Hipatia

Ágora

Una gran película ciertamente. Empezando por los enormes decorados y escenarios que son impresionantes, desde un bellísimo Serapeo hasta las calles alejandrinas y la casa de la filósofa. Toda la película te hace respirar en la Alejandría de la época y te mete de lleno en las fraticidas y enormes disputas de las religiones por sobrevivir en el mundo de un catatónico Imperio Romano.