Pura propaganda.

Saludos

P.S.: Repito lo que puse por otro lado, es muy grato verte más seguido.

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Wilhelm Keitel
Imagen de Wilhelm Keitel
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 17 Ago 2009

Hartman ha escrito

Wilhem:

Aquí me parece que no se discute si Rommel era nazi o antinazi, sino presentar la noticia de manera chocante para engancharte con la película y luego... mostrarte a James Mason durante los ensayos de "El Zorro del Desierto".

 No, si ya sé que no se discute, se da por sentado hasta en el título del hilo. Pero vamos, como ya he dicho, creo que la cosa o no fue así, o no fue del todo así... Siempre me ha llamado la atención como a algunas figuras alemanas de este período se las encumbra como semidioses y a otras se las vitupera como.. semidiablos (? vale, no he querido pensar algo mejor:P). Aunque en el fondo, pocas son blancas o negras, sino grises y aún me atrevería a decir que en un rango de matices poco amplio.

 

 Un saludo

 


        

"no se ha inventado nada mejor q la estupidez para creerse inteligente" - A.N.   

Galland
Imagen de Galland
Desconectado
General
ColaboradorRedactor MHM
Desde: 13 Sep 2009

Los_Santos_Reyes ha escrito

Por otra parte, y también es muy lógico y muy humano, las críticas primero y la oposición mayor o menor a Hitler fueron creciendo de forma directamente proporcional a las derrotas en el frente. En 1939, no digamos en 1940 tras la caída de Francia, o en los primeros meses de la invasión de la URSS, no recuerdo a nadie en un puesto relevante criticando a Hitler. Luego parece que todo el mundo se dio cuenta más o menos al mismo tiempo de que el Cabo bohemio no tenía ese don natural para la estrategia, y que era más bien un diletante con fortuna (Albert Speer dixit). ¿En serio iba a ser Rommel una excepción?

Me parece muy lógico que tuviera sentimientos contradictorios hacia Hitler -como otros muchos- y dudo que eso sea ningún descubrimiento de una nueva faceta del Mariscal.

 

Santos estoy contigo, esta claro que eso fue asi, es lo que suele pasar nos guste o no, cuando todo va bien todo el mundo navega sin rechistar, pero cuando las cosas vienen magras como a partir del 43 en Alemania ya quienes tuvieron dudas en silencio comenzaron a no callar y tomar acción, algunos de forma visible y otros no tanto.

 

En el caso de Rommel, la cosa es complicada ya que como uno de los máximos jefes militares tras la guerra interesaba que su postura fuera de ejemplo para no demonizar a TODA la sociedad alemana, es curioso pero creo que eso en Japón no lo hicieron tanto. Pero ese es otro tema.

 


Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Galland

Hasta donde se (traducción, tómalo con pinzas) en Japón la solución para ganarse la buena voluntad del pueblo fue mantener al Emperador. Es decir MacArthur utilizó a Hirohito desde un primer momento como se utilizó la imagen de Rommel en Alemania. No les hizo falta "desarrollar" otra imagen "popular".

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Galland
Imagen de Galland
Desconectado
General
ColaboradorRedactor MHM
Desde: 13 Sep 2009

Si Hartman asi es, pero a la sociedad japonesa se la demonizo por completo, no hubo ni un solo gesto de buscar a un japo antimilitarista en aquella epoca, solo se buscó el que la sociedad japonesa estuviera tranquila sin importar la imagen exterior que está tuviera.

Todo lo contrario sucedio con la sociedad alemana que por medio de figuras como la de E. Rommel tuvieron ese punto mas amable de una sociedad que aunque siguio la corriente, algunos siempre estuvieron en contra del demonio A. Hitler.

 

Un saludo.

 


Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Muy de acuerdo con los comentarios. Esto ocurre mas o menos con todos los personajes históricos, los mitificamos para bien o para mal. Y Rommel no es una excepción. Se ha ido creando en torno a su persona, no tanto por los expertos, pero sí por el pueblo llano, una leyenda que lo situa cuanto menos como un héroe nacional alemán enemigo del nazismo... Respecto a esto creo que ya lo habéis dicho todo más arriba. A veces no tenemos muy en cuenta que todas las personas, mas menos, son contradictorias y de ideas cambiantes. Pero como decíais, parece que a partir del otoño de 1944 todos los alemanes eran antinazis y no compartían la visión estratégica del Fuhrer... (estoy siendo irónico, jeje, no me malinterpretéis).

 


Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 22 Ago 2010

Sí hubo militares nazis que no se dejaron engatusar por el Hitler carismático de primera hora, ese Hitler que encandilaba a todos victoria tras victoria: Halder, Oster, Von Tresckow, Von Brauchistch, Beck o Von Sondenstern, algunos de los cuales participaron en conspiraciones en fechas tan tempranas como 1938. Evidentemente, no constituye el grueso de la oficialidad, que se fue desencantando, como bien decís, en forma directamente proporcional a las derrotas en el frente.

Saludos.

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 22 Ago 2010

Por cierto, yo que soy tan dada a las efemérides, os recuerdo que hoy se cumplen 71 años del más célebre intento de asesinato contra Hitler, la famosa "Operación Valkiria" comadanda por Von Stauffenberg que, aunque es el intento de asesinato más conocido por todos, no fue el único.