La disputa iconoclasta en el Imperio Bizantino

Manolillo_Bilbao
Imagen de Manolillo_Bilbao
Desconectado
Prefecto Annoa
Exstaff
Desde: 15 Ago 2009

Magno el relato, como siempre, Flavio. Da gusto leerte, de verdad.

Sólo 4 puntualizaciones, si me permites, ahora que me estoy empapando un poquillo en historia altomedieval:

  • Comentas que "Uno de los hechos más destacados de la edad oscura del Imperio Bizantino fue el de como los emperadores se insmicuyeron en un asunto teológico aparentemente menor creando una factura en la Iglesia", pero en realidad, nada hay de raro en ello, ya que en el imperio de Oriente (y a seguido en el Bizantino  durante toda su historia) el emperador era prácticamente la cabeza de la Iglesia. No formalmente, que para eso estaban los patriarcas (y sobre todo, el de Constantinopla, y más desde el siglo VII, cuando Antioquía, Jerusalén y Alejandría caen en poder de los árabes, y sus iglesias se disgregan, coptos, nestorianos, monofisitas, etc...), pero sí controlando decisivamente todos sus aspectos (administrativos, jurisdiccionales y doctrinales). No olvidemos que el emperador tenía rango de primer apóstol de Jesús, es decir, que su autoridad no pasaba por el Patriarca, sino que era directa (creo recordar que desde Teodosio... ¿o tal vez Justiniano?, tempranamente, en todo caso; para cuando llegan los Isáuricos, seguro).
  • Es importante poner las disputas iconoclastas en relación con la corriente de luchas de poder en Bizancio durante los siglos VIII, IX y X: el infructuoso intento de los emperadores por controlar a la aristoracia resultante de los Themas (Strategos al mando de unidades de soldados-campesinos configurados en regiones, como los Isáuricos que tan bien describes), y las pugnas entre las diferentes familias. No olvidemos que este fortalecimiento de poderes periféricos, poco a poco, generó relaciones de dependiencia y situaciones equiparables al feudalismo occidental.
  • Otro paralelismo interesante con la Europa occidental proviene de los intentos de reformas y deregeneración eclesiástica de estos siglos, y sobre todo en el ámbito monacal: en oriente fue fundamental como has comentado, como bastión de la faccuón iconódula; en occidente, la transformación benedictina con S. Benito de Aniano y luego la regla de Cluny, buscaba los mismos objetivos: sacudirse el yugo del poder temporal. Paradójicamente, en ambos sistemas, acabaron generándose auténticos poderes eclesiásticos casi feudales. La única ventaja es que esas propiedades no las heredaban los hijos... que se supiese. ;)
  • Una derivación casi festiva: el salvaje destronamiento de la basilisa Irene contra su hijo Constantino VI tuvo una ramificación importante en occidente, ya que Carlomagno, aliado al entonces papa León III y por mutua conveniencia, aprovechó la ocasión para coronarse emperador el día de Navidad del año 800. No hay que olvidar que para los machistas francos (salios, no olvidemos la famosa Ley Sálica que tanto dio que hablar hasta el S. XIX), que hubiese una emperatriz era como si no hubiese Imperio. Y según las construcciones de Alcuino de York sobre los 3 poderes, y encontrándose también el papado en un momento de debilidad, el poder regio tenía que regenerar a los otros 2. Y a Carlomagno le vino de perlas (aunque luego, la pericia de León III, al coronarle "espontáneamente" antes de la aclamación, le aguó la fiesta, ya que dio la imagen de que era el Papa quien otorgaba el Imperio... pero esa es otra historia).

Otra vez, felicitaciones, Flavio!!!

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Gracias Manolillo tanto por tus felicitaciones como por tus aportaciones.

Debo empezar con una fe de erratas: donde ponía "factura" lo correcto era "fractura". Aunque claro el asunto también le paso factura a la Iglesia sobre todo agudizando la separación entre la Iglesia de Roma y la de Constantinopla.

Respecto a la primera puntualización, me temo que mi afirmación es un tanto ambivalente. No es que considere exactamente raro la intervención del emperador en los asuntos eclesiásticos, de hecho desde que el cristianismo fue religión oficial del Imperio se puede decir que era inevitable. Lo raro es que hiciera "caballo de batalla" de un asunto teológico del que se nos dice que en la época no era considerado importante.

Si es verdad que el emperador tenía una posición dentro de la Iglesia, cuyos límites en algunos aspectos no estarían demasiado claros. Se dice que León III le replicó al Papa que él era a la vez sacerdote y emperador (hiereus kai basileus) y este termino también fue utilizado en alguna vez para Constantino, Teodosio, Marciano y Justiniano. También a veces se le llamaba "obispo imperial" o términos similares. Se aceptaba que el emperador era sagrado y como dices "igual a los apóstoles". 

La cuestión era que implicaciones reales tenía eso. O sea donde estaba la línea. Más tarde se definió la posición del emperador dentro de la Iglesia como la de un epistemonarches que debía defender los decretos de los concilios (pero no crearlos) y regular la jerarquía de la Iglesia. 

En cualquier caso aquí lo que considero destacado no es tanto que el emperador se interesara por asuntos (meramente) teológicos sino que los regulara como diríamos ahora por Decreto-Ley: la iconodulia es al principio no una herejía sino una especie de delito "civil" ya que hasta Constantino no hay un Concilio que debata el tema que hubiera sido lo ortodoxo. De hecho la organización del propio Concilio se puede calificar de irregular y creo que sin precedentes dentro de la Iglesia. Como leí por ahí: la misión tradicional asignada al emperador era la de "unir a la Iglesia" y no la de ir abriendo heridas que no existían.

Saludos.

wallace-will
Imagen de wallace-will
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 30 Nov 2009

Fantastico trabajo Flavius y muy bien expuesto!

 

Una preocupación constante de la época era la despoblación de muchas zonas del Imperio. Un monasticismo masivo se veía como una amenaza para la supervivencia del Imperio y se obligó a muchos monjes a dejar los hábitos.


Cosa curiosa este dato fijate que Carlomagno tuve que realizar una seria de edictos(si se le puede llamar así) que restringia la cantidad de nobles que ingresaban en el clericato, lo que ocurria era que justamente gran parte de la nobleza ingresaba a los monasterios para safar de entrar en el ejercito e ir a la guerra...

 

Un saludo! 

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Gracias Wallace.

Si resulta curioso y claro además cuando un noble ingresaba en un convento lo haría normalmente acompañado de una donación en dinero y/o tierras, convirtiendo a los monasterios en sitios cada vez más independientes y poderosos. 

Como cosa curiosa todavía perviven los monasterios ortodoxos del Monte Athos como un estado autónomo dentro de Grecia pero exento de muchas leyes.

Saludos.

MVR30
Imagen de MVR30
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 23 Ene 2011

Excelente el documento, gracias por compartirlo, me interesa el arte bizantino, ya que la historia no es mi formación académica, te agradezco el conocer toda esta información.

Saludos MVR30

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Gracias MVR30. El fin del periodo iconoclasta supuso un "boom" para el arte bizantino de los iconos, adquiriendo ahora sí, verdadera popularidad, y es un estilo que todavía pervive con fuerza en las naciones ortodoxas. También supuso que se crearan unas normas a la hora de hacer el icono para garantizar su "legitimidad" cara a su uso religioso. Te dejo un par de regalitos:

 

 

 

 

Saludos.

MVR30
Imagen de MVR30
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 23 Ene 2011

Gracias, que delicadeza de tu parte, si te interesa he subido algún video sobre arte bizantino en el grupo de Arte, Música etc. Un saludo MVR30

Oznerol
Imagen de Oznerol
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 17 Ago 2009

Magnífico artículo Flavius Stilicho, ameno y maravillosamente redactado, desde luego tenía que leérmelo pues la lectura que me ocupa en estos instantes es una historia bizantina del siglo XV junto a otras de dicho Imperio, y me dije que se merecía una vistazo detallado este trabajo tuyo. Me ha encantado. Lo único que he echado en falta es una imagen del interior de prácticamente el último ejemplo de iconoclasia bizantina en la arquitectura, Santa Irene, cuya única decoración absidial es una cruz que ha sobrevivido a reformas iconófilas y a la conquista otomana.

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Gracias Oznerol, me alegro de que te haya gustado y aun más de la aportación que haces.

Tienes razón en lo de la cruz de Santa Irene, es sin duda el principal ejemplo de arte del periodo iconoclasta. Creo que existen restos de mosaicos anicónicos con figuras geométricas en las iglesias de Naxos que podrían datar también de este periodo.

Saludos.