Largo Caballero.

3 respuestas [Último envío]
Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Hoy se cumplen 70 años del fallecimiento de Largo Caballero, el máximo exponente del socialismo más izquierdista durante la II República, donde ejerció el cargo de ministro de Trabajo primero, y presidente de la misma ya durante la Guerra Civil, sin olvidarnos que también fue el cabecilla de la Revolución de 1934, sangrientamente reprimida por el gobierno derechista de Lerroux. Pero, qué opinión os merece? Estamos, por fin, ante un socialista puro que defendía, con todas sus consecuencias, la esencia misma del verdadero socialismo? O simplemente cabría tildarlo de agitador radicalizado?

Saludos.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

 Lo que no tengo nada claro es su relación con el asesinato o los asesinos de Calvo Sotelo. Que me perdone el que le pueda molestar, pero creo que tanto él como su partido trataron de pescar en aguas revueltas.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

Por un lado tenemos una ausencia de pruebas concluyentes (unas declaraciones más o menos agresivas no demuestran nada), y por el otro el siempre presto dedo acusador y conspirador de la derecha más recalcitrante, así que, a falta de información más contrastada, no me atrevo ni siquiera a sugerir una posible participación. Qué puede ser cierto? No digo que no, pero que me muestren pruebas, de entrada soy escéptica.

Saludos.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

 No estoy acusando, se me entienda. Me refiero a las circunstancias históricas, sin incriminar a nadie, simplemente analizar el contexto. Sin pretender decir que hubiese una orden directa, el hecho de que fuesen policías, y como tales se presentasen, implica al Estado o a sus cloacas. Vuelvo a insistir en que no creo en buenos ni malos. Vale que la explicación que se dio durante el franquismo en ningún caso puede ser fiable, el propio régimen la desacredita, pero en todo caso, lejos de aclarar, complica más las cosas. Creo que las causas de la Guerra Civil fueron muy complejas, pero por eso mismo no se puede eximir a unos y echar toda la culpa a los otros. La politización de los españoles, evidentemente, tenía un gran rédito electoral. Alborotadores había en los dos bandos. Personalmente, con todo, pienso que el Lenin ruso fue mucho más serio y consecuente que muchos otros con los que se le ha tratado de comparar. Lenin nunca forzó la situación, todo lo contrario. Como dice Trotsky, la Revolución les pilló como a las vírgenes del Evangelio, dormidos.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.