Alfonso XIII ¿Participó en el golpe de Estado de Primo de Rivera? (II)

2 respuestas [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

 Una vez expuesto algunos antecedentes es el momento de analizar los argumentos que los historiadores que mantienen la no participación real, esgrimen para sustentar sus hipótesis. Genoveva Queipo de Llano sostiene que el rey nunca tuvo tendencias dictatoriales. Javier Tusell se apoya en que, en el archivo privado de Primo de Rivera no se encuentra ningún documento que implique al monarca; incluso niega que éste tuviera simpatías hacia los golpistas. Para Tusell los argumentos en contra del rey son inconsistentes, se basa, para tal afirmación, en las manifestaciones que, Alfonso XIII, hizo a los embajadores de Francia y Gran Bretaña, en el sentido que él desconocía que se estuviera planeando un golpe de Estado. Por su parte, Cuenca Toribio, arguye que sí Alfonso XIII se hubiera opuesto, los golpistas le hubieran sustituido por el pretendiente carlista, don Jaime.

Como he comentado anteriormente, son mayoría los historiadores que consideran a Alfonso XIII implicado, en mayor o menor medida, en el golpe. Mª Teresa González Calbet presenta varias argumentos condenatorios de la actuación real, de los que paso a reseñar algunos de ellos: 1) Su ideología favorable a una solución anticonstitucional. 2) El propio rey se propuso como dictador ante Antonio Maura. 3) Conocía los preparativos del golpe desde el 4 de septiembre, según declaraciones del propio rey. 4) Durante el desarrollo del golpe cortó la acción del gobierno contra los golpistas, y cortó la comunicación con el gobierno durante día y medio, permitiendo a los golpistas ganar tiempo y adeptos. Su conclusión es rotunda: «El rey conocía y colaboró en los preparativos del golpe (…) la sublevación no hubiera triunfado sin el apoyo del Rey»

No reseñaré todos los argumentos que dan los historiadores que consideran a Alfonso XIII partícipe del golpe de Primo. Por citar otras referencias mencionaré a Carlos Hernández Hernández, que sostiene que el rey bloqueó los intentos del gobierno para parar el golpe. Por su parte, Tuñón de Lara se apoya en las propias manifestaciones de Alfonso XIII, en una conversación con el duque Alejandro de Rusia –publicada en La Nación  de Buenos Aires-, en esta conversación, Alfonso XIII, justifica la necesidad de dar un golpe de Estado. « De 1921 a 1923, el Gobierno español no cumplió con su deber con la nación, y el parlamento no cumplió tampoco con el Ejército».

Estoy convencido que Alfonso XIII participó en el golpe de Estado comandado por Primo de Rivera. Antes de pasar a exponer mis argumentos, estimo conveniente refutar los de aquellos que defienden la teoría contraria, es decir la no implicación de Alfonso XIII en el levantamiento.

La teoría de Genoveva Queipo de Llano no es mínimamente sostenible. El rey, en contra de lo que la historiadora mantiene, sí tenía veleidades autoritarias. Valgan como pruebas de esta aseveración, la conversación mantenida por el monarca con Antonio Maura; en ella el rey confiesa que el mismo estaría dispuesto a acabar con el sistema parlamentario. Antonio Maura se lo desaconseja ya que, de fracasar, sería el fin de la monarquía. Puede desprenderse de la conversación que Alfonso XIII, ante la respuesta de Maura, decidiera colocar a otra persona al frente del alzamiento y así verse él libre de responsabilidades. Otro ejemplo de que a Alfonso XIII no le disgustaban, sino todo lo contrario, los regímenes totalitarios son sus declaraciones al general Ítalo Balbo: «Admiro el fascismo. Felices vosotros que termináis vuestra obra. Nosotros empezamos».

Tampoco son convincentes los argumentos de Javier Tusell. Su primera premisa –no hay pruebas en el archivo personal de Primo de Rivera- se podría refutar en el sentido de que, siendo algo que se está realizando en secreto y que, además, es ilegal, se guardaran documentos que comprometieran la figura real. En cuanto a su declaración ante los embajadores francés y británico –diciendo que él no estaba enterado de los preparativos del golpe- ¿Qué podía decir? Cuando las democracias occidentales estaban intentando frenar el ascenso del fascismo y el nazismo; el rey no podía reconocer que en España se estaba intentando implantar otro régimen totalitario. Por último, la afirmación de Tusell que Alfonso XIII no tenía simpatías por los golpistas, cómo explica entonces la estrecha relación con los generales del “cuadrilátero” o sus manifestaciones de admiración y afecto por Primo de Rivera.

Seco Serrano arguye que, si Alfonso XIII se hubiera opuesto habría sido despojado del trono, esgrimiendo que en su lugar hubiera sido colocado el pretendiente carlista, D. Jaime. En primer lugar es importante señalar que, ni mucho menos, todo el ejército estaba a favor del golpe, y menos aún en destronar a Alfonso XIII. En este sentido es relevante lo que Primo de Rivera manifestó a sus colaboradores en Barcelona, la noche del golpe: «Si vienen a por nosotros [en referencia al Ejército] estamos perdidos»

No voy a entrar en si fue posible parar el golpe, seguramente sí, pero de lo que no tengo duda es que, Alfonso XIII, no sólo no hizo nada por evitarlo, sino que participó, por activa y por pasiva, en la elaboración del mismo. Baso mi teoría en varios puntos:

  1. En los primeros meses de 1923 el rey le decía a Alcalá Zamora, refiriéndose a los generales Saro y Daban –dos de los miembros del cuadrilátero-:«No había hecho, hacen, ni harán más que lo que quiero (…) cuando viere que ellos hacían algo no dudase que estaban inspirados por él».
  2. La intervención ante el Gobierno para impedir, en junio, el cese de Primo de Rivera.
  3. La pretensión, como le comentó a Antonio Maura, de implantar una dictadura con él al frente o dependiendo de la Junta de Defensa Nacional.
  4. Su actitud el día del golpe cortando la comunicación con el gobierno durante un día y medio.
  5. Sus constantes críticas al sistema parlamentario, claramente expuestas en el discurso que dio en el Círculo de la Amistad de Córdoba.
  6. Las posteriores declaraciones defendiendo el nuevo sistema impuesto, y su simpatía, no ocultada, por el régimen fascista y el nazi.

Podrían añadirse más argumentos, pero creo que con lo expuesto no queda atisbo de duda sobre la participación de Alfonso XIII en el golpe de Estado dirigido por el general Primo de Rivera.

Por último señalar que, debido a estos acontecimientos, las Cortes republicadas condenaron a Alfonso XIII por el delito de alta traición.

Bibliografía utilizada (suscinta)

 

  • ÁLVAREZ REY, Leandro: Bajo el fuero militar: la dictadura de Primo de Rivera en sus documentos, (Sevilla, 2006)
  • BEN AMI, Sholomo: La Dictadura de Primo de Rivera, (Barcelona, 1984)
  • CUENCA TORIBIO, José Manuel: La Unión Patriótica, una revisión, en Espacio, Tiempo y Forma, serie V Hª Contemporánea, t. 9, pp. 121-150 (1996)
  • GARCÍA QUEIPO DE LLANO, Genoveva: El reinado de Alfonso XIII. La modernización fallida, Hª de España H16, nº 25, (Madrid, 1996)
  • HEMEROTECA NACIONAL
  • HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ, Carlos Ernesto: ¿Regeneración o reconstrucción? Reflexiones sobre el Estado bajo la dictadura primorriverista (1923-1930), en Revista de Historia Contemporánea, nº 17, pp. 335-357 (1998)
  • MAURA, Miguel: Así cayó Alfonso XIII, (México, 1962)
  • ROMANONES, Conde de: Notas de una vida, (Madrid, 1999)
  • SECO SERRANO, Carlos: Alfonso XIII y la crisis de la Restauración, (Madrid, 1992)
  • SOLDEVILLA, Fernando: El año político, 1923 (Madrid, 1924)
  • TUÑÓN DE LARA, Manuel: La España del siglo XX. La quiebra de una forma de Estado (1898-1931), (Madrid, 1974)
  • TUSELL, Javier: La conspiración y el Golpe de Estado de Primo de Rivera, en Walking Paper 1991/5. Fundación Juan March (Madrid, 1991)
  • VILLARES, Ramón y MORENO, Javier:Restauración y Dictadura (Madrid, 2010)
Buenaventura66
Imagen de Buenaventura66
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Mar 2011

Muy interesante tu articulo. La verdad es que la falta de responsabilidad del rey en este suceso no se sostiene por ninguna parte. Hasta ahora  para mi las dos posibilidades mas factibles eran la de la falta de compromiso del rey en el golpe de estado, pero asumiendo el mismo sin oponerese y viéndolo con cierta simpatía y la de la promoción indirecta del golpe de estado mediante, como has dicho, discursos, declaraciones y apoyo desde su entorno a una solución de este tipo.

En ambos casos la responsabilidad del rey es clara, sobre todo al no haberse opuesto a la caida de un régimen del que el era el garante máximo.

Sin embargo, actualmente estoy leyendo las memorias de Alcala Zamora a las que has hecho referencia y para este político no hay duda de la reponsabilidad directa de Alfonso XIII en el golpe, siendo Primo de Rivera un mero peón en la estrategia real. Muy significativa es la referencia que has hecho en el primer artículo al hecho de que se esperara a que el infante tuviera la edad legal para sucederle, para llevar a cabo el golpe de estado. La responsabilidad dinástica estaba muy arraigada en la familia real y el rey no querría lanzarse al barro sin asegurarse antes de que sus actos le afectaran solo a el, y no a la dinastía borbónica. El propio Alcala Zamora dice en estas memorias que el resto de la familia real no estuvo en absoluto implicada, lo que da una idea de que el rey quería que las consecuencias negativas fueran limitadas.

Se entiende que Alfonso XIII no tenía en cuenta la posibilidad de una reacción prorrepublicana como la que se produjo y que finalmente se llevó por delante a su dinastía.

Desde esta visión de Alcala Zamora, la implicación directa y total del rey en estos hechos, cobra fuerza.

SALUDOS.

 


yusuf
Imagen de yusuf
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorSocio MH
Desde: 16 Dic 2009

Estimado Buenaventura me alegra que te haya parecido interesante el artículo. Al hilo de lo que comentas, es muy esclarecedor el libro de Miguel Maura "Así cayó Alfonso XIII", en los que el político conservador no duda en implicar directamente a Alfonso XIII.

En este mismo libro escribe unas páginas muy interesantes sobre el final de la monarquía y los porques de tal desenlace, y uno de los argumentos que tu expones -el rey no pensaba en una reacción prerrepublicana- está entre las causas que, Maura, expone como grave error político del monarca.

 

Saludos.

 


Si no conoces tu pasado no puedes proyectar tu futuro.

 foto foto   foto