Senderos de Gloria

Año: 
1957
Género: 
Bélica
Época: 
Contemporánea
Duración: 
87 minutos
Nacionalidad: 
Estados Unidos
Director: 
Stanley Kubrick
Reparto: 
Kirk Douglas
Reparto: 
Ralph Meeker
Reparto: 
Adolphe Menjou
Reparto: 
George MacReady
Reparto: 
Wayne Morris
Reparto: 
Richard Anderson

En la Francia de 1916, durante la Primera Guerra Mundial, el general Boulard ordena la captura de una inexpugnable posición alemana y encarga esta tarea al ambicioso general Mireau. Éste, a su vez, ordena al coronel Dax que encabece el ataque. La toma de la colina resulta un infierno, y el regimiento regresa a sus posiciones. Es un verdadero ataque suicida que está basado en hechos reales: la sangrienta lucha por el fuerte Douamont durante la Batalla de Verdún,  un baño de sangre que duró más de nueve meses y costó la vida a más de 300.000 soldados.

Tras las primeras escaramuzas que devienen en una masacre, los soldados se niegan a continuar. Los generales, que observan a salvo desde un castillo con binoculares la batalla, montan en cólera. El general Mireau ordena a sus cañones abrir fuego contra sus propios soldados para obligarles a entrar en combate. Es lo que los militares denominan en su jerga "morir por fuego amigo". Para Mireau, la única prueba de que la misión encomendada era realmente imposible hubiera sido "sus cadáveres en el fondo de las trincheras". Para escarmiento de la tropa, los generales eligen tres soldados para juzgarlos en un consejo de guerra que les condenará a muerte por cobardía.

Nunca como en ese momento se ve la enorme distancia entre los que se jugaban la vida en las trincheras infectadas de ratas y anegadas por el barro, y los que daban las órdenes y estaban muy lejanos del horror de la guerra. El coronel Dax -comandante del Regimiento 701 encargado del asalto-, que vive a mitad de camino entre el horror de las trincheras y el confort del castillo, opta por defender a sus soldados.

Verdadera joya del cine antibelicista y antimilitarista. Inolvidables las escenas de las tricheras y la contenida tensión del juicio. Memorable final, que pone de manifiesto, que hay un sentimiento de unión, intrínseco a la humanidad, por muchas barreras y lineas que se tracen en un mapa. 

afarango
Imagen de afarango
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorRedactor MHMSocio MH
Desde: 30 Ago 2009

Excelente pelicula y el caracter de Kirk Douglas se apaña muy bien en el del Coronel Dax. No por tener 50 años, debe dejar de verse, muy recomendable

Incitato
Imagen de Incitato
Desconectado
Ciudadano
Desde: 29 Abr 2010

Obra maestra absoluta del cine. Debiera ser de obligada visión en las escuelas. El final es uno de los alegatos pacifistas más increiblemente bellos que se hayan rodado jamás, y sin decir una sola palabra. Esa fue la única vez que ví emocionarse a mi padre con una película