El fiasco económico del comunismo soviético

2 respuestas [Último envío]
Caronte
Imagen de Caronte
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 7 Ago 2015

Siempre me ha llamado la atención, en las habituales comparaciones maniqueas entre la evolución del capitalismo, cuyo máximo representante ha sido en el siglo pasado USA, y del comunismo abanderado por la URSS, cómo resulta de todo modo evidente lo inoperante, fallido e incluso el caracter irracional del comunismo. Sin ser siquiera un amateur en "ciencia" económica, si que intento captar ciertas dinámicas históricas a vista de pájaro y sacar conclusiones propias.

A partir de estas pinceladas que daré, me cuesta aceptar ese juicio lapidario sobre el fiasco del comumismo como sistema económico:

- A comienzos del s.XX USA es ya la primera potencia industrial-comercial en ciertos sectores, con un tejido industrial e infraestructuras de primer orden. Según se acercan las guerras mundiales va aumentando su area de influencia-dominio por toda América sin ninguna competencia. Mientras que su sistema político proporciona grandes dosis de estabilidad, libertad y prosperidad.

- Rusia comienza el s.XX en el furgón de cola de los países europeos en cuanto a progreso económico, científico, militar y político. Las primeras tentativas de industrialización se han debido hacer con inversión extranjera (francesa sobre todo), y los equívocos movimientos de los últimos zares acaban derivando en sonoros fracasos militares (1905 Japón), (1917 IGM) y en la consiguiente revolución soviética con una guerra civil que sigue a la mundial.

 

- Tras la primera guerra mundial USA emerge como primera potencial mundial, mientras que la URSS es aislada internacionalmente.

- En la segunda guerra mundial ya sabemos lo que pasó, quién puso los muertos sobre la mesa y quién fué el principal artífice de la derrota nazi.

 

- Empieza la guerra fría enfrentando a dos poderes. Uno de ellos ha sufrido bajas humanas y económicas terribles en una guerra recien terminada que ha penetrado en el corazón de su territorio. El otro contendiente no ha vivido el horror de la guerra en su territorio y se convierte en el lider del mundo libre, plan Marshall, empresas americanas por doquier etc.

- Durante 2 o 3 décadas ambos contendientes disputan la primacía en distintos escenarios, apoyando a los contendientes afines para de esa forma desgastar al rival evitando al mismo tiempo el enfrentamiento directo, lo que entre potencias nucleares podría devenir en un cataclismo global. Ambos poderes, capitalistas y soviéticos, experimentan avances y retrocesos.

- Hecho de especial relevancia que quiero señalar: la dura pugna por la conquista espacial en la que la URSS lleva la delantera en los primeros años.

 

- Finalmente que en la competencia por la implantación de su sistema económico-ideológico a nivel global, la URSS no pudo seguir el ritmo impuesto por USA y acabo implosionando tras varias décadas. Ahora bien, viendo el punto de partida y la evolución de ambos y restringiéndo la valoración de este debate al potencial económico-proyección de poder, ¿es justo hablar de un fiasco absoluto por parte de la URSS?.

 


El hombre, en su soberbia, creo a Dios a su imagen y semejanza.

juan el que piensa
Imagen de juan el que piensa
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 5 Dic 2015

 Un tema interesantísimo

Mi estimado Caronte has planteado un tema interesantísimo, que considero tiene varias aristas por donde entrarle, a mi forma de ver. Pero antes me gustaría aclarar a todos los compañeros que mis conocimientos de economía son iguales a los que tengo de física nuclear. Por lo tanto mis opiniones son al igual que declara Caronte las de un aficionado que reflexiona un poco sobre la base de los conocimientos históricos que uno tiene.

En términos generales coincido con el razonamiento hecho en el planteamiento del tema pero me gustaría hacer algunas aclaraciones sobre algunos de los aspectos mencionados, que en algún caso pienso que van aportar alguna cosilla más, y otra como resulta claro en estos tipos de debates son discrepantes. Por favor manteniéndome siempre dentro del plano económico y dejando ideologías y simpatías políticas de lado.

Pensado en quién iba a ser posteriormente unos de los pilares filosóficos y teóricos del socialismo y del comunismo Karl Marx escribe en el año 1848 el conocido por todos, por lo menos de nombre, libro de origen de lo que va a ser el desarrollo de su teoría económica “El Capital” y me voy a referir exclusivamente al aspecto económico y no social de su toda su obra. No se asusten no pretendo ni estoy capacitado para hacer un análisis de esta gigantesca obra, que debemos reconocer como tal se coincida con su forma de pensar o no. Pero recuerdo un artículo publicado en un diario de la época una entrevista que se le realiza y que a mi entender va a resultar profética. El diario era uno de los tantos que circulaban en Londres en plena época victoriana, ninguno de los famosos que aún están en vigencia en la actualidad. Era evidente que no había interés en la clase acomodada en difundir sus ideas masivamente entre sus lectores. Lamentablemente en el apuro de exponer mis opiniones, no tuve el tiempo requerido de buscar en mis archivos dicha entrevista, pero prometo que apenas tenga unos minutos lo haré y dada la importancia para futuro que la misma tiene la publicaré en estas páginas. Por debo recurrir a mi memoria para hacer una aproximación a la misma.

En la entrevista, quien cumple el rol de periodista es un joven estudiante universitario londinense y que resulta muy incisivo en sus preguntas. Voy a hacer un pequeño resumen de la mencionada entrevista.

En primer lugar le pregunta si realmente él ve (Marx) que realmente ve a colapsar el sistema capitalista. A lo que responde que la manera que se había sustentado la reforma industrial,  sobre la base de la explotación de los trabajadores, era una forma muy endeble, porque se estaba generando una nueva clase social, cuyo crecimiento demográfico era muy superior a las demás clases sociales. Lo que se derivaba de una simple cuestión matemática, tarde o temprano esa mayoría iba a reclamar sus derechos.

La segunda pregunta se basaba en las teorías de Max  Weber y Mark Durkheim, en Europa. Y por su parte Benjamín Franklin en Estados Unidos, este último siendo bastante anterior a los otros nombrados. El capitalismo era una cuestión natural, y a lo que agregaba Weber vinculada además a la religión. A lo cual Marx le responde con una negativa rotunda, el dice que el capitalismo surge como una teoría económica  fundamentalmente basada en las teorías de Adam Smith y David Ricardo en Inglaterra, a quienes él estudia con mucha profundidad previamente a desarrollar su teoría. Que los teóricos  naturalistas son simplemente un  grupo de defensores del status quo y lo que buscan es evitar los cambios y perseverar las clases sociales tal y cual estaban.

Para resumir voy a referirme directamente a la pregunta, que en mi concepto es la más importante. Esta me resulta interesantísima a la luz de acontecimientos de 1989 con la caída del muro y 1991 con caída de la U.R.S.S. El joven periodista le pregunta si cree la revolución de las masas es sustentable en el tiempo. La primera parte me parece genial la respuesta literal de teórico afirma “En principio le informo que soy yo no soy marxista, en segundo lugar esa respuesta depende de los hombres que intervengan, si la clase obrera lucha por y para sí, pienso que es posible. Pero si surgen líderes con ambiciones personales, pienso que el círculo vicioso va a volver a empezar” Sin comentarios.

Contra lo que pudiera parecer, el fracaso y derrumbamiento del bloque comunista no habla en contra de Marx, sino contra ciertas interpretaciones de su obra y contra la praxis revolucionaria de líderes que el filósofo no llegó a conocer, y de los que en cierto modo se desligó proféticamente al afirmar que él no era marxista. Ciertamente fallaron sus predicciones acerca del inevitable colapso del sistema capitalista, pero, frente a los socialistas utópicos, apenas se interesó en cómo había de organizarse la sociedad, no creía en ellos. En lugar de ello, Marx se propuso desarrollar un socialismo científico que partía de un detallado estudio del capitalismo desde una perspectiva económica y revelaba las perversiones e injusticias intrínsecas de este sistema.

Por aquí por menos en mi concepto, quizás equivocado, veo profetizado con claridad el principio del fin del fracaso de la “Revolución Rusa”   La ambición de sus líderes, la lucha por el poder desarrollada en base a traiciones y asesinatos. La creación de una imponente burocracia, manejada fundamentalmente por militares, cuyos principales intereses eran obviamente militares, pudieron más que una reforma social y económica que quizás nunca podamos evaluar en toda su dimensión real.

Para terminar quiero comentar muy brevemente una conferencia de un economista iraní,quien en una conferencia en la Universidad de Copenhague, en la cual se refiere a la situación económica de la región de los países de Asia Central, menciona a cinco de éstos, que son Turkmenistan, Kazakhstan, Uzbekistan, Kyrgyzstan, Tajikistan, y las consecuencias que en ellos tuvo la caída de la Unión Soviética en el año 1991 y por lo tanto la obtención de sus respectivas independencias. Transcribo:

“A saber, las repúblicas asiáticas y caucásicas que emergieron de la disolución de la Unión Soviética en 1991. […] Más obvio, sin embargo, es la observación, la observación material de que a pesar de un redescubrimiento tan fuerte y duradero del Islam después de la caída del comunismo en 1991, las repúblicas de Asia Central son aún en gran medida seculares en su perspectiva social e institucional. Y esto es obviamente resultado de 70 años de ingeniería social ASIS  llevada a cabo por los comunistas. Y en este sentido vale la pena destacar, y podría ser sorprendente para un público occidental, que en las repúblicas de Asia Central,  lo público y las élites miran hacia atrás con mucha nostalgia a la época comunista. Debido generalmente a que se recuerda como un período de estabilidad, de prosperidad relativa, y de certidumbre social y política. Todo colapsó tras la disolución de la Unión Soviética. Y vale la pena señalar que esta ilusión acerca de la Unión Soviética se precipitó por la revuelta de las repúblicas bálticas en el norte y la negativa de la Federación de Rusia a seguir subvencionando a las repúblicas del sur, la conexión está clara. Las repúblicas de Asia Central fueron, durante el período comunista, los beneficiarios de pagos muy considerables, apoyo institucional muy relevante, apoyo cultural. Y tenían acceso a un mercado interno activo muy grande. Y la parte de una economía integrada con la que se cubren las necesidades especiales. Así pues, las repúblicas se encuentran pobremente preparadas para la independencia tras la disolución de la unión en 1991. Existen por los menos tres factores interrelacionados que explican por qué estaban tan mal preparados para la independencia. Tal vez lo más importante son las fronteras coloniales definidas por el colonialismo ruso  y el amaño de elecciones comunistas que trasciende las comunidades políticas y étnicas viables y no necesariamente, tenían por objeto la creación de unidades administrativas que fueran autosuficientes. La segunda razón es que en los periodos comunistas, a todas estas repúblicas se les dio tareas económicas altamente especializadas como parte de una economía planificada más grande. Una vez que la economía planificada se derrumba, el mercado colapsa, tomemos el ejemplo del algodón en Uzbekistán, que no estaba preparado para lo que sucedió y algunas de sus instalaciones de producción dependían de inversiones que ya no se producirían. Y el tercer punto también importante es la superficialidad extrema de la cultura política que se desarrolló en todas estas naciones. Eran sociedades relativamente premodernas cuando llegó el colonialismo ruso. Y no dispusieron de tiempo para crear las instituciones necesarias para la vida moderna o incluso para incorporar interés por la política.  Eso explica su fuerte interés en la política después de 1991, como herramienta social para crear una identidad y una nación, si queréis. Las repúblicas de Asia central y del Cáucaso, la mayoría de las que tenían tan sólo una tenue tradición de estado antes de la llegada del colonialismo ruso, continuaron en gran medida la herencia del comunismo, con la estructura institucional y legal que se había construido durante los 70 años previos. Y esto incluye la relativa ausencia de la religión en el derecho civil y constitucional.  Por lo tantoahora, enfrentados a la necesidad de independencia, miran hacia Turquía para obtener inspiración.”

                                                                                            Dr. Ebrahim Afsah

Un fuerte abrazo para todos.





Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

En su oportunidad discutimos el caso cubano y llegamos a la siguiente conclusión:

El comunismo sólo prendió en países que estaban muy depauperados, con dos clases sociales, los muy ricos y los muy pobres.

La solución comunista es “igualar”

Igualar el ingreso de las personas,

Igualar la educación,

Igualar las oportunidades

Entonces, los más capaces prosperan.

Como hay un “papá” (el Estado) que fuerza el reparto de excedentes, entonces fuerza que la prosperidad que generan los más capaces impulse al resto.

 

Esto funciona muy bien mientras los capaces son pocos, entonces van formando una clase alta nueva y distinta de la clase alta anterior (la Nomenklatura) y una clase media nutrida.

Cuando tienes una clase media nutrida surge el planteo ¿por qué debo regalar el producto de mi esfuerzo a los demás, si todos tenemos

Igual educación,

Iguales oportunidades…?

Aquí se acaba el comunismo y se exige reducir el paternalismo estatal.

Es decir, el comunismo no es que fracase, la propaganda comunista lo presenta como el destino final de la utopía marxista, mientras que Marx lo plantea como un estadío intermedio entre la opresión de la oligarquía actual y un estado más liberal (dictadura del proletariado)

Despejando las frases ampulosas, las monsergas y las parrafadas, tan características del estilo alemán de escritura (nunca me voy a olvidar mi primer encuentro con Weber, el primer párrafo de Ética Protestante…  es una página entera) Marx plantea una situación ideal más parecida al liberalismo que al Leninismo, sólo que pronostica que, para llegar a esa situación, es necesaria una revolución contra la oligarquía dominante (usa el término “burguesía”) seguida de una breve “dictadura del proletariado” que concentra el poder para hacer la transición lo más breve posible.

Evidentemente hay un problema de lectura por parte de Lenin, Stalin, Krushchev, Castro, Ceaucescu, Mao, Deng, Kim… porque ninguno parece haber visto la palabra “breve”.

 

Si tomamos esto, el comunismo ha tenido grandes éxitos. Ha vuelto inviable e innecesario el comunismo en Rusia y Cuba, generando estados con economías razonables (no muy buenas, pero muchísisisisisisimo mejor que el punto de partida) con nutridas clases medias y libertades individuales impensables bajo un Batista o un Romanov.

Ahora, si tomamos lo que Weber definía como “marxistas vulgares” (tipos que se llenan la boca con citas de Marx pero que no entienden un pepino de lo que Marx decía), el modelo soviético era “el paraíso socialista”, punto final de la evolución marxista. En ese sentido, fue un fracaso estruendoso, económica, social y políticamente.

 

Es por eso que lo ven de una forma un tanto ambigua. ¿Por qué decir que fracasó, si hizo lo que tenía que hacer? Es que no hizo lo que decía que iba a ser. La situación ideal de la humanidad.

 

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz