Las campañas de Davout, el Mariscal de Hierro

Eljoines (not verified)
Imagen de Eljoines

Bueno Flavius, nuevamente me quito el sombrero ante uno de tus artículos.,  he leído hasta el año 1812, pero sobre lo leído, creo que un sobresaliente es lo menos que te mereces chavalote.

Ya había leído algo sobre el personaje en cuestión, según parece sus sotes tácticas arrancaron algunos celos de nuestro emperador Napoleón, ya que este era más amigo de distar órdenes a sus generales para que estos las cumplieran que tener en su plana mayor generales que pudieran maniobrar por si mismos en ausencia de su líder.

Esta situación ocurrió en muchas batallas, y fue algo de lo que a Napoleón se arrepentiría posteriormente., el no dar la iniciativa a sus generales, (planificando siempre las batallas al milímetro y dejando poca iniciativa a sus subordinados) constituyó a pléyade de generales que eran, ¡literalmente!, unos simples "conductores de hombres", pero no generales con iniciativa propia.

Así en batallas, como las campañas de mayo y junio en 1813, cuando Napoleón estaba presente vencían las tropas francesas, pero cuando era alguno de sus mariscales. la derrota era segura.

Davout no fue uno de los escasísimos mariscal al que no se le pudiera otorgar el calificativo de simple conductor de hombres, ¡es más!, creo que a nivel táctico fue el segundo en importancia en Francia por detrás de Napoleón, algo que este nunca toleró con agrado.

 

 

saludos

Manolillo_Bilbao
Imagen de Manolillo_Bilbao
Desconectado
Prefecto Annoa
Exstaff
Desde: 15 Ago 2009

Gracias, Flavio

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

¡Gracias! Eljoines y ¡De nada! Manolillo.

Amigo Eljoines, tienes bastante razón en lo que comentas. Napoleón nunca favoreció demasiado el espíritu independiente entre sus mariscales. De hecho unos cuantos eran bastante mediocres y fueron promocionados por encima de otros generales mejores. Como dices se valoraba mucho que fueran buenos ejecutores de las ordenes de Napoleón pero éste no les podía perder de vista.
Napoleón hubiera sido féliz en ésta época moderna, me lo imagino rodeado de pantallas y conectado a varios satélites dando ordenes a la vez a una docena de mariscales repartidos entre Cádiz y Moscú, siguiendo minuto a minuto las operaciones.

Cómo dices cuando se vió obligado a tener que encomendar ejércitos independientes en 1813 se encontró con serios problemas. De los 3 mejores mariscales: Massena estaba ya de vuelta de todo y no le interesaba la guerra. Lannes había muerto en 1809. Y Davout había caido en relativa desgracia y se le dió un mando independiente pero menor muy alejado del centro de gravedad de la campaña.

Eljoines (not verified)
Imagen de Eljoines

En la campaña de los cien días Flavius, Napoleón desperdició a un excelente táctico para que permaneciera en retaguardia, en vez de otorgarle un puesto activo en la milicia.

Con esto queda perfectamente claro que las relaciones entre Davout y Napoleón seguían siendo tirantes, a pesar de que Napoleón le otorgó un puesto de alta responsabilidad., pero lejos, donde no pudiera contradecir sus decisiones.

 

 

saludos

El Voltigero
Imagen de El Voltigero
Desconectado
Auxilia
Desde: 23 Ago 2010

Excelente artículo compi. ¡Felicidades! Por cierto, ¿que tal está el libro de Tecnicas belicas de las guerras napoleónicas?

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

En la campaña de los cien días Flavius, Napoleón desperdició a un excelente táctico para que permaneciera en retaguardia, en vez de otorgarle un puesto activo en la milicia.

Con esto queda perfectamente claro que las relaciones entre Davout y Napoleón seguían siendo tirantes, a pesar de que Napoleón le otorgó un puesto de alta responsabilidad.

 

     Bueno. Hay que recordar que Napoleón acabó siendo traicionado en 1814 por la mayoría de sus mariscales y sobre todo por su gran amigo Marmont; mientras que Davout resultó ser el más fiel. Según he leído cuando Davout y Napoleón se reunen en 1815 después de 3 años, Napoleón le abrazó sinceramente y le suplicó que aceptara el cargo de ministro. Se comenta que le dijo: Estoy sólo, sólo contra toda Europa, ¿me dejarás abandonado?.

Otra cosa es que parece que no quería que nadie le pudiera robar la gloria de una victoria, tenía que quedar claro que él era el mejor y no se podía arriesgar a que Davout ganase por su cuenta una batalla decisiva como en Auerstädt. Con Grouchy y Ney no corría ese riesgo, pero claro el riesgo era otro. A Ney había que atarle corto para que no metiera la pata. Grouchy nunca había hecho nada de especial merito y no iba a empezar precisamente ahora.

 

Saludos.

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Por cierto, ¿que tal está el libro de Tecnicas belicas de las guerras napoleónicas?

 

    Gracias Voltigero. He puesto una breve reseña en la parte de libros para responderte: http://www.mundohistoria.org/resenyas/tecnicas-belicas-la-epoca-napoleonica. Pásate por ahí y si tienes alguna duda sobre el libro me lo dices.

afarango
Imagen de afarango
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorRedactor MHMSocio MH
Desde: 30 Ago 2009

Buena artículo, esto me recuerda y me hace pensar enun parangón con varios generales alemanes de la segunda guerra, que se vieron atados por lo que tenia preparado Hitler, Keitel y Jodl..

Saludos,,

Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

¿Cual consideráis el mejor de sus mariscales? ¿Que opinión os merece Ney? Este tuvo un comportamiento realmente valeroso en la campaña rusa, pero pero su "cagada" en Waterloo es la más recordada.

Yo tal vez me quedaría con Davout y Lannes.

Eljoines (not verified)
Imagen de Eljoines

Creo que sería muy interesante el saber diferenciar a un buen general táctico de un simple conductor de tropas.

En el primer caso nos encontramos a un general que junto a su ejército, se encuentra a un rival con otro ejército. Acto seguido y antes del enfrentamiento elabora al detalles los pormenores de la batalla: terreno, disposición de las tropas, los dispositivos del enemigo y la calidad de su ejército, amén de otros pormenores.

Luego es elaborar la táctica a desplegar según la calidad de sus tropas y lo que estas puedan rendir en batalla. Pero siempre hay algo que falla y que puede hacer que tengas que dar lo mejor de ti mismo y con lo que es peor, con el tiempo echándose encima.

Algo a fallado y hay que enmendarlo., el enemigo te a flanqueado o a abierto una grita en tus líneas, ¿que hago?. Ahí está la calidad de un general y un táctico., elavorar una táctica acertada que pueda invertir la situación o que por lo menos impida un descalabro general.

Una mente fría que pueda juzgar la situación y establecer la disposición de sus fuerzas para enmendar la situación, (en la medida de lo posible) solo está al alcance de mentes pre-claras que no se dejan dominar por el pánico y que establecen las mejores disposiciones a seguir.

Gente que no se da la vuelta y la dice a Napoleón, y, ¿ahora que hagoooooooooo?.

Creo que ahí está la verdadera diferencia entre un táctico y un simple conductor de tropas, un hombre que obedece a las órdenes recibidas., pero en que cuando algo se tuerce, se siente perdido y pide nuevas órdenes, sin tener iniciativa y lo que, repito, una mente fría que sepa reconducir la situación crítica.