DD 724 USS Laffey

Stephen-Maturin
Imagen de Stephen-Maturin
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 24 Mayo 2010

-  Hablemos un poco sobre las espoletas de los proyectiles antiaéreos de la época de la SGM,  en un repaso rápido y un poco superficial, dejando de lado los fracasados intentos alemanes de conseguir una espoleta de proximidad fiable, podemos dividirlas en tres apartados:

 

1º  ESPOLETAS DE CONTACTO,   como su nombre indica son aquellas que hacen estallar el proyectil al tocar este el blanco, eran las que usaban los proyectiles antiaéreos ligeros, 20 mm. 37 mm.  40 mm. etc...  los proyectiles de la artillería media y pesada las llevaban de una manera complementaria ya que las posibilidades de conseguir un impacto directo con un proyectil de este tipo en un avión son bajísimas, por eso complementaban otro tipo como las de tiempo por ejemplo.

 

ESPOLETAS DE TIEMPO, eran las más usadas al principio de la guerra por los aliados en los proyectiles antiaéreos medios y pesados, por las potencias del eje fueron las únicas usadas durante el conflicto, con excepción de algunas pruebas de otras minoritarias con escaso éxito.   Básicamente las espoletas de tiempo se programaba para que el proyectil explotara transcurrido un tiempo determinado después del disparo,  para ello se debía programar manualmente cada proyectil antes del disparo.  El tiempo se calculaba fundamentalmente en función de la altura a que se quería que estallara o distancia del buque atacado, cálculo este que muchas difícilmente se atenía a la realidad, este sistema limitaba las posibilidades de apuntar no se podía seguir el blanco pues esto implicaba un constante cálculo del tiempo de disparo y una reprogramación manual de cada proyectil antes del disparo, y al seguir el blanco lo normal es que al disparar la distancia ya hubiera cambiado y la programación fuera incorrecta.

La utilidad de este tipo de espoletas era básicamente para hacer fuego de barrera, se programaban los proyectiles para un tiempo determinado y los disparos continuos sin cambiar la orientación del cañón producían una barrera de fuego por donde se esperaba pasara los aviones, el sistema no era muy perfecto y aunque por ejemplo los alemanes en las baterías situadas en tierra lograron efectuar la programación manual de cada proyectil muy rápida siempre ralentizaba un poco la cadencia de tiro y tenía muchos errores.

 

ESPOLETAS DE PROXIMIDAD,  estaban basadas en el uso del magnetron, un invento británico de los años treinta que transformaba la energía eléctrica en energía electromagnética y que se diseñó para mejorar los radares con una fuente más potente, en 1940 dentro de un programa de intercambio de tecnología se cedió el invento a los americanos.

El magnetrón permitió construir emisores de radar muy pequeños que cabían en una espoleta de un proyectil de cañón usando la carcasa de la espoleta como antena.  La base del funcionamiento exponiéndolo de una manera sencilla se basa en que el emisor de la espoleta del proyectil emite constantemente una señal que cuando localiza un posible blanco rebota en el mismo y es captada por la antena de la espoleta, cuando la distancia se va acortando la espoleta se mantiene activada y cuando esta distancia deja de disminuir activa un detonador que hace explotar el proyectil, de esta manera este siempre estalla cuando su trayectoria está a la distancia mínima del blanco sin necesidad de ninguna programación ni señal desde la zona del disparo pues es totalmente autónoma.  Asimismo se programa para que en caso de impacto directo estalle antes de producirse el contacto con e blanco, al estar a una distancia mínima para que los daños sean mas importantes.

Si bien inicialmente tenían un tamaña para proyectiles pesados de 5 pulgadas al final de la guerra ye se disponía de unidades suficientemente pequeñas para los proyectiles de 75 mm.  por eso en la posguerra se prefirió montar piezas de 75 mm, más pesadas y de menor cadencia de tiro que las de 40 mm, ya que se consideraba que el uso de las espoletas de proximidad las hacía mas efectivas.

Los aliados fueron muy reacios al uso en el frente de las espoletas de proximidad por miedo a que algunas unidades cayeran en manos del enemigo y este pudiera copiar esta moderna tecnología que dio una gran efectividad a la artillería antiaérea aliada, por eso inicialmente su uso se limitó a buques y defensa antiaérea del territorio propio, sin embargo en "Las Ardenas" empezaron a usarse esporádicamente para piezas de artillería terrestre, su uso permitía que los proyectiles estallaran en al aire antes de tocar tierra aumentando mucho su efectividad y causando muchas bajas a las unidades de infantería alemanas que no estaban protegidas en las trincheras o refugios abiertos ya que los proyectiles que estallaban en el aire las llenaban de metralla.

Finalmente comentar que hoy en día casi todos tenemos en casa un "magnetrón" como el que llevaban estas primeras espoletas de proximidad, pues es la base de funcionamiento de los modernos microondas que tenemos en la cocina.