Sábana Santa y mito sobrenatural

Carter L.M.
Imagen de Carter L.M.
Desconectado
Auxilia
Desde: 29 Mayo 2010

El mismo texto bíblico que usted menciona, es decir, Juan 20:6,7, dice algo que no concuerda con la idea de un único lienzo para todo el cuerpo. Allí se habla de una pieza para el cuerpo y otra pieza diferente para la cabeza, eso es lo que dicen los originales griegos. Dicho esto, y salvo por ciertos intereses por dominar la fe de otros, no se puede aceptar la idea de que "La Sabana Santa", que es un único lienzo para todo el cuerpo incluida la cabeza, sea la auténtica mortaja que envolvió el cuerpo de Jesucristo. Ese lienzo "santo" es confeccionado en la Edad Media pero con tejido bastante cercano a la época de Jesús.

José Angel Hern...
Imagen de José Angel Hernández.
Desconectado
Centurion
Desde: 18 Dic 2011

Al respecto de la cuestión de como fue tratado el cuerpo de Jesús para proceder a su enterramiento, quizás sea interesante tener en cuenta lo que al respecto se nos dice en el texto canónico de Juan..

 

38 Después de esto, rogó a Pilato José de Árimatea, que era discípulo de Jesús, aunque secreto por temor de los judíos, que le permitiese tomar el cuerpo de Jesús, y Pilato se lo permitió. Vino, pues, y tomó su cuerpo.

39 Llegó Nicodemo, el mismo que había venido a El de noche al principio, y trajo una mezcla de mirra y áloe, como unas cien libras.

40 Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús y lo fajaron con bandas y aromas, según es costumbre sepultar entre los judíos.

41 Había cerca del sitio donde fue crucificado un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, en el cual nadie aún había sido depositado.

42 Allí, a causa de la Parasceve de los judíos, por estar cerca el monumento, pusieron a Jesús. (Juan 19, 38-42)

 De los versículos de referencia, se pueden inferir cuatro datos:

 

1º. El cadáver de Jesús fue tratado antes de ser sepultado (versículos 39 y 40), lo que implica que fue limpiado de todo resto de sangre.

  

2º. La parte del cuerpo que debía cubrir del cuello hacia los pies no se componía de una pieza uniforme como era la del sudario que debía cubrir su rostro, sino de varias piezas separadas en forma de tiras (versículo 40).

  

3º. El cadáver fue “fajado” con estas tiras, no simplemente “cubierto” por un pedazo de tela.

  

4º. A lo que impelió la proximidad de la Parasceve, la preparación para la festividad del sábado, a las personas que tomaron su cadáver de la cruz para darle sepultura, no fue a enterrarlo rápidamente sin proceder a tratar su cuerpo según la ley judía, lavarlo y aromatizarlo, sino a enterrarlo en un sepulcro situado en un huerto cercano al lugar donde fue crucificado (versículos 41-42).

 

La idea esgrimida de que el cuerpo de Jesús fue sepuldato sin dar tiempo a su limpieza ritual, quedando por tanto empapado en sangre, no tiene pues base canónica.

 

 

 

José Angel Hern...
Imagen de José Angel Hernández.
Desconectado
Centurion
Desde: 18 Dic 2011

Al respecto de la cuestión de como fue tratado el cuerpo de Jesús para proceder a su enterramiento, quizás sea interesante tener en cuenta lo que al respecto se nos dice en el texto canónico de Juan..

 

38 Después de esto, rogó a Pilato José de Árimatea, que era discípulo de Jesús, aunque secreto por temor de los judíos, que le permitiese tomar el cuerpo de Jesús, y Pilato se lo permitió. Vino, pues, y tomó su cuerpo.

39 Llegó Nicodemo, el mismo que había venido a El de noche al principio, y trajo una mezcla de mirra y áloe, como unas cien libras.

40 Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús y lo fajaron con bandas y aromas, según es costumbre sepultar entre los judíos.

41 Había cerca del sitio donde fue crucificado un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, en el cual nadie aún había sido depositado.

42 Allí, a causa de la Parasceve de los judíos, por estar cerca el monumento, pusieron a Jesús. (Juan 19, 38-42)

 

 

De los versículos de referencia, se pueden inferir cuatro datos:

 

 

 

1º. El cadáver de Jesús fue tratado antes de ser sepultado (versículos 39 y 40), lo que implica que fue limpiado de todo resto de sangre.

 

 

 

2º. La parte del cuerpo que debía cubrir del cuello hacia los pies no se componía de una pieza uniforme como era la del sudario que debía cubrir su rostro, sino de varias piezas separadas en forma de tiras (versículo 40).

 

 

 

3º. El cadáver fue “fajado” con estas tiras, no simplemente “cubierto” por un pedazo de tela.

 

 

 

4º. A lo que impelió la proximidad de la Parasceve, la preparación para la festividad del sábado, a las personas que tomaron su cadáver de la cruz para darle sepultura, no fue a enterrarlo rápidamente sin proceder a tratar su cuerpo según la ley judía, lavarlo y aromatizarlo, sino a enterrarlo en un sepulcro situado en un huerto cercano al lugar donde fue crucificado (versículos 41-42).

 

 

 

La idea esgrimida de que el cuerpo de Jesús fue sepuldato sin dar tiempo a su limpieza ritual, quedando por tanto empapado en sangre, no tiene pues base canónica.

 

 

 

Carter L.M.
Imagen de Carter L.M.
Desconectado
Auxilia
Desde: 29 Mayo 2010

  Sin ánimo de molestar a nadie permítanme decir que si lo que se pretende es que “La Sabana Santa”  sea el verdadero sudario de Jesús, entonces he de decir, y no soy el único, que esa conclusión es errónea. Pero si se trata de decir que la “Sabana Santa” es una obra de arte, entonces yo estoy completamente de acuerdo, ese lienzo es un monumento intrigante de arte. Pero si no es el auténtico sudario de Jesús, si no es una pintura, entonces ¿qué es?

El lienzo de Turín parece más bien una fotografía con relieve, una imagen tridimensional o algo parecido a un holograma, y pudiera ser que tal obra de plasmar la imagen estuviera relaciona con uno de los mayores genios en casi todas las artes que el mundo ha conocido, me refiero al gran Leonardo da Vinci. Visto así, el lienzo no será el verdadero sudario de Jesús pero sí que puede ser una de las mayores muestras del ingenio de Leonardo, y entonces será una obra de incalculable valor para el arte de todos los tiempos aunque no necesariamente para la fe. Sea como sea, sus actuales conservadores tienen en sus manos un lienzo extraordinario que está a la altura del mejor lienzo del maestro.

Tisner (not verified)
Imagen de Tisner

Interesante hipótesis de que fuera una obra de Leonardo,  Carter. Pero entonces ¿ Cómo es que no está más documentada? ¿Para quién la hizo? Toda la obra religiosa que hizo era de encargo. ¿Porqué esta quedaría como anónima? ¿Un misterio más del Gran Maestro?

Saludos

José Angel Hern...
Imagen de José Angel Hernández.
Desconectado
Centurion
Desde: 18 Dic 2011

 

El lienzo de Turín no contiene ninguna imagen tridimensional ni es un negativo fotográfico.

 

En realidad la figura en el representado no es más que un dibujo poco nítido y difícil de visualizar a simple vista, de hecho de cerca se ve muy poco claro.

 

La tridimensional del mismo es una ficción recreada con tecnología moderna que se puede aplicar a cualquier dibujo que tuviese el mismo tratamiento fotográfico e informático que se le da a la Sábana Santa.

 

Este lienzo sacralizado por la iglesia católica es un objeto propagandístico que mueve mucho dinero a su alrededor; atrae peregrinos, turistas, y mueve enormes negocios mediáticos y literarios..nada más, y nada menos..

 

Sugestionar las consciencias y generar mucho dinero es el objetivo de la promoción de esta absurda tela con una imagen iconográfica.

 

No solo los defensores de su carácter sacro y sobrenatural se mueven con esta intención materialista, sino que también lo hacen algunos defensores del origen humano de la imagen reconocible en el lienzo.

 

Estos parten de la aceptación de que la imagen tiene un carácter extraordinario por ser un negativo fotográfico y poseer características tridimensionales, pero atribuyen estas al ingenio humano.

 

Pero lo cierto es que lo que están haciendo con estas afirmaciones estos pseudo escépticos, es entrar en la dinámica comercial que busca también lucrarse con la polémica de este absurdo objeto de veneración cristiano.

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Hace unos 25 años, una Asociación para la Santa Síndone (o un nombre parecido) se dedicaba a dar conferencias en Argentina con auspicio de la Curia. Asistí a una de ellas en la Facultad de Ingeniería, así que el promedio del auditorio entendía bastante bien el tema del tratamiento informático de las pruebas y, en mi caso personal, el proceso de vaporigrafía.

La historia que nos contaron fue que la Síndone fue donada en el sXIV (o sea antes de nacer Leonardo) como una pintura de la Pasión. Como obra de arte sacro fue guardada como una reliquia (volveré después sobre el tema, no quiero repetirme). A partir del incendio de la Catedral, donde sobrevivió dentro un estuche de plata que se fundió, mientras la tela sobrevivió con sólo unas esquinas chamuscadas (la Síndone estaba doblada, las esquinas en cuestión son los agujeros que se repiten regularmente a lo largo de la misma, las líneas chamuscadas son los pliegues que estuvieron en contacto con el estuche en fusión), ante este hecho la Síndone fue "promovida" a objeto sacro, exhibida periodicamente etc, etc.
Como objeto de peregrinaje (no culto) la Síndone era famosa en el sXIX y ya se le atribuía ser el Santo Sudario, con el que fue amortajado Cristo, cosa contradictoria, como apuntaron más arriba, el Sudario es un pañuelo. Con un sudario se amortajaba la cabeza (no da para más el tamaño) la mortaja es otra cosa, más parecida a una sábana (precisamente Síndone quiere. Fue entonces cuando fue fotografiada por primera vez. Mientras que la Síndone en si no es muy visible, el negativo es perfectamente nítido (de allí que se diga que la Sábana es un negativo) pero, las zonas oscuras se ven blancas y las claras, negras, como en un negativo común, es decir la Síndone no es un negativo, es un positivo desvaído.
A posteriori nos hablaron sobre los estudios a los que fue sometida, la asignación de valores a cada punto de color de ambas caras de la Sábana (la cara oculta fotografiada con una fibra óptica por un método usado por la CIA para leer cartas sin abrir el sobre) permitió asignarles valores de relieve, los cuales llevan a la conclusión que la tela no fue pintada, serigrafiada, litografiada o cualquier método de estampado plano, sino que contuvo un cuerpo tridimensional, pintado, y la pintura se transfirió a la tela. Para poder reproducir con tanta fidelidad el cuerpo envuelto no pudo ser una simple estatua embadurnada en pintura fresca y envuelta en la tela por lo que se postuló, en principio, el método de la vaporigrafía.
Este método era conocido en tiempos antiguos, así que es perfectamente probable su utilización. Se prepara una escultura, se la pinta con pigmentos volátiles, se la envuelve, y se la calienta suavemente (un método es que la escultura fuera metálica, hueca, siendo llenada con agua caliente antes de ser envuelta) el método produce imagenes difusas, lo cual coincide, a primera vista, con el aspecto actual de la Sábana. Ahora bien, el método no es viable. En forma archicomprimida, después del incendio deberían haberse evaporado dejando una mancha más o menos uniforme en todos los pliegues (como los orificios). Además, nunca, pero nunca generaría un negativo nítido.
La comisión de expertos de la NASA que realizó las pruebas llegó a la conclusión que, más allá de los pigmentos usados, la pintura fue hecha por medio de un laser. El cuerpo tridimensional envuelto en la Sábana sufrió una "explosión de luz" que grabó un holograma en la Sábana. Encontraron polen del sII o III (no recuerdo) pero nada más antiguo y no pudieron examinar fibras para determinar la antigüedad de la tela pero, igualmente, parecía fuera de discusión que era muy posterior a Cristo.
Los expertos de la NASA eran ateos. Finalizado el estudio pidieron ser bautizados en la Iglesia Católica.
Años después, Juan Pablo II solicitó, formalmente, una tira de tela de la Sábana. Se remitieron a tres laboratorios de renombre internacional como estudios "doble ciego" (cada laboratorio tenía tres muestras, una de la Síndone, dos de telas de la fecha probable de la Síndone, certificadas por otro método, el laboratorio ignoraba la procedencia de las tres, siendo el Vaticano el único que conocía cual era la muestra correcta). Los resultados fueron que la tela de la Síndone es del sXIII o XIV, coherente con la historia oficial de la pintura donada originalmente. Juan Pablo II proclamó que la Síndone no es la mortaja de Cristo pero es un "Objeto extraordinario, digno de veneración".

Aquí hago una disgresión:
Hay reliquias que "son algo extraordinario" y la Iglesia acepta en la religiosidad popular, pero no proclama como algo santo, ejemplo el cadáver incorrupto de Santa Bernardita. En teología (y que me corrija Galland si digo una burrada) la corrupción de la muerte es debida al pecado, de modo que alguien sin pecado no sufriría corrupción. Santa Bernardita (la del milagro de Lourdes) murió joven y su cadaver no se alteró. Puede ser observado hoy en día en un ataud de cristal. En el proceso de canonización se certificaron los milagros (mínimo dos) realizados por su interseción para ser proclamada Santa. El hecho de la incorruptibilidad de su cadáver fue rechazado ya que es un fenómeno natural de cerificación.
¡Oooooops! ¿y la sangre de San Genaro?. Es una reliquia, aceptada para su veneración para la religiosidad popular pero, no es un milagro, ya que es un proceso de cerificación (como el cadáver de Santa Bernardita) raro, pero totalmente natural.
De modo que "La Santa Sindone" pertenece a la categoría de la sangre de San Genaro, que se vuelve líquida antes de los terremotos, avisando a la población mejor que el gobierno italiano. Es algo raro, pero no santo, se acepta para la "religiosidad popular", pero no en términos religiosos estrictos.
Humf, esto de "religiosidad popular" más que un tufillo comercial hiede a supermercado de estampitas

La religión es algo íntimo y moral, se fundamenta en las convicciones, que es otra forma de decir fe (las convicciones no se discuten, pueden variar con los años, pero muy poco), puede que sea auxiliada por algún objeto externo, mas no es lo importante. En palabras de un gran agnóstico "si Dios hubiese querido convertirnos por la fuerza, hubiese dejado una luna con forma de crucifijo orbitando la Tierra" (Carl Sagan en "Contacto").

Espero no haberlos aburrido. Saludos

Tisner (not verified)
Imagen de Tisner

Tú nunca aburres chaval.

 

Saludos

Carter L.M.
Imagen de Carter L.M.
Desconectado
Auxilia
Desde: 29 Mayo 2010

 No soy ningún experto en Leonardo, ni si quiera en pintura de ningún maestro, pero puedo darme cuenta de que a pesar de los exámenes que le han hecho al enigmático lienzo unos cuantos científicos, siguen sin saber cómo se pudo plasmar la imagen en la “Sabana Santa”, pero una pintura no es.

Claro, todo son especulaciones en torno a esa tela. Lienzos que pretenden ser el Sudario de Jesús parece que ya existían antes de Leonardo, pero se da la casualidad de que hacia el 1500 el maestro entró a trabajar para el papa León X, que también era miembro de la poderosa familia de los Médicis. Se dice que Leonardo no era católico, era un espíritu libre, pero que eso no le privó de relacionarse con el papa. Algunos expertos suponen que fue en esta época que León X le propuso al maestro realizar el sudario, para reponer a los otros sudarios que existían y que eran burdos y estaban maltrechos. Y Leonardo no tuvo inconveniente, pero se propuso hacer algo diferente a lo que ya se había hecho.

No olvidemos que Leonardo era un genio en casi todas las artes, en la ciencia también. Para aquel tiempo los árabes ya habían hecho los primeros experimentos con las sales de plata y se dieron cuenta de que en determinadas condiciones se podía plasmar una imagen, esto pudo ser del conocimiento de Leonardo además de que ya disponían de los materiales necesarios. Así que el maestro se puso manos a la obra y reunió los materiales. Para que la cosa fuera lo más auténtica posible, pudo haber encargado que le compraran en Judea el lienzo más antiguo que pudieran encontrar, por eso se han encontrado entre sus fibras granos de polen que solo crecen en Judea, y acto seguido comenzó a experimentar con la impresión de imágenes mediante métodos fotográficos de su invención, los primeros de la historia. Fíjense en una cosa: la imagen delantera del sudario es un poco más corta que la parte trasera, ¿por qué? Y la cara del supuesto difunto es sospechosamente muy parecida a la del propio Leonardo, curioso ¿eh?.

Las pruebas con el C-14 ya han demostrado que ese lienzo es una tela medieval, y que no tiene nada que ver con el verdadero enterramiento de Jesús. Eso sí, es una obra de arte magistral.   

55.999_6
Imagen de 55.999_6
Desconectado
Decurión
Desde: 30 Ago 2009

Hola! Por los reportajes que vi en canal historia parece que las manchas dejadas en el sudario parece más obra de un escaneado que de una explosión radioactiva como se ha pensado siempre y que lo que hizo que Jesús pasara a otra dimensión con su propio cuerpo vivo todavía no se alcanza a saber porque de momento está fuera de nuestros conocimientos, queda mucho por saber. No encuentro el video, a ver si lo veo.

Ya lo encontré, se me pone los pelos de punta.

http://www.youtube.com/watch?v=YfeZsvIJCYo&feature=related

Saludos