Flancos y/o Retaguardia

37 respuestas [Último envío]
Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

dada la estrechez del campo de batalla que eligió Aníbal

 

A mi es que esto me parece fundamental. Y luego ojo, que se suele dar por hecho de que en Cannas la infantería venció o perdió la batalla, pero sin la victoria cartaginesa en los flancos, en la lucha de caballería vs caballería, no hubiera habido envolvimiento. De todos modos, esto aparte, es evidente que los romanos cometieron multitud de cagadas tácticas. Empezando por su propio avance. Hacer maniobrar a 80.000 hombres en un campo escogido por el enemigo y en el que no puedes estirar las líneas, es una monstruosidad. Con 30.000 les hubiera bastado y sobrado. Suele haber una máxima que es la de "cuando estás en gran inferioridad numérica no dividas tu ejército" (aunque es debatible dependiendo de la situación). En este caso la máxima es "no lleves al campo de batalla más hombres de los que caben en él". "Divide tu ejército y obliga al enemigo en inferioridad a hacer lo mismo". Con que los romanos enviaran otro cuerpo de ejército a través del río, aún sin tiempo para cruzarlo, ya hubiera servido. Aunque Aníbal derrotara al primer cuerpo (digo cuerpo por no decir un pedazo ejército de 40.000 legionarios), el otro, del mismo tamaño, le hubiera obligado a presentar una segunda batalla, estando herido o cansado, o a huír. De todos modos con los problemas que había entre los dos comandantes romanos; Varron y Emiliano, no se cómo hubiera acabado la cosa. Pero desde luego tomaron la peor decisión posible.

 

PD1: Muy de acuerdo en que Alejandro Magno y Napoleón llevaron las simples y en definitiva sencillas pero efectivas tácticas de flanqueo (derroto tus alas y te envuelvo), a algo mucho más imprevisible en el que obligabas al comandante enemigo a darle al coco y tomar decisiones clave y fundamentales en un pequeño instante.

 

PD2: Por cierto, hablando de flancos y retaguardia, ¡No entiendo cómo aún no hemos comentado lo de la batalla de Farsalia! Supongo que porque J.C. (el Cayo, no el Cristo), tiene tanta popularidad en este lugar como Marx (el Karl).;) Yo es que sí soy muy de J.C.

 


Santiago Pitarch
Imagen de Santiago Pitarch
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 5 Ene 2011

Buenas.

Lo de coger los wargames como fuente de recreación histórico-militar con todas las precauciones del mundo se puede ejemplificar con lo siguiente.

 

En algún lugar del foro, no hace mucho, discutíais sobre la guerra de las Galias. Todos afirmasteis, al final, que hubiera sido imposible que los galos hubiesen vencido a los romanos. Ahora imaginemos que creamos un juego sobre ese conflicto. ¿Haríamos posible que cualquiera de los dos bandos ganase? Por supuesto que sí, pues de lo contrario sería un producto mucho menos atractivo.

 

Como mucha gente se aproxima a la Historia a través de ese mundillo (lo cual es positivo, pues despierta la curiosidad intelectual) se acaba teniendo la percepción de que las guerras las ganan y pierden las decisiones de los generales prácticamente en exclusiva. Si flanquearon o no por el lugar adecuado, etc. El mundo real es mucho más complejo.

 

Saludos.

 


Lo único seguro es el cambio.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Decurión
Desde: 22 Ene 2016

Marcus Vipsanius Agrippa ha escrito

Tal vez el método más efectivo para proteger la retaguardia se conseguía antes de emprender la lucha, escogiendo las condiciones goegráficas más favorables.

 Al parecer, en la Antigüedad, tal vez por carecerse de una artillería efectiva, la elección del terreno tenía tanta importancia que a un ejército bien posicionado, ya en una elevación o tras una empalizada, era prácticamente imposible entrarle. De este modo, los movimientos tácticos se dirigían casi siempre a cortar las líneas de aprovisionamiento e impedir los desplazamientos. Julio César destaca como un maestro en este tipo de combate. El encuentro se debía acordar, a riesgo de quedar como un cobarde, o producirse sólo cuando uno de los contendientes estaba a punto de quedarse sin víveres. Casi todas las grandes  batallas son precedidas por tales prolegómenos.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Decurión
Desde: 22 Ene 2016

Santiago Pitarch ha escrito

Y si nos referimos a juegos de guerra o estrategia, por muy fieles que sean todos han de partir de una premisa necesariamete falsa: cualquiera de los bandos podría haber ganado. Claro, si no, no sería jugable.

 No entiendo por qué dices que es “una premisa necesariamente falsa”. En todo caso, implicará una mayor o menor dificultad.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Decurión
Desde: 22 Ene 2016

Santiago Pitarch ha escrito

En algún lugar del foro, no hace mucho, discutíais sobre la guerra de las Galias. Todos afirmasteis, al final, que hubiera sido imposible que los galos hubiesen vencido a los romanos... 

 ¿Dónde está eso? ¡Por favor, decidme de que tema se trata!

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Decurión
Desde: 22 Ene 2016

merlin-satan ha escrito

Pero en Cannae no había espacio para un cuadro y te recuerdo que el problema es que las legiones formaron con más profundidad de lo habitual dada la estrechez del campo de batalla que eligió Aníbal. 

 Yo he oído lo contrario, que el terreno constreñido lo eligieron los romanos precisamente para contrarrestar la superioridad en caballería del rival. Ante un enemigo más rápido e impredecible no conviene estirar las líneas.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Decurión
Desde: 22 Ene 2016

 “Los romanos formaron con la caballería ciudadana (con Paulo al frente) en el flanco derecho, entre la infantería y el río; la caballería aliada (con Varrón al frente) hizo lo propio en el flanco izquierdo, apoyándose éste en una colina. Se había elegido un terreno estrecho (entre un río y una colina) para anular en parte la superioridad numérica de la caballería cartaginesa. De todas formas, el que los dos cónsules se pusieran al frente de cada flanco de caballería, revela la importancia crítica de que los equites consiguieran al menos aguantar y permitir a los infantes arrollar al adversario.”

 Flavius Stilicho, Caballería Romana: La Era de la caballería ciudadana (siglos IV-II a. C.)

 

Ya me parecía que lo había leído hacía poco.