La Guerra Colonial y el Desastre de 1898

17 respuestas [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

LA GUERRA COLONIAL Y EL DESASTRE DE 1898

 

La insurrección cubana:

 

En febrero de 1895 se produjo un levantamiento independentista en Cuba, que se convirtió rápidamente en insurrección de toda la isla contra la metrópoli. La guerra se debió a la maduración del movimiento independentista indígena, dirigido por Antonio Maceo y José Martí, pero también por los errores cometidos por el gobierno de España (Reina regente: Mª Cristina de Habsburgo). Pese a lo propuesto en la paz de Zanjón en 1878, el gobierno no cumplió nada.

A la frustración acumulada se unió el respaldo norteamericano a los insurgentes. En 1891 la crisis económica llevó al gobierno de Cánovas a aprobar una ley de aranceles que prohibía a los cubanos el libre comercio con EEUU. Desde entonces, la actitud norteamericana se hizo más activa, con apoyo material y propagandístico a los grupos insurgentes.

La guerra cubana atravesó varias fases. Inicialmente el gobierno liberal intentó una política de negociación y envió a Martínez Campos a la isla. Pero éste fracasó y tuvo que regresas a España. En 1896 la situación militar empeoró al sumarse una segunda insurrección, pero esta vez en las islas a Filipinas.

El gobierno envió esta vez al general Weyler, que era un experto conocedor de la isla de Cuba. Consiguió recuperar gran parte del territorio y llevar a los insurrectos a las montañas. Creó campos de concentración para retener a la población civil y que estos no apoyaran ni se unieran a los insurrectos. Con esta medida comenzó una verdadera guerra de desgaste (guerra de guerrillas que consiste en agotar al contrincante).

En agosto de 1897, tras el asesinato de Cánovas por un anarquista italiano, Sagasta formó un gobierno e intentó poner en marcha un nuevo proyecto de autonomía más amplio, con los mismos derechos peninsulares.

 

La intervención estadounidense y el fin de la guerra colonial

 

Fue, en el momento en que el gobierno español aprobaba el proyecto de autonomía cuando los Estados Unidos de América decidieron intervenir. El incidente que propició el incidente fue la explosión del acorazado estadounidense US Maine anclado en la bahía de la Habana, que causó 254 muertos. EEUU echó las culpas de la explosión a España, y, aunque presentamos una propuesta de una comisión de investigación internacional, los EEUU no dudaron en entrar en la guerra apoyando a los insurgentes. Un siglo después en 1997, una comisión de la Marina norteamericana estableció que la causa del hundimiento del acorazado Maine fue una explosión interna, probablemente de las calderas del buque.

En estas condiciones, el gobierno de Washington propuso la compra de las islas por 300 millones de dólares. Según la negativa española con la frase “mejor perder las islas con valor y lucha a quedar ante toda Europa como un país indefenso y pobre”, EEUU lanzó un ultimátum que amenazaba con la guerra si en tres días España no renunciaba a la soberanía de la isla.

La guerra comenzó en Filipinas cuando en la primavera de 1898 la flota norteamericana se dirigió a las islas para apoyar a los insurrectos.

El desarrollo de las operaciones fue rápido y contundente. En Filipinas, los estadounidenses tomaron Cavite destrozando la flota española el 1 de mayo, y a la altura del 14 de agosto fue conquistada Manila casi sin recibir resistencia española. En Cuba, la flota, tras permanecer sitiada en Santiago, acabó siendo derrotada el 3 de julio.

Cuando desembarcaron tropas estadounidenses en Guantánamo, el 12 de agosto España tuvo que pedir un armisticio. Por el Tratado de París, España renunciaba definitivamente a Cuba y cedía por 20 millones de dólares las Filipinas, Guam (isla de las Marianas, en el Pacífico) y Puerto Rico a EEUU. El resto de las colonias españolas se vendieron a Alemania por el Tratado Hispano-Alemán, por 15 millones de dólares, y estas eran las Palao, el resto de las Marianas y las Carolinas

 

Las consecuencias de la guerra.

 

En primer lugar y dato más importante fueron las pérdidas humanas que fueron (según fuentes históricas) 55.066, de las cuales cinco mil se debieron a causas de guerra y cincuenta mil por enfermedades. Los perjuicios psicológicos y morales fueron también importantes. Los supervivientes retornaban heridos, pesimamente atendidos, desnutridos o mutilados. Las pérdidas materiales fueron bastante graves a largo plazo. Las derrotas supuso la pérdida de ingresos procedentes de las islas, aunque en el país se produjo un milagro económico, debido a la repatriación de capitales y por lo tanto la capitalización del Estado. Surgen otros bancos en España.

La crisis política resultó inevitable, empezando a desmoronarse el sistema canovista, y afectando gravemente al partido Liberal de Sagasta.

Otra de las consecuencias más graves fue el prestigio militar, pues era evidente, que tras tener España una de las mayores Armadas de todos los tiempos, no se habían renovado los barcos de madera, y no estaban preparados para un conflicto como ese, luchando con los barcos más modernos.

Acorazado Maine

Mapa de Cuba

Mapa Filipinas

 

 

García de Cortázar: “El espejo de la España oficial se hizo añicos ante aquel país descalabrado pero vivo.  Años más tarde saltaría por los aires el tinglado político montado sobre el fraude electoral y la mayoría ausentes.

 

 

Muchas gracias y espero que hayáis disfrutado y aprendido. Jorge Barrio.

Juan Manuel Breda
Imagen de Juan Manuel Breda
Desconectado
Legionario
Desde: 2 Dic 2009

gran historia.  ¿Pero no veis demasiada casualidad que la flota americana estuviese anclada den Hong Kong tan cerca de Filipinas?

 

Para mi que el Maine fue provocado por los mismos americanos y estos ya tenian preparado el ataque hacia Cuba y Filipinas aprovechando la devilidad española.

Stephen-Maturin
Imagen de Stephen-Maturin
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 24 Mayo 2010

"Otra de las consecuencias más graves fue el prestigio militar, pues era evidente, que tras tener España una de las mayores Armadas de todos los tiempos, no se habían renovado los barcos de madera, y no estaban preparados para un conflicto como ese, luchando con los barcos más modernos."

 

-   Esta afirmación no creo se pueda considerar como correcta,  la base de la flota española eran modernos cruceros acorazados,   pero no eran barcos de madera como se ha dicho muchas veces,  aunque quedaban algunos de estas caracteristicas en servicio en Filipinas,   pero el la batalla de Santiago de Cuba participaron cuatro cruceros acorazados,  uno de ellos el Cristobal Colón era un excelente barco de construcción italiana que era tan nuevo que se envio al combate a falta de su artilleria principal,  los otros tres tipo "Vizacaya" tambien eran modernos cruceros acorazados de construcción española aunque de una calidad discutible, tambien intervinieron en el combate  un par de destructores el Furor   el Pluton quizas los mejores de su època  pero por su mala utilización no tuvieron  posibilidades.

-  La escuadra del almirante Camara que se envio a Filipinas pero que no pudo llegar al quedar paralizada en el canal de Suez estaba formada por dos de las unidades mas potentes de la flota española el acorazado Pelayo de construcción francesa y el moderno crucero Carlos V de construcción española.

 

-

 


                                                                                                                   

                                  

Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Buen aporte stephen. ¿El acorazado Pelayo no entró nunca en combate? Estaba informándome sobre él y resulta un buque de lo más moderno para la época. Resulta irónico que el mejor navío de la armada española no pudiera participar. Supongo que como tal estaba destinado a defender las costas peninsulares.

 


TCKC
Imagen de TCKC
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 11 Nov 2010

Añadir que el único buque de madera era el Crucero Castilla, destinado en la flota de filipinas. Fabricado su casco en madera con estructura de hierro y destinado servir en las colonias.

 

Curiosamente y a tenor de que fue a cuenta de este buque de donde surgió la leyenda de los barcos de madera. Durante la batalla de Cavite estuvo en posición estática y sin poder moverse, debido a una brecha en el casco que no había podido ser reparada, y que se podía agravar al poner en marcha los motores. Lo que le suponía ser un blanco más fácil. Sin embargo no fue hundido por la flota norteamericana, sino que aguanto todo el combate y se hundiría posteriormente, al reavivarse los fuegos que quedaron abandonados al recibir orden su dotación de abandonarlo.

 

Puede decirse que estuvo a la altura de las circunstancias.

 


Las ideas extrañas solo lo son hasta que las practicas

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Creo que, efectivamente, no se puede culpar al mal estado de la flota española de las derrotas de Cavite y Santiago, porque esto no era cierto. En mi opinión, fueron las nefastas decisiones políticas tomadas desde Madrid, por el gobierno de Sagasta, y desde Cuba por su capitán general, Ramón Blanco, las que propiciaron el desastre de la armada española y, por ende, la victoria de USA. Lo que es curioso es que no se depurasen responsabilidades después de tales desastres: se aceptó la idea de la superioridad militar americana, lo que no era verdad, y de la mermada capacidad ofensiva de España, lo que tampoco era verdad, y con esas dos mentiras universalmente aceptadas se corrió un tupido velo sobre el espinoso asunto de las equivocadas decisiones políticas, criticadas ni más ni menos que por el mismo Cervera.

Saludos.

merlin-satan
Imagen de merlin-satan
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorColaboradorSocio MH
Desde: 4 Ene 2013

A mí lo que más me impacta y me cabrea es que en 1878 se llegase a unos acuerdos de paz y que el gobierno se los apsara por el arco del triunfo. Entiendo que si se negocia y pacta es porque hay una buena pintención de fondo, no vale decir a y luego hacer b.

Es que además es del género estúpido, tienes una insurrección, llega a tal punto que debes negociar con ella y piensas que puedes torearles? Si no cumples vas a volver al mismo punto!!!!

 


     ...merliN-sataN...  foto  foto  

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Y volvieron a la carga en 1898 cuando, para apaciguar a USA, llevaron a cabo medidas conciliadoras, como la autonomía de Cuba o la destitución de Weyler que ya llegaban demasiado tarde.

TCKC
Imagen de TCKC
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 11 Nov 2010

Creo que la retirada de Weyler fué un error de cara al conflicto que estaba al caer. Dado su historial en la isla, y el del Blanco, probablemente Weyler se hubiera movido mejor durante el conflicto.

 

Lu ha escrito

España, lo que tampoco era verdad, y con esas dos mentiras universalmente aceptadas se corrió un tupido velo sobre el espinoso asunto de las equivocadas decisiones políticas, criticadas ni más ni menos que por el mismo Cervera.

 

¿Antes o después de la guerra? porque si fué después hay que tenerlos cuadrados a cuenta de que el fué otro de los grandes responsables.

 

Saludos.

 


Las ideas extrañas solo lo son hasta que las practicas

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Weyler era más enérgico que Martínez Campos, eso sí; aunque algunas de sus "ideas", como la Reconcentración, son tremendamente convertidas. Sus consecuencias fueron dramáticas. 

Las críticas de Cervera? Pues cuando menos lo fueron simultáneamente.

Saludos.

Miguel Martinez...
Imagen de Miguel Martinez del Buey
Desconectado
Centurion
Desde: 7 Sep 2013

Saludos

 

No es justo acusar a Blanco del desastre naval.

El encargado de la escuadra era Cervera. El era el que tenia que decidir sobre su uso, el que  decidio encerrarse en la trampa de Santiago, el que decidio  el dia, la hora y la forma de salida.

Sus constantes vacilaciones fueron las responsables de la perdida de la escuadra.

Blanco no le obligo a salir  de esa forma, loe ordeno salir, pero dandole margen  de actuacion. 

 

Es verdad que no se depuraron responsabilidades, tal vez porque Cervera  tenia ordenes secretas de  no ganar? Tal vez eso explique  su pusilanimidad? Sus contradicciones? Sus negativas a ver lo que  sus subordinados le  exponian?