Bismarck-Hood.Tema para analizar y pensar.

8 respuestas [Último envío]
efe1
Imagen de efe1
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 20 Oct 2010

Hola, amigos foristas de la mar. No soy particularmente aficionado a los temas navales- quizás porque no sé nadar,je,je-, pero hay algunos asuntos puntuales que siempre me han llamado la atención.

Todos conocemos el tremendo enfrentamiento en mayo de 1941 entre el Bismarck y el Prinz Eugen por el lado alemán y el Hood y el Prince of Wales por el lado británico. Asimismo todos sabemos cómo terminó. No es mi propósito analizar la batalla, sobre la que muchos han escrito.

Pero sí me llamó siempre la atención por qué los alemanes, o más concretamente el Vicealmirante Lütjens dejó escapar al Prince of Wales, que había sido gravísimamente dañado en el puente, donde murieron todos los que allí estaban menos el capitán y otro tripulante, le había fallado un cañón y además una granadaq le había tocado y llegado hasta un depósito de municiones, con la gran fortuna de no estallar.

Ante ese panorama, sólo frente a los dos buques alemanes ( lejos, atrás estaban el Norfolk y el Sufoilk, dos cruceros británicos que no pudieron participar en el combate) el capitán del acorazado británico ordenó la retirada, cubierto por una espesa columna de humo.

¿ Por qué Lütjens no ordenó su persecución? Seguramente si lo hubiera hecho, lo habría hundido también. Esa misma pregunta se hizo Adolf Hitler.

Las explicaciones que he encontrado, básicamente en el libro La Batalla Naval en el Atlántico, de ese gran marino-escritor español, Luis de la Sierra que escribió sobre la guerra en el mar varios volúmenes son básicamente éstas: 1) Lütjens sabía que su misión era contra los mercantes enemigos, no contra sus buques de guerra.Había combatido porque no había tenido más remedio y hundir un acorazado más de la Royal Navy, tan enormemente poderosa frente a la Kriegsmarine nada hubiera cambiado.2) El Bismarck había recibido dos impactos en la proa, uno de ellos en un tanque de combustible, lo que le hacía reducir un poco la velocidad.3) Lütjens habría temido que si perseguía al Prince of Wales podría haberse encontrado con el grueso de la flota británica. En síntesis, esos son los argumentos que este autor tan meticuloso detalla.

Debo confesar que no me convencen del todo, a pesar de mi gusto por las obras de Luis de la Sierra. Esprobable que esos tres elementos puedan haber influido, pero yo creo que hay algo más.

Alemania, no es un secreto para nadie, era una potencia esencialmente terrestre. El hecho de que el Kaiser haya tenido, en su época, la segunda Marina de guerra del mundo, no cambia un hecho que básicamente es mental.

Yo creo que a Lütjens le faltó esa decisión ( no estoy hablando de cobardía ni nada por el estilo) que tienen los marinos de pòtencias marítimas.Ese olfato, ese ir hacia la presa, aún sin pensar demasiado en otras consecuencias.

¿Y por qué creo esto? Porque el de Lütjens no es un caso aislado. Tenemos la abusrda medida del capitán del Graff Spee de suspènder la batalla cointra los dos cruceros ligereos que les quedaban a los ingleses y entrar en Montevideo.Tenemos el fracasado ataque del Convoy aliado PQ17, atacado por el acorazado de boilsillo Lútzow y el crucero pesado Hipper, con escasísimos resultados, a pesar de la escasa protección del convoy.

Falta de tradición naval, quizás.

¿Qué opinan?

 


Carabina a la espalda y sable en mano.

efe1
Imagen de efe1
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 20 Oct 2010

Disculpen, me equivoqué. El libro de de la Sierra se llama la Guerra Naval en el Atlántico.

 


Carabina a la espalda y sable en mano.

Stephen-Maturin
Imagen de Stephen-Maturin
Desconectado
Prefecto de Caballeria
Desde: 24 Mayo 2010

-

-   Discrepo con tu planteamiento,  para mi la decisión de Lütgens fue correcta en base a su situación y los datos de que disponía,  cuando analizamos un combate naval lo primero que tenemos que hacer es ponernos en la posición de las partes, intentar analizar las cosas desde su punto de vista en función de lo que ellos sabían, no de lo que nosotros sabemos ahora,  lo primero que te diría es que para conocer un poco mejor la situación  miraras este post del antiguo foro

   http://historia.mforos.com/681970/8276229-el-primer-combate-del-bismarck/ 

 en el que trate de hacer un análisis de este combate.

-   Voy a intentar darte algunas de las razones por laa que según mi punto de vista Lütgens tomo la decisión  de abandonar la persecución:

 

1º  Lütgens ignoraba contra que buque se enfrentaba, el creía que era el KGV, no sabía que el buque que tenía enfrente era el POW, buque nuevo en fase de puesta a punto y que por lo tanto no estaba 100% operativo,  no sabía que su artillería estaba parcialmente fuera de servicio por problemas de calibración y puesta a punto,  tampoco sabía el alcance real de los daños que tenía el POW,  que aunque relativamente importantes ahora que los podemos analizar a la distancia podemos ver que según como se mire afectaban menos al buque que los que había sufrido al Bismarck ocasionados por el POW.

2º  Muchas veces se tiende a olvidar la presencia de los cruceros británicos, los cuales llegaron a disparar durante el combate contra el Bismarck,  pero lo que creo que preocupaba mas a Lütgens era la posición del Norfold, que era el que que estaba mas cerca,  por su posición estaba en una situación óptima para que en caso de que el Bismarck emprendiere la persecución poder realizar un ataque con torpedos,  pensemos que a las 06:20   cruzaba la linea que unía los dos buques y es sabido la obsesión que tenían los alemanes del peligro de un ataque de este tipo,  en general poco usados por los británicos que creían poco en ellos,  pero lo que cuenta no es lo que pensaban los británicos si no lo que podían pensar los alemanes, es mas durante el combate el PE calculó la posibilidad de un ataque con torpedos contra el Hood que no se llegó a realizar por el hundimiento de este, además también los hidrófonos del PE creyeron detectar en un par de ocasiones ruido de hélices que se tribuyeron a  torpedos por lo que el Birmarck realizó un zig-zag para evirtarlo.

3º   También hay tendencia a olvidar la presencia del hidroavión británico Sunderland Z/201 con base en Islandía presente durante todo el combate y contra el que estuvo disparando reiteradamente la AA alemana,  se sabe que se planteó la posibilidad de un posible ataque con torpedos por parte del mismo,  cosa imposible pues este no los llevaba, a las 06:14  todavía se disparaba contra el mismo,  mientras al mismo tiempo los hidrófonos del PE volvían a dar una nueva alarma de torpedos.

4º  Tampoco hay que olvidar los daños que el POW había ocasionado en el Bismarck en los tres impáctos que obtuvo en el mismo, uno de ellos solo fueron daños superficiales por un impacto en la canoa del almirante que provocó daños en la catapulta, sin embargo y como resultado de los mismos esta ya no pudo volver a ser usada, los otros dos si que fueron daños de consideración, el que atravesó la proa no solo ocasionó la perdida de carburante, si no que ademas le hizo embarcar una importante cantidad de agua y por la situación de los parches que se tuvieron que poner para evitar la vía de agua se limitaba su velocidad y capacidad de maniobra, lo que fue fundamental cuando intentaba evitar posteriormente los ataques con torpedos, el otro impacto que penetró en el casco debajo de la coraza lateral alcanzando una sala de generadores que dejó temporalmente fuera de uso y provoco otra vía de agua importante,  en conjunto se calcula que el Bismarck embarcó unas 2.000 T. de agua,  como comparación los daños en el POW solo le hicieron embarcar unas 600 T. de agua

5º  Tampoco hay que olvidar la posición táctica, al iniciar la retirada el POW  el Bismarck se encontraba a popa del mismo,  una persecución por popa contra un buque escondido tras una cortina de humo no permite disparar sobre el mismo,  en cambio existía la posibilidad de que el POW pudiera disparar sobre el Bismarck con una dirección de tiro exterior por el hidroavión británico que sobrevolaba la zona o incluso por el Norfold que estaba en condiciones favorables para hacerlo, además el Bismarck tenía su velocidad disminuida en unos 3 nudos y necesitaba reducir aun mas esta para poder realizar las reparaciones de sus vías de agua, principalmente las dos de la proa, como no se sabía de la posible disminución de velocidad del POW en esas condiciones  no era posible alcanzar al Bismarck, de todas maneras por lo que sabemos a posteriori la velocidad de ambos buques tras los daños quedo muy igualada,  lo que provocaba una persecución sin poder cerrar distancias.

Creo que Lütgens debió de ver claro que con esos daños, lejos de sus bases y en un mar dominado por el enemigo su misión ya no se podía llevar a cabo lo que le obligaba regresar para realizar las reparaciones necesarias,  sin embargo creo debía ser consciente de que en esas circunstancias todavía tenía posibilidades de regresar,  pero de seguir el combate podía sufrir mas daños que le podían impedir el regreso,  ya tenía en su haber el gran éxito que representaba el hundimiento del Hood, no era aconsejable tentar la suerte siguiendo combatiendo contra el buque que el creía era el KGV, el cual ya había demostrado la eficacia de su artillería, si este conseguía algún nuevo impacto le podía poner en una situación que le impidiera regresar,  los buques británicos normalmente no tenía este problema pues casi siempre tenían una base cerca y en una mar que ellos dominaban.

Se podría buscar mas argumentos, pero en principio creo que con estos ya se justifica la decisión tomada

 


                                                                                                                   

                                  

Stephen-Maturin
Imagen de Stephen-Maturin
Desconectado
Prefecto de Caballeria
Desde: 24 Mayo 2010

efe1 ha escrito

.

¿Y por qué creo esto? Porque el de Lütjens no es un caso aislado. Tenemos la abusrda medida del capitán del Graff Spee de suspènder la batalla cointra los dos cruceros ligereos que les quedaban a los ingleses y entrar en Montevideo.Tenemos el fracasado ataque del Convoy aliado PQ17, atacado por el acorazado de boilsillo Lútzow y el crucero pesado Hipper, con escasísimos resultados, a pesar de la escasa protección del convoy.

Falta de tradición naval, quizás.

¿Qué opinan?

 

-   En que te basas para decir que la medida tomada por el capitan  Hans Langsdorff   es absurda,  puede ser discutible, aunque las razones que le impulsaron a tomarla parecen justificarla,  quizas las principales el elevado consumo de munición para las armas de 280  mm.  que de continuar el combate podía dejarle casi desarmado por falta de la misma,  la grave avería en el sistema de purificación de combustible que le dejaba solamente con el tanque de día para poder navegar, o sea una 24 horas, su reparación era imprescindible para poder continuar su crucero,  creo que esas razones por si solas ya justifican su retirada y entrada en Montevideo.

 

 

-

 

-

 


                                                                                                                   

                                  

efe1
Imagen de efe1
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 20 Oct 2010

Hola:

Bueno, iba a hacerte algunas consideraciones sobre el Bismarck.

¿ O sea que para ti, después del combate, Lütjens lisa y llanamente dio por abortada su misión de atacar a los mercantes enemigo y decidió dirigirse a Francia? Bueno, puede ser.

Pero lo que no comparto es la confusión del Prince of Walws con el KGV.

Te cito a de la Sierra: "pero el Prince of Wales llevaba dos semanas fondeado en Scapa Flow antes de la salida que le enfrentaría con el Bismarck. Precisamente durante los diez días en que la aviación alemana de reconocimiento había desplegado gran actividad sobre aquella base naval británica y el Ártico, desde Juan Mayen hasta Groenlandia , a fin de cerciorarse de que los buques de la Home Fleet se encontraban en puerto y no existía peligro inmediato para la agrupación alemana que salía del Básltico.En las fotografías tomadas sobre Scapa tuvieron que figurar dos acorazados de la serie King George V y tales fotografías las habría estudiado cuidadosamente Lütjens. Por tanto dicha explicación no resulta muy convincente" ( La Guerra Naval en el Atlántico, pág. 337).

Sobre lo del Graff Spee se ha escrito mucho. Era evidente que después de la batalla, encerrarse en Montevideo, con un gobierno pro aliado, era meterse en una trampa. Y exigir quedarse más y más tiempo es incomprensible, pues sólo haría que los británicos concentrasen más y más buques en el estuario del Plata. Creo que antes de morir el propio Lansdorf lo reconoció.

Pero bueno, esta es otra historia.

Saludos

 


Carabina a la espalda y sable en mano.

Stephen-Maturin
Imagen de Stephen-Maturin
Desconectado
Prefecto de Caballeria
Desde: 24 Mayo 2010

-

-   Respecto a la presunta confusión entre el KGV y el POW  por parte de alemana,  como bien indicas  los vuelos de reconocimiento habían localizado dos acorazados tipo KGV en Scapa Flow,  como en esa época solo había dos botados debían ser los indcicados,  ahora bien los alemanes sabían que el POW  había sido entregado recientemente a la RN, concretamente el 31/03/1941 por lo que según la manera de ver las cosas alemanas todavía no era un buque operativo en condiciones de entrar en combate,  y en el fondo tenían razón pues ya sabemos todavía estaba en fase de puesta a punto con personal civil de los astilleros abordo,  lo lógico era pensar que no se enviaba a la lucha un barco en esas condiciones y pensar que el acorazado era el KGV.

-   Al respecto pensemos que el Tirpitz había sido entregado al la kriegsmarine el 25/02/1941  es decir un mes antes que el POW  y que el 16/03/1941 es decir antes de la entrega del POW  ya estaba realizando su primer crucero de prácticas y puesta a punto en el Báltico,  sin embargo los alemanes no consideraron que fuera un buque operativo en condiciones de entrar en combate y desestimaron que acompañara al Bismarck.

 -  Respecto al hecho de que Hans Langsdorff buscara que el Graf Spee estuviera mas tiempo en en puerto de Montevideo,  creo habria que pensar si el barco estaba en condiciones de hacerse a la mar,  hasta donde se el tiempo era necesario para reparar el sistema de depuración de combustible sin el cual no se podía salir a navegar pues en poco mas de 24-48 horas el barco hubiera quedado sin combustible util y por lo tanto a la deriva, de  hacerse a la mar en esas condiciones creo que el buque no tenía ninguna posibilidad de regresar a Alemania,  implicaba que tarde o temprano fuera localizado en condiciones muy malas por los británicos,  sin posibilidad de navegar por falta de combustible útil y con unas reservas de mucición de grueso calibre reducidas el 50% aproximadamente, lo que daba para un corto combate.

 


                                                                                                                   

                                  

efe1
Imagen de efe1
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 20 Oct 2010

Llegar a Alemania seguramente no.

Pero se podría haber llevado por delante sin mucho problema al Achilles y al Ayax.

Pero en fin, como ya dije, esta es otra historia.

 

Saludos!

 


Carabina a la espalda y sable en mano.

Stephen-Maturin
Imagen de Stephen-Maturin
Desconectado
Prefecto de Caballeria
Desde: 24 Mayo 2010

efe1 ha escrito

Llegar a Alemania seguramente no.

Pero se podría haber llevado por delante sin mucho problema al Achilles y al Ayax.

Pero en fin, como ya dije, esta es otra historia.

 

Saludos!

 

-   Siempre que estos hubieran aceptado el combate,  el Graf Spee era un  barco relativamente lento en comparación a los cruceros y los modernos acorazados, estos podía jugar manteniendo la distancia para seguirlo hasta la llegada de refuerzos,  como hicieron el Sulfolk y el Norfolk con el Bismarck,  no necesitaban entablar combate para marcarlo y acosarlo, la situación había cambiado respecto al combate inicial,   pero como bien indicas esta es otra historia ....

 

-

 


                                                                                                                   

                                  

minoru genda
Imagen de minoru genda
Desconectado
Auxilia
Desde: 13 Feb 2018

efe1 ha escrito

.Tenemos el fracasado ataque del Convoy aliado PQ17, atacado por el acorazado de boilsillo Lútzow y el crucero pesado Hipper, con escasísimos resultados, a pesar de la escasa protección del convoy.

Falta de tradición naval, quizás.

¿Qué opinan?

Sobre el combate Bismarck Hood ya ha respondido con acierto Manel, sobre lo que he citado ......

El PQ-17 .... siento no estar de acuerdo en ese plnteamiento, no fue atacado con buques de superficie alemanes. El PQ-17 se disperso precisamente por eso, se temieron los "amagos" de buques de superficie alemanes.

La dispersión de dicho comvoy fue la causa determinante del hundimiento de casi todos los buques de ese convoy a manos de sumergibles y aviones. Podríamos decier que fue si no el mayor uno de los mayores desastres sufridos por un convoy con miles de toneladas de material perdidas, sin contar lo que para cualquier ser humano es más importante, las vidas de tripulantes perdidas.

Paso un fragmento de texto que cita el orden de batalla de los presuntos atacantes al convoy y que no llegaron a hacerlo por diferentes motivos

 2 de julio de 1942:Operación Rösselsprung. A las 1800, el Tirpitz abandona Trondheim bajo el mando del almirante Otto Schniewind y arrumba al norte, junto con el crucero pesado Admiral Hipper, los destructores Friedrich Ihn, Hans Lody, Karl Galster, Theodor Riedel y los torpederos T7 y T15. Su misión es unirse en el Altenfjord con un grupo al mando del almirante Oskar Kummetz procedente de Narvik, formado por los cruceros pesados Lützow y Admiral Scheer, y los destructores Z-24, Z-27, Z-28, Z-29, y Z-30 para atacar al convoy PQ17 compuesto por 34 mercantes. En su viaje al Altenfjord los destructores Hans Lody, Karl Galster, Theodor Riedel del grupo del Tirpitz tocan fondo y quedan descartados de la operación. Por su parte el Lützow también toca fondo y se ve obligado a regresar a Narvik.