San martín y la Logia Lautaro

1 respuesta [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

San Martín, nacido en Yapeyú (corrientes) el 25 de febrero de 1778, era hijo del capitán español Juan de San Martín, teniente gobernador de ese departamento misionero. A los ocho años pasó con sus padres a España educándose en el Seminario de Nobles de Madrid, a los doce ingresó al ejército como cadete del regimiento Murcia recibiendo su bautismo de 'fuego en la guerra de Africa.


Estuvo en el Rosellón en la guerra contra la República francesa de 1793, luego combatió contra Inglaterra y Portugal. En 1808, producida la guerra contra Napoleón, toma parte en Bailén, combate a las órdenes de Beresford en Albuera, y finalmente está en Cádiz en 1811. Tenía 34 años, era teniente coronel y "veinte años de honrados servicios me habían atraído alguna consideración no obstante ser americano". Inesperadamente el 19 de setiembre deja su importante cargo en la Isla de León pidiendo "retiro para pasar a Lima"; pero se embarca a Londres, donde un amigo le habia conseguido pasaporte y recomendaciones. Al mismo destino llegaron con diferencia de días Alvear y Zapiola, encontrándose allí con Holmberg, Vera y Chilavert, escapados de Cádiz los dos últimos.


San Martin como casi todos los oficiales del ejército español en la guerra de la Independencia se había iniciado en la masonería de los cuarteles. Debe descartarse que ignoraba las conexiones del Rito Azul y suponía de buena fe que la luz vendría de Oriente y no del norte(Inglaterra). ¿Qué le indujo a dejar en 1811 su carrera en las armas españolas, e irse a Londres a ponerse a las órdenes de la "Gran Reunión Americana" fundada por Miranda? Hijo de españoles, nacido por accidente en tierra americana, militar español y veterano de veinte años de guerras por su rey y su bandera, resulta curioso que se dejase llevar por un apego a la tierra nativa dejada a los ocho años, y que apenas seria un recuerdo borroso de su infancia. Pero es indudable que este recuerdo infantil constituyó un culto que se sobrepuso a veintiseís años de residencia en la península y guerras por la bandera española. El hecho resulta notable.


Cualquiera fuese el motivo que trajo a San Martín a su tierra nativa, lo cierto es que aquí encontró su verdadera Patria: se identificó con ella en un grado que no tendrían los criollos con muchos ascendientes indianos, y la amó por encima de todo. La iniciación en la masonería de San Martin aclara -ya lo veremos en su lugar- muchos de los actos inexplicables de su vida. Creyó sinceramente que las logias eran instrumento de liberación y contribuyó a establecerlas. No pasaría mucho tiempo sin comprender que el instrumento se le escapaba de las manos y se iba por rumbos sospechosos cuando la Asamblea establecida por la revolución de,octubre de 1812 y controlada por la Lautaro, no quiso declarar la independencia. Se alejó entonces de la política prefiriendo la carrera militar, de la que también debió alejarse en 1814 para esconderse en el exilio de la gobernación de Cuyo. Atribuyó a las ambiciones de Alvear y su grupo que la Lautaro hubiese tomado un rumbo que no era el inicial, y después de la caída de aquél reiniciaría, ahora con Pueyrredón en Buenos Aires y los amigos de O'Higgins (masón como él) en Chile, las actividades secretas. Para desengañarse nuevamente en 1819 cuando los Caballeros de América lo querían llevar a una lucha contra el pueblo en vez de cimentar la guerra de la independencia. Su desobediencia, aunque amparada en las logias chilenas que controlaba, fue tomada por una traición por la logia porteña, y su plan de guerra en el Perú quedó decidida y deliberadamente saboteado desde Buenos Aires. Ya veremos que no otro es el misterio de las conferencias de Guayaquil con otro masón "dormido" y levantisco como Bolívar.
Los afiliados a la Lautaro.
Monteagudo estuvo entre los primeros iniciados de la Logia y arrastraría a los componentes de la Sociedad Patriótica recientemente suspendida, que renacerá ahora como manifestación exterior de la entidad secreta. Según le dijo Zapiola a Mitre, se iniciaron en el "establecimiento de enseñanza pública" el canónigo Valentin Gómez, Gervasio Antonio Posadas, Juan y Ramón Larrea, Vieytes, Nicolás Rodríguez Peña, Nicolás Herrera, Monteagudo, Agrelo, presbítero 'Vidal, Azcuénaga, Monasterio, Tomás Antonio Valle, el padre Argerich, el padre Amenábar, el padre Fonseca, Tomás Guido, Manuel José García, padre Anchoris, Perdriel, los militares Murguiondo, Ventura Vásquez, Zufriátegui, Dorrego, Pinto, Antonio y Juan Ramón Balcarce, etc., que formaron el grupo mayoritario alvearista, mientras el núcleo que estuvo con San Martín quedó limitado al mismo Zapiola, Agustín Donado, Alvarez Jonte, Toribio Luzuriaga, Vicente López, Manuel Moreno, Ramón Rojas, Ugarteche, Lezica, Pinto y Pocos más. Sin decidirse quedaron Tagle, Carballo, Núñez y otros.

Procer1000000
Imagen de Procer1000000
Desconectado
Equite
Exstaff
Desde: 15 Ago 2009

La Logia Lautaro fué una Logia Irregular, por ello cuando se pregunta a la Gran Logia unida de INglaterra, niegan que San Martin haya sido Masón, siendo que en realidad fué uniciado en España con Alvear, Zapiola y otros en la Logia Integridad de Cadiz y de ahi a la Logia Caballeros Racionales nº 3

 


Libertad, Igualdad, Fraternidad .·.