La Falange Espartana: "Vencer o morir sin dejar su puesto"

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

 El Estado de Esparta no difería mucho del resto de Estados griegos. Sus peculiaridades se deben más que nada a la dicotomía existente entre las talasocracias y las ciudades del interior, entre dorios y aqueos, a grandes rasgos. En este sentido poseía un hábitat más disperso, más rural, lo cual, sin embargo, no supone una excepción. Aunque Esparta carecía de murallas, tenía una acrópolis, y templos y santuarios donde se atesoraban riquezas. La Historia la ha mitificado por encarnar el álter ego de Atenas, pero la que verdaderamente daba la nota en un principio era Atenas.

Esparta constituía un régimen aristocrático. Una elite guerrera y acaparadora de tierras dominaba sobre una masa servil. Tal dominación se ejercía mediante lazos personales de clientela y vasallaje, si bien habría que distinguir entre las poblaciones puramente campesinas, los ilotas, y otra clase social más integrada, los periecos, los que vivían alrededor de la casa, artesanos, comerciantes, capataces, etc. Desde una óptica marxista, el modo de producción se aproximaría más al feudal que al esclavista. Su estructura social tampoco debía alejarse mucho de la descripción que hace César de los galos, es decir, de otros grupos más continentales.

Con todo, ese tipo de sociedad, en el Mediterráneo y sobre todo en Grecia, había entrado en decadencia. Por eso en Esparta se aprecian unos gestos, más que arcaicos, reaccionarios. La elite guerrera agonizante se blinda; de ahí instituciones como la krypteia, al más genuino estilo del apartheid o del ku klux klan. Aun así, los comentarios que hace Coracinero me parecen muy acertados. La historia, por su exotismo, ha sido exagerada.

Para acabar, considero que el descenso de natalidad entre los homoi se inscribe en ese proceso de desintegración. Lo que les hacía fuertes, la tierra, a la vez los debilitaba. Hablé anteriormente sobre evasión de capitales. Llegó un momento en que los espartanos preferían tener tierras a tener hijos. Se evadió el capital humano. Este proceso histórico es perfectamente trasladable a la crisis que sufre la República Romana en el S. II antes de Cristo, cuando se imponen las reformas de Mario, con la salvedad de que en Esparta triunfaron los optimates y se abortó todo proyecto de expansión imperialista.

Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Coracinero ha escrito

 Marcus personalmente pienso que lo de la Kripteia esta magnificado. Es un poco absurdo pensar que para ser espartiata debas de hacer eso. Hablo en terminos sistematicos. Primero por las promociones de espartiatas: ¿Cuantos serian al año? lo cual daria un sistema tal de inopinado terror que seria una paranoia. Los contrapesos mentales de los hilotas para escapar en ese caso caerian del todo. Los hilotas tenian tierras y subsistian. Punto. Si se van....¿Adonde? Tiene que ser por tierra y eso lleva a Atenas o Epiro o por ahi. Sin un pavo en el bolsillp (en esparta la moneda de curso legal seria casi nada) y tendrian que llevar oro o plata. Absurdo no lo tendrian porque no tenian excedentes para comerciar. Brasidas se conformaba con lingotes de hierro para pagar sus mercenarios. No se podian ir porque necesitaban dinero para asentarse en otros territorios (si les dejaban) . Pero si hubiera una kripteia como se dice asi se irian: seria un mal menor. La.kripteia seria para cargarse los jefes o cabecillas o los que tengan ideas rebeldes. Pero para que los de la kripteia los mate deben saber quienes son. Es decir los hilotas se traicionaban entre ellos o habria informadores. Ese era el punto fuerte: la inteligencia. Probablemente un hilota viviera como un subdito de una satrapia de las opresivas de Persia o un poco mas.

 

No era necesario hacer eso para lograr la condición de espartiata, donde simplemente (que ya era bastante), debías superar los distintos grados educativos hasta los 18 o 19 años. Penetrar en la Kripteia era cosa de unos pocos "graduados", tal vez los mejores alumnos, o los procedentes de las familias más elitistas. Formaban un núcleo privilegiado y reducido dentro del ejército. Se especula con que conformarían la guardia real o algún tipo de unidad de élite encargada del orden en territorio hilota. Pero sí, yo también creo que el relato de Jenofonte está magnificado y tal vez nos presenta como habitual cuestiones que fueron puntuales, coincidentes con rebeliones de hilotas en las que se requería atacarlos. Algún tipo de prueba relacionada con la supervivencia sí que es probable que se llevara a cabo, como hacían algunos pueblos de las estepas. Lo del asesinato indiscriminado... ya digo que parece más coincidente con periodos de rebelión.

 

Respecto a la docilidad hilota, ya habéis puesto ejemplos de otros pueblos sometidos que vivieron regímenes de terror y donde aceptaron su destino. Su participación en guerras puede que no difiera mucho de la de algunos siervos campesinos durante la Edad Media (se los podía obligar, o mantener contentos mediante el pago de una parte del botín). Pero tampoco fueron tan dóciles. Aparte de las rebeliones principales pudieron existir muchas rebeliones menores de las que no tenemos noticia. El número de fugados tampoco lo conocemos. ¿Pero en las guerras del peloponeso no hubo hilotas mesenios luchando con los atenienses? ¿Alguien sabe de esto?