La Masacre de Sabra y Chatilla

1 respuesta [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Autor: Wotan ZZ

 

Al comienzo del día diecisiete de septiembre de 1982 hace ya veinte años, empezó una sangrienta página de la historia del pueblo palestino, coloreada de antemano, con el color rojo de la sangre. Fue cuando se despertaron los refugiados de los campamentos de Sabra y Chatila, a una de las peores matanzas de la historia del pueblo palestino, cuando unos milicianos, bombardearon los campamentos situados en la zona sur de Beirut, matando a centenares de inocentes desarmados, sometiéndoles a un baño de sangre, cuyas gotas de memoria, siguen derramándose hasta nuestros días. Lo que ocurrió era tan horrible, que es difícil de creer que haya ocurrido, miles de hombres, mujeres, niños palestinos y libaneses, habitantes de los campamentos de Sabra y Chatila, asesinados en una masacre salvaje, causando la repugnancia de todo el mundo y provocando la caída del gobierno de Menahim Beguin, aun así, ningún criminal de los que dieron las ordenes y / o ejecutaron dicha masacre, han sido presentados ante un tribunal todavía.

Una mezcla de miedo y terror sentían los primeros refugiados que recibían las noticias de la matanza, siendo estas, confusas al principio, puesto que, las patrulleras que rondaban los campamentos la noche del dieciséis de septiembre de 1982, llevando hombres armados y enmascarados, protegían a los centenares de soldados que penetraban en los barrios de Sabra y Chatila, con armas dotadas de silenciadores, hachas y cuchillos que utilizaron para ensañarse con las familias que pensaban estar a salvo. El crimen que comenzó con la oscuridad de la noche, fue descubierto enseguida con la huida de algunos afectados, pero nada se hizo para evitar su continuidad, ni parar a los asesinos de seguir ejecutando su masacre vil y salvaje durante tres largos días bajo la dirección, protección y participación de las fuerzas de ocupación israelíes.

Comenzó la masacre la noche del dieciséis de septiembre de 1982, cuando unas bandas de lobos salvajes, se ensañaron con los civiles de Sabra y Chatila despedazándoles como las hienas, pero y a pesar de las informaciones contradictorias sobre la verdad de lo que sucedió aquella mañana y los dos días siguientes, lo que es cierto, es que esta matanza, era parte de un plan bien elaborado y planificado por el entonces ministro de defensa israelí Ariel Sharon, su jefe de estado mayor Rafael Eitan y otros vínculos locales, encabezados por las Fuerzas Libanesas de la Falange. Hubo una reunión en el cuartel de las F.L.F. en Karantina, y es sabido que, entre otros, participaron Ariel Sharon, Amir Druri y Eli Hubaiqa (jefe del aparato de seguridad de las F.L.F.) donde se acordó, facilitar la entrada de grupos armados de la seguridad y con rapidez, en el campamento de Chatila. Poco después, se vio como estos grupos, efectivamente se agrupaban en el aeropuerto de Beirut preparándose para la hora del ataque, en cuanto la noche cubrió el campamento y sus alrededores, el ejercito sionista israelí comenzó a iluminar con bengalas el escenario de operaciones, donde los falangistas libaneses iban atacando a la población que dormía su noche con su miseria. Cuando el mundo se despertó, vio la magnitud del horror que se acaba de cometer en esta maldita mancha de la tierra, decenas de los que se salvaron de la matanza se les veía alucinados, horrorizados, perdidos entre sollozos de dolor ante la tragedia y la perdida de todo, padres, madres, hermanos, niños, mujeres, maridos, casas, las fotos de los seres queridos y un sin fin de cosas intimas, quedándose entre el polvo de los callejones y las ruinas de sus casas.

Los carros de combate israelíes cerraron todas las salidas de socorro de los campamentos, impidiendo la salida a los habitantes y bajo amenaza de abrir fuego, obligándoles a retroceder, para encontrarse con su destino. Observadores y fotógrafos extranjeros, mas los trabajadores de media luna roja e instituciones internacionales, coincidieron con el periodista sionista Amnon Kapilock en sus declaraciones:" la matanza comenzó rápidamente y continuó sin interrupción durante cuarenta horas." Durante las primeras horas, las milicias falangistas masacraron a centenares de personas, disparaban contra todo lo que se movía en los callejones, matando a familias enteras mientras estaban cenando, otros muchos murieron en sus camas cuando dormían. Se encontró a muchos niños de entre tres y cuatro años con sus pijamas, en sus camas y las mantas cubiertas de sangre. En muchos casos mutilaban a las victimas antes de asesinarles, rompían los cráneos de algunos bebes, chocándolos contra las paredes y hubo mujeres que fueron violadas antes de matarlas, hombres arrastrados a las calles para ejecutarles, donde las milicias del terror, utilizaban hachas y cuchillos para asesinar de forma indiscriminada, dirigiéndose sobre todo contra niños, mujeres y ancianos. La primera noche aseguraron utilizar armas silenciosas, para que los habitantes de los campamentos, no se enteren de lo que estaba sucediendo y traten de huir.

Debido a los fuertes ecos que tuvo la matanza en las capitales del mundo, el estado hebreo, cuyo ejercito invasor ocupaba Beirut, tuvo que constituir una comisión para investigar los hechos, bajo la presidencia de Isaac Kahana presidente del tribunal supremo, quedando delimitada la misión de dicha comisión por el consejo de ministros, al apuntalar lo siguiente: "La cuestión que se someterá a la investigación, será la verdad y los elementos vinculados a los actos salvajes, cometidos por una unidad de las F.L.F. contra la población civil en los campamentos de Sabra y Chatila." Así que, la investigación arranca culpando a las F.L.F. haciéndolas responsables de la matanza, eludiendo la participación sionista en los hechos, y la participación también, de las fuerzas armadas leales a Israel procedentes del sur del Libáno de Saád Haddad, así pues, el resultado de la investigación era lo pronosticado, limitando la responsabilidad de los sionistas, tan solo por su negligencia y su mala estimación de la situación en aquellos momentos. Además, las publicaciones y los informes sionistas de entonces, mencionaron los nombres de responsables falangistas como Eli Hubaiqa, Fadi Efram y otros más, haciéndoles responsables de la planificación de la matanza, al dar ordenes para ejecutar operaciones de asesinato, limitando la responsabilidad de los lideres israelíes como Ariel Sharon y Amir Druri (jefe del área norte de operaciones del ejercito israelí), a su participación en reuniones, donde se discutía la entrada de elementos de la falange a los dos campamentos, dentro del marco de una operación de participación falangista para dominar Beirut oeste.




A pesar del desconocimiento del numero exacto de caídos en esta salvaje matanza cometida contra los pueblos palestino y libanés, varios testigos, corresponsales, investigadores de toda índole, oscilan el numero de caidos entre varios cientos y algunos miles de victimas. La cifra más baja la dio el fiscal general militar de entonces el Sr. Asaád Germanos, el cual indicó en su informe, que el número de victimas de Sabra y Chatila entre el 16 al 18 de septiembre alcanzó 470 personas, siendo la mayoría guerrilleros varones, habiendo entre ellos, israelíes, pakistaníes, argelinos, sirios, más los palestinos y libaneses, siendo el numero de bajas palestinas 329 asesinados, 109 libaneses entre ellos 12 niños y 8 mujeres. El informe Germanos, que en su día fue un escándalo de las autoridades libanesas a todas luces, para tratar de ocultar la magnitud del crimen cometido, pero y sin embargo, le convenía a la política del gobierno libanés de entonces, el cual estaba bajo el dominio total de Israel y sus aliados. Se sabe que dicho informe, incluso se contradice completamente con las informaciones de la CIA y el Mosad, que hablaban de entre 800 a 1000 victimas como resultado de la matanza, de todos modos, estas estimaciones reducen y mucho el numero dado por testigos presénciales como, periodistas, trabajadores sanitarios, fotógrafos extranjeros y árabes y los supervivientes a la matanza que coincidieron en calibrar el número de mártires, de entre 2000 a 3000, siendo la tercera parte de ellos, libaneses que habitaban los alrededores del campamento en los barrios del Harash y Elbaalbakie, más otros mártires pobres de Egipto, Siria, Irán y Pakistán que vivían junto a los pobres libaneses, en las zonas cercanas al Hospital de Akka y el campamento de Chatila. Eran de los que se solidarizaron con los palestinos durante la revolución Palestina, renunciando a dejarla o abandonarla en los tiempos de la renegación.

Es sabido que la fosa común, conocida por la tumba de los mártires de Sabra y Chatila, situada al sur del campamento, no incluye los féretros de todos los mártires, sino de aquellos que sus asesinos, no les tiempo ocultar sus cuerpos antes de ser descubiertos. Veinte años después de la masacre, sus imágenes horribles siguen vivas en la memoria de quienes vivieron la crueldad de aquellos días, y lo que guardan de relatos terroríficos. Familias enteras fueron exterminadas, mujeres embarazadas cuyas tripas fueron rajadas, niños decapitados... "Vi decenas de cadáveres en frente del refugio que hay cerca de mi casa, al principio pensé que el bombardeo acabó con ellos. El bombardeo comenzó después del asesinato de Bashir El Jemayel, estábamos en el campamento aterrorizados por la posibilidad de entrada de los falangistas para vengarse de nosotros, no pudimos dormir aquella noche." Así relató Maher Mereí (uno de los supervivientes de la masacre), describiendo lo sucedido la noche del dieciséis de septiembre de 1982, y siguió diciendo:
Vi los cadáveres atados con cuerdas, y no entendía el porque, volví a casa para contarlo a mi familia, no nos ocurría que era una masacre, ya que no oímos nada de tiros, recuerdo haber visto silenciadores tirados por ahí cerca de los cadáveres, no sabía la razón de su existencia por ahí tirados, hasta después de la masacre, luego me enteré que los silenciadores se quedan inutilizables, al poco de ser usados. Nos quedamos en casa y no huimos, hasta que empezamos a presentir que algo horrible está ocurriendo en el campamento. Mi padre rehusaba dejar la casa, porque una vecina había venido a pasar la noche con nosotros, y era la primera vez que lo hacía, su marido era uno de los guerrilleros que tuvieron que abandonar Beirut en uno de los barcos, además, no tenía a nadie que le echara una mano, mi padre decía que no era correcto dejarla y partir, se llamaba Laila. Los cadáveres que vimos en frente del refugio, eran de hombres únicamente, así que pensamos que el refugio estaba lleno, por lo que los hombres optaron por salir, para dejar sitio a las mujeres y a los niños, entonces murieron por el bombardeo. Iba a buscar a una amiga de la familia que trabajaba con mi padre y que dormía en el refugio, tampoco tenía a nadie, se llamaba Maisar, su familia era de Tiro (Sour). Mi padre me mandó a buscarla para que pasara la noche con nosotros ella también, pero fue asesinada con las mujeres y los niños, vi su cadáver más tarde en el garaje de Abu Jamal, donde los falangistas amontonaban cientos de cuerpos, la escena era indescriptible.

Cuando los sionistas entraron Beirut oeste, pensamos que como máximo harían lo que hicieron en Tiro y Sidon, detenciones y demoliciones de casas. Recuerdo que en la mañana de ese día me fui con un grupo numeroso de mujeres y niños a traer el pan de la zona del Ouzaeí, nos fuimos caminando, tenía entonces catorce años. Escaseaba el pan y no teníamos nada para comer, los panaderos rechazaban vendérnoslo, limitando su venta a los libaneses a pesar de su abundancia. Al regresar al campamento, todas las entradas al mismo, estaban cerradas impidiendo nuestra entrada, y los francotiradores sionistas adosados a la embajada de Kuwait, tiraban desde ahí hacia la entrada sur del campamento. Entre el cruce de esta entrada y el pozo de Hasan, había un grifo roto desde donde la gente se abastecía de agua, a pesar del tiroteo, vi como a la entrada hacia el grifo, un soldado israelí de origen yemení, mataba a dos muchachas palestinas, cuyo delito era, haber regañado a un palestino, que estaba guiando al soldado hacia el camino por donde escapaba uno de los perseguidos, así lo contó la madre de las muchachas que estaba con ellas y huyó al empezar los disparos. La gente intentó retirar los cadáveres, entonces se mató a dos hombres que llevaban los cadáveres de las dos chicas. Fueron tiroteados por los francotiradores desde la embajada de Kuwait, poco después, la gente les arrastró con cuerdas. Aquel día vi a Ariel Sharon en un helicóptero frente a la embajada, presentí que era un gran jefe sionista, pero no sabía quien era, hasta que le vi por la televisión después de la divulgación de la noticia de la masacre.




Por la tarde volvimos al campamento y las bengalas llenaban su cielo, allí empezó la voz de Maher a temblar contando lo que sucedió en su casa aquella noche, es decir, la noche del jueves que es el primer día de la masacre, y dijo: Cuando conté a mi padre lo de los cadáveres, nos pidió mantener la calma y el silencio, nuestra familia se componía de doce miembros, seis chicos, cuatro chicas y mis padres. Mis hermanos mayores Ahmad y Mohamad estaban fuera de casa, los demás y nuestra vecina Laila, estábamos todos en casa. Por el alba, subió una de mis hermanas con Laila a la azotea para echar un vistazo a su casa, mi padre y yo empezamos a tener sueño, ya que pasamos la noche escuchando lo que ocurría fuera, y tratando de hacer callar a mi hermana pequeña que lloraba de vez en cuando, al rato vimos bajar a Laila y a mi hermana con miedo, porque unos milicianos les habían visto, poco después, empezaron a llamar a la puerta con violencia. Cuando les abrimos, nos insultaban, nos sacaron de casa y nos pusieron cara a la pared para matarnos, quisieron alejar a Laila y a mi hermana porque eran rubias, y pensaron que eran libanesas, pero Laila rechazó dejarnos y mi hermana gritaba extendiendo su mano queriendo acercarse a mi madre, tenía menos de dos añitos y todavía gateaba. Nuestro vecino Hasan El Shayeb intentaba escapar y hizo un ruido que les asustó y había un joven de la familia Almeqdad, que les perseguía y les disparaba, luego se escondía, se llamaba Yusef, le vi varias veces aquella noche. Creo que pensaron que el ruido procedía de él, así que, nos pidieron entrar en casa y a mi padre le pidieron su documentación, pero al dar la vuelta, empezaron a disparar a todos y las balas caían como la lluvia. Aun no sé como llegué al servicio y me escondí, camino hacia ahí, encontré a mi hermano pequeño Ismail, le cerré la boca y le arrastré conmigo. Ví desde el filo de la puerta como yacía toda mi familia en el suelo, excepto mi hermana pequeña, que gateaba hacia mi madre llorando, pero al alcanzarla, le dispararon en la cabeza esparciendo sus sesos por la habitación. Ismail y yo no nos movíamos, mantuvimos un silencio absoluto durante un buen rato, que ya no podía ni respirar, traté de tragar mi saliva para recuperar un poco mi aliento, pero tenía muchas dudas si debía hacerlo o no, porque solía hacer ruido al tragar mi saliva, y temía que me oyeran y que luego vinieran a matarnos. Efectivamente, al hacerlo, y por el silencio que dominaba la casa, se escuchó el ruido, pero no lo oyeron porque salían después de perpetrar su crimen. Sujeté la puerta con mucho cuidado, y empecé a abrirla muy despacio para que no produzca ningún sonido que les haga volver, pensé que podrían echarme en falta y vuelvan a por mi a matarme, así que esperé algún tiempo hasta que me aseguré que no volvían, salí dejando a Ismail dentro del servicio y empecé a ver el estado de mi familia, mi madre, mis hermanas Nuhad y Suad simulaban estar muertas al creer que yo era un falangista, pero mi padre, cuatro de mis hermanos y Laila, estaban muertos todos. Mi madre y mis hermanas estaban heridas, pero a pesar de ello salimos todos menos Suad, que tuvo una lesión medular debido a las heridas de bala y no podía andar, salimos a pedir ayuda, sin saber lo que nos esperaba fuera ¡que ingenuos! Los que entraron nuestra casa eran, una mezcla de falangistas y milicianos de Sa´ad Haddad, supimos que eran del sur porque solo Sa´ad Haddad tenía algunos musulmanes entre sus milicianos, y les oímos llamarse entre ellos con nombres musulmanes como Abbas y otro que se llamaba Mahmud.

Después de salir de casa nos perdimos, me quedé con Ismail, pero nos perseguían e íbamos avisando a la gente de lo que estaba ocurriendo, muchos aún no sabían nada y tomaban el té en sus casas. Nos escondimos en un almacén de harinas, pero nos descubrieron, empezamos a correr y nos disparaban, Ismail que tan solo tenía ocho años se quedó atrás, volví a por él, le sujeté de la mano, y cruzamos la calle huyendo. Al rato, encontramos un grupo de mujeres y niños que les hacían caminar en fila, hacia el estadio de la ciudad deportiva, donde se concentraban los israelíes, así que nos unimos a ellos.

Nuhad la hermana de Maher que entonces tenía quince años, y que ahora está casada y con seis hijos dice que ella llevaba a su hermana pequeña en sus brazos cuando los milicianos dispararon contra ellos: "No sé como se soltó de mis brazos, fue alcanzada por una bala en la cabeza, yo me caí en el suelo herida, se fue gateando a buscar a mi madre gritando mamá..mamá.. Le dispararon en la cabeza y se calló instantáneamente. Nuestra vecina Laila que estaba embarazada, fue alcanzada, rompió aguas, y murió. Simulé estar muerta y cuando salieron, traté de ver como estaban todos, mi madre me dijo échate y simula estar muerta puede que vuelvan, y le dije que no me importaba ¡Que vuelvan! Fue entonces cuando salió Maher y más tarde Ismail, pensaba que habían muerto, en cuanto le vi, me eché al suelo, y me dijo no tengas miedo, soy Maher. Mi madre y yo tratamos de ayudar a Suad a levantarse, pero no pudimos, se quedó paralítica, entonces les pedí a Maher y a Ismail que se fueran huyendo a toda prisa fuera del campamento, aunque nos perdamos. No teníamos dinero, nos habían robado todo el dinero que teníamos guardado, excepto el dinero que guardamos dentro de los pañales de mi hermana pequeña. Los milicianos hablaban el árabe, aunque algunos no hablaban nada, eran rubios con ojos azules. Cuando escapamos, perdimos a Maher y a Ismail, me quedé con mi madre a la espera de poder llegar al hospital Gaza, para pedir una ambulancia para Suad, íbamos de una casa a otra sangrando, muchos al principio, no creían que una matanza estaba teniendo lugar en el campamento, hasta que nos vieron cubiertas de sangre por las heridas. Llegamos al hospital y ahí encontramos a mis hermanos mayores Ahmad y Mohamad, en frente del edificio, la gente se concentraba a la entrada del hospital, gritaban y el horror les dominaba."

Le pregunté a Nuhad, por su hermana Suad que se había quedado en casa sola, y dijo que los asesinos habían vuelto a casa, le golpearon con una garrafa de agua y le dispararon otra vez: "después del suceso, no volvimos a hablar entre nosotras de lo que había ocurrido, temíamos por nosotras al hablar, así que, no le pregunté nada a Suad."

La masacre se detuvo el sábado dieciocho de septiembre, cientos de cadáveres que abarrotaban las calles y los callejones, yacían bajo toneladas de moscas, niños tirados por los caminos, mujeres y jóvenes habían sido violadas, algunas, seguían con vida y otras permanecían desnudas y maniatadas a sus camas o a los postes de electricidad, hombres que habían sufrido la amputación de sus órganos genitales, y que luego se los habían introducido en sus bocas, ancianos que no tuvieron la compasión de los criminales para dejarles marchar de este mundo en paz, aquellos que no perecieron en Palestina en la guerra de 1948, murieron asesinados en la masacre de 1982, embarazadas que fueron rajadas y sus fetos asesinados.

La fosa común donde fueron enterradas las victimas, es hoy un vertedero donde existe un estanque de aguas de alcantarillado, impidiendo a los difuntos, incluso en su muerte, descansar en paz. En cuanto a los supervivientes, viven en unas circunstancias humanas y políticas insoportables, es la muerte lenta que les persigue desde el día de la masacre.

Pero al día de hoy ¿Cómo leemos la matanza? ¿Hemos de leerla como un hecho nostálgico y decir borrón y cuenta nueva, como si nada hubiese pasado? ¿Debemos repetir nuestras reivindicaciones de juzgar a los autores, hoy antes que mañana, o esperar el cambio en el equilibrio de fuerzas internacionales y regionales, y solicitar a la justicia que se detenga? ¿Quién perdona a los criminales y con que derecho? ¿Si perdonamos los crímenes de guerra, como educamos a nuestros hijos después? Es que ¿Hemos de educarles en que la justicia la tiene el más fuerte, que deben tener miedo para protegerles de los asesinos, y que se olviden de la sangre derramada de los inocentes, para que así crezcan carentes de ella, de la sensibilidad y del sentido de la justicia? Y si seguimos como hasta ahora ¿Evitaremos que los sionistas cometan otras matanzas?

Informe publicado en la página Web del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina Septiembre de 2002
Traducido al español por J. Halawa
28.10.2002

post tomado de: http://www.rebelion.org/palestina/sabra061102.htm

 

----------------------

 

Comentario: Sotonik

 

El cuento del holocausto al revés... Sólo que ahora son los pobres palestinos.

Sabra y Shatilka no pueden dejar de verse en el contexto de una brutal guerra civil que causó en el Líbano 100.000 muertes y a lo largo de la cual hubo masacres tribales por parte de ambos bandos.

La masacre de Damour en 1976 hecha por la OLP sobre un pueblo cristiano al sur de Beirut afectó directamente a familiares de Hobeika y a su prometida que fueron muertos por los palestinos junto con el resto de la población. La OLP era una facción más en la lucha de la guerra civil libanesa que pretendía incorporar el Líbano al mundo árabe. Los cristianos (un 50% de la población) siempre han sentido el Líbano como nación soberana independiente y neutral en el conflicto árabe israelí.

Elie Hobeika es el hombre clave de Sabra y Shatila. Un joven falangista libanés que ascendíó en la falange en la rudeza de la guerra civil. No se descarta en él el asesinato de óponentes y rivales en la misma falange libanesa y que curiosamente era el hombre de los Israelíes en el Líbano y jefe de la inteligencia de la FL.

La matanza de Sabra y Shatila hay que entenderla conectada directamente con el asesinato del presidente electo del Líbano Bashir Gemayel, del que ya he puesto su biografia. Tras el asesinato de él y 30 falangistas en una explosión masiva que destruyo todo el cuartel general de la Falange Libanesa Israel invadió el Libano hasta Beirut so pretexto de impedir la desestabilización del pais. La culpa del asesinato de Bashir se echó a Siria. Pocos días después ocurrió la matanza de Sabra y Shatila de manos de unos 150 falangistas comandados por Hobeika. Consta que no sólo había flangistas sino drusos y milicianos de las Fuerzas Libanesas del Sur.

La tesis oficial es que Israel pidió ayuda a la FL para que entrara en los campos donde se calculaba había unos 200 terroristas de la OLP camuflados. Sharon (ministro de Defensa) los habría dejado entrar y habría errado en no calcular el potencial de venganza de los milicianos y sobre todo de Hobeika (recordemos lo de su prometida). Los muertos varían muchísimo según la fuente, desde unos 400 a 4.000, pero lo más fiable es de unos 500 entre los que había musulmanes de seis nacionalidades (y por tanto no sólo refugiados, sino personal de la OLP) y unas 50 mujeres y niños. Según los israelíes habrían oido a los falangistas preguntar a Hobeika que hacían con un centenar de civiles y muejeres y niños hechos prisioneros y este los habría mandado matar haciendo callar a su interlocutor.

La tesis más viable es que estamos en un episodio más de las venganzas tribales de la guerra civil libanesa que ha sido manejado por los israelíes para su beneficio y provecho. Hobeika hace unos años dijo que iba a demostrar ante el tribunal internacional que el verdadero responsable de la matanza era Ariel Sharon con pruebas y entonces fue asesinado en un atentado por un grupo desconocido y del que nunca más se ha oido hablar. Así que nos queda la sospecha más que certera que aquello fue una operación de Israel contra la OLP y los palestinos para auyentarlos del Beirut ocupado utilizando a unos falangistas exaltados por la muerte de su lider. De todos modos hubiera sido interesante saber como se hubiera exculpado Hobeika del tema.

La publicidad de Sabra y Shatila, que repito que es un episodio más repetido en ambos bandos una y otra vez a lo largo de la guerra de 1976-1990, ha saltado a la fama precisamente porque los israelíes estaban detrás y ellos se han encargado de limpiarse ante el público acusando a la FL, que luego quedaría desarbolada en alianzas prosirias y proisraelíes de sus distintas facciones. Por su parte los árabes ven en ellos la oportunidad de mostrar el holocausto del pueblo Palestino a mano de los israelíes en el Líbano.

Personalmente lo veo todo exagerado y ofuscado en un sólo enfoque y creo que cuando respondamos sobre quien mató realmente a Hobeika y porqué podremos entender el porqué de Sabra y Shatila y de la invasión tan precipitada del Líbano por Israel. En las fuerzas libanesas acusaban a Hobeika de traidor por cambiar su alianza a favor de Siria durante la guerra. El mismo Israel podría ser mucho más culpable de lo que creen unos y otros, de ahí la muerte de Hobeika, que en realidad no era necesaria a no ser que lo que dijera fuera cierto.

 

Unas imágenes de la masacre de Damour, que incluyó no solo el asesinato, sino la porfanación de la totalidad del cementerio cristiano del pueblo y el esparcimiento de todos los restos enterrados por las calles. Se hizo especialmente notorio la profanación de una igleisa por los milicianos de la OLP.




Os ampliaré la información en breve... Toda guerra civil es una crueldad.

Lo siguiente es una lista de las masacres cometidas por los musulmanes contra los cristianos del Líbano:

18 January 1976
Deyir Jneine

21 and 22 January 1976
Damour

23 January 1976
Kddam

16 and 17 March 1977
Barrouk
Btmeh
Baadaran
Kfarnbrej
Chouff
Mazra3t L-Chouff
Maaser L-Chouff

5, 6 and 7 July 1976
Chikka

21 Auguest 1977
Briih

9 September 1975
Dayer Aachech

19 October 1976
Aaychié

27 June 1987
Kaa
Jdeidet Baalbak
Rass Baalbak
Jdeidet L-Fakeha

28 October 1976
Bait L'Dyn


--------------

Comentario: wotan ZZ

 

En el texto aparecen menos de 500 muertos durante la campaña, si hay algunas publicaciones que dicen 4,000 o numeros asi de alarmistas las desconozco, tu mismo das una media de 500 muertos durante esta masacre.

Tambien hay que mencionar que no solamente estan las masacres contra cristianos de Damour, sino que hay varias como la de ab Elias, Jieh, Hoche Barada, Aintours, Emir Bechir, Checa, Khyam, Kaa, Ras-Baalbeck, Niha, Deir Bella, Douma, Zahle.


Yo no quiero culpar completamente a los cristianos de esta matanza, por lo mismo en todo el texto he usado mas de 3 fotos de ARIEL SHARON. estoy convencido que el asesinato de Gemayel no fue hecho por los sirios, pero que lamentablemente se culpo a estos lo que provoco que los cristianos del Libano (representan el 30% del Libano) pidiesen venganza.

Para el pueblo Palestino no ha sido facil la diaspora que padece desde la creacion de israel, primero salen en masa hacia Jordania y alli el rey Hussein les da su septiembre negro, con el argumento de que quieren desestabilizar el gobierno Jordano, posteriormente empieza la emigracion masiva hacia el Libano, donde no son bien recibidos por los cristianos del pais.

Yo pienso que lo peor que pudo haber pasado fue la relacion que empezo a tener los falangistas con el estado Israeli.

Una pregunta que queda en el aire es porque la comunidad internacional, y en especial occidente nunca puso los ojos en ese 30% libanes que practica la fe cristiana. acaso occidente queria reducir el conflicto entre MUSULAMANES Y JUDIOS, y no verse involucrado? Que podian pensar los 2 mil millones de cristianos del mundo al ver que mas de 1 millon y medio de cristianos en el libano quedaron en fuego cruzado, totalmente olvidados de sus hermanos cristianos en europa y EEUU: Como era posible que EUA con una poblacionde 280,000,000 de cristianos desconociera lo que estamos citando y al contrario estuviese minuciosamente al tanto de los atentados de la OLP en contra de Israel.

El mismo ARIEL SHARON estuvo a punto de ser enjuciado en LA HAYA por crimenes de guerra por esta matanza de Sabra y Shatilla, por suerte escapo de los tribunales.

Y no te contradigo en lo minimo en relacion a la fuerza que ha estado detras de estos sucesos.

Y si hay o hubo un holocausto lo esta padeciendo el pueblo Palestino.

----------

Comentario:  Sotonik

 

Musulmanes e Israelíes son los asesinos del Líbano. Eso es lo que no tiene excusa. Y la propaganda palestina de Shabra y Shatila es como la del holocausto en manos de judíos. Curiosamente el autor material inmediato, Holbeka se alinearía con Siria tras la invasión y es considerado traidor por el resto de las fuerzas libanesas cristianas hoy en día.

Pero las razones de los cristianos para defender su Líbano, son más fuertes, mucho más, que la de los palestinos en Israel. Reto a demostrar lo contrario a cualquiera.

Se ignora toda la persecución histórica (histórica porque parte desde antiguo) a los cristianos maronitas, la auténtica población del Líbano, que a principios de siglo era el 85% de la población y hoy sólo el 45% gracias a las persecuciones y genocidio étnico de los musulmanes (menos todavía por el reciente exodo de Palestinos desde Gaza).

Musulmanes o israelíes son los asesinos de Gemayel y como se dijo no asesinaron a un hombre, sino a todo un país. Y hoy en día los cristianos no son tontos: el enemigo de mi enemigo es mi amigo. Es la vieja máxima de la guerra y la usan a su favor. Pero ya están lejos de lo que fue el apoyo de Israel a su causa. Hoy en día son más libres que nunca. Su único objetivo es un Líbano libre.


LA OTRA TRAGEDIA DEL LÍBANO


Minuto Digital: 27.07.2006

Ni una sola voz se alzó desde la izquierda cuando el Líbano se convirtió en un títere de Siria tras una cruenta guerra civil en la que miles de cristianos fueron masacrados, expulsados de sus hogares u obligados a abandonar el país. Cuando las voces críticas contra la actuación de Israel arrecian desde esa izquierda y las televisiones nos llenan las retinas de imágenes de niños sufriendo la crueldad de los bombardeos judíos, provocando la lógica indignación popular, convendría recordar que los palestinos no siempre han sido las victimas indefensas de Sabra y Shatila, tal y como se nos quiere hacer creer desde los medios izquierdistas.

La presencia de la OLP de Arafat en el Líbano, tras su traicionero intento de derrocar la monarquía hachemita que había acogido generosamente a los fedayines palestinos, introdujo en el país un factor de desestabilización que llevó a una nación en la que convivían en un complejo equilibrio, cristianos maronitas, junto a musulmanes drusos, sunnitas y chiítas a una larga guerra civil que se saldó con la implantación de un régimen dictatorial controlado por Hafed al Assad y un coste en vidas humanas superior a los 55.000 muertos.

Los palestinos y los sirios atacaron con saña a los cristianos

Entre 1974 y 2000 se suceden ataques lanzados por milicias prosirias y palestinas contra enclaves cristianos, bastante más graves que los hoy protagonizados por Israel, sin que la izquierda española realizase la más mínima condena o simplemente prestase atención alguna a la tragedia.

Localidades como Beit Mellat, Kab Elias, Damour y Jieh, fueron asoladas en una campaña de limpieza étnica en el valle de Bekaa en la que causaron más de 300 muertos. Las iglesias de Damour fueron profanadas y las bandas palestinas cortaron los dedos de niños cristianos para asegurarse de que no pudieran disparar armas.

La intervención siria en 1976 causó más de 500 victimas morales entre los civiles cristianos a consecuencia de los bombardeos que de manera análoga a los hoy realizados por Israel, Siria empleó para imponer su presencia en el Líbano.

Los enfrentamientos entre las tropas sirias y palestinas con las milicias cristianas, representadas por las Falanges Libanesas, alcanzaron su punto álgido a partir de 1978. Emir Bechir Hoche Barada Aintours Checa, y Moiin Hatoum, fueron algunas de las aldeas donde se masacró sin piedad a sus habitantes cristianos, más de 1.000 civiles murieron. Sólo en Deir Dourit, devastada por completo, murieron 263 personas. La milicia privada de Rifaat Assad, hermano del presidente sirio, sitió las zonas que permanecían libres en los suburbios de Beirut y las hizo bombardear durante cinco días y cinco noches, con cañones y morteros, con un saldo de más de sesenta civiles muertos y trescientos heridos. En 1981 los bombardeos de los barrios cristianos de Beirut del Este lanzados por la OLP causaron 2.000 victimas civiles. En septiembre de 1983 más de cien aldeas en la región de Chouf fueron limpiadas étnicamente de cristianos por tropas drusas. En 1990 el general cristiano Michel Aun fue expulsado del poder por las tropas sirias, más de 700 cristianos fueron asesinados en las represalias subsiguientes.

Ni una sola muestra de solidaridad por parte de la izquierda española, que ya ha asignado el papel de victimas y verdugos a su sectaria conveniencia. .

----------

Comentario: Galland

El ruanda cristianos Hutus masacraron a cristianos Tutsi.
 

---------------

Comentario: sotonik

El tema de los hutus y tutsis más que de cristianos está ligado al dominio de la tierra y a los temas ancestrales tribales africanos. Yo he vivido con africanos y se lo lejos que está su conversión cristiana de ser lo profunda que debiera, con todas las honrosas excepciones que podamos suponer y que existen. La injerencia occidental de las multinacionales y de elementos raros y extraños (marxistas o no) no hace sino empeorar la situación de la evangelización en la soceidad africana. Una sociedad siempre dominada por la política, la etnia y los separatismos locales.

Curiosamente hoy se pretende echar la culpa a la religión de la masacre y en concreto a la Iglesia católica, lo que manda huevos cuando en los dos bandos hay católicos y entre ellos varios obispos y cientos de sacerdotes asesinados entre los masacrados. Así se sigue el juego a los revanchistas tutsis en el poder, que además han levantado una persecución contra la Iglesia, lo que es sintomático de quien los maneja.

En lo que respecta a la religión un dato absolutamente desconocido para muchos: la matanza de Ruanda habría sido predicha en unas apariciones de la Virgen allí mismo en los ochenta y que se pueden contrastar fácilmente. Os pongo referencia:

APARICIONES EN KIBEHO, (RUANDA, AFRICA) 1981-1989

Las apariciones comenzaron el 28 de Noviembre de 1981.
Aprobadas formalmente en el 2001.

Las 3 videntes

La primera en tener las apariciones fue Alphonsine Mumureke, de 16 años. Estas ocurrían en la escuela y los maestros y estudiantes no le creían y muchos se burlaban de ella. Pero mas tarde otras dos muchachas empezaron a ver también a la Virgen. Alphonsine fue filmada durante algunas apariciones. Un doctor de la comisión de investigación de la Iglesia examinó a la joven durante la aparición.

La segunda joven fue Nathalie Mukamazimpaka, 17 años, que comenzó a ver a la Virgen en enero 1982. Vió la Virgen casi 2 años.

La tercera fue Marie Claire Mukamgango, de 21 años. Vió a la Virgen de marzo a septiembre del 1982. Antes no creía en las apariciones. La Virgen le dió la misión de difundir el Rosario de los Siete Dolores de María. (Ella murió en la masacre que relataremos después).

Otros cuatro jóvenes videntes no fueron incluidos en la aprobación eclesiástica
Cuatro jóvenes de Kibeho dijeron que también veían a la Virgen en diferentes ocasiones, pero solo han recibido aprobación oficial las apariciones a los tres arriba mencionados.

Entre las muchachas que reportaron ver la Virgen había una joven musulmana que se convirtió y bautizó. También un joven pagano llamado Sagstashe, quien después de las apariciones se convirtió tomando el nombre Emmanuel. A Emmanuel, Jesús se le apareció en el campo en julio del 1982 y le enseñó el Padre Nuestro y el catecismo. El nunca antes de las apariciones había estado en una iglesia.

Las apariciones terminaron para seis de los videntes en 1983 y solo Alphonsine continuó teniendo apariciones, una vez al año el 28 de noviembre. La última fue en 1989 de esa fecha.

La Virgen comunicó un mensaje urgente para el mundo:

La Virgen enseñó: -la importancia del rosario / -la oración sincera / -penitencia / -amar / -tener una fe viva / -conversión / sobre todo un llamado a la reconciliación.

También llamó a la renuncia del pecado. Se lamentó de la -idolatría / -irreverencia / -materialismo / -hipocresía / -inmoralidad sexual.

La Virgen advirtió que todo esto tendría graves consecuencias. Por eso exhorta a sus hijos a una profunda conversión. Hay que dejar de ir por dos caminos, es necesario seguir uno solo, que lleva a Cristo.

¿Que ocurriría?

Según cuentan las chicas, la Virgen se presentó usando la lengua local como "Nyina Wa Jambo", es decir, "Madre del Verbo" o "Madre de Dios"; tenía la piel oscura, invitó a la conversión, a la oración y al ayuno. Sólo en una ocasión (el 15 de Agosto de 1982) les mostró imágenes terribles; un río de sangre, personas que se mataban entre sí, cadáveres abandonados sin nadie que les diese sepultura… Fides 6/7/2001

Un rió de sangre, muchos cuerpos abandonados y decapitados - The Final Hour, pg 255.

... En una visión que duró ocho horas, vieron imágenes aterradoras de personas matándose unas a otras, de cuerpos echados a los ríos. Vieron los cuerpos sin sus cabezas -- decapitados. Ellos lloraban y lloraban y los testigos a alrededor de los videntes se quedaron con una impresión inolvidable de temor y tristeza...

Si Ruanda no regresaba a Dios, dijo la visión, habrán "ríos de sangre". Trumpet of Gabriel pg. 164

Alphonsine dice que
la Virgen vino a preparar a la humanidad para la venida de su Hijo:

"El mundo está llegando a su fin. El regreso de Jesús está muy cercano... La Reina de los Angeles viene a aconsejarnos que nos preparemos para la venida de su Hijo. Tenemos que sufrir con Jesús, rezar y ser apóstoles para prepararnos para su venida"

Las advertencias se cumplen:

Entre 1994 y 1995 se desató una masacre en Ruanda por la guerra tribal entre los hutus y los tutsis. Fue un verdadero holocausto que hizo titulares en todos los periódicos del mundo. En pocos meses murieron unas 800,000 personas asesinadas. Entre las víctimas, 3 obispos y mas de 400 sacerdotes y religiosos. No se sabe el paradero de todos los videntes. Se dice que la familia de Alphonsine fue asesinada y ella pudo refugiarse en Zaire. Se piensa que Marie Clarie, Emmanuel y otros videntes fueron asesinados. Miles de cadáveres yacían sin sepultura por todas partes, muchos de ellos decapitados; cientos de cadáveres fueron echados al rió Kagera ensangrentando sus aguas. ¡La Virgen lo advirtió!

Los mensajes no añaden nada a la doctrina de la Iglesia, pero son de gran importancia porque La Virgen viene a despertarnos, a advertirnos, para que vivamos la fe y cooperemos con ella en la salvación del mundo.... ¿Quien hace caso? ¿usted?

El gobierno ruandés había intentado transformar 13 iglesias católicas en monumentos conmemorativos del genocidio, cerrándolas al culto, pero la firme oposición de la Iglesia hizo que desistiera de su decisión. El santuario de Kibeho se convertirá en centro fundamental de conversión, de expiación de los pecados y de reconciliación. Fides 6/7/2001

¡ EL PUEBLO DE DIOS ESTA DORMIDO!

Dos años antes del holocausto los mensajes proféticos de la Virgen habían sido publicados. También un film con los mensajes circulaba entre los ambientes marianos. Todo esto es fácil de verificar. Pero, a pesar de ello muy pocos tomaron los mensajes de la Virgen en serio. No es de extrañar que el mundo ignore a la Virgen. ¿Se imaginan ustedes a la ONU o a CNN reconociendo que la masacre había sido advertida por la Virgen María? Pero, ¿que ocurre con los fieles católicos? El mundo ha tenido su nefasta influencia. Andamos dormidos. Hay que despertar y comprometernos con nuestra Madre a tomar en serio nuestra fe cristiana.

No es necesario conocer todos los mensajes y apariciones que se reportan. Tampoco sería prudente creerlos todos. Pero cuando la Madre de Dios en todas partes nos habla con urgencia sobre la necesidad de conversión y de vivir la fe, sería un grave error ignorarla.

APROBACION DE LAS APARICIONES DE KIBEHO

El 15 de agosto de 1988, el obispo de la diócesis de Butare, dentro de la cual está Kibeho, Mon. Jean Baptiste Gahamanyi aprobó la devoción pública, mediante la dedicación del Santuario de Kibeho a "Nuestra Señora de los Dolores".

El 29 de junio del 2001, durante una Eucaristía en la catedral, concelebrada con todos los obispos de Ruanda y el nuncio apostólico, Salvatore Pennacchio, el obispo de Gikongoro, Augustín Misago, en cuya jurisdicción se encuentra Kibeho, declaró solemnemente como creíbles las afirmaciones de tres de las videntes: Alphonsine Mumureke, Nathalie Mukamazimpaka y Marie Claire Mukangango. La aprobación NO incluye a los demás videntes ni a las apariciones posteriores a 1983. Tampoco se aprobaron las apariciones de Jesús. Se toman en consideración sólo las apariciones públicas, en presencia de testigos.

La proclama del obispo dice:

Sí, la Virgen María se ha aparecido en Kibeho el día 28 de noviembre de 1981 y en el curso de los seis meses siguientes. Hay más razones para creerlo que para negarlo.

El Vaticano publicó la declaración del Arzobispo Misago el 29 de junio del 2001, lo cual es un signo del apoyo del la Santa Sede a las apariciones de Kibeho.

Persecución a la Iglesia en Rwanda

La Iglesia de Rwanda aprueba la aparición en medio de una persecución iniciada por el gobierno local contra la Iglesia. En mayo de 2001 el Obispo Monseñor Misago (quien reconoció las apariciones) es encarcelado por el gobierno rwandés, acusado de haber participado en la masacre de 1994.

¿Son nuestros hermanos de Ruanda mas pecadores que nosotros?, ¿Continuarán las masacres en el mundo?

Jesús en el Evangelio nos advierte que los sufrimientos de una parte del cuerpo son advertencia para la conversión de todos:

En aquel mismo momento llegaron algunos que le contaron lo de los galileos, cuya sangre había mezclado Pilato con la de sus sacrificios. Les respondió Jesús: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que todos los demás galileos, porque han padecido estas cosas? No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo. O aquellos dieciocho sobre los que se desplomó la torre de Siloé matándolos, ¿pensáis que eran más culpables que los demás hombres que habitaban en Jerusalén? No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo.» Lucas 13,1-5

Ruanda es una advertencia a toda la humanidad porque por todas partes crece la insolencia contra Dios. Jesús por medio de Santa Faustina nos recuerda que este es el tiempo de la misericordia. Pero cuando esta se desprecia, entonces se manifiesta el juicio de Dios.


--------------------------------------------------------------------------------

FUENTES

-Fides

1- "...It was said the visionaries at Kibeho were shown terrifying glimpses into the future: a tree in flames, a river of blood, and many abandoned, decapitated corpses. "
-- The Final Hour, pg 255

THE FINAL HOUR by Michael Brown
1992. Faith Publishing Company

2- "In one vision that lasted eight hours they saw terrifying images of people killing each other, and bodies thrown into rivers. They saw bodies without their heads -- decapitated. They were weeping and crying and the witnesses who crowded around the seers were left with an unforgettable impression of fear and sadness..." If Rwanda did not come back to God, said the vision, there would be a 'river of blood.' "
- Trumpet of Gabriel, pg 164

THE TRUMPET OF GABRIEL by Michael H. Brown
1994. Faith Publishing Company
P.O. Box 237
Milford, Ohio 45150
(513)576-6400

De Emmanuel (las siguientes no están incluidas en la aprobación eclesiástica)
3- 'There isn't much time left in preparing for the Last Judgment. We must change our live, renounce sin. Pray and prepare for our own death and for the end of the world. We must prepare while there is still time. Those who do well will go to Heaven. If they do evil, they will condemn themselves with no hope of appeal. Do not lose time in doing good and praying. There is not much time and Jesus will come.'

'Too many people treat their neighbors dishonestly. The world is full of hatred. You will know my Second Coming is at hand when you see the outbreak of religious wars. Then, know that I am on the way.'

4- I have come to prepare the way for my Son for your good and you do not want to understand. The time remaining is short and you are absent-minded. You are distracted by the goods of this world which are passing. I have seen many of my children getting lost and I have come to show them the true way.



En el Líbano por el contrario, son dos religiones las que han intervenido en su desestabilización del pais: la musulmana y la israelita (que en realidad no es religión sino racismo de orden teocrático, que es peor incluso que el racismo de orden sociológico o étnico). Estas religiones,enel fondo muy coincidentes no han hecho más que intentar subvertir todo logro político y social del Líbano, que se debe sobre todo a los cristianos. Los cristianos no han hecho más que defender su tierra y a la vez abrir puertas a una convivencia provechosa para todos, como fue el sueño del cristiano Bashir Gemayel cuyas siilitudes en gloria y destino con el fundador de la Falange, José Antonio son grandes. Desgraciadamente privan otros intereses.


Soldados de las Fuerzas Libanesas presto a defender su fe y la identidad nacional del Líbano.



 





 



 

Miguel Martinez...
Imagen de Miguel Martinez del Buey
Desconectado
Decurión
Desde: 7 Sep 2013

Saludos.

 

Me ha llamado la atencion el coemntario de un testigo, que dice que vio silenciadores tirados al lado de los cadaveres.

"...  ya que no oímos nada de tiros, recuerdo haber visto silenciadores tirados por ahí cerca de los cadáveres, no sabía la razón de su existencia por ahí tirados, hasta después de la masacre, luego me enteré que los silenciadores se quedan inutilizables, al poco de ser usados..."

 

Me extraña que un silenciador sea tirado despues de un uso, digamos moderado.

De una parte, no son faciles de encontrar, con lo cual se suelen cuidar bastante, y salvo que sean caseros y aun asi, su vida util es bastante larga.

He visto silenciadores caseros que llevan soportando mas de mil disparos, y siguen ahi.