Guerrilla Antifranquista.

4 respuestas [Último envío]
Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

No voy (de momento) a dar datos, ni hacer una composición histórica, ni nada, ya los demandará el debate....simplemente lanzó la pregunta: qué concepto tenéis de la guerrilla antifranquista?

 

Saludos.

matabishos
Imagen de matabishos
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 19 Sep 2009

Gente huida al monte que fueron delatados por sus vecinos, “amigos”, y en algunos casos por familiares.

Una vez en el monte se encontraban con una serie de guerrilleros angustiados, desconectados de la realidad, que los adiestraba y les daba esperanza.

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Visión condensada y telegráfica, como mi primera intervención, pero no crees que demasiado simplista?

Saludos.

matabishos
Imagen de matabishos
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 19 Sep 2009

Jajajaj, escribo simple por pereza, pero no te creas, a veces intento telegrafiar, como dices tú, una frase simple y me resulta complejo. Incongruencias de la vida.

Pero en este caso lo que intentaba era dar un empujoncito al aún no-debate, poner un poco más de lo que habías puesto tú y a ver si entra alguien.

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Ok!

Prefiero denominarlos huidos, a los escapados de primera hora, a aquellos sin objetivos políticos en su actuación pero adscritos a formaciones ideológicamente contrarias a los rebeldes, y cuya única motivación al echarse al monte era la mera supervivencia. Confiaban en la excepcionalidad de la medida y, una vez sofocado el golpe, en volver a la normalidad. No contemplaban la confrontación directa.

El fin de la GC, el endurecimiento de la represión franquista, las nulas expectativas de reinserción social sin contrapartidas, llevaron a estos hombres, y a los que se echaron al monte sucesivamente (desertores, ex presos políticos, perseguidos, etc) a organizarse en partidas y, por fin en 1942, en el contexto de la II GM, a darle forma a la primera organización verdaderamente guerrillera, la Federación de Guerrillas de León-Galicia. Esta organización, que sirvió de base para otras que se movieron por el Estado (lógicamente el movimiento guerrillero no tuvo la misma relevancia en todo el Estado; fue especialmente activa en la cornisa cantábrica, El Bierzo, zonas de Andalucía, Levante, Aragón, las dos Castillas o Extremadura), aglutinaba a hombres de diferentes corrientes ideológicas, desde comunistas a socialistas pasando por republicanos. En 1944 el PCE tomó el control de la guerrilla, que mantendría hasta 1948, año en el que se decretó el fin de la lucha armada; con los comunistas como articuladores del movimiento se incrementó el carácter político y militar de la guerrilla, que, insisto en el contexto de la Europa del momento y en la posibilidad real de que Franco fuese desalojado del poder tras la II GM, intensificó sus acciones armadas siempre selectivas, detalle éste de vital importancia y que la historiografía franquista, la que los tilda de bandoleros, siempre obvia y tergiversa.

La falta de iniciativa e interés de las potencias aliadas vencedoras de la II GM para liberar a la España oprimida, el impulso represor del Estado franquista en su lucha con la guerrilla y, sobre todo, con los guerrilleros del llano (verdadero sostén de los escapados), y el fin de la tutela efectiva del PCE que, siguiendo órdenes de Stalin, decidió orientar su acción a la infiltración en las organizaciones de masas del régimen, minaron la capacidad ofensiva de las partidas armadas que, poco a poco, fueron sucumbiendo o disolviéndose. 

Ahí queda este esbozo a grosso modo.

Saludos.