Atentados En París.

129 respuestas [Último envío]
Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

 El terrorismo, en sus dos variantes, nacional e internacional, supone siempre un problema interno, un enfrentamiento armado en el que a una de las partes se le niega ser reconocida como beligerante, ya que ello, de inmediato, implicaría su victoria.

El terrorismo es propio únicamente de las democracias, las cuales se justifican con la existencia de otros cauces legales para expresar las quejas, siempre dentro del Estado de derecho.

Fuera de las democracias, el terrorismo se convierte en simple rebeldía. Esto último se aprecia claramente en cómo es tratado por la Historia el asunto de la ETA durante y después del franquismo.

El terrorismo internacional, por tanto, conlleva la existencia del imperio, un imperio democrático, por supuesto, materializado en la ONU. Del mismo modo, la rebeldía internacional se ha dado sólo en dos ocasiones anteriores, bajo el Imperio Romano y bajo el Imperio Español. Cartago e Inglaterra son dos ejemplos.

En todo caso, si un grupo terrorista acaba triunfando, deja de serlo, incluso con carácter retroactivo. Los terroristas, en ese momento, se convierten en héroes nacionales.

Las democracias, en cierto modo, dan un margen a la rebeldía, tal como puede ocurrir en la actualidad con el proceso soberanista de Cataluña. A los que van a juzgar ahora se les juzga por rebeldes pero no por terroristas. Antes no había esa diferencia. El estar manchado de sangre sólo suponía un agravante, pero el delito era el mismo. Claro está que el que hace la ley hace la trampa, y hoy se condena como terrorismo la mera exaltación de éste.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Miguel Martinez...
Imagen de Miguel Martinez del Buey
Desconectado
Decurión
Desde: 7 Sep 2013

Saludos

 

 "hoy se condena como terrorismo la mera exaltación de éste."

Es que en el s 21 no podemos tolerar que  por uans ideas se mate.

Estamso en una sociedad que debe usar la palabra no el arma para dirimir conflictos.

Exaltar el terrorismo, es verlo  con buenos ojos, talvez el primer paso para llegar a el.

 

Coracinero
Imagen de Coracinero
Desconectado
Patricio
Redactor MHMSocio MH
Desde: 19 Feb 2010

Miguel Martinez del Buey ha escrito

Saludos

 

 "hoy se condena como terrorismo la mera exaltación de éste."

Es que en el s 21 no podemos tolerar que  por uans ideas se mate.

Estamso en una sociedad que debe usar la palabra no el arma para dirimir conflictos.

Exaltar el terrorismo, es verlo  con buenos ojos, talvez el primer paso para llegar a el.

 

 

 En líneas generales estoy de acuerdo con el planteamiento de Miguel, no le veo ninguna falla en su pragmatismo. Obviamente idem en los planteamientos de los demás, mi primo Hartman expone muy bien los crímenes de guerra (todo muy en gran parte alentado por USA y Wilson y la Sociedad de Naciones y Ginebra y todo ese rollo).

 ----

 El problema como lo veo es el siguiente: el terrorismo de siempre (en sus modalidades cualesquiera) ha sido por ideologías, como las de hoy día: político-económico, territorial, idealista a tope, etc (Mano Negra, ETA, Castro y el Che o las Farc, el IRA, etc) Y las ideologías, por muy aceradas que sean, como por ejémplo el Nazismo (es perfecta como ideología: lo da todo y se proclama la mejor) pueden caerse por su caída: hoy día y tras la IIWW la gente en gran parte se desnazificó, las tropelías de los nazis en la guerra y el desencanto de los millones de soldados y civiles y la devastación total de un continente pueden cambiar la mentalidad de la gente, amén que los nazis hacían todo en el plan más estrictamente satánico (en las sombras), los campos de exterminio, las persecuciones soterradas, la propaganda tan acérrrima que mentía a un pueblo absolutamente agilipollado, etc...etc...

 Con el comunismo igual: es la misma basura ideológica y és el sistema más criminal que probablemente ha dado el hombre a lo largo de la historia, 100 millones de personas creo que va en el siglo pasado. Comunismo y Nazismo son hermanos en toda su pura maldad.

 Alguién se proclama Nazi y directamente no hace falta que diga nada más, ya lo tenemos catalogado.

 Hoy día alguién se cataloga comunista y no se suele catalogar como tal, hay aún un halo de permisividad aún.

----

 Pero con el Islam esto no va a pasar ni pasará: es una religión y un libro sagrado y para el que lo haya leído no hace falta decir más.

 El problema de fondo es el siguiente: si en Europa u Occidente saliese (su parte más fanatica-estúpida) un grupo de "Nuevos Cruzados" o "Templarios" o cualquier chorrada de estas, probablemente la gente en general no lo vería bien, pero las masas de revanchistas, de jóvenes (cerebro nuevo y por estrenar), de mentes débiles y así el asunto, en privado lo verían o bien o como un mal menor o como ese rollo del karma.

 Es lo que sucede con los islámicos: no hay posibilidad de cambiar lo que viene en un libro sagrado o en una tradición tan arraigada en paises tan atrasados en estos aspectos de liberalismo y con sistemas políticos teocráticos con intentos de cambiarlo por la aceptación de unas normas liberales en paises donde eso no se estila nada (lamentablemente hay una involución en paises como Irán) y con un sistema de vida tribal diferente al nuestro.

---

 Yo doy la batalla por perdida con los islámicos: prohibiría construir ninguna mezquita en Europa, y  echaría a los que no acatasen expresamente y con actitud activa los valores de aquí. Los echaría pero rápido.

 


O Fortuna, velut Luna, statu variabilis.    Semper crescis aut decrescis, vita detestabilis.    Nunc obdurat et tunc curat, ludo mentis aciem.
Egestatem, potestatem, dissolvit ut glaciem.   Sors immanis et inanis, rota tu volubilis. Status malus, vana salus semper dissolubilis.  Obumbrata et velata, midhi quo que niteris. Nunc per ludum dorsum nudum, fero tui sceleris.  Sors salutis et virtutis, midhi nunc contraria, est affectus et defectus, semper in angaria.     Hac in hora, sine mora, corde pulsum tangite. Quod per sortem, sternit fortem, mecum omnes plangite.

 

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Hmmm Cora

Tu propuesta es políticamente incorrecta y antidemocrática. Te c... en el derecho privado.

La practicaron los RRCC y la practica hoy Australia ("Australia es país de acogida, el que no adopta nuestras costumbres, puede irse, nadie lo llamó" Primer ministro Australiano dixit).

En ambos casos funcionó... ¡perfectamente!. España no tuvo las Guerras de Religión que asolaron Europa por un par de siglos, y se transformó en una potencia.

Australia de un país de segunda línea es uno de los líderes de la región.

En suma, que tu propuesta ya está probada y funciona, tanto para personas de origen latino (España) como Sajón (Australia). Por lo que supongo que nunca se adoptará en Europa....

 

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

Coracinero ha escrito

Miguel Martinez del Buey ha escrito

Saludos

 

 "hoy se condena como terrorismo la mera exaltación de éste."

Es que en el s 21 no podemos tolerar que  por uans ideas se mate.

Estamso en una sociedad que debe usar la palabra no el arma para dirimir conflictos.

Exaltar el terrorismo, es verlo  con buenos ojos, talvez el primer paso para llegar a el.

 

 

 En líneas generales estoy de acuerdo con el planteamiento de Miguel, no le veo ninguna falla en su pragmatismo. Obviamente idem en los planteamientos de los demás, mi primo Hartman expone muy bien los crímenes de guerra (todo muy en gran parte alentado por USA y Wilson y la Sociedad de Naciones y Ginebra y todo ese rollo).

 ----

 El problema como lo veo es el siguiente: el terrorismo de siempre (en sus modalidades cualesquiera) ha sido por ideologías, como las de hoy día: político-económico, territorial, idealista a tope, etc (Mano Negra, ETA, Castro y el Che o las Farc, el IRA, etc) Y las ideologías, por muy aceradas que sean, como por ejémplo el Nazismo (es perfecta como ideología: lo da todo y se proclama la mejor) pueden caerse por su caída: hoy día y tras la IIWW la gente en gran parte se desnazificó, las tropelías de los nazis en la guerra y el desencanto de los millones de soldados y civiles y la devastación total de un continente pueden cambiar la mentalidad de la gente, amén que los nazis hacían todo en el plan más estrictamente satánico (en las sombras), los campos de exterminio, las persecuciones soterradas, la propaganda tan acérrrima que mentía a un pueblo absolutamente agilipollado, etc...etc...

 Con el comunismo igual: es la misma basura ideológica y és el sistema más criminal que probablemente ha dado el hombre a lo largo de la historia, 100 millones de personas creo que va en el siglo pasado. Comunismo y Nazismo son hermanos en toda su pura maldad.

 Alguién se proclama Nazi y directamente no hace falta que diga nada más, ya lo tenemos catalogado.

 Hoy día alguién se cataloga comunista y no se suele catalogar como tal, hay aún un halo de permisividad aún.

----

 Pero con el Islam esto no va a pasar ni pasará: es una religión y un libro sagrado y para el que lo haya leído no hace falta decir más.

 El problema de fondo es el siguiente: si en Europa u Occidente saliese (su parte más fanatica-estúpida) un grupo de "Nuevos Cruzados" o "Templarios" o cualquier chorrada de estas, probablemente la gente en general no lo vería bien, pero las masas de revanchistas, de jóvenes (cerebro nuevo y por estrenar), de mentes débiles y así el asunto, en privado lo verían o bien o como un mal menor o como ese rollo del karma.

 Es lo que sucede con los islámicos: no hay posibilidad de cambiar lo que viene en un libro sagrado o en una tradición tan arraigada en paises tan atrasados en estos aspectos de liberalismo y con sistemas políticos teocráticos con intentos de cambiarlo por la aceptación de unas normas liberales en paises donde eso no se estila nada (lamentablemente hay una involución en paises como Irán) y con un sistema de vida tribal diferente al nuestro.

---

 Yo doy la batalla por perdida con los islámicos: prohibiría construir ninguna mezquita en Europa, y  echaría a los que no acatasen expresamente y con actitud activa los valores de aquí. Los echaría pero rápido.

 La Revolución Cubanano se puede considerar como un acto terrorista, por la sencilla razón que lo que había antes era una dictadura, no una democracia, en todo caso se trata de una rebelión; pero aun así, aquí hay que tener mucho cuidado, pues tampoco se puede considerar como tal el golpe de Estado del 18 de julio. En este caso está liderado por el propio Estado. Si se analiza de este modo la Revolución Francesa, en el fondo tiene más pinta de golpe de Estado que de revolución o revuelta, o mismamente el levantamiento de Riego, que protagoniza un gran sector del ejército.

Tampoco entran dentro de esta catalogación, por supuesto, las operaciones de falsa bandera, como, por ejemplo el hundimiento del Maine.

En realidad, estás aplicando a la palabra terrorismo, Coracinero, su otro significado, el de "guerra de terror". Este tipo de guerra siempre se ha practicado, pero cobra una especial relevancia a partir de la industrialización. En este caso el mejor ejemplo lo constituye la destrucción de Hirosima. Dentro de la guerra de terror entran también las matanzas tribales que hubo en África, pero por muy bien afilados que estuviesen los machetes, cualquier potencia industrial causa muchísimas más bajas en muchísimo menos tiempo, aun sin querer.

En lo que coinciden el comunismo y el fascismo es precisamente en eso, en la aplicación del terror, pero ahí coincide exactamente igual la democracia. No tienen absolutamente nada que ver las ideologías, sino la tecnología. No se si los comunistas han causado cien millones de víctimas, me parece muy exagerado, aunque en cualquier caso, hasta la fecha, el país que más muertes ha causado mediante este método son los EEUU, y conste que no se lo estoy recriminando. Es lo que les ha tocado, como a España le tocó lo suyo en su día.

En ningún caso el terror es un crimen, ya que a un país soberano no se le puede juzgar, sino sólo sojuzgar tras una guerra. La autoridad de la ONU no tendría ningún valor si no hubiese detrás una potencia imperial que la avalara, y esta potencia no es otra que la que ganó la última guerra mundial. Y que yo sepa, las guerras no se ganan dando besos.

Un saludo.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

Miguel Martinez del Buey ha escrito

Saludos

 

 "hoy se condena como terrorismo la mera exaltación de éste."

Es que en el s 21 no podemos tolerar que  por uans ideas se mate.

Estamso en una sociedad que debe usar la palabra no el arma para dirimir conflictos.

Exaltar el terrorismo, es verlo  con buenos ojos, talvez el primer paso para llegar a el.

 

 Está claro, Miguel, que todo apoyo a éste se ha de considerar terrorismo, pero a medida de que un Estado deja imperceptiblemente de ser democrático se va convirtiendo en un arma de doble filo; lo que pasa hoy en día. Lo peor del terrorismo es que, si se enquista, con el tiempo de la democracia sólo queda el nombre. Al final ya no se sabe si se trata de terrorismo, de crímenes de Estado o de guerra encubierta.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

Coracinero ha escrito

El problema como lo veo es el siguiente: el terrorismo de siempre (en sus modalidades cualesquiera) ha sido por ideologías, como las de hoy día: político-económico, territorial, idealista a tope, etc (Mano Negra, ETA, Castro y el Che o las Farc, el IRA, etc) Y las ideologías, por muy aceradas que sean, como por ejémplo el Nazismo (es perfecta como ideología: lo da todo y se proclama la mejor) pueden caerse por su caída: hoy día y tras la IIWW la gente en gran parte se desnazificó, las tropelías de los nazis en la guerra y el desencanto de los millones de soldados y civiles y la devastación total de un continente pueden cambiar la mentalidad de la gente, amén que los nazis hacían todo en el plan más estrictamente satánico (en las sombras), los campos de exterminio, las persecuciones soterradas, la propaganda tan acérrrima que mentía a un pueblo absolutamente agilipollado, etc...etc...

 Con el comunismo igual: es la misma basura ideológica y és el sistema más criminal que probablemente ha dado el hombre a lo largo de la historia, 100 millones de personas creo que va en el siglo pasado. Comunismo y Nazismo son hermanos en toda su pura maldad.

 Alguién se proclama Nazi y directamente no hace falta que diga nada más, ya lo tenemos catalogado.

 Hoy día alguién se cataloga comunista y no se suele catalogar como tal, hay aún un halo de permisividad aún.

 Perdona, Coracinero, pero no había contemplado la opción de que al acusar a gallegos tan ilustres (supongo que ni a Lu ni a Hartman les molestará que esta vez yo me sienta gallego) lo hacías en virtud de la otra variante, la del terrorismo internacional.

En cuanto a Castro, por su franca rebeldía contra el imperio, rotundamente no; como ya dije, en toda revuelta triunfante se produce un efecto retroactivo. Por ejemplo, si el País Vasco se hubiese independizado y hubiese sido reconocido por la ONU, hoy los etarras gozarían de la impunidad de todo militar y, sin embargo, sus víctimas pasarían a la condición bien de bajas en combate o bien de daños colaterales. El caso más paradigmático lo constituye Israel. Se podría llegar incluso al extremo de solicitar la extradición de policías y políticos a los que se inculpase del delito de tortura o, vete a saber, si hasta de genocidio.

Por supuesto, sin salirnos del ejemplo, España apoyaría a los disidentes vascos en el exilio, y dependiendo de las mejores o peores relaciones con los EEUU y la comunidad internacional, cualquiera de los dos bandos podría acabar con el tiempo incluido en el eje del mal, es decir, entre aquellos Estados que apoyan el terrorismo.

Volviendo a Cuba, y a las actividades guerrilleras de Ernesto Che Guevara en el extranjero, financiadas o apoyadas por Fidel, hay que recordar que en ese momento el mundo estaba dividido en dos mitades. En cuanto cae la Unión Soviética, la pequeña isla se convierte en la guarida de Espectra. Pero “el eje del mal” es una expresión muy ambigua, que incluso llega a cuestionar el carácter demócrata de quienes la formulan. Cuba tiene silla en la ONU.

Por eso planteé el problema de qué ocurre cuando un Estado reconoce la beligerancia de una guerrilla. En teoría entra en guerra como aliado de ésta. EEUU redime de igual manera a los disidentes cubanos, impidiendo que se les catalogue como terroristas, ya que si no, no se diferenciarían nada de los palestinos. Tampoco Israel les deja votar. No tendrían ni asiento en la ONU, y no sería por falta de un terrenito en Florida o Guantánamo, o sí.

EEUU y Cuba, de este modo, han sostenido una guerra hasta muy recientemente, pero no una guerra convencional. El verdadero objetivo de este tipo de enfrentamiento consiste en desprestigiar al rival, en privarle del reconocimiento del resto de naciones, en una palabra, reducirlo a la condición de terrorista. Esto es lo que se conoce como guerra sucia, algo harto habitual hoy en día, y propio de la implementación de políticas imperialistas. La forma de lucha en este caso consiste sobre todo en las llamadas operaciones encubiertas y de falsa bandera, junto, claro está, a campañas de difamación.

Hay que tener cuidado de no convertirnos en soldados involuntarios. Repito que no combaten las ideologías sino las civilizaciones. Las ideologías sólo sirven como herramientas, que se adoptan cuando conviene y se desechan cuando no. Si Castro abrazó el comunismo fue circunstancial, por contar más que nada con el apoyo de los rusos, ya que su enemigo era la Mafia.

Voy a añadir algo más personal, Coracinero. A mí, que en Cuba haya comunismo, fascismo o capitalismo, me la trae al pairo, allá ellos, pero no así que se hable inglés o español, porque eso sí que me afecta directamente. En su política interior podría no estar de acuerdo y nadie me lo recriminaría, pero su política exterior, su valentía frente a Goliat, es de las pocas cosas que en la actualidad me hacen sentir orgulloso de lo que soy, como el tener un papa argentino, aunque no crea en Dios y encima lo considere un antipapa. Por algo se llevan ambos tan bien, no por compartir la misma ideología, aunque tampoco exactamente por ser americanos, más bien gallegos. 

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

jajaja!!!!

Bernardo, los Castro son gallegos de primera generación en América, el Papa es italiano de primera generación en América. Y no es antipapa, porque lo eligieron ¡dos veces!, así que oposición a que ocupe el puesto, ¡narices!.

Coincido contigo en que Cuba es un estado terrorista porque el que declara si eres terrorista o no es EEUU y que los "exiliados cubanos" de Miami son tan terroristas como los Palestinos, sin embargo como el que te cuelga el sambenito es EEUU, unos son "luchadores de la libertad" y los otros forman parte del "Eje del Mal".

Hasta tal punto es relativa la denominación que en Angola y Cuba el Che es un héroe y en Bolivia y Argentina, un guerrillero terrorista. En los cuatro países hizo lo mismo, por la misma gente, con la misma ideología ¿curioso no?

 

Saludos

 

P.S.: En Argentina, todo nacido en España es gallego, así haya nacido en San Sebastián, Valencia o Granada, así que por mi parte, no, no me ofendo en absoluto. El padrino de mi hija es gallego... descendiente de Bilbaínos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Santiago Pitarch
Imagen de Santiago Pitarch
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorColaboradorSocio MH
Desde: 5 Ene 2011

Buenas. 

 

Lo que más me sorprende de todo es que todavía nos podamos encontrar un tipo de pensamiento tan ingenuo del tipo "nuestros gobiernos nunca  usarían el terrorismo porque nosotros somos los buenos". El terrorismo de estado, y el apoyo a grupos terroristas por los más bajos intereses se ha dado y se da entre nuestros gobiernos. Incluyendo a España, por supuesto. Cuando interesa proteger a los civiles se los protege, pero en otras ocasiones causar el mayor numero de víctimas civiles es el objetivo. 

Cuando la CIA intervino en Nicaragua, por ejemplo, apoyando a la Contra en su enfrentamiento contra los sandinistas, se fijaban unos objetivos mensuales de muertos civiles. Se hacían cálculos de cuántos inocentes se deben asesinar cada semana para que la población deje de apoyar al régimen. Existe una amplia documentación al respecto.

No se trata tampoco, de cuestiones secretas ni mucho menos de lo que podríamos denominar habladurías conspiranoicas (que también las hay). Recuerdo perfectamente cuando, en la "intervención" de 2006 de Israel en el Líbano apareció un general israelí explicando, con toda naturalidad, que bombardeaban los barrios residenciales y que su objetivo era matar al menos 10 civiles libaneses por cada soldado israelí que cayese. Lo más sorprendente es que sale este tipo en la televisión, en los periódicos, en las webs, en todas partes... y la gente sigue diciendo que "no son terroristas porque seleccionan los blancos para no causar bajas civiles y tal y cual".

 El Sr. Obama propone en el Congreso de EEUU enviar ayuda militar a los rebeldes moderados (?) sirios. Se realiza la votación y se aprueba. Meses después aparece nuevamente en rueda de prensa, que es retransmitida en prime time por todo el mundo admitiendo que, lamentablemente, los milicianos entrenados por la CIA y el ejército se han pasado en masa al ISIS, llevándose con ellos todo el equipo suministrado. Inmediatamente se anuncia otro paquete de ayuda a los rebeldes moderados.

¿Y que dice la opinión pública? Pues bueno, que el problema es que nuestros militares y políticos deben ser un poco retrasados mentales y los terroristas siempre acaban robándonos las armas. Porque la otra opción es que lo hagamos adrede y claro, lo de apoyar a terroristas sólo para conseguir eliminar a un régimen molesto estaría mal. Y como los nuestros no pueden hacer nada mal, entonces eso no pasa. Y punto. Luego, esos mismos terroristas a los que damos millones de dólares y misiles TOW sin querer, nos vuelan en pedacitos mientras estamos en una discoteca o una terraza. Entonces, los indignados ciudadanos occidentales exigimos a nuestros gobiernos una actuación más enérgica. Así, con gran ceremonia y boato, se reunen las altas esferas y se llega a un acuerdo entre la Coalición y Rusia para atacar juntos desde el aire al ISIS, anunciándose con gran solemnidad. Al día siguiente, nuestros políticos y militares, que siempre tienen buenísimas intenciones pero que siempre se equivocan, pobrecicos, bombardean por error al ejército sirio que está cercado por los del ISIS. Sin embargo, hay que admitir que en este caso sí que seleccionan bien los blancos: destruyen con gran eficacia los blindados sirios. Por supuesto, lo de atacar una base cercada y perfectamente localizada es otro error. La base se habrá movido del sitio. Lo de apuntar a los blindados (esos que los del ISIS no tienen) también. Que para esa misión en concreto se utilizaran dos A-10, aviones diseñados específicamente para atacar blindados, una desdichada casualidad. Y que se hicieran repetidas pasadas, persistiendo en el error, otro dato que debemos obviar. No podemos admitir otras explicaciones. Lo contrario sería demasiado malo para ser verdad.

 


Lo único seguro es el cambio.