La batalla de Moscú, el final de la Blitzkrieg