El Reich Africano

Kramer
Imagen de Kramer
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 2 Mar 2011

¿Este que tal está? parece que lo regalais con el concurso.  Porque es nuevo nuevo, ¿no?

Alessae
Imagen de Alessae
Desconectado
Prefecto de Caballeria
Redactor MHM
Desde: 31 Ago 2009

El Reich africano es una novela altamente recomendable, y no sólo para los lectores aficionados a la temática de la Segunda Guerra Mundial. Personalmente, me sorprendió la alta calidad de la novela, pero sobretodo la trama y la manera en que el autor ha sabido mantener el ritmo y el misterio hasta el final.

 

La intriga novelesca y los enigmas que irán surgiendo a medida que avanza la novela conducirán al lector a tomar el papel de detective y a tratar de desenmascarar al hombre en las sombras tan interesado en que Burton no salga con vida de África.

 

Uno de sus puntos fuertes es la caracterización de los personajes. Apenas unas líneas bastan para creer que ya los conocemos y que estamos al tanto de sus virtudes y sus defectos: el protagonista, Burton, obsesionado con el cultivo del membrillo; la mujer a la que ama, Madeleine, casada con otro; Patrick, el segundón, un experimentado francotirador; Hochburg, el malvado, cuyas ideas llegan a poner la piel de gallina…

 

Escribir una novela como ésta es sin duda una apuesta arriesgada porque no trata de mostrarnos una puerta al pasado, sino de trasladarnos a un mundo alternativo. Elucubrar acerca de cómo sería el mundo si la Alemania nazi hubiera obtenido la victoria en la Segunda Guerra Mundial no es un ejercicio fácil, pero hay que reconocer que el autor se esfuerza y consigue dar una apariencia de verosimilitud a su relato.

 

El Reich Africano es una novela muy completa, sugestiva y amena. No os asustéis por sus 496 páginas, se os pasarán volando.

Miguel Martinez...
Imagen de Miguel Martinez del Buey
Desconectado
Decurión
Desde: 7 Sep 2013

Saludos

 

La lei este invierno pasado, y la verdad es que no esta mal, es entretenida, no es un gran obra, pero cumple su cometido, entretener.