La figura histórica de Ramón Serrano Suñer

13 respuestas [Último envío]
Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

No sé si habéis tenido lo que hay que tener para tragarse el primer capítulo del folletín telecinquero "Lo que escondían sus ojos", basado en la obra de la ínclita Nieves Herrero. Bien, la serie, para quien no la haya visto, intenta recrear el amor adúltero, por partida doble, entre Serrano Suñer, flamante número dos del régimen, y la marquesa de Llanzol, Sonsoles de Icaza, musa de Balenciaga y egregia dama de la high class que vivía de espaldas al hambre, pobreza y depauperación que corroían las entrañas de un Estado devastado. Que se recreen sus amoríos con Serrano cual galán, pues pss, ni frío ni calor, es una telenovela y como tal hay que entenderla, pero que se omitan todos los oscuros pasajes de la obra de Serrano para no empañar su vítola de truhán y señor, es imperdonable. Bien, el folletín no recrea su faceta política si no su desliz extra marital, y es lógico que el 90% del tiempo se dedique a ese particular, pero, para mostrar la relevancia de Serrano es necesario hacer un breve kit kat en su rollete y mostrarnos al ministro onmipotente, germanófilo, anticomunista exacerbado, falangista y responsable de la deportación de los republicanos españoles a Mathausen, entre otras. Al final, todos aquellos que siguen el folletín, cuyo interés por la telenovela es inversamente proporcional a su conocimiento histórico del personaje, acabarán formándose una idea del tal Serrano Suñer totalmente fantástica y positiva, pues un galán, aquí y en China, siempre es un galán....

 

Saludos.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

Sólo reconocer tu estilo, Lu.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Bueno, pues nada, gracias.