Cuando comienza la historia

28 respuestas [Último envío]
Coracinero
Imagen de Coracinero
Desconectado
Patricio
Redactor MHMSocio MH
Desde: 19 Feb 2010

 Yo creo que la genesis de todo empieza (documentado o no) cuando el hombre saca fruto de la tierra. Todo viene de eso.

 


O Fortuna, velut Luna, statu variabilis.    Semper crescis aut decrescis, vita detestabilis.    Nunc obdurat et tunc curat, ludo mentis aciem.
Egestatem, potestatem, dissolvit ut glaciem.   Sors immanis et inanis, rota tu volubilis. Status malus, vana salus semper dissolubilis.  Obumbrata et velata, midhi quo que niteris. Nunc per ludum dorsum nudum, fero tui sceleris.  Sors salutis et virtutis, midhi nunc contraria, est affectus et defectus, semper in angaria.     Hac in hora, sine mora, corde pulsum tangite. Quod per sortem, sternit fortem, mecum omnes plangite.

 

Dmitri Donskói
Imagen de Dmitri Donskói
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 20 Ene 2014

Bernardo,

¿Qué es un Estado? La definición moderna hace hincapié en las características propias de un Estado sedentario, de un estado nacional:

- Fronteras bien delimitadas y estables

- Ejército propio para defender la unidad

- independencia soberana

Y yo añadiría: instituciones comunes en todo su territorio y unidad de cultura e idioma, aunque de esto último no sirve para la gran mayoría de imperios antiguos, y aun de muchos estados medievales. Esta definición nos ha llevado a crear el concepto de ciudad-Estado, muy útil para explicar el juego político propio de las civilizaciones de la antigüedad. Sin embargo, si varias de esas ciudades forman una alianza para la defensa mutua, y además comparten religión e idioma, ¿no estamos en nuestro derecho de decir que, por ejemplo, la Liga de Delos fue un Estado? Los soberanos de cada ciudad no intervenían en los asuntos internos de las demás ciudades, pero sí existía un órgano superior que administraba las cosas de la guerra en todas las ciudades de forma simultánea. ¿Qué fue, si no, el Imperio Romano? Una gran confederación de ciudades-estado (con un territorium o un ager muy cercano a las mismas) unidas por pacto o por coerción a un poder central, cuya potestad no iba mucho más allá de la simple posesión y el mantenimiento de la paz. Como duró mil años, resulta que los habitantes de todo el arco mediterráneo se romanizaron, o al menos hablaban latín, que en muchos casos era lo único (junto a los tributos y el ejército) que les unía a la capital del Lacio. Sin embargo, nadie duda en denominarlo Estado Romano, aun antes de construir su limes. 

Así pues, la definición de qué es y no es un Estado, muchas veces queda comprometida según el grado de conocimiento o la simpatía que tengamos con una determinada civilización. ¿Un Imperio es un Estado? El Imperio Acadio, a pesar de consistir sólo en un entramado militar de guarniciones sobre ciudades-estado muy diferentes entre sí, es un Estado?

Si decimos que sí, podemos ponerle el mismo epíteto a los grandes imperios nómadas que, a pesar de no utilizar la escritura en sus primeros siglos de existencia, sí se han podido historiar (a través de los testimonios de otras civilizaciones). Quitando el hecho de que no poseen fronteras bien delimitadas y estables, los Estados nómdas cumplen con todas las demás características antes enumeradas, incluso la unidad de cultura e idioma. Estas civilizaciones se han historiado de forma independiente desde el momento en el que han sido conocidas por más de una civilización sedentaria. La historia del imperio mongol se puede historiar desde China o desde el Imperio Árabe, a pesar de que los mongoles no usaban la escritra. Podemos hablar de los escitas, jázaros y otros muchos que, efectivamente, terminaron sedentarizándose y adoptando un sistema de escritura importado de otros lugares, pero como grupo y como Estado ya existían y ya tenían historia antes de tener escritura.

Podemos decir: ¿qué fue antes, el huevo o la gallina? ¿El Estado o la escritura? Si admitimos que el Estado es anterior a la escritura, a pesar de que su mantenimiento como institución necesite de ella más tarde o más temprano, diremos también que el pueblo que forma ese Estado tiene Historia. No podemos historiarlo, pero posee una historia. Antes de que existiera la escritura en Summer, o donde sea, también existieron (sin duda) unidades políticas con mayor o menor fortuna y mayor o menor durabilidad, pero que, en cualquier caso, poseen una historia y deben ser historiadas. Que no tengamos los medios suficientes para hacerlo no significa, en ningún caso, que debamos obviarlo. La Física o la Teología no han contado con todos los medios a su alcance para explicar convenientemente aquello en lo que consiste el objeto de su estudio, y no por ello lo han dado de lado. Los historiadores también pueden construir modelos teóricos (ideales) a través de los cuales se explica o se trata de explicar una determinada realidad. A ciertos efectos corresponden unas causas; si existe la gravedad, debe haber algo que la explique (la masa, las fuerzas); si existe el Estado, debe haber algo que lo funde. El empirismo de la física tiene su corolario en la construcción del modelo teórico, y en la vuelta al empirismo. En el caso de la Historia, los restos arqueológicos, geológicos, climáticos, forman parte del empirismo que permite reconstruir idealmente un modelo que lo explique.

 


 Vulnerant omnes, ultima necat

Dmitri Donskói
Imagen de Dmitri Donskói
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 20 Ene 2014

Sí, he vuelto, pero a medias. Supongo que en verano ya nos veremos más. ¡Un placer leeros!

 


 Vulnerant omnes, ultima necat

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

 Sin la palabra escrita, todas las relaciones son personales. Cierto que los grupos se empiezan a identificar a través de los símbolos, y esto guarda mucha relación con lo del 75.000 BP, y con lo de los menhires, pero el Estado, como la escritura, nacen o maduran cuando se ordenan dichos símbolos, al tiempo que la sociedad plural, cuando con dos o tres símbolos se construye ya una oración. Antes, el Estado sólo balbucía. Firmaba con una cruz. Los reyes prehistóricos garabateaban su nombre en las rocas.

No encuentro mayor intimidad… Bueno sí, ante la pregunta de quien fue anterior, si el huevo o la gallina, citaré a Cervantes, las letras fueron anteriores a la espada.

La Historia, aunque queramos, no puede ser objetiva, así que esa reconstrucción de los hechos que propones, Dimitri, no puede ser Historia. ¿Para qué se iba a gastar el ministerio un montón de millones? Por suerte, aunque condenados a la subjetividad, Clío nos otorga el don de elegir el bando. Si no, siempre podrás enterrar tu Historia hasta que pasen mil años, hasta que sólo la pueda leer un arqueólogo. Luego hará falta otro historiador que la reinterprete.

Para algunos filósofos y profetas, el fin de la Historia coincide con el nacimiento de la humanidad. ¿Qué opináis de eso? ¿Somos primitivos para el hombre del futuro? ¿Seremos conocidos como “los históricos”?

Cada uno de los ejemplos que pones, Dimitri, sobre la polis, sobre los reinos nómadas, sobre le nacimiento y la reproducción de los Estados, daría para mucha y muy interesante conversación, no obstante requerirían un tratamiento más monográfico. El nomadismo lo considero irrelevante para definir una sociedad estatal, es decir, cuando sólo lo practica un sector de la misma, no así el idioma. Antes de la escritura o de los Estados, precisamente de ambos, tanto monta, no podía haber idiomas, sino familias lingüísticas y dialectos familiares.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

Coracinero ha escrito

 Yo creo que la genesis de todo empieza (documentado o no) cuando el hombre saca fruto de la tierra. Todo viene de eso.

 Para no gustarte Marx, Coracinero, tú también afinas mucho e indagas demasiado en lo económico. Por supuesto, detrás de todo subyace el apropiamiento de la tierra, aunque Lenín (ése supongo que te gustará menos) puntualiza que lo físico es sólo el campo de batalla. En realidad estamos hablando de auténticas voluntades enfrentadas, consciencias colectivas, lo cual no deja de ser un contrasentido; en fin, como se quieran llamar.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Coracinero
Imagen de Coracinero
Desconectado
Patricio
Redactor MHMSocio MH
Desde: 19 Feb 2010

 Lenin podia puntualizar lo que quisiera: la primacia de la realidad era otra cosa. El 3% de los koljos privados con Lenin daban el 20% o mas de la produccion total. Volviendo al tema:  la tierra fisicamente es el bien mas preciado (deltas Eufrates o Nilo), ya no se depende de migraciones animales o comer para subsistir (almacenamiento de comida y planificacion). Si no yerro lo primero escrito que hay son tablillas sumerias de cosechas y cantidades. En el Nilo la famosa marca de subida del nilo da indicio exacto de presiblidad de cosechas y si va a haber hambrunas o no. El perro animal de cazadores- recolectores y aparece el gato: los graneros para las sociedades agricolas. En mi opinion el cultivo de la tierra da lugar a la historia: la idea de patria es agricola pura. Quien va a querer dejar el delta del Nilo.

 


O Fortuna, velut Luna, statu variabilis.    Semper crescis aut decrescis, vita detestabilis.    Nunc obdurat et tunc curat, ludo mentis aciem.
Egestatem, potestatem, dissolvit ut glaciem.   Sors immanis et inanis, rota tu volubilis. Status malus, vana salus semper dissolubilis.  Obumbrata et velata, midhi quo que niteris. Nunc per ludum dorsum nudum, fero tui sceleris.  Sors salutis et virtutis, midhi nunc contraria, est affectus et defectus, semper in angaria.     Hac in hora, sine mora, corde pulsum tangite. Quod per sortem, sternit fortem, mecum omnes plangite.

 

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Bernardo Pascual ha escrito

en la Historia, con mayúscula, el objeto y el sujeto son el mismo. Lu diría que el hombre, pero todos en el fondo sabemos que no es así, sino el Estado.

 

No, yo no diría que el objeto de conocimiento de la Historia sea el hombre; para su estudio individualizado ya tienes a la Física, la Biología o la Psicología. Tampoco pienso que lo sea el Estado, su objeto es más difuso y extenso: estudia acontecimientos....pasados, de índole política, pero también social o cultural. 

Saludos.

PD: Bienvenido Dmitri!!

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

Coracinero ha escrito

 Lenin podia puntualizar lo que quisiera: la primacia de la realidad era otra cosa. El 3% de los koljos privados con Lenin daban el 20% o mas de la produccion total. Volviendo al tema...

 Justamente, a ese tipo de personajes, según se suele decir, sólo los puede juzgar la Historia. Aquí la encontramos en otra faceta más.

Tenía una profesora según la cual, la Historia la protagonizan las civilizaciones. Tal vez sea ese un concepto, el de civilización, ya demasiado difuso. Para Gustavo Bueno, la cultura es otro mito post-estatal.

Se puede historiar a un pueblo prehistórico, pero un pueblo prehistórico no puede historiarse a sí mismo. En Europa la última edad es la del Hierro, pero en Egipto ésta ya no se menciona porque la era de la escritura irrumpe mucho antes. Yo también creo que el Neolítico supone un cambio más cualitativo que el comienzo del Paleolítico Superior.

¿Desde cuando existe el lenguaje?

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Santiago Pitarch
Imagen de Santiago Pitarch
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 5 Ene 2011

Buenas.

 

Lo de considerar el inicio de la Historia relacionado con la escritura en una tradición historiográfica heredada, a la cual hoy en día no se le da validez científica alguna en los estudios de la materia. Tradicionalmente se consideró que la Historia nacía con la escritura simplemente porque las técnicas de estudio histórico se centraban únicamente en el estudio crítico de los textos, a partir del cual se realizaba una reconstrucción positivista de la materia. Con los avances de la arqueología y los nuevos enfoques historiográficos, especialmente la escuela de Annales francesa, este enfoque queda totalmente superado en los años 60 y 70.

 

Sin embargo, como además de la Historia existe la "Historia de la Historia" se siguen empleando notaciones tradicionales y en los libros de texto utilizados en cologios e institutos sigue apareciendo la frase la historia comienza con la escritura... antes es pre-historia. Estas notaciones simplemente son útiles para organizar temporalmente temarios y asignaturas. Pero siempre se insiste en que son divisiones artificiales y obsoletas. Igual que la diferenciación entre paleolítico y neolítico, cuyo origen viene del tipo de útiles líticos que se encontraban en los llacimientos (tipo "nuevo" o "viejo"), diferencia que actualmente se identifica como sociedad de cazarecolectores / productora de alimentos... pero se sigue utilizando paleolítico / neolítico por tradición y comodidad.

 

La historia es una ciencia que estudia al ser humano, por lo tanto, como mínimo empieza con su aparición. Y las últimas tendencias historiográficas intentan hacer una historia global y universall del ser humano, por lo que comienzan explicando cómo se forma el medio en el que se desarrollará. Así que, para "estar a la última" se debe afirmar que el inicio de la Historia coincide con el inicio del universo (con lo cual también se incide en que la interdisciplinariedad es imprescindible en la historiografía moderna).

 

Saludos.

 


Lo único seguro es el cambio.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

 Con el Estado las relaciones políticas se imponen a las personales o de parentesco. El nepotismo, anteriormente la mayor virtud, se convierte en el peor vicio. Hay que tener en cuenta, no obstante, que al contrario de lo que pretenden inculcar las doctrinas paraestatales, el individuo neutro no existe. Si yo quiero a mi madre es por ser mi madre, no una persona cualquiera. Con el Estado, así pues, la solidaridad entre los miembros de una determinada comunidad, se establece en base a la idealización de esa misma comunidad. Incluso la idea de familia se ha de considerar entonces un mito moderno, ya que el hombre primitivo no puede concebir esta institución, la cual se acabaría fundiendo con ese otro mito moderno del género humano: todos somos hermanos. Cualquier segmento gentilicio abstraído ya lleva en sí el germen del Estado.

Coracinero identifica la patria con la heredad. Al menos no se trata de una simple idea. Lu lo expresa con más poesía; la Historia describe la geografía política. El soporte físico del Estado es el territorio, lo que después se representará con un símbolo; en un lenguaje más marxista, los medios de producción. La cuestión versa sobre en qué preciso momento el derecho deja de emanar de la fuerza y se establece un contrato social, depositándose la fe en un colectivo abstracto afirmado en un espacio concreto.

Quizás estamos infravalorando el nepotismo, o sobreestimándolo. Toda monarquía lo requiere y se explica en él, si bien, a la hora de ser competitiva ha de tender hacia formas más republicanas, menos corruptas, pero, por supuesto, nadie llega y dice: “Vamos a hacer un país. Me pido presidente.”  En el concepto de patria, en su tasación, por de pronto, entran también sus hijos. No es una granja bárbara en la que la mujer goza de la misma consideración que el esclavo. Orgetorix, por ejemplo, llevó a sus justas a varios millares de parientes. Eso no quiere decir que cualquiera de ellos hubiese contado con el mismo apoyo dado el caso, sino que al menos habría contado con el de Orgetorix, y donde iba él, iban todos.

Si una relación se despoja de los lazos afectivos, sólo queda el interés. Por eso precisamente ajusticiaron a Orgetorix, por utilizar tal plusvalía en beneficio propio, por comprometer a su nación como un ejército mercenario (de casta le viene al galgo). Otro mito en torno a este episodio consiste en pensar que a Orgetorix lo juzgó el pueblo, algo que implicaría de inmediato al Estado. En realidad le acusaron los otros jefes, y también por eso se tuvo que suicidar, para evitar una guerra civil o de bandos. Su plan, es más, siguió adelante sin él. El Estado condensa ese excedente de voluntad y lo encauza hacia un fin, y ese fin no es otro que sí mismo, su supervivencia, sin atender a particularismos. La relación del individuo con el Estado es de sometimiento. En este sentido, la escritura aparece con la ley; en Europa Occidental prácticamente con Roma.

Los celtas, enzarzados en venganzas y guerras tribales, incrementan su atractivo al quedar envueltos por la niebla de la Prehistoria. La Historia estudia la efectiva gestión del excedente humano, no como un medio para el individuo, el cual hacía tiempo del que se aprovechaba, ni para la Naturaleza, un concepto muy discutible pero que en cualquier caso no sabe leer, sino para unos entes que hoy conocemos como Estados, con bibliotecas, telégrafo, barcos, etc., toda una serie de conexiones neuronales que les dotan de consciencia propia, un esfuerzo colectivo que sólo puede controlar una mente superior, el senado romano, por ejemplo.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.