LA II República española. Consideraciones previas a su estudio

yusuf
Imagen de yusuf
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorSocio MH
Desde: 16 Dic 2009

Solo alguna puntualización a esta mágnifica exposición.

La II República se encontró con las arcas del Estado totalmente exámines debido a la política económica seguida por Primo de Rivera que provocó un déficit insorpotable -bastante mayor que el actual-. Esta mala situación de las arcas del Estado fueron las que, entre otras cosas, impidieron una mayor implantación de la reforma agraria ya que no había dinero para las indemnizaciones; lo que conllevó una radicalización de algunos sectores, sobre todo anarquistas -recordemos el suceso de Casas Viejas-.

En cuanto a la disparidad en el sentido de estar a favor o no de la República, más que la disparidad de criterios dentro del PSOE habría que extrapolarlo a la divergencia entre las fuerzas de derechas -que mayoritariamente eran contrarias al sistema republicano - y las derechas; y otros sectores que si bien admitían la República, lo hacian siempre que esta fuera de derechas -los dos intentos para derrocarla: Sanjurjo y Franco- se producen cuando el gobierno está dirigido por fuerzas progresistas.

yusuf
Imagen de yusuf
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorSocio MH
Desde: 16 Dic 2009

Solo alguna puntualización a esta mágnifica exposición.

La II República se encontró con las arcas del Estado totalmente exámines debido a la política económica seguida por Primo de Rivera que provocó un déficit insorpotable -bastante mayor que el actual-. Esta mala situación de las arcas del Estado fueron las que, entre otras cosas, impidieron una mayor implantación de la reforma agraria ya que no había dinero para las indemnizaciones; lo que conllevó una radicalización de algunos sectores, sobre todo anarquistas -recordemos el suceso de Casas Viejas-.

En cuanto a la disparidad en el sentido de estar a favor o no de la República, más que la disparidad de criterios dentro del PSOE habría que extrapolarlo a la divergencia entre las fuerzas de derechas -que mayoritariamente eran contrarias al sistema republicano - y las derechas; y otros sectores que si bien admitían la República, lo hacian siempre que esta fuera de derechas -los dos intentos para derrocarla: Sanjurjo y Franco- se producen cuando el gobierno está dirigido por fuerzas progresistas.

Buenaventura66
Imagen de Buenaventura66
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Mar 2011

Estoy de acuerdo con Yusuf en cuanto al aspecto económico. Aparte del crack del 29, España se vió lastrada por la política económica de la Dictadura de Primo de Rivera, política populista basada en las infraestructuras que pronto desangró la economía del pais.

Aparte tengo que hacer algunos apuntes sobre el artículo de Nico. En cuanto a las derechas, hay que decir que en ningún modo los "posibilistas", siendo estricto "accidentalistas", eran minoritarios en este sector del pais. Si hubiera que hacer una división entre la derecha española de la época, creo que se podría dividir en cuatro:

-La derecha estrictamente republicana, representada básicamente por el partido Derecha Liberal Repúblicana de Alcalá Zamora y Maura, que tenía un potencial electoral  limitado y que menguó todavía mas con la separación posterior en el Partido Progresista del primero y el Conservador del segundo.

-La derecha "conversa": Aquí meteríamos al Partido Agrario Español, que estaba formado por los agrarios que no se integraron en Acción Popular, liderado por Martinez de Velasco y que se declaró claramente republicano en su creación en 1934, y el antiguo Partido Reformista del periodo monárquico que lidera Melquiades Alvarez. Los agrarios habían conseguido, sin haber formado todavía el partido, unos buenos resultados en 1933, aunque se veían lastrados por la presencia de la CEDA, y el partido de Melquiades Alvarez solo tenía fuerza en Asturias.

-Derecha "accidentalista": Esencialmente Acción Popular y su coalición la CEDA. Era sin duda el único partido de masas de la derecha, sin embargo su problema era precisamente ese, que abarcaba desde cierta parte de la derecha antirrepublicana hasta practicamente el centro, con gente como Luis Lucía o Gimenez Fernandez.

-Derecha específicamente antirrepublicana: Aquí estaría el partido de Calvo Sotelo y Goicoechea, Renovación española, los Tradicionalistas, el Partido Nacional Español de Albiñana y los falangistas. Su fuerza era también muy limitada, ya que los Tradicionalistas practicamente estaban circunscritos a Navarra y Renovación Española tenía solo fuerza real en Cantabria, los otros dos eran fuerzas residuales, mas conocidos por sus actos extraparlamentarios que por su fuerza real.

El primer grupo era republicano, el segundo estaba ya integrado y el cuarto era imposible hacerlo. La clave estaba realmente en la CEDA. En mi opinión Gil Robles si que pretendía llevar al partido hacia la legalidad republicana, apoyandose en el sector mas centrista, si bien con clara intención de modificar la República desde dentro a un aspecto mas conservador, aunque no tenía fuerza para ello. Sin embargo, ciertos sectores del partido, especialmente sus juventudes, las JAP, eran claramente antirrepublicanas, y después de la derrota optaron claramente por la opción golpista.

No está claro que fueran estos los que se sublevaran en 1932, de hecho parece que estuvieron al margen, y que fué mas una acción de la derecha mas reaccionaria junto con cierta derecha republicana, de hecho uno de los personajes de los que se sospechó de su participación fué el lider del Partido Radical, Lerroux.

SALUDOS.

ALIADO3
Imagen de ALIADO3
Desconectado
Ciudadano
Desde: 26 Dic 2010

A mi me da la impresión de que la Dictadura de Primo de Rivera no lo hizo tan mal, lo que pasa es que la gente esperaba que el dictador cumpliera su promesa de que iba a dejar enseguida el Gobierno y no fue así. Por eso, mucha gente que antes le había apoyado, luego se pasaron a la oposición. Creo recordar, si la memoria no me falla que la normativa laboral de la Dictadura fue bastante beneficiosa para el obrero. A lo mejor, no lo hicieron tan mal, cuando algunos destacados socialistas, como Largo Caballero, colaboraron con ese régimen. Incluso, otros que no colaboraron con el Gobierno, elogiaron su política.

Por lo que se refiere al vaciado de las arcas, no lo veo así, pues, en ese momento, teníamos en el Banco de España una de las mayores reservas de oro del mundo. No hará falta que diga quién las malgastó.

También, me permito recordar que la Dictadura obligó a hacer el servicio militar a los hijos de todas las familias, independientemente de su estatus social. Antes sólo iban los hijos de los pobres.

Me da la impresión de que la II República ya estaba muerta, antes del inicio de la Guerra Civil, porque no la querían ni los que la habían fundado, como Ortega y Gasset, Gregorio Marañón y hasta el mismísimo Azaña. Ni la querían los partidos de izquierda, porque era un obstáculo para su revolución obrera y, de hecho, ejerció bastante represión contra los obreros.

Tampoco era un Estado que brillara por su amor por la democracia, como se puede ver en la Ley de defensa de la República, la cual, contra todo pronóstico, siguió en vigor tras la promulgación de la Constitución del 31.

En fin, yo creo que la II República sólo fue un paso más de la lucha entre las diferentes ideologías que siempre han existido en España, independientemente del régimen que existiera en cada momento. Siempre hemos tenido en este país un grave problema de intransigencia entre dos opciones radicalmente diferentes y agravados por no existir un verdadero partido de centro, que aglutinase a la, hasta hace poco, escasa clase media.

Saludos.

yusuf
Imagen de yusuf
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorSocio MH
Desde: 16 Dic 2009

Aliado algunas puntualizaciones a tu comentario. El que todos fueran al servicio militar en tiempo de guerra, no es obra de Primo de Rivera sino de Canalejas. En cuanto a la participación de Largo Caballero en alguna de las instituciones primorriveristas se debe a una apuesta política conocida como posibilismo, bastante usada por el PSOE y la UGT a lo largo de su historia.

La justificación que dieron para esta colaboración era que no querian acabar como la CNT, prácticamente desmembrada en estos momentos. En cualquier caso, a partir de 1928, y sobre todo en 1929 los socialistas se posicionaron en contra de Primo de Rivera.

Es cierto que tomó algunas medidas que, en cierta maneramejoraron el estatus de los obreros, siempre desde un tono paternalista y por supuesto con total supresión de la libertad de funcionamiento o expresión, pero fueron muchas más las que tomó en favor del gran capital.

En cuanto a que dejó las arcas del Estado arruinadas es algo que está totalmente comprobado. La causa fue la constante emisión de deuda pública; para disimular el estado de las cuentas recurria a poner gran parte de los gastos en unos presupuestos extraordinarios, con lo que los supuestos presupuestos ordinarios terminaban el ejercicio incluso con superavit.

Una obra, por citar alguna de las escritas sobre el periódo, que puede aclararte dudas es la Shlomo Ben Ami La Dictadura de Primo de Rivera. Yo mismo estoy trabajando en estos momentos en una amplia monografía sobre Primo de Rivera -algún artículos he publicado en este foro -la implicación de Alfonso XIII en el golpe-, y en próximas fechas algo publicaré sobre el tema aquí mismo.

Buenaventura66
Imagen de Buenaventura66
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Mar 2011

Estoy de acuerdo con Yusuf. El hecho que demuestra que la dictadura de Primo de Rivera fracasó es que su propio impulsor, el rey, tuvo que abandonar al dictador debido a la gran impopularidad que tenía el sistema. Y creo que tenemos claro que si los resultados económicos, sociales, etc... de la dictadura no hubieran sido negativos, esta impopularidad no habría existido y el rey no habría actuado como actuó.

El tema de las finanzas no tiene porque tener relación con las reservas de oro, que por cierto no se derrocharon posteriormente, sino que se utilizaron para defender la legalidad.

Por otra parte las opiniones sobre la República creo que se basan en tópicos. Lo primero es que no creo que en ningún modo se pueda considerar a Ortega o Marañon como fundadores de la República, eran simplemente intelecutales que la apoyaban, pero que realmente hicieron poco por traerla y desde luego menos por mantenerla. Si alguien puede ser considerado como fundador, estos serían las personas que formaban el Comite Revolucionario y después el gobierno provisional, osea los Alcala Zamora, Maura, Azaña, Marcelino Domingo, Albornoz, Prieto, De los Rios, Lerroux, Martinez Barrios, etc... Por cierto que nunca he leido que Azaña no la quisiera, y en cuanto a los partidos de izquierda, creo que volvemos a confundir a los socialistas con los republicanos de izquierda, que en ningún caso eran revolucionarios. En cuanto al PSOE, está claro que todavía era un partido revolucionario, pero también es cierto que cada vez mas un sector importante optaba por la socialdemocracia. En cuanto a la represión, no se reprimió a los obreros, sino a los levantamientos. Precisamente la razón del mantenimiento de la ley de defensa de la Republica se debió a los continuos levantamientos, especialmente anarquistas y los complots monárquicos. Era una ley excepcional para un momento excepcional.

Por último decir que si que había un centro político, formado esencialmente por republicanos, que tuvieron buenos resultados electorales sobre todo en las dos primeras elecciones, el Partido Radical, además de otros mas pequeños.

El problema de la República para su estudio, como dije en uno de los artículos que publiqué y que animoi a Aliado a leer porque hablan sobre estos temas, es que desde el punto de vista historiográfico se ha visto asimilada por la Guerra Civil, donde los extremismos si que tomaron un protagonismo que durante la República no fue tan grande como se suele considerar.

SALUDOS.

yusuf
Imagen de yusuf
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorSocio MH
Desde: 16 Dic 2009

Buenaventura me ha alegrado especialmente una puntualización que haces sobre dos personajes a los que, generalmente, se les ha mostrado como adalides de la República, me refiero a Gregorio Marañón y a José Ortega y Gasset, sobre todo de éste último habría que decir que durante la Dictadura de Primo de Rivera incluso llegó a dar consejos al dictador, sólo a partir de 1929, cuando la caída era más que previsible, se mostró algo más crítico. De los Ortega el que verdaderamente luchó en contra de la dictadura y era un concienzado republicano era su hermano Eduardo -recordemos la carta que escribió junto a Unamuno y Blasco Ibañez acusando al gobierno de asesino por los hechos de Vera de Bidasoa.

También comparto contigo que los extremismos se dieron durante la guerra, no podemos considerar a muchos de los líderes de la República como revolucionarios, por ejemplo, Alcalá Zamora, Casares Quiroga o Miguel Maura.