100 años del asesinato del archiduque Francisco Fernando

23 respuestas [Último envío]
Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Hay que tener cuidado con las simplificaciones, así por ejemplo tenemos el caso británico y lo que supuso la guerra para las "élites". Hace tiempo leí un artículo muy interesante al respecto:

 

Los hijos de las clases altas británicas que tuvieron la suerte de sobrevivir a la Primera Guerra Mundial se encontraron a su regreso un país en plena transformación, en el que ya no tenían su sitio automáticamente garantizado.

La reducción de su número —hasta finales de 1917, los aristócratas sufrieron proporcionalmente más bajas en combate que ninguna otra clase social— hacía que recuperar el statu quo anterior a la guerra fuera físicamente imposible.

"Después de la guerra se encontraron con que faltaban los herederos: yacían en los campos de Flandes", dice Joanna Bourke, profesora de historia en Birbeck College, Londres. "El efecto fue devastador: murió el hijo del primer ministro, los hijos de varios miembros del gobierno, y eso significó que, en la inmediata posguerra, los pupilos que en el orden natural de las cosas habrían llegado a ser los nuevos dirigentes —sobre todo en política y en los negocios— habían desaparecido".

Pero no solo habían disminuido enormemente los miembros varones de las clases altas; también había mucha menos gente dispuesta a servir a sus familias como lo habían hecho durante cientos de años.

Muchas mujeres a las que la guerra obligó a dejar el servicio doméstico para incorporarse a las fábricas se negaron a renunciar a su nueva independencia. "Se deslegitimó toda la estructura que mantenía el estilo de vida de la clase media alta", explica Bourke.

"Hasta entonces, los criados de los hogares de clase media alta eran personas con una tradición familiar de trabajar allí. Cuando alguien se iba, la cocinera recomendaba a su sobrina. Pero eso dejó de ser así, y entonces se produjo una auténtica crisis de la mano de obra necesaria para mantener esa forma de vida".

El declive de las clases altas se aceleró aún más con la aprobación, en junio de 1917, de la Ley de Representación Popular, que otorgó el voto a cinco millones más de hombres y a casi nueve millones de mujeres.

La ampliación del derecho al voto, unida a la expansión del sindicalismo, dio a las clases trabajadoras una mayor representación social y, con ella, la libertad de desafiar el poder de los partidos establecidos y poner en tela de juicio la capacidad y la prudencia de quienes habían enviado a tantos soldados a la muerte.

Pero quizá el mayor presagio de la decadencia de la aristocracia surgió en el barro y la sangre del Frente Occidental, cuando se vio que la institución encargada de proteger el modo de vida británico tradicional se había convertido a su pesar en el instrumento de su disolución.

La introducción de la leva obligatoria en 1916 transformó un ejército profesional en un ejército de civiles, y llenó sus filas de hombres de clase media cuyas madres y cuyos padres ocupaban puestos importantes en la sociedad y exigían que los sacrificios de sus hijos no fueran en vano. También significó el ascenso de nuevos oficiales de origen humilde, que, como tantos miles de mujeres en la retaguardia, no estaban dispuestos a renunciar a la posibildiad de mejora social que les había deparado la guerra.

Como dice Bourke: "Esos combatientes regresaron —algunos, con medallas—, sin ningún deseo de volver a ser tenderos".

Sam Jones (The Guardian)  (http://internacional.elpais.com/internacional/2014/01/07/actualidad/1389098936_446317.html)

 


Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Flavius Stilicho ha escrito

Hay que tener cuidado con las simplificaciones, así por ejemplo tenemos el caso británico y lo que supuso la guerra para las "élites". Hace tiempo leí un artículo muy interesante al respecto:

 

Los hijos de las clases altas británicas que tuvieron la suerte de sobrevivir a la Primera Guerra Mundial se encontraron a su regreso un país en plena transformación, en el que ya no tenían su sitio automáticamente garantizado.

Ave Flavius!

No veo contradicción en lo que pones con lo que escribí.

Tú hablas de las consecuencias de la guerra, yo hablo del clima previo.

Que las cosas no salieron como lo esperaban los pro belicistas... el ejemplo más famoso es Rudyard Kipling. Se la pasó predicando por la guerra con toda fuerza y por todos los medios. Su hijo murió en la guerra. Quedó muy deprimido y contaba que un soldado había vuelto del frente para darle las gracias, "porque llevaba un tomo de sus poemas en el bolsillo superior de su chaqueta y había detenido la bala que le hubiese atravesado el corazón". Eso lo destrozó. Su obra se había cobrado a su hijo mientras salvaba a un desconocido.

 

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

A eso que comentas iba precisamente. Normalmente se asume que las élites pro-belicistas valoraron muy a la ligera lo que iba a suponer la guerra tomando como base que iban a contemplar la guerra desde la barrera mientras eran otros los que se mataban. Sin embargo en casos como el británico, y tenemos como ejemplo el caso que comentas y muchos más, enviaron a sus propios hijos a ser masacrados. De hecho se esperaba de los jóvenes oficiales británicos que hicieran honor a su clase liderando con el ejemplo, lo que llevo a muchos jovenes "caballeros" a asumir que tenían que ser los primeros en salir de la trinchera y los últimos en regresar, de ahí que al comienzo de la guerra sus bajas fueran proporcionalmente más elevadas.

Por supuesto esto nos devuelve a como es posible que la supuestamente bien informada élite estuviera tan ciega de no ver lo terrible que podía resultar la guerra y los sacrificios que ellos mismos se iban a autoimponer.

Redundando en esto, recuerdo que me llamó mucho la atención que Italia se decidiera a entrar en la guerra en 1915, después de haber podido contemplar la "naturaleza de la guerra"; y sin embargo de nuevo vemos como un pueblo entra convencido de que va a barrer rápidamente a sus enemigos y con pocas bajas.

Saludos.

 

 


TCKC
Imagen de TCKC
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 11 Nov 2010

Al final la gente acabo cansada de esos generales que mandaban a los soldados a tomar trincheras enemigas, como si fueran animales que van al matadero. Y si no ahí tenemos el ejemplo de los motines del ejército francés.

 


Las ideas extrañas solo lo son hasta que las practicas

Santiago Pitarch
Imagen de Santiago Pitarch
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorColaboradorSocio MH
Desde: 5 Ene 2011

Es muy interesante tu aporte Flavius. Pero Hartman y yo  creo que coincidimos en que sí hubo cierto error de cálculo. Por supuesto que no eran tan inocentes para pensar que en la guerra no habrían bajas. Lo que no calcularon es que llegasen a ser tan numerosas como para poner en peligro, por número de pérdidas físicas, a su propia clase social. 

Un ejemplo es la evolución de la aviación durante el conflicto. Al inicio de la guerra los alemanes especialmente, tenían entre sus pilotos a un gran número de nobles. El piloto era una versión moderna del caballero medieval, y buen parte de ellos pertenecía a la tradicional clase social de los junkers. El famoso Barón Rojo entre ellos. En un principio el combate aéreo se conceptuaba como un duelo entre caballeros, que habían sustituído sus monturas por modernos aparatos. Las normas de cortesía se aplicaban entre ellos, como personas de alta cuna y caballeros que eran. A un piloto derribado no se le ametrallaba, por ejemplo. Ya se le había vencido y se le debía dejar escapar "caballerosamente". Desde luego, algo muy diferente al comportamiento en las trincheras. Pero la propia evolución del conflicto y sus necesidades acabarán imponiendo otro tipo de comportamiento más "pragmático". Desde luego al piloto superviviente conviene eliminarlo. Y comportamientos considerados inicialmente como "impropios" acabarán realizándose con normalidad, como atacar a los aparatos enemigos en tierra o ametrallar a los hospitales y su personal. La cosa se ensucia por encima de la imagen que tenían de cómo iba a ser.

El caso de Italia es muy interesante. Es muy significativo que este país muestre el mayor desprecio, posiblemente, hacia sus soldados, de entre todos los contendientes. Como dato significativo, el "invento" de colocar ametralladoras tras las propias tropas para asesinar a los que retrocedan es un invento italiano de la primera guerra mundial. Y, aunque no tengo cifras que lo corroboren, intuyo que la proporción de bajas entre las clases altas italianas no presenta los mismos resultados que en el caso inglés. Además, existe un fenómeno extra, que es el desprecio hacia los soldados del sur de italia, considerados como italianos de segunda que merecen menos miramientos, y que proporcionaron la mayor parte de las tropas al ejército.

 


Lo único seguro es el cambio.

Santiago Pitarch
Imagen de Santiago Pitarch
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorColaboradorSocio MH
Desde: 5 Ene 2011

Respecto a los de los motines del ejército francés, realmente fueron muy significativos y mucho más importantes de lo que se admitió. Los alemanes tuvieron una oportunidad de oro que desperdiciaron por no tener la información de lo que pasaba al otro lado de las trincheras.

 


Lo único seguro es el cambio.

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 22 Ago 2010

No deja de llamar la atención que un regicidio acabe por convertirse en el pistoletazo de salida de una de las guerras más cruentas que se hayan conocido. Cruenta en el sentido extenso del término: por el número de bajas, por las penalidades padecidas, por las consecuencias para los derrotados, por el volumen de estados implicados, etc. Pero me vienen a la mente otros regicidios perpetrados en el siglo XX, por ejemplo:

-Alejandro I de Serbia y su esposa la reina Draga en 1903.

-Carlos I de Portugal y su hijo el príncipe heredero Luis Filipe en 1908.

-Jorge I de Grecia en 1913.

-Alejandro I de Yugoslavia en 1934.

Y, si bien algunos de ellos tuvieron consecuencias fatídicas para sus naciones; en el caso de Serbia se produjo un cambio de dinastía o en el caso de Portugal se instauró la república vigente hasta la fecha tras dos años de reinado de Manuel II, ninguno de ellos tuvo las consecuencias del asesinato del archiduque Francisco Fernando y su esposa. Es evidente que había un caldo de cultivo muy propicio para que, cualquier suceso relativamente traumático, desencadenara un conflicto armado. Pienso, igual que Santiago, que se pensaba más en una guerra al estilo franco-prusiano o ruso-japonés que en un enfrentamiento de tal magnitud, pero sí es cierto que existía una predisposición de alto voltaje para retomar la senda bélica.

Estaría bien que analizásemos esas motivaciones latentes que provocaron el estallido de la I GM. ¿Por qué este regicidio y no otro? ¿Por qué en ese momento?

Saludos.

merlin-satan
Imagen de merlin-satan
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorColaboradorSocio MH
Desde: 4 Ene 2013

Hola Lu:

Desconozco los detalles de ocurrido en los otros regicidios que mencionas, así que comparar no puedo comparar. En cuanto al magnicidio de Sarajevo, se me ocurren algunos igredientes que creo fueron los que hicieron saltar el polvorín.

Todos lso casos que expones son de países pequeños y "periféricos", quizá por eso la sangre no llegó al río. Puede ser éste uno de los motivos?

El caso de Francisco Fernando es bastante peliagudo. Para empezar los magnicidas eran nacionalistas de una minoría interna al império que supuestamente fueron organizados por un páis vecino con el que las relaciones ya eran tensas. El resto de magnicidios cumplían con esta premisa o fueron terroristas internos? Obviamos de momento que justamente el asesinado supuestamente tuviese un talante aperturista hacia los derechos de las minorías. Lo importante en este caso es que ya de saque tienes tirantez internacional previa y como mínimo un incidente internacional servido. Si encima consigues "demostrar" que los asesinos recibieron ayuda oficial serbia...

Por otro lado, el magnicidio lo sufre una casa real de todo un imperio. Con todo el respeto a las personas y los pueblos, el carisma e "importancia" del rey griego, portugués o serbio comparado con el heredero austro-húngaro es bastante inferior. Una monarquía como la austro-húngara no podía dejar sin respuesta un acto así, menos aún tratándose de secesionistas ayudados desde el exterior.

Podemos añadir también el interés de Austria-Hungría de sacar partido del incidente. Tras recibir el apoyo de Alemania y el conocido "cheque en blanco" aprovechan para presionar a Serbia y así desquitarse de antiguas rencillas e incluso sacar tajada. Serbia pide apoyo a Rusia, que también tenía sus intereses, lo que implica a Alemania en contra y a Francia a favor. Los alemanes invaden Bélgica (que no tenía ninguna culpa) y así implican al reyno Unido (que loe staba deseando). El resultado ya lo conocemos.

Más allá quedan los argumentos ya conocidos, y que como decías integraban el caldo de cultivo que lo propicio todo. El magnicidio sólo fue la chispa, el comburente y el combustible fueron la tensión existente, el sistema de alianzas, la excesiva militarización, la tozudez y la insensatez (entre otros motivos).

 

Saludos!

 


     ...merliN-sataN...  foto  foto  

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 22 Ago 2010

Pienso que solo el asesinato de Alejandro I de Yugoslavia en 1934 a manos de un polaco de la Ustacha, una organización nacionalista croata, se puede comparar con el de Francisco Fernando. En aquellos tiempos, los croatas estaban especialmente reprimidos por el régimen de Alejandro. En ese caso, sí hubiesen podido funcionar las redes de alianza que se activaron en 1914, pero en 1934 estaba muy reciente todavía el final de la I GM....

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Lu, una diferencia fundamental

El asesinato del Rey de Yugoslavia fue hecho por una organización separatista yugoslava. Da pie a represión interna, no a una guerra entre países.

El asesinato del heredero de Austria fue hecho en el extranjero, por una organización extranjera, con conexiones a una organización paneslava (en ese contexto, separatista Húngara), lo cual motiva un reclamo de país a país y puede constituirse (y lo hizo, de hecho) en un casus belli.

 

Es como comparar el asesinato de Trotski (refugiado político en México, asesinado por un español al servicio de la Unión Soviética) con el de Carrero Blanco (español, asesinado por una organización separatista española). Como verás los contextos no pueden ser más distintos.

 

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz