¿Existe alguna alternativa al capitalismo global?

34 respuestas [Último envío]
Coracinero
Imagen de Coracinero
Desconectado
Patricio
Redactor MHMSocio MH
Desde: 19 Feb 2010

Hartman, el keynesianismo es conservador. No es conservador y yo lo llamo Keynesianismo.

----

 Antes de la Revolución Francesa, las grandes empresas estaban participadas por la nobleza, después se fue incorporando la burguesía masivamente.

----

 Eso es conservadurismo también, y es de la misma naturaleza que el Keynesianismo: están incentivados o mejorados los que etán en buena posición ahora.

 

 


O Fortuna, velut Luna, statu variabilis.    Semper crescis aut decrescis, vita detestabilis.    Nunc obdurat et tunc curat, ludo mentis aciem.
Egestatem, potestatem, dissolvit ut glaciem.   Sors immanis et inanis, rota tu volubilis. Status malus, vana salus semper dissolubilis.  Obumbrata et velata, midhi quo que niteris. Nunc per ludum dorsum nudum, fero tui sceleris.  Sors salutis et virtutis, midhi nunc contraria, est affectus et defectus, semper in angaria.     Hac in hora, sine mora, corde pulsum tangite. Quod per sortem, sternit fortem, mecum omnes plangite.

 

Miguel Martinez...
Imagen de Miguel Martinez del Buey
Desconectado
Decurión
Desde: 7 Sep 2013

Saludos

 

  "La Unión Europea cuando España entró en la UE, dió varias normas para poder entrar, entrre ellas algunas como: no tener más del 60% de deuda (proporcional al PIB del país) y no tener un 3% más de déficit anual. Sobn medidas keynesianas.

 Porque lo primero que hace la UE es empezar a subvencionar a países o sectores (como el agrícola).

 España (puede que me equivoque) creo que nunca lo ha cumplido."

 

 

 http://www.europapress.es/economia/fiscal-00347/noticia-espana-paises-ue-menos-veces-incumplido-objetivos-deficit-20160712134945.html

 

 España, entre los países de la UE que menos veces ha incumplido los objetivos de déficit


España se sitúa entre los países de la Unión Europea (UE) que menos veces han incumplido los objetivos de déficit presupuestario recogidos en los criterios del Tratado Maastrich, al haber infringido el límite del 3% sobre el PIB en cuatro ocasiones, por las once de Francia, el país que más veces se ha desviado de las directrices comunitarias desde 1999, según informó el Instituto de Investigación Económica de Munich (Ifo).

 
Del total de ocho ocasiones en las que España no ha finalizado el ejercicio fiscal con un déficit presupuestario inferior al 3%, cuatro de ellas estaban justificadas, ya que la economía española se encontraba en recesión. Así, España ha incumplido los objetivos presupuestarios de la UE de forma no permitida en los ejercicios 2008, 2010, 2014 y 2015.

Francia, con un total de once, es el país de la UE que ha superado la barrera del 3% en más ocasiones, por delante de Grecia, Portugal y ...



 http://www.abc.es/economia/abci-francia-y-alemania-incumplido-mas-veces-objetivo-deficit-espana-201605231750_noticia.html

 

 Pais                                               Numero de incumplimientos      Permitidos por recesion No permitidos

Francia 12 1 11
Grecia 17 7 10
Polonia 10 0 10
Portugal 15 5 10
Reino Unido 11 2 9
Italia 9 1 8
Hungría 8 1 7
Alemania 7 2 5
Irlanda 7 2 5
Bélgica 5 1 4
España 8 4 4
Lituania 5 1 4
Malta 5 1 4
Eslovaquia 5 1 4
Chipre 7 4 3
Rumanía 5 2 3
Eslovenia 6 3 3
Bulgaria 3 1 2
República Checa 4 2 2
Holanda 4 2 2
Austria 3 1 2
Croacia 3 2 1
Letonia 4 3 1
Dinamarca 1 1 0
Estonia 0 0 0
Luxemburgo 0 0 0
Finlandia 1 1 0
Suecia 0 0 0
Total 165 51 114
Coracinero
Imagen de Coracinero
Desconectado
Patricio
Redactor MHMSocio MH
Desde: 19 Feb 2010

Muy bueno Miguel, si fuera verdad la contabilidad que dan los medios generalizadas. Eso no es cierto Miguel, ya ese cuento lo conocemos. En 2016 el déficit fue más del 11%. Las cuentas se maquillan para que pase el filtro de Bruselas, mediante ingeniería contable. Imputar rendimientos aún no devengados a cargo estimaciones de recaudación, ocultar déficit mediante mil historias. Como se sabe la contabilidad es de doble asiento: pasivo y activo. Si alzó el activo me baja el pasivo. Puede verse en la última triquiñuela de adelantar los pagos del Impuesto de Sociedades y computar los para este fin. Bicheando se puede encontrar. En blogspot como el confidencial que es de economía o mediante la trampa de este adelanto de recaudación. Ojalá me equivocara ya digo.

 


O Fortuna, velut Luna, statu variabilis.    Semper crescis aut decrescis, vita detestabilis.    Nunc obdurat et tunc curat, ludo mentis aciem.
Egestatem, potestatem, dissolvit ut glaciem.   Sors immanis et inanis, rota tu volubilis. Status malus, vana salus semper dissolubilis.  Obumbrata et velata, midhi quo que niteris. Nunc per ludum dorsum nudum, fero tui sceleris.  Sors salutis et virtutis, midhi nunc contraria, est affectus et defectus, semper in angaria.     Hac in hora, sine mora, corde pulsum tangite. Quod per sortem, sternit fortem, mecum omnes plangite.

 

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Jajajaja!!!!

Cora, eso no es Keynes. Eso se da con cualquier teoría económica.

Aquí supimos tener un ministro de economía que se las daba de liberal. Era director (accionista) de una empresa de Aceros "Acindar". Una empresa competidora (Santa Rosa, sociedad Francesa) salió a la venta. Se pusieron una serie de requisitos para su compra que la hacían inviable, así que se retiraron de la puja todos los oferentes. El horario de apertura de los sobres de oferta era a las 12. A las 17 se levantaron los requisitos. Casualmente el único que se enteró fue el dueño de Acindar, que se presentó a las 17.15 con una nueva oferta, que fue aceptada.

 

Keynes es un método económico, con una aplicación máxima del 20% del PBI (ya me dirás el keynesiano que lo respeta) y una duración máxima de seis meses (más de lo mismo).

De allí, a que "los desconocidos de siempre" hagan sus negociados, no tiene que ver con la teoría económica que declamen.

 

Por ponerte un ejemplo, es como si me dijeras que la religión Católica avala la prostitución infantil porque hubo curas pederastras. Sabes que no es así, pero es innegable que los hubo. Bueno, el Keynesianismo propone una serie de cosas diferenta a lo que criticas. Lo que tu criticas es que gente en situación de poder haga lo que se le canta el c... Eso no sigue teoría económica alguna, pero sí es una corriente sociológica: El Conservadurismo "con lo mío hago lo que se me da la gana, y nadie puede decirme si es legal o no, porque es mío" ¿y las relaciones entre las personas reguladas por el Derecho? "Me c... en ellas".

 

Es un poco la respuesta que le estás dando a Miguel. La Contabilidad es exacta y rigurosa, pero hay pícaros que la "maquillan" para que se vea bonito lo impresentable. ¿Es culpa de la contabilidad? Eso se llama "ingeniería financiera" y es un invento de la Escuela de Chicago, con el amigo Milton Friedman a la cabeza (precisamente Friedman critica a Keynes, clama por el liberalismo, pero es un conservador puro y duro. La Escuela de Chicago fue la que dió los ministros de economía de todas las dictaduras de la década del '70)

 

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Miguel Martinez...
Imagen de Miguel Martinez del Buey
Desconectado
Decurión
Desde: 7 Sep 2013

Saludos

Todos los estados falsean sus cuentas.

Pero debemos "creer" los numeros que la UE acepta. 

 

 

 En este articulo en frances, se lee como Alemania realiza trucos de magia contable para cuadrar su deficit.

 http://www.liberation.fr/futurs/1997/07/11/allemagne-les-vrais-faux-deficits-bonn-multiplie-les-tours-de-passe-passe-pour-respecter-le-critere-_211074

 

En este se lee que Alemania es la campeona en acumular  deuda, muy por delante de España.

 http://www.latribune.fr/actualites/economie/international/20110426trib000617717/l-allemagne-championne-d-europe-de-la-dette-devant-l-italie.html

Coracinero
Imagen de Coracinero
Desconectado
Patricio
Redactor MHMSocio MH
Desde: 19 Feb 2010

Con cualquier teoría económica no se da Hartman. Hay 4 teorías económicas: socialista, keynesiana, cuantitavista y austriaca. Te acuerdas del helicóptero que hablaba Friedman que tiraba billetes? 

 


O Fortuna, velut Luna, statu variabilis.    Semper crescis aut decrescis, vita detestabilis.    Nunc obdurat et tunc curat, ludo mentis aciem.
Egestatem, potestatem, dissolvit ut glaciem.   Sors immanis et inanis, rota tu volubilis. Status malus, vana salus semper dissolubilis.  Obumbrata et velata, midhi quo que niteris. Nunc per ludum dorsum nudum, fero tui sceleris.  Sors salutis et virtutis, midhi nunc contraria, est affectus et defectus, semper in angaria.     Hac in hora, sine mora, corde pulsum tangite. Quod per sortem, sternit fortem, mecum omnes plangite.

 

Santiago Pitarch
Imagen de Santiago Pitarch
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 5 Ene 2011

Buenas.

Veo que nos vamos por las ramas como siempre :)

 

Volviendo a donde lo dejé.

Pregunta: ¿Hay alternativa al capitalismo?

Respuesta: en primer lugar, depende de qué entendamos por capitalismo.

Coracinero ha expuesto, de forma correcta, lo que la escuela austríaca entiende por capitalismo. Veamos que dice: "Para Ludwig von Mises el concepto de capitalismo no era otra cosa que la economía de mercado". (fuente)

Por tanto, tenemos que capitalismo = economía de mercado. Siguiendo esta definición, es normal que Coracinero defienda que el capitalismo existe desde la revolución neolítica. De hecho, si yo diera esta definición por buena, tendría que retrotraer el surgimiento del capitalismo a mucho antes. El capitalismo surge con el homo sapiens: una sociedad de cazadores-recolectores podría ser perfectamente capitalista, ya que podrían intercambiar sus objetos personales (propiedad privada) libremente, o incluso utilizando medios de pago similares al dinero (está documentado el uso de conchas de mar como moneda es este tipo de sociedades, por ejemplo).

Esto ocurriría así porque, si capitalismo = mercado, entonces directamente capitalismo = economía. Por tanto, el capitalismo es todo: no puede existir ninguna alternativa económica al capitalismo porque toda economía es capitalista o no existe.

Peeero... he aquí precisamente el problema de esta visión. Estos señores son economistas (y políticos) y defienden un proyecto concreto. Sus teorías sirven para defender la bondad de ese proyecto. No son historiadores, y su teoría no está pensada para ser útil en el análisis histórico. El hacer pasar el capitalismo por "el sistema natural del hombre" es el clásico truco que usan todas las ideologías: lo que yo defiendo es lo "natural", lo "normal", lo "espontáneo" y lo demás son desvaríos.

 Volviendo, pues, al principio, si aplicamos esta teoría economico-política a la Historia, obtenemos el siguiente resultado:

Pregunta: ¿Hay alternativa al capitalismo?

Respuesta: Es una pregunta sin sentido. Usted me está preguntando si hay alternativa económica a la economía. ¿Cómo va a haber un sistema económico sin economía?

Por tanto, al analizar la Historia con un marco conceptual que no es propio de esta disciplina, lo que obtenemos son respuestas que nos aportan cero información.

 

Si tengo un rato, y a alguien le interesa, expondré una alternativa.

 

Saludos

 


Lo único seguro es el cambio.

Coracinero
Imagen de Coracinero
Desconectado
Patricio
Redactor MHMSocio MH
Desde: 19 Feb 2010

A mi me interesa Santiago la alternativa que vas a proponer, me ha gustado eso de: Es una respuesta sin sentido. Me ha parecido muy agudo.

 


O Fortuna, velut Luna, statu variabilis.    Semper crescis aut decrescis, vita detestabilis.    Nunc obdurat et tunc curat, ludo mentis aciem.
Egestatem, potestatem, dissolvit ut glaciem.   Sors immanis et inanis, rota tu volubilis. Status malus, vana salus semper dissolubilis.  Obumbrata et velata, midhi quo que niteris. Nunc per ludum dorsum nudum, fero tui sceleris.  Sors salutis et virtutis, midhi nunc contraria, est affectus et defectus, semper in angaria.     Hac in hora, sine mora, corde pulsum tangite. Quod per sortem, sternit fortem, mecum omnes plangite.

 

Caronte
Imagen de Caronte
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 7 Ago 2015

Saludos, siguiendo con las dudas que plantea Tito...

 

Entiendo que en el imaginario popular (al menos el que yo percibo), el capitalismo global actual se entiende desde una perspectiva no académica, sino filosófica-ideológica, estando imbrincado con el industrialismo y la revolución científica (ambos desde el s. XVII-XVIII) y nociones filosóficas como la idea de progreso-crecimiento perpetuo que derivan en colonialismos y otros neoimperialismos (aunque sólo se trate de expansión de mercados o "guerras comerciales"), en definitiva una competencia descarnada por unos recursos finitos que actualmente se da a nivel global. Por eso mucha gente no entiende el sistema económico-ideológico anterior al s XVII como capitalismo.

 

Sobre si es viable otro sistema, supongo que en cada época no verían posible algo diferente a lo que había, me imagino ese pensamiento durante el esplendor del imperio romano o el mundo feudal...pero siempre llega el cambio y no es fácil prever la dirección que tomará.

Siendo la dinámica fundamental del capitalismo (la más peligrosa para nuestra supervivencia) la acumulación-depredación sin ningún tipo de barrera moral, las opciones que se podrían plantear serían:

- Que no se detenga el afán de crecimiento y explotación en cuyo caso, si no nos destruimos, el siguiente paso sería colonizar otros "espacios", asteroides primero, planetas después, y seguir cual langostas, nuestro camino por el universo.

- Que debido a un aviso dramático del sistema tierra (un cataclismo que ponga en riesgo de forma evidente nuestra pervivencia) o a una toma de conciencia global (bastante dudoso) se abandone la tierra prometida del eterno crecimiento y se tienda a teorías que proclaman el decrecimiento, o control del mismo. 

 


El hombre, en su soberbia, creo a Dios a su imagen y semejanza.

Santiago Pitarch
Imagen de Santiago Pitarch
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 5 Ene 2011

Buenas. Prosigo donde lo dejé. Como hoy no me siento especialmente trabajador, me voy a limitar a pegar un texto de Harari, en el que se ve una concepción histórica del capitalismo, que no es lo mismo que simplemente economía de mercado. Iré comentando brevemente lo que se infiere de cada párrafo para lo que nos interesa aquí.

El dinero ha sido esencial tanto para construir imperios como para promover la ciencia. Pero ¿es el dinero el objetivo último de estas empresas, o quizá solo una peligrosa necesidad? No es fácil entender el verdadero papel de la economía en la historia moderna. Se han escrito volúmenes enteros sobre la manera en que fundó estados y los arruinó, abrió nuevos horizontes y esclavizó a millones de personas, hizo girar las ruedas de la industria y condujo a cientos de especies a la extinción. Pero para comprender la historia económica moderna, solo necesitamos comprender una única palabra. La palabra es crecimiento. Para bien o para mal, en la salud y en la enfermedad, la economía moderna ha crecido como un quinceañero saturado de hormonas. Se come todo lo que encuentra a su paso y añade centímetros con más rapidez de lo que se tarda en contarlos. Durante la mayor parte de la historia, la economía mantuvo aproximadamente el mismo tamaño. Sí, la producción global aumentó, pero esto se debió principalmente a la expansión demográfica y a la colonización de nuevas tierras. La producción per cápita se mantuvo estática. Sin embargo, todo esto cambió en la época moderna. En 1500, la producción global de bienes y servicios era del orden de unos 185.000 millones de euros; en la actualidad se sitúa alrededor de los 45 billones de euros. Y aún más importante, en 1500 la producción anual per cápita era de 400 euros de promedio, mientras que en la actualidad cada hombre, mujer y niño produce, de promedio, 6.500 euros. ¿Qué es lo que explica este crecimiento prodigioso?
 
Bien, aquí ya encontramos la idea principal. Desde la revolución neolítica hasta el Renacimiento, la economía (que ya conoce el mercado, el dinero, el crédito, los contratos, etc) apenas crece: la productividad es prácticamente la misma. Pero a partir de ese momento, se da un salto: ha nacido el capitalismo. Faltaba un elemento: la reinversión incesante del beneficios en el aumento de la productividad. Esto es posible gracias a dos elementos: la revolución científica y el descubrimiento de América.
 
Si el crédito es una cosa tan maravillosa, ¿por qué nadie pensó antes en él? Claro que lo hicieron. Los acuerdos crediticios de un tipo u otro han existido en todas las culturas humanas, y se remontan al menos hasta el antiguo Sumer. El problema en las épocas anteriores no era que nadie hubiera tenido la idea o supiera cómo usarla. Era que la gente raramente quería extender mucho crédito porque no confiaban en que el futuro fuera mejor que el presente. Por lo general, creían que las épocas pasadas habían sido mejores que su propia época y que el futuro sería peor o, en el mejor de los casos, muy parecido. Para expresarlo en términos económicos, creían que la cantidad total de riqueza era limitada, si acaso no se reducía. Por lo tanto, la gente consideraba que era una mala apuesta suponer que ellos personalmente, o su reino, o todo el mundo, producirían más riquezas dentro de diez años. Los negocios parecían un juego de suma cero. Desde luego, los beneficios de una panadería concreta podían aumentar, pero solo a expensas de la panadería vecina. Venecia podría medrar, pero solo si Génova se empobrecía. El rey de Inglaterra podría enriquecerse, pero solo robando al rey de Francia. El pastel se podía cortar de muchas maneras distintas, pero nunca aumentaba de tamaño.
Esta es la razón por la que muchas culturas llegaron a la conclusión de que amasar grandes sumas de dinero era pecaminoso. Tal como dijo Jesús: «Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja que entre un rico en el reino de los cielos» (Mateo, 19, 24). Si el pastel es estático y yo poseo una porción grande del mismo, entonces debo de haber cogido la porción de alguien. Los ricos estaban obligados a hacer penitencia por sus malas obras dando parte de las riquezas que les sobraban a actos de caridad.
(...)
Después vino la revolución científica y la idea de progreso. La idea de progreso se basa en la hipótesis de que si admitimos nuestra ignorancia e invertimos recursos en la investigación, las cosas pueden mejorar. Esta idea pronto se tradujo en términos económicos. Quien crea en el progreso cree que los descubrimientos geográficos, los inventos tecnológicos y las mejoras en la organización pueden aumentar la suma total de la producción, el comercio y la riqueza humanos. Nuevas rutas comerciales en el Atlántico podían prosperar sin arruinar las antiguas rutas en el océano Índico. Se podían producir nuevos bienes sin reducir la producción de los antiguos. Por ejemplo, se podía abrir una nueva pastelería especializada en pasteles de chocolate y cruasanes sin hacer que las panaderías especializadas en producir pan se arruinaran. Simplemente, todo el mundo desarrollaría nuevos gustos y comería más. Yo puedo ser rico sin que tú te empobrezcas; yo puedo ser obeso sin que tú te mueras de hambre. Todo el pastel global puede aumentar.
(...)
Una parte crucial de la moderna economía capitalista fue la aparición de una nueva ética, según la cual los beneficios debían reinvertirse en producción. Esto genera más beneficios, que de nuevo se reinvierten en producción, que genera más beneficios, y así sucesivamente ad infinitum. Las inversiones se pueden hacer de muchas maneras: ampliando la fábrica, realizando investigación científica, desarrollando nuevos productos. Pero todas estas inversiones han de aumentar de alguna manera la producción y traducirse en mayores beneficios. En el nuevo credo capitalista, el primer mandamiento y el más sagrado de todos es: «Los beneficios de la producción han de reinvertirse en aumentar la producción».
 
Gracias a las nuevas posibilidades que daba la apertura de nuevos espacios que posibilitaban una expansión imperialista sin precedentes junto con las nuevas posibilidades que ofrecía la revolución científica, el capital podía hacerse crecer a un ritmo hasta entonces desconocido. Y el crédito podía hacerlo de forma exponencial. ahora se podía dar el capitalismo, puesto que se podía reproducir de manera incesante el capital gracias a la reinversión del mismo en mejoras de productividad, con el objetivo de aumentar dicho capital, en un sistema que se retroalimenta y que es el que define al capitalismo. Capitalismo = crecimiento incesante del capital. Hasta entonces, esto no había sido posible.
 
Esta es la razón por la que el capitalismo se llama «capitalismo». El capitalismo distingue el «capital» de la simple «riqueza». El capital consiste en dinero, bienes y recursos que se invierten en producción. La riqueza, en cambio, se entierra bajo el suelo o se malgasta en actividades improductivas. Un faraón que inyecta recursos en una pirámide no productiva no es un capitalista. Un pirata que saquea un buque español que transporta tesoros y entierra un cofre lleno de monedas relucientes en la playa de alguna isla del Caribe no es un capitalista. En cambio, el tenaz empleado de una fábrica que reinvierte parte de su salario en el mercado de valores sí que lo es. La idea de que «los beneficios de la producción deben reinvertirse en aumentar la producción» parece trivial, pero fue ajena a la mayoría de la gente a lo largo de la historia. En la época premoderna, la gente creía que la producción era más o menos constante. Así pues, ¿por qué reinvertir los beneficios si la producción no va a aumentar mucho, con independencia de lo que hagamos? Por eso los nobles medievales adoptaron una ética de generosidad y de consumo conspicuo. Gastaban sus ganancias en torneos, banquetes, palacios y guerras, y en caridad y en catedrales monumentales. Pocos intentaban reinvertir los beneficios en aumentar la producción de su finca, desarrollar nuevas variedades de trigo o buscar nuevos mercados.
 
En definitiva, para el nacimiento del capitalismo histórico, faltaba lo que he subrayado en el último párrafo. Parece una idea fácil y lo es. El problema es que la ideas no son nada hasta que se pueden hacer realidad. Hasta el lugar y momento adecuados (el occidente cristiano del renacimiento) no se daban las condiciones adecuadas para implantar esa idea. El factor principal fue el increíble impacto que tuvo el descubrimiento del Nuevo Mundo en Europa. El capitalismo era entonces posible, porque un espacio tan inmenso podía hacer crecer al capital lo suficientemente rápido para poner en marcha el capitalismo.
Por cierto, siguiendo este hilo argumentativo, España y Portugal tuvieron un papel fundamental en el nacimiento del capitalismo y, por tanto, del mundo liberal moderno. Otro actor completaría la escena: el acérrimo enemigo holandés. Pero eso ya es otra historia que continuaré... si hay interés.
 
Saludos
 
 
 
 
 
 

 


Lo único seguro es el cambio.