¿Cómo saber que lo que estoy leyendo es verdad?

6 respuestas [Último envío]
Jesus David
Imagen de Jesus David
Desconectado
Auxilia
Desde: 5 Ago 2018

 Hola, soy nuevo en el foro, soy un Venezolano de 17 años con tiempo libre y me gustaría empezar a informarme sobre historia, pero cada vez que leo un artículo me direcciona a un libro y cuando leo los libros en su bibliografía solo hay otros libros, por citar un ejemplo, leí el libro ''historia de la Unión Soviética'' de Carlos Taibo y en la bibliografía solo hay otros libros, lei 2 libros sobre la economía de la Alemania Nacional socialista y pasa lo mismo, he buscado artículos sobre el holocausto que es un tema que la gente debate mucho y pensé que así lograría entender cómo es que la gente prueba un hecho histórico, pero paso lo mismo, solo me manda a leer libros, si busco en Wikipedia pasa lo mismo, entonces no tiene sentido informarme de historia si cuando alguien me pregunte ‘’¿Cómo sabes que es verdad lo que estás diciendo’’ Yo solo pueda responder ‘’lo leí en un libro’’ y cuando me respondan ‘’¿Y cómo sabes que ese libro dice la verdad?’’ me quede sin saber que responder ¿Alguien sabe cómo podría hacer para encontrar una fuente que me permita demostrar que lo que estoy leyendo es verdad? No importa si es en inglés o Español. Gracias de antemano.

 


Jesus David

Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Hola. Están las fuentes primarias, que son narradas por aquellos que han sido testigos de los hechos o son libros de datos de primera mano, que es lo que suelen utilizar los historiadores. Luego hay estudios historiograficos, que requiere un rigor científico para ser publicados, y luego hay muchos libros didácticos o ensayos que aunque pueden estar muy bien y son más atractivos de leer pueden ser tendenciosos y mentir o buscar una línea política concreta, sobre todo si tratan de historia del siglo XX. Debes leer e informarte mucho sobre un tema si quieres saber la verdad.


entonces no tiene sentido informarme de historia si cuando alguien me pregunte ‘’¿Cómo sabes que es verdad lo que estás diciendo?

 

Eso es como que alguien te diga que cómo sabes que la teoría del big bang es cierta si nadie lo ha visto y solo te remiten a libros y a otros libros. Existe un rigor científico en ciertas investigaciones, y en astrofísica también existen magufos que teorizan sin ninguna base.

 

Con el tiempo también aprendes a saber cuándo incluso las fuentes primarias te pueden mentir. Te pongo un ejemplo. Si Herodoto nos cuenta que en la batalla de las Termópilas se reunieron un millón de persas (no recuerdo exactamente el dato pero era una burrada), puedes ir al lugar y comprobar cuantos metros cuadrados necesitaría un campamento o campamentos, que no cabrían, y hacer un estudio matemático para calcular los alimentos que necesitarían, para saber que te está mintiendo y exagerando.

 

Sobre el holocausto judío no son solo los testimonios de testigos. Es que se encontraron los propios campamentos, los hornos, las fosas comunes... Que había un plan de exterminio, más organizado por Hitler o no, es evidente. Lo que sí se suele discutir es el número de muertos, pero que fueran 2 millones o 6 millones no deja de ser un exterminio.

 


Santiago Pitarch
Imagen de Santiago Pitarch
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorColaboradorSocio MH
Desde: 5 Ene 2011

Buenas.

 

Más allá de lo que Tito ha explicado de forma muy correcta, la respuesta más sincera es que jamás podrás estar seguro al 100% de nada. Ni en Historia ni en ninguna otra materia.

Respecto a las bibliografías, su función es precísamente esa. Cuando un hecho ya se considera suficientemente probado, no sería útil volver a empezar desde el principio la labor probatoria, sino que es más práctico hacer referencia a esas otras obras. De lo contrario, cualquier libro de historia sería un mamotreto enorme, siendo sucesivamente ampliado hasta el infinito por cualquiera que escribiese algo sobre el tema. Entinces, en la práctica, ¿cómo saber si lo que estoy leyendo es cierto o no? Pues de forma pragmática, y suponiendo que no eres un profesional de la historia y que no vas a leerte toda la bibliografía existente sobre cada tema, te doy una serie de consejos:

 

1.- Utiliza la Razón, en el senido que emplearía un ilustrado. Es el arma intelectual más poderosoa que tienes. Eres tú quien tiene que crearse un criterio propio, quien tiene que expurgar la información y saber qué es creíble o qué no. El espíritu critico es imprescindible: no dudes en dudar. Al mismo tiempo, se fomenta con la práctica, así que aunque creas que no estás consiguiedo discernir la verdad (si existe como tal), estás progresando en tu capacidad de razonamiento histórico. Una prueba es que estás aquí preguntando.

 

2.- Lee material de calidad. Como en cualquier profesión, existe mucho intrusismo. No puedes darle el mismo valor a alguien que escriba algo en un blog que a un doctor que ha dedicao 30 años de su vida a estudiar un tema y tiene prestigio en la comunidad académica. Aunque parezca mentira, ocurre precisamente al revés: en el mundo actual se le suele dar más credibilidad a cualquier panfleto que al trabajo serio y documentado, y cuanto más sensacionalista, mejor.

Por darte un consejo práctico, lee autores que pertenezcan a alguna universidad, normalmente como profesores e investigadores. Y no vale la universidad por correspondencia del Chiquitistán, por ejemplo; supongo que nos entendemos. Aunque parezca asombroso, la Historia hace relativamente poco que se trata de forma científica, es decir, siguiendo los estándares mínimos de rigor que se le exigen a cualquier ciencia. Esto no ocurría en absoluto hasta después de la Segunda Guerra Mundial y la historiografía estuvo muy mediatizada por la política durante toda la Guerra Fría, exceptuando un puñado de escuelas historiográficas recomendables, como por ejemplo la Escuela de Annales (puedes buscar sus autores por internet). En resumen, da preferencia a autores que, como mucho, daten de los años 90 en adelante. A los vivos sobre los muertos. Sé que es un consejo bastante polémico pero te hablo desde mi punto de vista personal. Supongo que si intentas descubrir cosas sobre medicina primero leerías la producción científica actual y, más tarde, tal vez, a Avicena: no al revés.

 

3.- Ten muy preente que, cuando un autor intente manipularte, normalmente no te va a mentir. Eso sólo lo hacen los manipuladores más burdos, como un negacionista. La manipulación vendrá de la selección de la información: sólo te contará aquella parte de la historia que le convenga a sus fines. Si pretende tomar partido por un bando en un conflicto, sobrecaragrá las tintas sobre los crímenes de ese bando y pasará de puntillas sobre los del otro. No hará falta inventar nada, ni mentir descaradamente: simplemente con variar de forma desproporcionada la masa de información sobre unos temas u otros se logra el efecto manipulador deseado.

 

4.- Investiga al autor: su método historiográfico, su activismo político, su bibliografía, el debate en torno a sus ideas. Si, por ejemplo, vamos a leer a Hobsbawm, es necesario comprender que se enmarca dentro del marxismo británico, su trayectoria dentro del mismo, el método historiográfico que utiliza el marxismo historiográfico como método de análisis, los debates historiográficos en torno al mismo que se han generado, la evolución ideológica y conceptual del autor a lo largo de su obra, las motivaciones políticas en torno al mismo, etc.

 

5.- Finalmente, recuerda que existe una linea muy ténue entre la Historia y la política. Ningún ser humano es capaz de hablar sobre Historia sin relizar una valoración. No somos máquinas, somos humanos. Tú mismo lo harás y acabarás manipulando tu propio discurso histórico para que se amolde a tu visión del mundo, la cual, a su vez, dependerá en gran medida de lo que conozcas sobre el pasado de la humanidad. Existen hechos objetivos, interpretaciones y valoraciones. De los dos primeros se ocupa la historia, pero es inexorable que a continuación venga la tercera parte. Un español, por ejemplo, no podrá escribir con la misma sangre fría sobre la rebelión de los boxers que sobre ETA. Somos humanos y la historia es una humanidad.

 

Saludos

 


Lo único seguro es el cambio.

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Todo lo que te dicen los compañeros es rigurosamente cierto.

A mí (que sólo soy aficionado) lo que me resulta es cruzar información de muchas fuentes, en particular, fuentes ajenas totalmente a la Historia, como el ejemplo de Tito sobre las Termópilas "Un millón de persas..." en un espacio tal, que ni apilados entran, "Elías lo roció con agua .... y se prendió fuego", en arameo antiguo una de las palabras para "agua" es "nafta", "Nansen llevó cocinitas Primus al cruce de Groenlandia", el Primus se inventó casi veinte años después...

 

Una de las distorsiones habituales surge de lo que te comenta Santiago, la intencionalidad política.

El primer presidente de Argentina unificada fue Bartolomé Mitre. Él decía "el periodismo es la primera versión de la historia". Escribió la primera "Historia de la República Argentina" (la Historia Oficial durante décadas), fundó el diario La Nación... lo que no decía tanto en público es que, la conciencia colectiva y la identidad nacional se basan enla Historia... tal como la conocemos (el concepto de "pasado útil", creo que de Nietzche), y él tenía ambiciones políticas, así que: en La Nación establecía un hecho, luego lo volcaba a la Historia y ¡voilá! tenemos una realidad incuestionable de "cómo somos", por la cual, él era el candidato presidencial óptimo.

Me imagino que te encontrarás con muchos casos de esos, pero si te acostumbras a cruzar datos llegarás muchas veces a la fuente original, o bien a descartar mentiras obvias y a algo muy próximo a la verdad. Ejemplo: se afirma que "a raíz del hundimiento del Titanic hubo una gran polémica en la prensa, la cuál puso en evidencia que no había botes para todos". Si buscas lo suficiente llegarás a que "la gran polémica" fue entre Bernard Shaw, quien sostenía el heróico comportamiento de la tripulación y la gran pericia del capitán del Titanic, y Conan Doyle, quien sostenía que el choque fue una mala maniobra, por una mala asignación de guardias y... que no había suficientes botes. La investigación moderna le da la razón a Conan Doyle, pero tú hubieras llegado a la misma conclusión: Conan Doyle había sido médico naval, conocía esas aguas, conocía los protocolos de vigilancia, sabía que no se habían seguido y... sabía cuantos botes tenía el Titanic y cuantos debía tener. Bernard Shaw tocaba completamente de oído. De dónde sale esta conclusión... de la biografía de contraportada de cualquier antología de Sherlock Holmes. Obviamente no te da tantos detalles, pero te lleva a hurgar qué decía Conan Doyle y por qué.

Otro caso: "La evacuación de Dunkerke fue un error estratégico de Hitler". Si vas a las fuentes (rastreando la bibliografía) llegas a las "Memorias" de Churchill. Él hace esta afirmación y todos la copian. Entonces leerás algún historiador que se basa en que von Runstedt hace la misma afirmación. Sin embargo si lees las memorias de von Manstein, te aclara que Rommel pidió atacar Dunkerke y Runstedt se opuso, elevado el caso a Hitler, este optó por "el responsable de la invasión" (Runstedt). Runstedt empezó a afirmar que había sido una orden de Hitler después de la publicación de la obra de Churchill... En este caso ¿quién es más lógico que sepa lo que pasó? ¿Churchill'? dudo que haya mediado entre Hitler y Runstedt ¿Runstedt? queda su capacidad profesional en entredicho ¿Manstein? estaba allí, le enmendó la plana a Runstedt en la invasión a Francia y no tenía nada que ganar en los '50 afirmando algo favorable a Hitler ¿estás 100% seguro? Claro que no, pero es altamente probable.

 

En síntesis, ¿quieres algo parecido a las certezas? pues debes esforzarte mucho.

 

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Jesus David
Imagen de Jesus David
Desconectado
Auxilia
Desde: 5 Ago 2018

Muchísimas gracias a los 3, ya voy entendiendo el asunto, ahora como que me motive más a aprender historia (ahorita estoy estudiando para la prueba de admisión de la universidad pero cuando termine empiezo a leer libros (que de por sí ya los leía antes pero no muchos de historia sino más de teoría económica/política), entraré regularmente a este foro (que tiene por cierto gente bastante culta).

 

Un saludo a los 3

 


Jesus David

Admin MH
Imagen de Admin MH
Desconectado
Imperator-Administrador
Admin SiteAdmin ForoResponsable MHM
Desde: 15 Ago 2009

Bienvenido Jesus David, ya no te digo mas porque hay nuestros expertos ya lo hicieron, espero verte por el foro y que disfrutes de la historia, al menos si ese es tu deseo aqui estas en el lugar adecuado.

Un saludo

Jose Manuel.

Stephen-Maturin
Imagen de Stephen-Maturin
Desconectado
Prefecto de Caballeria
Desde: 24 Mayo 2010

-

-  A veces es dificil saber la verdad de un hecho histórico,  diversos autores la explicaran desde su particular punto de vista y su analisis de los hechos reales puede sacar conclusiones diferentes.

-  Siempre procuro buscar varias fuentes y despues analizar los hechos, por ejemplo en mi artículo sobre Saltacaballos, orginalmente basándome en algunas fuentes pensé que anular el cargadero era un objetivo además del hundimiento del buque,  varios años después aprovechando una visita a Casto Urdiales encontré nuevas informaciones que me hicieron descartar que el cargadero fuera el objetivo y que solo fue un efecto secundario no buscado.

-  Ahora tras un nuevo analisis de los hechos creo estar en condiciones que el testimonio de un testigo de los hechos no es real,  solo producto de su imaginación,  dice en su testimonio:

            El vecino de Pobeña Hilario Cruz dejó escrito “Especialmente nos acordamos,  como la cosa más extraordinaria que hemos visto jamás, de aquel día con mar en calma, en que , de repente, frente a nosotros surgió de las aguas un monstruo de las profundidades, resbalando las aguas por su epidermis de acero, que se posicionó rápidamente y por la proa, lanzó dos torpedos que fueron dibujando bajo la superficie del agua, dos lechosas líneas paralelas que penetraron como rayos por el costado de estribor, bajo la línea de flotación de un barco de elevado tonelaje, el Baldur”  

-  Sin embargo  un último estudio de los hechos,  como una orden expresa del Almirantazgo Británico a sus sumergibles de no dejarse ver en aguas territoriales españolas,  un estudio de la carta náutica de la zona en que se puede ver que en la posicion estimada del sumergible en el momento del ataque había una profundidad de unos 30 m. lo que le permitía atacar sumergido y finalmente la proximidad de una batería española de defensa costera armada con piezas alemanas de 150 mm en Punta Lucero a unos 5-6 km hace pensar que no el ataque no fue en superficie si no sumergido.   Una fuente primaria de un testigo de los hechos que induce a error.

-   Particularmente me inetersan historias mas pequeñas,  casos puntuales y no historia general,  y en estos casos es muy necesario el buscar varias fuentes comparar,  analizar los hechos,  mirar diferencias horarias,  a veces hay fuentes que dan un horario de Grenwich (usado por GB)  y otras el continental usado por Alemania,  mirar mapas y cartas náuticas,  curiosamente pocos historiadores comprueban los horarios de orto y ocaso solar y lunar que pueden aportar muchos datos y servir para desechar algunas informaciones.  

-  Pero cuando es una historia general de hechos ocurridos durante años,  la fuente es fundamental,  por ejemplo a la hora de analizar el Imperio de los 1oo días de Napoleón y su final en Waterloo,  hay diferencias apreciables entre la historia vista desde Francia,  desde Gran Bretaña y desde Alemania,  y la realidad es que cada lector se quedará con aquella por la que tenga mas simpatías, un lector que tenga simpatía por Alemania verá la intervención de Blücher como fundamental,  pero un simpatizante de Gran Bretaña verá como mas importante Wellington.

-  Desgraciadamente en historia general hay tantas historias diferentes como puntos de vista de los historiadores que lo analizan.

-   Vaya rollo he pegado,  quizas me he pasado pero es como lo veo.

-