Conservación y destrucción de la cultura escrita

El_Jonan
Imagen de El_Jonan
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 17 Sep 2009

Este articulo me ha hecho reflexionar. Es muy curioso que se hable de la memoria escrita en un lugar donde todos pretendemos que nuestros ensayos y opiniones perduren en el tiempo más que si lo hicieran en nuestras mentes (con faltas ortograficas incluidas por mi parte).

 

No es dificil encontrar un grupo de personas que piense de distinta forma que otra gente. Todos tenemos nuestras experiencias, nuestra opinión, nuestro punto de vista. En no raras ocasiones estas diferencias chocan y cada individuo quiere imponer sus ideas. En una discusión todos hemos reconocido gestos como hablar a destiempo, cortar la intervención del que está hablando o incluso subir el tono de voz todo con la interior de mitigar o incluso acallar al que opina diferente a ellos. Es por lo tanto de esperar que se tomen medidas con la "memoria escrita" para precisamente hacer desaparecer lo que no interese.

 

Como seres interesados y por lo tanto partidistas que somos no nos ataca sólo la opinión que es totalmente contraria a nosotros, lo hace cualquiera que sea diferente e independientemente de si es objetiva o no. Mucha de la memoria escrita que se destruye se hace por estas tristes causas, basta con que alguien que no tolere lo que se plasma en ese papel o formato tenga la posibilidad de hacerlo.

 

Y ahora mirando al presente y al futuro ya de paso me parece algo muy destacable la enorme integración que ha tenido en nuestra sociedad la memoria digital, donde nuestras ideas pueden reproducirse en cualquier lugar y con grán rapidez. Ayer escuché en las noticias que los niños finlandeses, quienes gozan del que se considera el mejor sistema educativo del mundo, dejarán de recibir clases de caligrafía y en su lugar tendrán clases de mecanografia para poder familiarizarse con cualquier tipo de interfaz que se encuentren en un futuro que se estima no muy lejano. Esto no quiere decir que no aprenderán a escribir, pero que dediquen cada vez más tiempo a familiarizarse con el mundo informático nos da una pista de cuál será el futuro de la memoria escrita. No se trata de su apogeo o la extinción, sino de un cambio radical del formato.

 

Ondo joan.

Santiago Pitarch
Imagen de Santiago Pitarch
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 5 Ene 2011

Saludos!

 

Celebro que te haya gustado el artículo.

Sobre la digitalización de la escritura se puede hablar largo y tendido. Tiene sus pros y sus contras. El lado bueno es la democratización de la información: gracias especialmente a internet, la cultura escrita es ahora prácticamente universal. El lado malo tal vez sería, por un lado, la sobreinformación, que hace cada vez más difícil buscar información real entre un mar de "ruido"; por otro lado la debilidad del formato: empezamos escribiendo en piedra, pergamino, papel... en la nube... cada vez el soporte es más endeble. ¿Cuántos ebooks quedarán dentro de 500 años? ¿Estarán almacenados en algún lugar o simplemente habrán sido borrados por caducos?

matabishos
Imagen de matabishos
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 19 Sep 2009

Lo he leído rápido y me parece muy interesante, no obstante hay dos o tres cosas que me gustaría comentar pero prefiero releerlo una vez más, ya te diré cuando tenga tiempo.

Animaría a los del foro que lo lean y comenten, el escrito es para reflexionar como dice Jonan.

Dmitri Donskói
Imagen de Dmitri Donskói
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 20 Ene 2014

Dos meses después de su publicación, ¡por fin lo leí! Y no me arrepiento jajaa

Mira, me llama la atención que hayas utilizado citas de Platón y hayas hablado de utopías y viajes a Icaria. Siendo cierto que se necesita un mínimo de cultura, de léxico, de conocimientos en general para hacer frente a un texto filosófico antiguo (quizá nos cueste menos leer a Moro o Savonarola que a Platón o Séneca), siendo cierto eso, considero no obstante que el acceso a ese tipo de cultura es bastante sencillo y, a veces, no podemos valorar lo suficiente esa suerte que tenemos. Porque para poder llegar a esos textos nos han hecho falta tres cosas:

1. Que no hayan sido destruidos, y que, por tanto, hayan podido llegar a nuestras manos completos o incompletos. Es lo que dice el artículo.

2. Que alguien los haya traducido. Hace 450 años sólo podrías haberlos leído en latín o en griego. Incluso muchas de las obras de entonces estaban escritas directamente en latín (en un latín macarrónico, que no tenía nada que ver con el clásico, pero en latín al fin y al cabo) En el siglo XVI las predicaciones tenían más éxito que los libros, y sólo durante los siglos XVII y XVIII se tradujo la mayor parte de esas obras a la lengua de cada país.

3. Que seamos capaces de leerlos, aun estando en nuestro idioma. Y es que hay muchas formas de censura. Nosotros, los europeos, tenemos la inmensa suerte de poseer un código de escritura sencillo y práctico, fácil de aprender. Con 25-30 signos somos capaces de leer todas y cada una de las palabras que podemos encontrar en nuestro rico patrimonio escrito. Los árabes también poseen un sistema de escritura alfabético, bastante sencillo.

Pero, ¿qué ocurre en el extremo oriente? Los chinos saben leer y escribir, pero sólo saben desenvolverse lo justo para ver las noticias en televisión y leer algunos periódicos de noticias. Su sistema de escritura es silábico, es decir, cada golpe de voz tiene su propio signo y tiene que aprenderse por separado. Vale, muy bien. Esto multiplicaría por cinco el número de signos que se tienen que aprender (cada letra multiplicada por las cinco vovales), pero no funciona así. También hay sílabas con diptongos, sílabas con más de una consonante, etc. ¿Eso es todo? Ni mucho menos. Aquí viene lo principal: existen signos que tienen la misma correspondencia sonora, es decir, que suenan igual pero se escriben diferente. El idioma hablado es más o menos el mismo para todos, pero a la hora de escribirlo, cada clase social o intelectual utiliza sus propios signos. Un chino medio no puede acceder a según qué obras, teniendo que cursar estudios universitarios y, a veces, incluso una filología china cuyo uso se limita a las obras literarias. Este podría ser otro tipo de censura, sólo que más light. (No sé chino, pero todo esto me lo explicó un amigo que vivió allí durante cinco años)

 

Así que, como podemos apreciar, la perdurabilidad de una idea escrita puede estar sujeta a muchas otras variables. 

En cuanto a la selección de obras para destruir o preservar, creo que eso constituye otro medio de expresión de la personalidad de la cultura. Si nos llegan obras de Horacio, de Plauto o de otros literatos antiguos, es porque gustaban. O porque, de una forma u otra, se hicieron famosos. Creo que en cada sociedad hay díscolos, gente que viaja, que trae nuevas ideas o que inventa sus propias ideas, pero al final no son capaces de transmitirlo porque la sensibilidad de las personas que han de recibirlas no está lo suficientemente preparadas como para entenderlas y hacerlas suyas. Y al contrario: si notamos una diferencia esencial entre la poesía de Juvenal y la de Prudencio, es porque la sensibilidad ha cambiado. Domina otro estilo, que, a su vez, triunfa sobre el antiguo. Esto puede parecer extraño para una civilización como la nuestra, dominada por el no-estilo y por la sencillez cada vez más patente del lenguaje ordinario, tanto oral como escrito. A nadie se le courriría ahora escribir como Felipe II (que seguramente también hablaba diferente que sus contemporáneos pecheros, igual que los reyes siempre han caminado con un paso distinto y una cadencia mucho más pausada que sus súbditos, excepto ahora, que se ha perdido el estilo) o como Quevedo, cuyos estilos tal vez sean un poco sobreactuados porque escribir poesía (o una carta) requería una forma, además de un fondo, lo cual ya no es así. En definitiva, que el gusto de una época nos puede hablar también de sus valores, de su cosmos interno, de lo que está dispuesta a aceptar o rechazar. A Cromwell no le habría gustado leer cualquier poesía subidita de tono del Bajo Imperio Romano, por muy latina que fuera.

Enhorabuena por el artículo

matabishos
Imagen de matabishos
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 19 Sep 2009

.- Sobre la noticia de los finlandeses del Jonan decir que no veo el avance por ningún lado, hoy cualquier chaval está más familiarizado con un teclado que con la caligrafía. Lo que se debería potenciar es la caligrafía.

Los finlandeses, y el resto, deberían animar a los niños a leer y escribir más, sentirse cómodos con los libros, vale, pero también pasar el tiempo con internet, televisión, películas, y sobre todo con juegos online. De esto ya hablamos en otro hilo.

 

.-Sobre lo que comenta Galeazzo, interpreto que la escritura condiciona nuestra forma de proceder. Se realizan criterios diferentes según qué lectura y escritura utilizas.

 

.- Y sobre el espléndido artículo de Santiago, bueno, a mí es que no me gusta escribir, pero haré un esfuerzo jajaja.

1º La escritura nació como la sirvienta de la conciencia humana pero poco a poco se está convirtiendo en su dueña y señora. Eso es lo que pienso. La escritura es un proceso cerebral complejo y que así como se va avanzando cada vez debemos dejar a un lado la manera de pensar tradicional humana y pensar de nuevo con ayuda de sistemas externos de procesamientos de datos, como hacen los físicos, que algunos procesos mentales ya no tienen lugar en sus cabezas sino en ordenadores o pizarras.

2º Hablas en tu escrito de ordenamiento, posición…, “la inexplicable necesidad del hombre de clasificar las cosas”. Esta necesidad de clasificar no es humana, viene dada por la escritura, la matemática de procesar datos, el hombre en estos casos piensa en modo contable.

Cuando voy al trabajo, incluso leyendo un libro, pienso en humano, me vienen a la cabeza infinidad de experiencias pasadas, cuando conocí a fulanita/o, dónde, qué canción sonaba; de repente el de al lado me pide que le recuerde la capital de Dinamarca e instantáneamente se lo digo… Ese es el pensamiento humano, todo junto. Otro ejemplo, cuando entras en la habitación de un estudiante, prometedor ingeniero, aquello es una leonera, deja pasar 20 años, esa leonera pasará a ser un lugar ordenado, trajes bien puestos, zapatos en su sitio, las camisas, libros, etc., Este humano ya procesa por un sistema de carpetas y burocracia.

3º Hablas de “Imposiciones de una falsa memoria colectiva, y que todas (las memorias) son falsas”. No lo veo así, no son falsas, son memorias imaginadas, en las cuales el impositor cree y también cree que lo normal es que los conquistados crean. Luego pones una serie de ejemplos como el criminal que borra sus huellas, eso sí que es falsear y mentir, pero las memorias, culturas, etc., son ilusiones en las cuales la gente cree.

Las sociedades complejas de otras especies como abejas y hormigas son estables porque la información para el desarrollo de su colmena está codificada en su genoma, pero el orden social de los humanos es imaginado, la más leve duda hará caer cualquier Imperio o a su Conquistador,  las sociedades defenderán y querrán imponer sus memorias y culturas porque creen en ellas. Gracias a estas composiciones mentales hemos construido redes de cooperación en masa, algo único y exclusivo del humano.

Santiago Pitarch
Imagen de Santiago Pitarch
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 5 Ene 2011

Saludos!

 

Realmente, cuando digo que todas las memorias son falsas se puede sustituir por "imaginadas". No creo que sean términos contradictorios. Simplemente soy más "radical" en mi lenguaje: algo que es imaginado no es completamente cierto (porque rellenamos los huecos con nuestra imaginación) por lo que se puede decir que es falso. Realmente, si nos referimos a la Historia, toda es falsa. Aunque parezca una aseveración exagerada, realmente es cierta. Tomemos cualquier época que queramos y analicemos la imagen (esa es la palabra clave) que tenemos de ella. Esa imagen se ha elaborado, básicamente, mediante dos referentes: por un lado los datos históricos reales -los admitiremos como ciertos- y por otro lado todo el resto que sirve como amalgama para rellenar los huecos y hacerlo inteligible. Ese material que utilizamos para rellenar lo que no sabemos es la imaginación (que muchas veces plasmamos sobre otros medios culturales o artísticos) y que al final acabamos dando por cierta. Por tanto, la historia es una mezcla de datos científicos y datos imaginados. Cuanto más sabe una persona sobre Historia, más de los primeros y menos de los segundos utilizará para componer su imagen de la Historia. Pero nadie puede prescindir del elemento imaginación para rellenar los huecos de la memoria. Así que, si nos ponemos estrictos, toda memoria -histórica- es falsa.

 

Por cierto, este artículo lo rescaté del baúl de los recuerdos. Lo escribí hace muchos años. Tal vez me falle la memoria sobre lo que pensaba de la memoria y sólo lo imagine ;)

El_Jonan
Imagen de El_Jonan
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 17 Sep 2009

[

matabishos ha escrito

Hablas de “Imposiciones de una falsa memoria colectiva, y que todas (las memorias) son falsas”. No lo veo así, no son falsas, son memorias imaginadas, en las cuales el impositor cree y también cree que lo normal es que los conquistados crean.

Santiago Pitarch ha escrito

...Esa imagen se ha elaborado, básicamente, mediante dos referentes: por un lado los datos históricos reales -los admitiremos como ciertos- y por otro lado todo el resto que sirve como amalgama para rellenar los huecos y hacerlo inteligible. Ese material que utilizamos para rellenar lo que no sabemos es la imaginación (que muchas veces plasmamos sobre otros medios culturales o artísticos) y que al final acabamos dando por cierta.

 

Cuando vemos la imagen del ejemplo de Santiago y queramos definirla rellenando los huecos que la imagen de por si no ha podido concretar, ¿Recurrimos a nuestra imaginación... o a nuestra interpretación? En este caso particular podemos utilizar expresiones como imaginar, adivinar, etc. pero creo que interpretar sería la definición  más completa. Al fin y al cabo, para interpretar debes usar la imaginación.

 

Como seres humanos somos muy curiosos y tenemos la necesisad de tener contestadas todas las preguntas. Las respuestas que la imagen no pueda darnos las "imaginamos" en coherencia de lo que ya sabemos, las interpretamos. La historia no son los sucesos en si sino la interpretación que cada uno transmite, en ocasiones complementada con elementos conservados de épocas pasadas que la fortalecen.

 

Ondo joan.

matabishos
Imagen de matabishos
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 19 Sep 2009

Jonan lo estás liando más, jajaja, voy a intentar explicar a qué me refiero cuando hablo de “ficción” y “falso o mentira”

 

Especies distintas a los humanos utilizan las falsedades o mentiras, hay un ejemplo en un vídeo que dejé en otro hilo: Un chimpancé grita “peligro un felino” y otro chimpancé que estaba comiendo plátanos en el suelo lo deja todo y huye de allí, el grito de peligro es falso, era una mentira para que el mentiroso aproveche y coja los plátanos que ha dejado la víctima en la huida. La facultad de mentir no es exclusiva de los humanos, los simios también mienten, lo que nunca aceptará el mono que está comiendo plátanos es prometerle que si nos da los plátanos, cuando muera, en un paraíso de monos tendrá todos los plátanos que quiera durante toda una eternidad. Eso es imaginación, la realidad inventada a la que me refiero y que es exclusiva humana. ¿Por qué eso es importante? Porque la ficción nos ha permitido no solo imaginar cosas, sino hacerlo colectivamente, y entre miles y millones de personas que no se conocen de nada. Dos católicos uno de cada punta de la “Europa medieval” que no se conozcan de nada irán juntos a las cruzadas, lucharán y se protegerán mutuamente por la misma ficción.

 

Imaginemos que los neandertales también mentían, pero carecían de la imaginación. Una teoría de extinción de los neandertales sería el siguiente ejemplo: Una tribu de homo sapiens llega a un bosque donde hay un gran árbol de formas que llaman la atención y un día deciden enterrar a sus seres queridos allí, piensan que el gran árbol los guiará en la otra vida, otra tribus de homos sapiens lo ven y los imitan, también entierran a los suyos, y así con el resto de tribus, aquella zona se convierte en zona sagrada para todas las tribus de homo sapiens.

 

En un enfrentamiento entre un grupo de sapiens y neandertales, los sapiens no tienen nada que hacer, los neandertales son más fuertes y supongamos igual de inteligentes. Pero cuidado con el grupo de neandertales que se le ocurra comer de los frutos del árbol sagrado, todas las tribus de sapiens se unirán, aunque entre ellos sean enemigos, y arrasarán sin piedad con los neandertales.

 

Las imaginaciones de los humanos, sus ficciones, hacen que cooperen incontables números de miembros extraños. Esta es nuestra “grandeza”, las ficciones, nos hacen insuperables porque ese incontable número de extraños cree. Las mentiras o falsedades son otra cosa, no es lo mismo, no es sinónimo.

Santiago Pitarch
Imagen de Santiago Pitarch
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 5 Ene 2011

Me ha encantado lo que has escrito.

A esa capacidad los antropólogos la llaman "pensamiento abstracto o simbólico" que es lo que realmente nos diferencia de los animales. Ni es el lenguaje, ni la capacidad de solucionar problemas, ni la inteligencia en bruto... es la capacidad de crear conceptos abstractos. Desde luego, el ejemplo de las cruzadas que has puesto es muy bueno. Al ser un concepto puede ser universalmente compartido incluso por personas que ni siquiera hablan el mismo idioma, creando una red gigantesca. Pero tampoco es incompatible con el concepto de falsedad: sólo es cierto en nuestras cabezas. Y entre el mono que miente para quedarse con los plátanos y el Papa que lanza la cruzada para aumentar su poder "sólo" hay un salto (exponencial) en la complejidad de la mentira