El ataque a la Fragata HMS Antelope

Sin respuestas
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

El ataque a la fragata HMS Antelope

La Royal Navy llegó  a Malvinas en 1982 con un aura de superioridad total, y su sentir era lógico, ¿como podía llegar a ser dañada en modo alguno una fuerza aeronaval que tenía superioridad aerea y misilistica, ello sumado a tecnología y electronica?.

Este sentir se vió agravado por un simple hecho: los aviones que pretendian dañarla eran anticuados y obsoletos, databan de la Guerra de Vietnam y aun antes, con muchas horas voladas en el sudeste asiático, incluso, los Douglas A-4 Skyhawk de segunda mano que volaba la Fuerza Aerea Argentina y la Armada contaban con bombas viejas y nulo conocimiento y experiencia del ataque  a objetivos navales.

Así las cosas, en Mayo de 1982, los británicos se dispusieron a recuperar las Islas Malvinas, para ello planearon un desembarco en uno de los lugares lógicos para tal operación, lugar que de manera increíble, los inoperantes altos mandos argentinos,  a pesar de advertencias de varios oficiales, no llegaron a prever, iban a desembarcar en San Carlos, en el estrecho entre ambas islas mayores.

La HMS Antelope era una fragata tipo 21 entrada en servicio solo 7 años antes, con 117 metros de eslora y 3500 toneladas de desplazamiento, armada con un cañon de 114mm, Oerlikons antiaereos, lanzadores de misiles Sea Cat,  torpedos y un helicóptero Sea Lynx.

Este buque llegó al teatro de conflicto el dia 21 de Mayo de 1982 e inmediatamente fue enviada para proteger la cabeza de playa en San Carlos, para reemplzar en funcion de proteccion AA a su hermana, la HMS Ardent, hundida horas antes.

El dia 23 de Mayo, en el continente, habiendo sido detectados los buques británicos en aguas del Estrecho, se dan ordenes de ataque casi simultáneamente por parte de la Armada Argentina y de la Fuerza Aerea Argentina

La Aviación Naval, despega a las 12:25 hs. Desde la base de Rio Grande con 4 aviones Douglas A-4Q de la Armada comandados por el capitán de corbeta Rodolfo Castro Fox:.(3-A-301) Al poco tiempo se encontraron con los aviones-tanque y procedieron a reabastecerse de combustible; uno de los A4Q tuvo fallas y se le ordenó regresar, quedando dos aviones junto a Castro Fox,  el teniente de navío Marcos Benitez (3-A-306) y el capitán de corbeta Carlos Zubizarreta (3-A-302). Los aviones iban cargados con 4 bombas de 500 libras (227kgs.)Mk.82 cada uno.

 

A-4Q

 

Tras superar Gran Malvina, giran hacia el estrecho y divisan un destructor, una fragata y buques menores, con el cielo lleno de explosiones y misiles, deciden atacar cada uno un blanco, Castro Fox al destructor y sus numerales a una fragata cada uno (La Antelope es atacada por Benítez supuestamente).

No pueden confirmar impactos, incluso el avion de Zubizarreta tuvo problemas y las bombas no salieron (al regresar a base, se eyecta para evitar explosion de bombas y muere al no abrirse el paracaídas, mientras que el avion queda intacto, cosas del destino inexplicable)

La Fuerza Aerea envia tres aviones Douglas A-4B Skyhawks armados cada uno con una bomba Mk. 17 de 1000 libras (454 kgs) debían despegar de la Base Aerea de Rio Gallegos al mando del Capitan Pablo Marcos Carballo en el avion matricula C-228, el  primer teniente Carlos Rinke en el C-239 y el  primer teniente Carlos Cachón quien se cayó desde la escalera, al subir a su cabina y sufrió una lesión en su pierna, por lo que no pudo salir en misión, este grupo tenia como indicativo “nene”.

 

A-4B regresando del ataque

 

El Cap. Carballo en briefing, estando presente Rinke

Casi simultáneamente estaba despegando el grupo “trueno”, compuesto por el capitán Hugo Palaver, el Alférez Hugo Gómez (C-240) y primer teniente Luciano Guadagnini (C-242), el Cap. Palaver debe regresar por problemas técnicos, por lo que en el aire quedan dos grupos de dos aviones, que se unen para un solo ataque.

Los aviones Douglas A-4B Skyhawk tenían ya sobre sus fuselajes muchos vuelos con la US Navy, y otros 15 años en servicio en Argentina, subsónico, con poca electrónica, sin radar y con armas viejas.

Los cuatros halcones repostaron en vuelo de un avion cisterna KC-130 Hércules de la FAA y bajaron su nivel de vuelo rumbo a las islas, estando atentos a la aparicion de los harriers ingleses.

Ingresaron a muy baja altura al estrecho desde el sur y lo recorrieron siendo atacados por misiles y armas AA, para evitar esto, se separaron en dos secciones de dos aparatos cada una, eran cerca de las 14:00 horas.

 

 

La primera sección en entrar fue la liderada por Carballo, quien al estar por lanzar su bomba desde popa, recibe la explosion de un misil Sea cat a solo 10 metros bajo el ala izquierda, lo cual lo saca de curso haciendo errar la bomba, esto hace corregir al Alférez Gómez, quien impacta con su bomba en el costado, matando a un tripulante de la fragata, el marino Mark Stevens, la bomba, sin embargo, al ser lanzada muy bajo, no tiene tiempo de armarse y no explota.

Segundos después llega el Teniente Guadagnini, desde estribor, pero su avion es impactado por los cañones de 20mm de la HMS Antelope, causandole serios daños, con lo que el Skyhawk casi se estrella contra el agua, logrando el heroico piloto enderezarlo solo para liberar su bomba y estrellarse contra el mástil de la fragata, donde el avion se desintegra. Cuando el Alférez Rinke estaba haciendo su ataque, la bomba de Guadagnini penetra en el casco del buque británico, nuevamente sin explotar por el retardo de espoleta.

Cabe hacer una importante consideración sobre las bombas: en la parte posterior tienen una pequeña hélice que con el viento, gira, al dar un numero determinado de vueltas, la bomba se arma y está lista para explotar, al volar los pilotos argentinos muy bajo, no tenían tiempo para armarse y por ende no explotaban.

El hecho de tener dos bombas de 1000 libras alojadas en el casco sin explotar ciertamente no daba una perspectiva alentadora al buque de Su Majestad, al inspeccionar los expertos, descubren que una de las bombas, la de Guadagnini, era inaccesible, entonces intentan desarmar de lanzada por Gómez, que sin embargo estaba muy dañada e inestable.

 

Brian Hanrahan, un reportero de la BBC, describió así su llegada: "Entro lentamente en la bahía despidiendo una nube de humo, con su mastil roto y su casco perforado. Soltó el ancla a unos 900 metros de la costa". Un fotógrafo previó el desenlace y se apostó a esperar la foto del conflicto.

La fragata se protege en la bahía de posteriores ataques y un experto en municiones, el Sargento James Prescott intenta desarmar la bomba que finalmente explota causandole la muerte, una serie de explosiones sacuden al buque que  a la mañana siguiente se parte en dos y se hunde.

 

Al dia de hoy se discute sobre los daños a la fragata. Hay quienes afirman que la bomba que explota es de 500 libras lanzada por los A-4Q de la Aviación Naval, otros dicen que de 1000 libras de la Fuerza Aerea.

 

 

Fuentes:

"Exocet"  Emilio Villariño

"Dios y los Halcones" Pablo Carballo

"Halcones de Malvinas" Pablo Carballo

"La Guerra de Malvinas" version argentina y version inglesa. Fasciculos.