Peron II

12 respuestas [Último envío]
Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Lu preguntaba si Perón no fue políticamente ambiguo, a lo que le contesté que no fue ambiguo, sino la consecuencia de un encadenamiento de hechos, así que escribo esto para que los no son Argentinos entiendan un poco como funcionaron las cosas por aquí hasta 1990.

No pretende ser un trabajo sobre Perón, Perón da para mucho más, simplemente un poco de contexto para que otros se pongan a ampliar, detallar y, por qué no, debatir.

 

 

En 1812 el Coronel José de San Martín llegó de Inglaterra. Como era el único oficial de carrera de toda América del Sur (esto explica muchos combates de la época) fue el que organizó el Ejército Argentino. Para eso utilizó una metodología masónica. Organizó la oficialidad en Logias, y una "superlogia" que las controlaba a todas (la Logia Lautaro, de la que él era presidente).

Este esquema siguió vigente hasta 1994 (!)

En 1869 se funda el Colegio Militar de la Nación (en limpio, por casi 60 años nuestros militares fueron aficionados, y la única instrucción que tenían provenía de la recibida, por tradición oral, en la logia.).

El Colegio tiene dos años de formación básica, durante las cuales el cadete es "soldado". En tercer y cuarto años el cadete pasa a ser un “suboficial” y egresa como subteniente. En este último período la instrucción militar práctica está a cargo de tenientes primeros[1]. Al egresar se clasificaba la "camada" (promoción) en tres niveles. El primer nivel ascendía los dos primeros grados (subteniente y teniente) en tres años y ocupaban rápidamente los puestos con mando de tropa, los otros, más lento y sólo tenían mando si había tropa disponible sino, funciones administrativas.

Lo que se institucionalizó fue que los tenientes primeros "instructores" formaban una logia, donde reclutaban los cadetes del primer nivel, el instructor con mayores habilidades políticas se convertía así en jefe de una logia que tenía el mando efectivo de la tropa para la época en la que él llegaba a Capitán[2]. A su vez, él también pertenecía a una logia de cuando era cadete, y su jefe era un general. Lo cual dejaba a los coroneles (comandantes de la tropa) sin mando real, sólo en el organigrama.

 

Vamos ahora a Perón

Perón fue un político natural. Los oficiales deben arengar a la tropa dos veces por día, eso era una fuente de dolores de cabeza para ellos, quienes optaban por escribir un pequeño discurso y leerlo, los más brillantes, estudiarlo de memoria. Perón era muy admirado porque nunca leía el discurso y, varias veces, le tocó improvisar, haciendo un muy buen papel. En una cultura que valora mucho la fuerza bruta y habilidad con las armas, era un gran símbolo de prestigio el dominio de la esgrima. Perón ganó cuanto torneo de sable se organizó y tiraba muy bien con florete, así que era, también en el aspecto físico, el ejemplo a seguir.

Durante el primer gobierno de Yrigoyen se sucedieron una serie de huelgas, que fueron sangrientamente reprimidas. En particular la huelga de los talleres Vasena de 1.919 (llamada en Argentina "La Semana Trágica", no confundir con su homónima catalana). Esta huelga convenció a mucha gente de que el "maximalismo" era internacional, que los reclamos obreros eran justos, pero que "anarquistas, socialistas y comunistas" eran una solución sanguinaria, que destrozaría al país. De hecho, el gobierno accedió a todos los reclamos sindicales y utilizó la fuerza para que la patronal los acatara, pero la FORA[3] Anarquista los rechazó y llegó a cercar los talleres Vasena, con cerca de 400 obreros de la FORA Sindicalista dentro, intentando incendiarlos. Ante todo esto el gobierno movilizó al Ejército que, bajo fuego, disparó contra huelguistas y contra la Liga Patriótica[4], es decir, contra izquierda y derecha, y recibieron tiros, mayormente de la izquierda.

Esta revuelta fue simultánea al levantamiento Espartaquista en Berlín, lo cual llevó a pensar en un movimiento internacional que intentaba reproducir la revolución Rusa a escala mundial (recordar que en ese momento el “hombre fuerte” y presumible heredero de Lenin era Trotsky, partidario de exportar la revolución y creador del concepto de “revolución permanente”).

Dentro de los militares que participaron en la represión estaba el Teniente Perón, quien fue precisamente el difusor del concepto de “revuelta apátrida, internacional, por parte de los maximalistas, en Berlín y Buenos Aires”.

No había alternativa política al "maximalismo[5]" en los años '20, la otra postura era un conservadurismo arcaico, de corte feudal. Entonces apareció don Benito.

Mussolini propone, en breve y simplificado, que los reclamos populares son correctos, pero que el Marxismo es la expresión "bestial e ignorante" de los mismos, que un grupo "de derecha con sensibilidad social" es el indicado para llevar adelante dichos reclamos, sin los desmanes de la extrema izquierda.

Esta es la base de la ambigüedad de fascismo, hará todo lo que signifique estar al frente de los reclamos de la gente, sin analizar si son buenos o no (racismo nazi, por ejemplo) y justificará sus propios desmanes como una respuesta a los de la izquierda.

En 1928 Yrigoyen volvió a ganar la presidencia, la FORA se envalentona y comienza a arreciar su actividad. El escenario se parece al de 1.919. Yrigoyen está viejo y el radicalismo, después de doce años en el poder, está minado de arribistas, que hacen su negocio a expensas del gobierno y, para dejarlo tranquilo, le imprimen los diarios al presidente, para que crea que todo anda bien (de allí la expresión argentina de "leer el diario de Yrigoyen").

Esto provoca el golpe del General Uriburu, quien necesita tropas incondicionales, así que convoca al capitán más prestigioso, de quién sabe, es cabeza de la logia más extendida en los oficiales con mando de tropa. Juan Domingo Perón. Uriburu fue quien inculcó en Perón la admiración por Benito Mussolini

Así fue como Perón entró en política. De golpe. En Argentina siguió "la década infame" con problemas no resueltos, que llevaron al "fraude patriótico" y negociados varios, sostenidos por los conservadores y por un ala del ejército anglófila, cuyo referente era el General Justo.

Que esta facción del ejército fue anglófila no es casual. En los años ’30 Inglaterra experimenta una política neocolonialista en el Cono Sur (Uruguay, Argentina, Chile), de cuyos resultados aprende para montar la Commonwealth pocos años después (el proceso fue demorado por la SGM, pero estaba programado para la década del ’40), esta política lleva a orquestar “negocios” (bastante turbios) con los “hombres fuertes” en el poder, así que los militares arribistas, ávidos de participar en el reparto, se volvieron anglófilos (si los negocios los hubiese propuesto Turquía, hubiesen sido turcófilos).

Ante esto el ejército se dividió. Y no sólo él, el propio partido conservador (en el poder) se dividió en "lomos negros" o "conservaduros", gente que con un discurso liberal planteaba un conservadurismo a milímetros de la esclavitud feudal ("para qué quiere libros esta chusma, que se conforme con alpargatas" Dr. Patrón Costas, candidato presidencial conservador), participante de cuanta corruptela hubiera (con Inglaterra omnipresente en las mismas) por un lado y los "conservadores populares", gente ilustrada, asqueada por el fraude, los negociados y el tratamiento neocolonial por parte de Inglaterra, estos se vuelcan entonces al fascismo (la primera minoría étnica Argentina es italiana).

Otra división se hizo patente. Los Anarquistas organizaron un experimento social, de comunas autogestionadas en el Chaco (a la sazón, una selva llamada, con razón, “El Impenetrable”). Como no podía ser de otra forma, el gobierno mandó al ejército y las comunas debieron disolverse, entonces los Anarquistas prácticamente desaparecen de la escena Argentina, los expropistas fueron absorbidos por los trotskistas y comunistas y los libertarios por la Democracia Socialista y los sindicatos. Los Anarquistas libertarios (y sus continuadores) fundaron en estas comunas una serie de cooperativas, las cuales sobrevivieron y, finalmente se fusionaron en “El Hogar Obrero” bajo la dirección de Juan B. Justo (no confundir con el General Agustín P. Justo, líder de la facción anglófila durante la época infame, que mandó reprimir las comunas ácratas).

El Hogar Obrero era una cooperativa de cooperativas, llegó a tener supermercados, banco, cooperativa de vivienda, etc. etc. Lo más cercano dentro del capitalismo es un Holding y fue un ejemplo de lo que la autogestión obrera puede crear como empresa. Estuvo vivo más de 70 años, cosa insólita en la economía Argentina, donde pocas empresas llegaron al siglo de vida (en la actualidad, sólo sé de una, el conservador diario La Nación). El Hogar Obrero fue el refugio del pequeño y mediano empresario argentino en los años ’30 y ’40.

 

Volvamos a Perón

Perón no era de los “anglófilos” y siguió ascendiendo, como dijimos antes, hacia el mando nominal y sin mando real, entonces hizo algo que en un siglo no se le había ocurrido a ningún militar. Como dije, los coroneles tienen el mando de los cuarteles, pero la logias de los capitanes el mando real, a la vez, los capitanes carecen de contactos entre los civiles, estos son capitalizados por la logia de los generales, entonces Perón formó el GOU (Grupo de Oficiales Unidos), derivado de su logia original, coroneles y tenientes coronel que se dedicaron a ubicar a los capitanes “jefes de logia” y asimilarlos antes que los generales, asegurándose entonces el control de la tropa, y buscando el apoyo de los civiles, que los ven como la próxima promoción de generales.

Corren los años ’30, el mejor ejército del mundo es el alemán. Aun desmontado es el modelo a seguir, así que muchos militares estudian a los alemanes o son entrenados por ellos[6] lo cual explica que, en términos estrictamente profesionales, muchos de ellos sean germanófilos.

En 1936 Perón inicia una exitosa carrera diplomática (como agregado militar) en Chile, lo que le permitió, en 1939, solicitar el mismo puesto en Italia. Es en este cargo que aprende, directamente de la fuente, el método fascista.

Cuando se intenta restaurar la democracia limpia (estamos en pleno “fraude patriótico”), un grupo de militares anglófilos prepara un nuevo fraude que llevaría al poder al ya citado Patrón Costas, ante esto, el GOU se alza y forma una junta militar con miras a elecciones limpias. Estamos en 1943. Estás con los Aliados o con el Eje, terminar con la corrupción, el fraude y el trato feudal a la población significa romper con la democrática Inglaterra, lo cual te arroja a brazos del Eje. Perón, quiere (y consigue) la Secretaría de Trabajo.

El fascismo tiene una tendencia a organizar la sociedad en “corporaciones”, Perón entonces se ocupa personalmente de formar la CGT (Confederación General del Trabajo - Central gremial), lo cual lo lleva a contactarse con líderes sindicales, combativos, pero no marxistas. Es el líder sindical más importante (el ferroviario) el que le da en una asamblea el título de “el primer trabajador[7]”.

Y es que, contrario a la tradición latina, Peron llegaba a trabajar a las seis de la mañana, imponía un ritmo frenético en el despacho de las tareas y se dedicaba a resolver los conflictos entre sindicatos y patronos. Para sistematizar esta tarea, llamó a Convenciones Colectivas de Trabajo (hoy “paritarias”) y formó los Tribunales de Trabajo, todos estos, viejos reclamos sindicales. Cuando el presidente de Facto, General Farrel, cumple con lo prometido y llama a elecciones libres, Perón se une al Partido Laborista y al Radicalismo Personalista (paradójicamente, Yrigoyenistas) y forma en tiempo récord el Partido Justicialista, cuya plataforma es “la Justicia Social” y absorbe (vía alianza con algún que otro referente) los votos del Conservadurismo Popular y la izquierda sindical.

Es aquí que se produce un error diplomático, bastante común entre los yankees, suponer que lo que ellos piensan que es correcto es lo que todos creen correcto y que son las personas más populares del mundo. El embajador norteamericano, Braden, organiza una multitudinaria marcha contra el Justicialismo con el Radicalismo Antipersonalista y otros partidos minoritarios (no, no es chiste, comunistas y trotskistas) en una alianza llamada “Unión Democrática”, presiona al gobierno y consigue que Farrel arreste al coronel Perón (al momento, su vicepresidente) y lo recluya en un buque.

Un paréntesis, los polacos y alemanes son antisemitas, los latinos no. Los fascistas recogen lo que el pueblo quiere, y se lo dan a cambio de aumentar su poder. En Alemania la gente era antisemita, les dio el mayor pogrom de la historia, en Argentina judíos, árabes, turcos y armenios conviven pacíficamente (de hecho, comparten el barrio mercantil de Balvanera, “El Once”, en Buenos Aires) así que el fascista coronel Perón era amigo del empresario judío Jaime Yankelevich[8] el cual le presentó a una de sus locutoras más famosas, Evita.

Al ser recluido Perón en un buque, con destino a la isla-prisión de Martín García, se produce la pueblada del 17 de Octubre, convocada por la novia de Perón, María Eva Duarte, Evita.

A ver ¿cómo tuvo tanto éxito la convocatoria de una locutora para defender a un funcionario fascista de un gobierno de facto? La explicación la da uno de los organizadores de la Unión Democrática: “es necesario parar al Perón este, ya los peones alzan la vista y miran a los patrones a los ojos, se está perdiendo el respeto”

Perón fue electo en 1946 en uno de los pocos actos eleccionarios limpios que hubo en Argentina (si no recuerdo mal, fueron cinco o seis en 150 años). Su propuesta era "popular" y "dar palos" a la izquierda desestabilizadora. Organizar el país en corporaciones, siguiendo el éxito de la CGT, a través del empresario Jorge Antonio, organizó la CGE (Confederación General Económica - Central patronal), la UEs (Unión de Estudiantes Secundarios), la Juventud Peronista y, como los universitarios no eran peronistas, la “Universidad Obrera” (hoy UTN, Universidad Tecnológica Nacional).

Como todos los fascistas, utilizó el método Keynesiano en la economía, ignorando sus límites, lo cual lo llevó a dilapidar las enormes reservas de oro que tenía Argentina en ese momento. Hospedó a los científicos nazis que no querían ir a USA ni URSS y dio impulso a la formación de la Fuerza Aérea, para lo cual utilizó… más alemanes (Kurt Tank, los hermanos Horten, Adolf Galland, Ulrich Rudel, etc., etc.), para crear la industria del acero convocó al ex ministro de Obras y Servicios Públicos del Duce, Ing. Agostino Roca, fundador de Siderca (Siderurgica Campana) entre otras y, finalmente fundador de la Organización Technica Internazionale, Techint, empresa argentina pese al nombre, utilizada para canalizar el dinero de la derecha “ex fascista” italiana que temía ser confiscada por los comunistas.

Hizo lo que todo fascista, persiguió a todo marxista, sin importar su variante (stalinista, trotskista, maoísta), mientras se paraba frente a todo reclamo popular y lo capitalizaba. Por ejemplo, las leyes laborales, impulsadas por los SocialDemócratas, pasaron a la historia como “leyes Peronistas”.

Llevó adelante un esquema de “planificación central” (capitalismo de estado) en planes quinquenales, esto impulsaba la pequeña empresa (por lo que se ganó el favor de los ex anarquistas libertarios, que estaban en El Hogar Obrero), la construcción de hospitales públicos y escuelas públicas. En estas escuelas había que estudiar: “La Razón de mi Vida” (autobiografía panegírica de Eva Perón) y “Las verdades de Perón[9]”, entre otras cosas. El Territorio Nacional del Chaco pasó a llamarse Provincia Presidente Perón y el Territorio Nacional de La Pampa, Provincia Eva Perón.

Entre “Las Verdades de Perón” había una que pasaba desapercibida en esa época: “Detrás de mí vendrá, quien bueno me hará”

Todo bien, hasta que se acabó el dinero. Entonces vino la “Revolución Libertadora”, la proscripción del Peronismo, un par de gobiernos democráticos de corta duración y, finalmente una facción militar se cansó de la otra y se produce la Revolución de Azules vs. Colorados, que pone a Onganía en el poder.

Ojo, Onganía no ganó el poder, lo pusieron. Él pensaba que por mérito propio, así que quiso hacerse el Perón e intervenir en la vida diaria como él lo hizo. Pero 1966 no es 1946, además Perón hizo lo que hizo, justificado porque sus adversarios tenían a la gente bajo el zapato, Onganía tenía a la gente bajo el zapato y además quería hacer lo que Perón. Durante esa época el nacionalismo se volvió más “explosivo”, una parte de la “izquierda” era más fascista que marxista y de allí salen dos vertientes: La vertiente derecha, impulsada por peronistas duros, da lugar al “Movimiento Montoneros”, nombre que hace referencia a la lucha civil del sXIX y la vertiente izquierda, entrenada en Cuba y dirigida desde la URSS, el “ERP” (Ejército Revolucionario del Pueblo). Los sindicalistas eran peronistas y se autodenominaban “el pueblo”, los montoneros se decían peronistas y se decían “los luchadores populares” y el ERP decía ser “la vanguardia popular”. Los tres confluían en obstaculizar el poder y Onganía quería ser el nuevo Perón, así que el ambiente se fue enrareciendo. El “hombre fuerte” del Ejército (el general que tenía los contactos con las logias y los civiles) era el General Lanusse, este acepta, pero quiere presentarse como candidato. Para cortarlo en seco, Lanusse llama al general Aramburo, jefe de la Revolución Libertadora, para que se pusiese al frente del partido “militar-conservador”, lo cual dejaba afuera definitivamente a Ongañía, entonces “por casualidad” los Montoneros secuestran y asesinan a Aramburo. Aquí nace otra confusión, como Aramburo era militar, se asume que era de derecha, entonces, como los Montoneros lo asesinaron, deben ser de izquierda. El análisis más detenido lo hizo “la calle” que concluyó que los Montoneros eran extremistas de derecha y Argentina, políticamente hablando, era un país “con dos manos derechas”.

Ante el estado calamitoso general, Lanusse inicia una serie de diálogos con Perón para frenar la violencia guerrillera, Perón condiciona su regreso. Finalmente Lanusse se cansa y, en un discurso por cadena nacional, dice la famosa frase “no le da el cuero para volver” y llama a elecciones, garantizando una limpieza razonable. Perón designa candidato a Héctor J. Cámpora y realiza una alianza con el partido Conservador Popular, quien designa a Solano Lima como vicepresidente. El partido Conservador Popular es el más “simpático” para la Iglesia, por lo que esta lo apoya, no realizó ninguna alianza con agrupaciones de izquierda, y ganó, si la memoria no me falla por más del 60% del padrón electoral (no de los votos emitidos, del padrón).

Cámpora era un dentista, cuyo mayor mérito fue conocer a Perón y caerle simpático, por lo que este reemplazó a su vocero-correo ante el gobierno argentino (Daniel Paladino) que ya estaba desgastado por 17 años de gestión, por el mentado Cámpora.

Al llegar al poder, Cámpora asumió que todo lo que fuera izquierda era popular, por lo que dio puestos a agrupaciones de izquierda y Montoneros.

Realizada una transición breve, que le da las garantías que quería, Perón llega al país, hace que dimitan Campora y Solano Lima y se convoque a elecciones, donde se presenta con su tercera esposa (María Estela “Isabelita” Martínez) como vicepresidente (fórmula Perón-Perón).

¿Cómo se explica la popularidad (68% del electorado) de Perón? Un general autoritario, fascista, exiliado por 18 años?

Simple

detrás de mí vendrá quien bueno me hara

En 18 años ningún gobierno hizo nada mejor que Perón, ni siquiera un poco peor. Todos fueron espeluznantemente peores.

Eso en cuanto a la esfera gubernamental, en la esfera social cuento una anécdota personal. Durante la época de Lanusse se decretó la “veda de carne”. Como el principal rubro de exportación argentino era la carne, para aumentar los saldos exportables y sanear algo la economía, se decretó que las carnicerías debían cesar su actividad semana por medio, con lo que se esperaba incrementar la exportación en algo de un millón de toneladas anuales. Esto generó una serie de comentarios adversos (el argentino promedio consume cerca de 100Kg anuales de carne vacuna). Estaba en casa de un industrial cuando surgió dicho tema, recurrente en ese momento y dijo “está bien, no puede ser que cualquier obrero pueda comer cuadril como uno”. Suena bastante parecido al “ahora nos miran a los ojos” ¿verdad? Así que las cosas en 1972 no habían progresado tanto respecto a 1946 como para disminuir el resentimiento Peronista.

Perón ya está viejo y enfermo, su médico le limita la cantidad de documentos que puede firmar por día (él no sólo les da el visto bueno, trabaja en ellos, así que cada firma es un considerable análisis) a un máximo de 70 (que no cumplió) y llama una “Concertación” entre la CGT y la CGE, a fin de terminar con la inflación y los conflictos entre obreros y patronos, desplaza de los puestos de poder a Montoneros y agrupaciones de izquierda y asciende a Jefe de Estado Mayor del Ejército (general de división) al general de brigada Jorge Rafael Videla.

La situación sigue volátil, por lo que convoca a la gente a la Plaza de Mayo, los Montoneros y la izquierda van con pancartas y consignas revolucionarias y Perón los echa de la Plaza. A partir de allí vuelve la guerrilla, con un agregado, la Tripla A (Alianza Anticomunista Argentina) creada y liderada por el nefasto José López Rega.

 

Una acotación final sobre la izquierda Argentina. El Proceso de Reorganización Nacional (como se autodenominó la última dictadura) se dedicó a perseguir “al Comunismo”. Suprimió libertades, encarceló arbitrariamente, secuestró, torturó y asesinó en pos del paradigma “combatir a quienes quieren establecer la patria socialista”. Todos los partidos políticos estuvieron prohibidos, excepto uno. El Partido Comunista (de orientación Stalinista, pro soviético) no sólo estuvo legalizado, sino que la mayoría de sus afiliados fueron funcionarios del Proceso, trabajando activamente en la implementación de las políticas de perseguir a pensadores de izquierda o peronistas. La Triple A, de derechas, fue desmantelada por terrorista por el Proceso (de derechas).

 

Así que no fue Perón más ambiguo que la sociedad que lo creó

Una sociedad de

·         Justicialistas injustos

·         Fascistas de izquierda

·         Comunistas de derecha

·         Curas politizados

·         Militares legislando en religión

·         Jefes de policía delincuentes

·         Gobernantes corruptos

Y todos, absolutamente todos, dueños de la verdad absoluta, con recta intención que justifica sus actos, ya que la culpa es del otro…

 

Saludos



[1] El escalafón tradicional en Argentina es: Subteniente, Teniente, Teniente Primero, Capitán, Mayor, Teniente Coronel, Coronel, General de Brigada, General de División y Teniente General. Capitán General está reservado a José de San Martín. De Subteniente a Capitán son oficiales subalternos, Mayor y Teniente Coronel, son oficiales jefes y de Coronel en adelante, oficiales superiores. Los oficiales jefes son jefes de servicios (sin mando de tropa) los oficiales superiores, deben tener acuerdo del Congreso.

[2] Por el tiempo entre ascensos, cuando él es capitán (jefe de una compañía) sus subalternos en la logia son Tenientes (jefes de sección de una compañía) o tenientes primeros (que también pueden ser jefes de compañía), así que el mando efectivo de la tropa lo tienen los tenientes y capitanes, por ende, el capitán jefe de la logia.

[3] Federacíon Obrera Regional Argentina. Estaba dividida en dos, la Anarquista estaba dominada por Anarquistas expropistas y Marxistas Leninistas (estamos antes de la división entre Trotskistas y Stalinistas) y la Sindicalista, dominada por dirigentes obreros (sin ideología definida) y Anarquistas Libertarios

[4] Grupo de extrema derecha que decidió armarse para romper las huelgas, organizando y financiando la contratación de esquiroles.

[5] Maximalismo era como se denominaba en la época al Marxismo-Leninismo, que veía como referente la Revolución de Octubre y trataba de impulsarla en todos los países, siguiendo el modelo de “revolución permanente”. Estaba, en Argentina, muy mezclado con Anarquistas Expropistas.

[6] ¿Recuerdan al mariscal von Kluge de la SGM? Mi primer instructor fue un coronel von Kluge…

[7] Perón, Perón, que grande sos

Mi general, cuanto valés

Perón, Perón, gran conductor

Sos el primer trabajador

Estribillo de La Marcha Peronista

[8] Su amistad se origina en que era opositor al gobierno, en particular de Perón, este entonces aprovecha una fiesta de Radio Belgrano para conocerlo. En vez de confrontarlo lo seduce y, a partir de ese momento, fueron grandes amigos.

[9] Conjunto de máximas atribuidas a Perón, mayormente apócrifas.

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Gracias por el resumen, Hartman. Mucha información!, pero clarificadora.

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Gracias Lu.

Es un intento de dar contexto para entender mejor lo que pasó.

Desisto, desde ya, a hacer una biografía de Perón, soy demasiado cercano a los hechos y perdería facilmente la objetividad.

 

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Supongo que, al igual que ocurre con los votantes de la mayoría de países, en Argentina se tuvo que dar una auténtica incongruencia entre la ideología (?, aunque sin explorar, en algunos casos, se supone que todos la tenemos) y el sentido del voto, debido a la increíble convivencia de sensibilidades políticas tan, de entrada, incompatibles, en la misma persona, o en el mismo partido. El fascismo, asociado a conservadurismo, es contradictorio, pero vinculado a la izquierda es todavía más anti-natura.

Saludos.

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

La respuesta oficial a eso es:

"El justicialismo no es un partido, es un movimiento, en el que las masas populares tienen su lugar"

O sea: El Justicialismo no tiene un programa político definido, sobre el que debatir ideas (donde entraría la ideología de cada uno) sino un movimiento (¿?) popular en pos de la "justicia social" (que nadie definió).

 

Creo que es más sencillo agarrar una anguila que una idea en toda esa monserga.

 

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

En España también tuvimos un "movimiento" de infausto recuerdo; uno que sin tener una ideología definida sabía muy bien quiénes eran sus enemigos.

Saludos.

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Hablando de populismos y fascismos y su íntima conexión, podríamos considerar a Julio César el primer populista, el primer fascista, ambas cosas, o ninguna?

Saludos.

merlin-satan
Imagen de merlin-satan
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorColaboradorSocio MH
Desde: 4 Ene 2013

Lu ha escrito

Hablando de populismos y fascismos y su íntima conexión, podríamos considerar a Julio César el primer populista, el primer fascista, ambas cosas, o ninguna?

Saludos.

 

Bueno, técnicamente, como Cónsul que fue, Julio César iba seguido por sus 12 lictores armados con las fasces, por lo que podrías considerarlo fascista :). A él y a todos los cónsules, claro. En serio, no tengo clara la definición de fascista para aplicársela o no a JC.

En cuanto a populista... como buen senador popular romano aplicaba esa máxima que después se hizo famosa en la ilustración: Todo por el pueblo, pero sin el pueblo. Yo a eso lo llamaría populista, sí.

Pero no fue el primero, antes que él estuvo Cayo Mario y antes aún los hermanos Tiberio y Cayo Graco, que murieron en el intento de aprobar leyes que podrían haber sido polpulares. O populistas, si lo que buscaban era su propio beneficio, no?

 


     ...merliN-sataN...  foto  foto  

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

El populismo no es necesariamente fascista.

El fascismo nace de una incongruencia original. Es populista y elitista a la vez.

Nace del reconocimiento de los reclamos populares, del descontento, del resentimiento (es difícil que gente con esa extracción básica sea constructiva) y del desprecio, la subestimación hacia el marxismo (sobre todo "el marxismo vulgar"), que para esa época también se nutría del resentimiento y se dedicaba a romper todo. Es allí donde aparece un elemento conservador, debemos dar solución a los reclamos populares, pero sin romper todo. Y "nosotros" podemos hacerlo porque somos "los mejores". El Duce acuñó una frase que he escuchado en boca de Franco, Ongañía, Videla y algún otro: "Somos la reserva moral de la humanidad".

Comparte con todos los populismos y con el Marxismo Vulgar: El grueso de la dirigencia son personas bienintencionadas (podemos estar o no de acuerdo con ellas, pero en principio arrancan con las mejores intenciones de hacer progresar a la nación) pero de escasa o nula formación técnica para gobernar. Con lo que terminan haciendo un revuelto gramajo de difícil comprensión, de allí que se hable de ambigüedad o falta de definición ideológica, es que no saben para donde apuntar (generalizo y toda generalización es por definición injusta, pero creo que se entiende la idea) hacen porque hay que hacer algo, porque reconocen que lo que está, está mal, pero no hay ninguna garantía de que lo que estén haciendo sea mejor.

Yendo ahora a Julio Cesar.

Era populista, pero de clase alta, y se rodeo de gente de esa extracción en los puestos importantes, así que se puede reconocer un cierto elitismo. Reconoció los reclamos populares (por ejemplo, acceso a la ciudadanía de ciertos pueblos muy romanizados) pero, la gran diferencia, es que sabía muy bien lo que hacía. Era un político de gran formación. Aunque tuviera sus arranques de moralina (oportunista, seguro) como la de "la mujer de Cesar debe estar por encima de toda sospecha" él siempre supo hacia donde ir.

 

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Coracinero
Imagen de Coracinero
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorRedactor MHMSocio MH
Desde: 19 Feb 2010

 Lo he leido atentamente (eso espero mis facultades mentales con la edad creo que decrecen aunque me resisto como tejon) y creo que habiendolo entendido no lo comprendo, pero si hago un esfuerzo y lo comparo con algo español como los enfrentamientos entre los anarquistas y republicanos que hubo muertos en la guerra civil me hago leve idea. La idea es que ni voy a intentar entenderlo, me asusta. El post es de una calidad y un cuidado para que entendamos algo los profanos, que te agradezco.

 


O Fortuna, velut Luna, statu variabilis.    Semper crescis aut decrescis, vita detestabilis.    Nunc obdurat et tunc curat, ludo mentis aciem.
Egestatem, potestatem, dissolvit ut glaciem.   Sors immanis et inanis, rota tu volubilis. Status malus, vana salus semper dissolubilis.  Obumbrata et velata, midhi quo que niteris. Nunc per ludum dorsum nudum, fero tui sceleris.  Sors salutis et virtutis, midhi nunc contraria, est affectus et defectus, semper in angaria.     Hac in hora, sine mora, corde pulsum tangite. Quod per sortem, sternit fortem, mecum omnes plangite.

 

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Perdón Cora, no entiendo qué quieres decir ¿el post no se entiende o el enfrentamiento dentro del Peronismo no se entiende?

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz