La última pieza de la guerra de las Malvinas

la mulita
Imagen de la mulita
Desconectado
Ciudadano
Desde: 12 Sep 2011

 Recuerdo que el 2 de abril hacia un par de días que estaba de franco por que supuestamente el día 15 cuando volvía me iban a dar la baja, Salí de mi casa el día 13/4  rumbo al cuartel y antes de despedirme de mi mamá le dije: si me voy a la Isla a reventar gringos te aviso, mi vieja me abrazo me dio un beso y me dijo anda loco siempre hablando pavadas. El tema fue cuando me presente en la batería “C”  me abarajo el Sub. Teniente Suárez y me recago a pedo: SOLDADO ORTIZ usted no se entero que estamos en guerra, le respondí que si, lo que el me dice: por que no vino antes no se dio cuenta que la patria nos necesita, ahí me di cuenta que la mano venia enserio. 

Pasaron unos días y seguíamos esperando en el cuartel; y la mañana del 22 de Abril de 1982, habiendo transcurrido 20 días de la recuperación de las islas, nos formaron en el playón por batería a la clase 62, recuerdo que el subteniente Suárez  pregunto quien quería ir a pelear a MALVINAS; la mayoría levantamos la mano y comenzaron a elegir a un grupo de soldados de entre todos. Había que conformar el grupo de Artillería para ir a la Islas con los que estábamos esperando la última baja (clase 1962) y los recién incorporados clase 1963, o sea mitad y mitad. Sabíamos de que se trataba, y que era inminente una movilización; se conformo el personal que iba a ir; nos separaron del resto y mientras nos entregaban ropa nueva, armamento y municiones, ya me estaba preocupando de que manera le avisaba a mi mamá y a mis hermanas.

Más tarde y una vez alistados, nos trasladaron en camiones hacia el aeropuerto de Pajas Blancas (Córdoba).en un momento del recorrido nos detuvimos en un semáforo y ahí fue el instante que me asome del unimog le entregue un papel con el Nº de teléfono de mi casa a una señora y le pedí que le avise a mi vieja que me iba a las Islas Malvinas; en ese momento me serene un poco rogando que esta señora le avise y por suerte fue así. Vivíamos una euforia colectiva, mezclada con nerviosismo por lo que se estaba gestando, cantábamos canciones de aliento, de sed de victoria.

Recuerdo que subimos a un avión Hércules C 130 con destino Comodoro Rivadavia; lugar en el que estuvimos un poco más de 24 horas, se veían los movimientos de nuestras tropas de distintos regimientos; descansamos, nos proveímos de algunas latas de comida y  mucho pan, ya que en ese lugar funcionaba una panadería.

El día 24 a la noche sabíamos que nos íbamos a embarcar en un avión con destino Puerto Argentino y así fue; tuvimos un viaje no muy cómodo en el avión de Aerolíneas Argentinas que me toco viajar, estaba cargado con cajones de municiones e íbamos sentado arriba de estos; pero la alegría y el entusiasmo pudo mas que la incomodidad por que así es el espíritu del Artillero.       

Pisamos suelo malvinense por primera vez en Puerto Argentino en la madrugada del 25 de Abril. Cuando llegamos recuerdo que se hizo un simulacro de desembarco, de repente quedamos a oscuras, nos ordenaron refugiarnos y esperar, todo estaba en silencio, paso un tiempo largo hasta que nos enteramos que era un simulacro, así comenzó para nosotros la guerra de Malvinas.

Posteriormente nos movilizamos al sudeste de Puerto Argentino, a la primera posición, allí estuvimos varios días, tal es así que nos dieron la orden de hacer lo refugios, cavamos un pozo de 1,50 metros de profundidad por 0,50 de ancho por 2 metros de largo con mi compañero soldado clase 63 Malamfant Julio, en este lugar estuvimos hasta el 29 de Abril al amanecer que partimos caminado cada uno con su bolsón porta equipo y el armamento designado (FAL Parac), así cruzamos todo el pueblo y a los kelpers , quienes nos ignoraban al vernos.

Ya en busca de la nueva posición a la que llegamos el mismo 29 un rato antes de oscurecer 17:00 horas aproximadamente , al sargento 1º Schafer le ordenaron los superiores que tenia que volver al aeropuerto por que supuestamente llegaban los obuses y había que ir a recibirlos, custodiarlos hasta que los trasladaran a la posición así que eligieron un pelotón entre los que me encontraba  para que lo acompañemos; subimos a un camión y llegamos  ese mismo día 29-4 nos quedamos y dormimos en las carpas de la Fuerza Aérea compartimos la noche con los soldados de esa fuerza, al otro día  llego la orden al Sgto. 1º que volviéramos por que los obuses tenían para unos días mas en el continente así que el 30-4 a la tarde con viento y mucho frío  regresamos a nuestra posición, ahí me estaba esperando mi fiel compañero y hermano Julio Malamfant al igual que toda la 1º pieza de la batería “C”; todavía ese día no habíamos empezado a cavar lo nuevo refugios asi que dormimos bajo los paños de carpa de a dos soldados; clavamos 4 estacas unimos los paños, los atamos de cada punta  y nos metimos abajo con las colchonetas, las  bolsa de dormir y las mantas; en lo mejor del sueño se escucha todos a cubierta; la  realidad es que corrimos hacia la colina (Sapper Hill) que estaba pegada a nosotros y nos cubrimos metiéndonos entre las lajas o piedras que formaban esta colina, estaba totalmente asustado y temeroso, no  terminamos de acomodarnos que empezaron los bombazos en nuestra posición, era la primera ves que veía un ataque bélico y yo estaba en el medio ; era la madrugada del 1º de Mayo al principio estos ataques de la marina inglesa eran continuos, esquirlas por todos lados, de  repente pararon los bombazos se hizo un silencio y se escucha un grito que dijo: Bienvenidos a la Guerra  Grupo de Artillería Aerotransportada 4.

Amaneció, estaba frío, el cielo nublado y el viento había calmado bastante  bajamos de la colina donde dormimos prácticamente parados lo recuerdo como si fuese hoy, observo hacia el sector del aeropuerto distante a unos pocos kilómetros de nuestra posición la primera imagen hostil de la guerra, un caza bombardero descendiendo desde las nubes y después otro y otro disparando sus bombas que fueron impactando en el aeropuerto, dada la distancia primero observamos las tremendas explosiones y unos segundos después el estruendo de las bombas, en ese momento recuerdo que le dije a Malamfant: loco hace unas horas estuve ahí y me responde: safaste culeao, en ese instante creo que mi cerebro hizo clic y me empecé a tomar el tema seriamente la guerra era de verdad para nosotros y estos tipos venían a matarnos.

Lo único que deseábamos era construir el refugio, entonces empezamos a cavar pero se hacia difícil enterrar la pala  por que el terreno en este sector era húmedo, arcilloso .rocoso, (y encima cada tanto nos bombardeaban) así que tuvimos que esperar que trajeran una maquina escavadora; llega esta maquina hace los pozos correspondientes; con Malamfant lo reacomodamos, les cruzamos palos y alambres que sacamos de la zona.  Le pusimos los paños de carpa arriba y sobre estos piedras de gran tamaño teníamos todo listo, llego la hora de ir a dormir colocamos las colchonetas nos acostamos nos dormimos y a eso de las 4 de la mañana del 2 de mayo me despierto; muevo la mano derecha y toco agua, lo despierto a Malamfant, le digo che cordobés estamos lleno de agua; resulta que vertía de las paredes, por de debajo, de  todos lados y parar peor lloviznaba en un momento nos sentamos y quedamos de acuerdo en movernos muy lentamente y asi fue , en una de esas se desmorona una de las paredes del pozo, se cae unos de los palos y se nos viene abajo el techo con tanta mala leche que le cae en la cabeza a Malamfant una piedra enorme, en ese momento me asusté porque  se mareo y se fue para atrás ; esperamos un rato bajo el techo caído se le pasó y salimos todo mojados, la  ropa que teníamos puesta y la que estaba en los bolsos, al igual que todo el Grupo de Artillería; la realidad que era un desastre estábamos mojados , sin los obuses y sin refugios y recagados de frío; y para peor parecían que sabían lo que nos estaba pasando por que lo turros de los gringos nos empezaron a bombardear siempre desde los Buques así que tuvimos que rajar empapados otra ves hacia la colina y refugiarnos; pasada un par de horas  (que fueron terribles por lo que estábamos mojados y mas de uno medios moraditos por la temperatura bajo cero) con la zona tranquila nos llevaron al pueblo nos metieron en un galpón que tenia unos calentadores a gasoil y pudimos secar la ropa de combate y las mantas, eso de las 18 horas sin lluvia pero con un frío terrible y prácticamente oscuro volvimos a la posición nos refugiamos otra ves en la colina de Sapper Hill hasta el amanecer del día siguiente (comimos y tomamos lo que se pudo dada la situación) protegiéndonos de los bombardeos nocturnos de los buques que tiraban de unos 25 a 30 km, estrategia  enemiga para que no podamos descansar y así agotarnos mentalmente cosa que no dio resultado si bien estaba temeroso por lo que estaba viviendo.  

Al día siguiente con el tiempo despejado pero con mucho frío comenzamos a construir los refugios definitivos utilizando tachos de combustible de 200 litros, rellenándolos de tierra los pusimos acostados de a 4 (cuatro) por lado a excepción de un lado que colocamos 3 (tres) dejamos el espacio para la puerta luego sobre los tachos colocamos tepes ( panes de césped) hasta que quedo una altura que podíamos entrar y estar sentados ,de igual manera cubrimos el refugio todo alrededor con 2 (dos) filas continuas de tepes, para el techo usamos los paños de carpa en algunos casos trozos de chapa , palos y  postes como vigas y arriba piedras escombros, tierra y tepes de pasto y turba hasta lograr una altura de 1(un) metro, teníamos el refugio bien cubierto ,una ves finalizado el refugio empezamos a hacer un camino como un pasillo de unos 5(cinco) metros de camino por 1(un) metro alto de cada lado para movernos hasta el obús ya sea cuerpo a tierra o agazapados; todo esto lo hicimos con intervalos por lo bombardeos que venían de los buques. Recuerdo que el Jefe del Grupo nos prometió que había un premio para el mejor refugio premio que ganamos los integrantes de la 1ª pieza de la batería “C” (destaco también que en los momentos de combate mas intensos y ya superada propia tropa nuestro refugio fue cubierta de soldados que se replegaban bajo fuego enemigo en lo peor de la guerra).

Luego de que terminamos nuestro refugio, nos empezamos a impacientar esperando los obuses otomelara de 105 mm situación que le preguntábamos constantemente al Sgto. Mendoza jefe de pieza, a todo esto los gringos nos seguían bombardeando,y el clima se ponía jodido, eso si ya nos metíamos en el refugio hasta que dejaban de bombardear; en una de las tantas que preguntábamos por la llegada del Obús nos dijo: mis soldados alégrense llegaron los cañones y están en camino, recuerdo que gritamos y nos abrazamos de felicidad por que la realidad era que sin los cañones nos sentíamos como que nos faltaba una parte de nuestro cuerpo; tal es que apenas llegaron  los pusimos en batería listos para disparar, y camuflados a la realidad del terreno.----------------------------------

En esta posición quedaron las Baterías B y C de GA Aerot. 4, mientras que la batería A se movilizo hacia Pradera del Ganso, en Darwin. (Cabe mencionar que juntamente en nuestra posición operaba una pieza de artillería antiaérea del GADA 101 que replegaba el ataque aéreo enemigo hecho que jamás voy a olvidar ya que nos permitía desplazarnos con un poco de tranquilidad).      

Durante los días subsiguientes y principalmente por las noches recibíamos fuego de artillería, recuerdo que antes aparecía una bengala suspendida de un pequeño paracaídas que iluminaba la posición y sobre ese lugar exacto caían las bombas; luego de algunas ráfagas y tras una pausa, se desplazaba sistemáticamente el ataque cubriendo otro sector y otro y así durante toda la noche y parte del día casi todos los días. Pareciera que el fin de semana hacían horas extras pues los ataques eran aún más intensos. En uno de los ataques nocturnos, estando de guardia con el soldadado C/62 Almada (el manchado) cerca de las colinas corrimos a refugiarnos y cuando caían las bombas alcanzamos a ingresar a un container que fue traído para hacer el nuevo puesto comando o algo parecido; al entrar nos encontramos con una situación lamentable; uno de los oficiales en jefe del Grupo de Artillería estaba temblando y nos dice con vos temblorosa: soldados acá nos van a matar a todos; nos miramos con el manchado y me dice: mulita rajemos que está todo cagado, y así fue salimos del container corrimos unos 20 metros bajo fuego enemigo y entramos a nuestro refugio, pasaron unos 15 minutos los ingleses dejaron de atacarnos; momento que nos ordenan prepararnos para abrir fuego y así fue que esa noche tiramos unas 3 (tres) horas hasta que llego la felicitación del Tte.Coronel. Joffre a cargo de la observación adelantada por que habíamos desparramado al enemigo haciéndolo replegar y causándoles bajas importantes, y a su ves nuestras líneas de infantería pudieron contraatacarlos, así se desarrollaba el combate; los enemigos nos bombardeaban día y noche de los buques y con los cañones que tenían en tierra luego del desembarco y de haber tomado posición para que la infantería inglesa avance. Hemos tenido duelos de artillería constante los cuales con orgullo siempre digo que no nos vencieron  eran un tome y traiga; hecho que hasta hoy en estos días nos reconocen los mismos ingleses.   

                                    

                                     

                                          Combate final:

La noche del día 13 y amanecer del 14 de junio de 1982 a mí entender el Grupo de Artillería 4 vivió el día mas significativo, si bien los días anteriores el fuego de los obuses otomelara eran intensos  lo sucedido en estas horas marco un día de gloria para la Artillería Argentina y para la unidad que pertenecí.

La 1ª Pieza de la Batería “C”  fue el único OBUS que quedo combatiendo hasta el final, agotando todas las municiones y en los tiros finales haciendo puntería directa al enemigo ingles que avanzaba a unos 300 metros de nuestra posición.

 Es importante aclarar que los cañones de todo el G.Aerot 4 quedaron en su mayoría fuera de combate porque un Capitán (que no vale la pena recordar su nombre y apellido, ya que          ( A LOS TRAIDORES Y COBARDES NO HAY QUE NOMBRARLOS) el día 11 de Junio dio la orden de replegarse y dejar fuera de combate las baterías, orden que la mayoría  cumplió, y cuando se dio la contraorden para que esto no sucediera ya había sido tarde.    Con los pocos cañones que quedaron de pie algunos recuperados a medias y muy deteriorados seguimos combatiendo y cañoneándolo con certeza al enemigo; con el correr de las horas quedaron casi todos fuera de combate a excepción de la 1ª Pieza de la Batería “C”, ( LA ULTIMA PIEZA) donde no nos movimos para destruir el cañón cuando el cobarde  capitán dio esa orden desacertada, valla a saber uno por que, son cosas inexplicables que solo Dios sabe; y de su comportamiento lo supo solo EL y SU conciencia; y que en paz descanse ya que una enfermedad Terminal se lo llevo de este mundo.

Este obús que combatió con honor hasta el final sufrió la perdida de su jefe de pieza el Sgto. Mendoza el 11 de junio por la mañana por un accidente donde se golpeo la espalda  tuvo que ser atendido y retirado del campo de batalla, en el momento que al Sgto lo retiraban en camilla y al darse cuenta que no regresaría por la gravedad de su estado de salud me toma el brazo y con una voz casi apagada por el dolor que estaba sufriendo en ese momento me dice: Ortiz  hacete cargo de la pieza , a lo que le respondí : quédese tranquilo mi sargento que la primera pieza queda de pie y combatiendo; ese momento quedo muy grabado en mi mente , momento que el sargento Mendoza lo recuerda con orgullo, todo fue muy rápido y el estaba muy dolorido ,y así fue como quede a cargo de la 1ª pieza de artillería de la batería “C” en ese  instante le pregunto al Subteniente Juan Gabino Suárez que hacíamos y el me respondió soldado  yo los controlo ustedes sigan adelante, creo que ese momento me sentí seguro al igual que mis compañeros con menos miedo y con confianza , este oficial que siempre nos decía cuando nos daba instrucción en el cuartel : soldados yo los preparo para la guerra denme bola y no boludeen por que cuando lluevan las balas no van a saber que hacer, miren que algún día la Patria los puede necesitar  para defender nuestra soberanía; parecía que conocía el futuro y gracias a lo que el nos enseño hoy  podemos contar  nuestra historia; esta historia en la que El y un grupo de 22 personas entre Oficiales Suboficiales y Soldados y el obús de la 1ª pieza de Batería “C”quedamos combatiendo cuando la mayoría de la unidad se habían replegado, en un momento se me acerca uno de los suboficiales y me dice: soldado retírese que yo tiro ,en ese momento escucha  el Subteniente Suárez y me ordena que siga en mi puesto de tirador y no deje el cañón por lo que el suboficial  retrocede y sigue preparando municiones junto a los demás que traían mas cajones de municiones bajo fuego enemigo para que  el soldado clase 1963 Maidana Armando siga  graduando la espoleta y cargando el obús y a su ves el soldado clase 1962 Moyano Walter me reiteraba constantemente alentándome una frase que hasta hoy la tengo presente que dice así: tira mulita tira la puta que los parió que los estamos cagando a bombazos.

Así seguíamos tirando puntería directa junto a mi compañero inolvidable e inseparable en el campo de batalla soldado clase 1963  Malamfant Julio; que no se movía de mi lado como el primer día que pisamos las Islas; esta batalla encarnizada que estábamos librando el día 14 de junio impidió el ataque final de los ingleses y respaldando el repliegue de nuestras propias tropas; con lo cual  hemos evitado lo que podría haber sido sin exagerar la muerte de muchos combatientes que ya estaban superados ,y a los cuales les estaban disparando con todo el armamento que disponían los enemigos .

Uno de los momentos que recuerdo estando bajo fuego es cuando se replegaban los soldados argentinos y nos decían: sigan tirando y  paren a los gringos que se vienen con todo. Y así fue que seguimos combatiendo por largas horas de la mañana del 14 de junio (momento que se nos agotaron las municiones) este grupo de 22  artilleros sin saber que el Gral. Menéndez hacia horas había firmado la rendición. Nos empezamos a replegar con el enemigo a pocos metros de distancia, formamos una línea de infantería (en ese momento  dispare los dos PDF que me habían provisto) y nos íbamos cubriendo por grupo hasta que ingresamos a el pueblo y  ya cubriéndonos entre las casas de los kelpers se empezó a notar la tristeza  de nuestras tropas, dejando en el camino todo tipo de armamento y cada uno buscando  a sus regimiento, batallón y nosotros  al G. A .Aerot 4 momentos que al estar juntos nos abrazamos y lloramos pero eso si: no nos reprochamos nada por que sabíamos que dimos todo lo que teníamos dentro de nuestro corazón por nuestras amadas Islas y por el bien de la Patria.

El momento duro estaba pasando pero llego el más triste y doloroso que fue ir a buscar al campo de batalla, subir a los unimog a los caídos en combate y luego enterrarlos en una fosa  cavada por la misma maquina que se utilizo en su momento para hacer los refugios; recuerdo que rezamos y le encomendamos a DIOS nuestro señor las almas de estos hermanos los verdaderos HEROES de la batalla por la recuperación de nuestras Islas Malvinas.

Nos encerraron en un galpón de YPF por 36 horas aproximadamente luego de la rendición, echo seguido nos embarcaron en el trasatlántico Camberra rumbo al continente. Abordado el barco nos quitaban los cordones, el cinto, en ese momento yo tenia una bufanda de casi 2 metros de largo color marrón tejida por la mamá del soldado clase 62  José Luis Lazarte que me la dio cuando llegamos a la Isla con la promesa de que regresáramos  al continente con vida y se la devolviera; cosa que no pudo ser porque el ingles que nos recibió al subir al barco me la quito después de resistirme y que me golpearan con un fusil la espalda y varios golpes de puño y patadas por que no le quería dar la bufanda, en ese instante Lazarte me grita deja mulita que mi vieja va a comprender.

Después de haber viajado muchas horas llegamos a Puerto Madryn donde los ciudadanos del lugar nos recibieron con todos los honores estaban todos al costado de la ruta vivando y agradeciéndonos por lo hecho, tanta fue nuestra euforia que le arrojábamos desde arriba de los camiones que nos llevaban al aeropuerto elementos personales , guantes , pasamontañas ,boinas rojas etc. (cosa que no ocurrió en Córdoba ni en Buenos Aires) todo esto contra la voluntad de las ordenes dadas para que no tengamos contacto con el pueblo, nos  embarcamos en un vuelo a la base aérea de Morón y de ahí fuimos a la Escuela de Suboficiales Sgto Cabral done nos tuvieron 5 días donde me reencontré con mi Viejita (que no dejaba de llorar me besaba y me tocaba para ver si estaba entero) , mis hermanas, mis sobrinos mis amigos ; de ahí volvimos a Córdoba en tren, llegamos al cuartel donde me dieron el DNI  firmado después de un par de días como si no hubiese pasado nada.   

 Hoy a 29 años de la gesta heroica que me toco vivir solo tengo recuerdos buenos, malos y de los otros que se pueden denominar: traición, y que no es convenientes tenerlos presentes por que son un mal para el corazón de un argentino bien nacido, para el Grupo de Artillería  Aerot 4, para el Ejercito Argentino, y para nuestra gloriosa Republica Argentina.

 Me queda la satisfacción de la tarea cumplida, la cual le comunique al Sgto. Mendoza cuando lo visitamos en el Hospital Militar de Campo de Mayo simplemente le dije: Mi Sgto; la 1ª pieza quedó de pie hasta el final. Hoy esta querida 1ª pieza de la batería “C” esta prisionera esperando al Grupo de Artillería  Aerot 4  no solo para reencontrarnos si no también para hacer flamear  nuestra  insignia  patria: la  BANDERA   ARGENTINA   en  nuestras  ISLAS MALVINAS  y no tengo dudas que vamos a estar ahí de toda forma junto a las futuras generaciones: o sea nuestro hijos y nietos.

Esta  es una parte de mi testimonio  es el que se registra dentro de mi mente, por lo intenso que lo viví, pero tengo mucho mas para contar o llevármelo conmigo el día que Dios diga..

 Simplemente agradezco a todos los integrantes del Grupo de Artillería Aerotransportada 4 por hacerme vivir desde que me incorpore al servicio militar obligatorio el 18 de marzo de 1981 hasta la baja que fue junio de 1982, (después de la batalla que libramos ante el usurpador ingles y regresamos al continente con dignidad de patriotas) el significado de camaradería, hermandad, unidad, y de la obligación que tiene uno mismo como argentino por la defensa de nuestra soberanía y Libertad

Quiero destacar el agradecimiento mas profundo de mi corazón al hoy retirado Gral. Quevedo quien fue Jefe del grupo de Artillería Aerot 4 con el cargo de Tte. Coronel que en mi instrucción como soldado artillero paracaidista ha desarrollado un plan de preparación para estar a la altura de cualquier soldado del mundo y lo ha logrado a  través de un oficial que fue el SUBTENIENTE  JUAN GABINO SUAREZ,  y  un Suboficial el  SGTO MENDOZA y la prueba está que en el final del combate los enemigos ingleses no saludaban y nos decían:                        ARGENTINOS  PEQUEÑOS PERO FUERTES.    

 

A mis compañeros integrantes de la  Gloriosa e Histórica 1ª Pieza de artillería de la Batería“C” quienes nos esmeramos a lo máximo para lograr los objetivos; de todo el G.A.Aerot 4, que nos permitió ganar los chocolates que daba de premio el jefe del grupo, al mejor refugio y sirvió en un momento donde los ingleses y sus aliados nos bombardeaban y tiraban con todo lo que tenían  para cubrirnos a mas de 30 personas todos dentro de este refugio que estaba hecho para cobijar a los integrantes de la 1ª pieza; y que por fuera cuando lo mirábamos parecía un árbol de navidad ,por los pedazos de esquirla que tenia clavados por todos lados.

 

Y a vos Subteniente JUAN GABINO SUAREZ, que nos guiaste hasta el último momento del combate (cuando no quedaba ningún Oficial de alto rango todos replegados) y te parabas a la par del obús, y cuando te decíamos y te pedíamos que te corras y tomaras cubierta completa nos decías: vamos carajo que los tenemos; como una forma de despreciar la vida y honrar el combate.

Solo te agradezco  lo que hiciste de mi como soldado instruyéndonos militar y mentalmente para la guerra, también te agradezco lo que hiciste de mi persona en varios aspectos, y considero que después de mis padres fuiste el que mas me enseño los valores de la vida tanto en la paz como en la guerra y se que  no fuiste un militar del  montón por eso creo que el GRAL SAN MARTIN  EL PADRE DE LA PATRIA ESTÀ ORGULLOSO DE VOS.

 

 

Para vos SGTO MENDOZA militar con convicciones, seguro de tú accionar, Soldado de la Patria te doy el máximo de los reconocimientos y respetos por ser guía y protector como jefe de pieza y por haber confiado en mí para que me quede a cargo de la 1ª pieza. Eso es ser  un MILTAR; el que se la juega por y con sus soldados como vos lo hiciste

 

Y para vos MALANFANT Soldado C/63 (cordobés culeao) gracias por estar siempre a mi lado compartiendo todo en el campo de combate a pesar que ni nos conocíamos, quiero que sepas que tu entereza y valentía siendo soldado nuevo me dabas toda la fuerza para combatir.

 

 

A USTEDES:        SUB TTE:        PUCHETA  LUIS MARIA                  

 

                              CABO1º             DATTOLI CARLOS                                                                                      

 

                             CABO 1º.           CASTRO  DANIEL   (BATERIA “B”)

 

                             CABO:                QUIROGA RUBEN    (COCINERO que bajo fuego             enemigomientras combatíamos nos traías mate cocido caliente)

 

                                           

                                          

                                             SOLDADOS  CLASE 1962                                    

 

MOYANO WALTER                    SALAS  SERGIO                         MENENDEZ RAUL

 

HEREDIA JORGE                       CHAMORRO GERMAN            CUNELLO OSCAR

 

 

TOLEDO RAUL                           ALMADA SERGIO                      PEREÑA CARLOS

 

                                          

                                         

                                    SOLDADOS  CLASE 1963

 

RUBIES WALTER              RAME GUSTAVO                        ZAPATA FELIX

 

MAIDANA ARMANDO      

 

NUNCA LOS OLVIDARE Y SUS NOMBRES ESTAN Y ESTARAN SIEMPRE CONMIGO.                          

                                       

                                 

 

                                 ¡VIVA LA PATRIA!                               

 

                   

                ¡VIVA EL GRUPO DE ARTILLERIA AEROT 4!

 

NI EL FRIO CON TEMPERATURAS BAJO CERO, NI LA NIEVE, NI LA LLUVIA, NI LA FALTA DE PROVICIONES, NI LOS COBARDES QUE DESHONRRARON EL UNIFORME MILITAR EN EL CAMPO DE BATALLA, NI EL ENEMIGO CON TODA LA TECNOLOGIA ARMAMENTISTA, NO NOS PUDO DETENER NI DEJAR FUERA DE COMBATE.

                      

                          AGOTAMOS MUNICIONES

          

             LUCHAMOS CON HONOR Y NO NOS RENDIMOS 

                              

                                    ¡VOLVEREMOS!

 

                      LAS MALVINAS SON ARGENTIAS                                            

 

Solo la verdad nos fortalecerá y nos guiara para que la historia haga que las nuevas generaciones respeten a sus SOLDADOS, y elMUNDO todo a nuestra Republica Argentina.

                      

                       ¡VIVA EL GRUPO DE ARTILLERIA 4!

                             ¡VIVALA PATRIA!                                              

Soldado Ortiz Juan C (La Mulita)  Soldado Medico Foressi     Sub Tte Suarez                                                                                       

                  

Entrevista em La Escuela De Suboficiales Sgto Cabral por una revista  semanal 18

zimac702
Imagen de zimac702
Desconectado
Decurión
Desde: 2 Sep 2009

Juan Carlos, antes que nada, GRACIAS por estar en esa tierra tan querida por los argentinos bien nacidos, GRACIAS por dar todo por esa hermosa bandera que los cubrió desde el escudo del Oto Melara, GRACIAS por compartir tu testimonio, tu vivencia y tu historia de HÉROE (aunque se que no te gusta que te llamen así) y Gracias por considerarme un amigo. 

El paso tuyo por este espacio es más que importante, ya que junto a lo que subí de Walter y Gabino, muestran de primera mano lo que fue la GESTA DE MALVINAS. No lo que quieren instalar algunos, sino el esfuerzo, el coraje, la valentía y la hermandad de quienes lucharon y aún luchan por NUESTRAS ISLAS.

Te mando un enorme abrazo malvinero y espero verte pronto junto con la Banda.

Sergio D´Alesio

 

 

De izquierda a derecha, quien les escribe, Juan Carlos Ortiz (la mulita), Walter Moyano (ambos artilleros de La Última Pieza) y el armero de Pucará y VGM Alberto Rodríguez. Un orgullo enorme, poder compartir un rato con estos tres pedazos de la historia argentina.

Tisner (not verified)
Imagen de Tisner

Es de bien nacidos ser agradecidos y a veces La patria no es justa con algunos de sus hijos.

Me ha gustado y emocionado al mismo tiempo.

Saludos y muchas gracias por vuestros testimonios.

zimac702
Imagen de zimac702
Desconectado
Decurión
Desde: 2 Sep 2009

 

Les dejo una imagen de LA ÚLTIMA PIEZA apenas concluido el conflicto. Abajo a la derecha hay casquillos de 7,62 )munición de FAL) que utilizaron Dattoli y Pereña para dispararles a los ingleses que avanzaban hacia su posición.

 

Es una foto HISTORICA, es el cañón que disparó el último tiro antes del alto el fuego.

 

Aquí combatieron 22 HÉROES