La campaña de Hispania (Abril a Agosto del 49 a.c). La batalla de Ilerda ¿ La mejor batalla de César?.

10 respuestas [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Campaña de Hispania, camino de Ilerda:

Antecedentes:

Una vez cruzado el Rúbicón, César, se apodero de toda Italia gracias al apoyo de las ciudades y la velocidad de su ejército. Lo primero que hizó César es asegurar la llegada de trigo a Roma, para ello tomo de forma audaz y decidida las islas del mediterráneo occidental: Sicilia, Corcega y Cerdeña. Además preveía una invasión a Africa usando Sicilia como trampolin.

César pasó el invierno reuniendo tropas, en Marzo del 49 a.c, César aún no estaba preparado para seguir a Pompeyo. Marsella e Hispania estaban con el enemigo y el general no contaba con una flota con la que cruzar el adriático. Además al ser un periodo de tiempo abierto a la navagación el enemigo tenía bien broqueado el mar.

César sabía que tenía que llevar la iniciativa, aún a pesar de tener que tomar riesgos y combatir en territorio enemigo. Pompeyo reunia sus fuerzas en Grecia y Asia menor, además estaba pactando con los Dacios de Burebista y tenía una alianza con Farnaces del Ponto y Egipto. No hacer nada habría sido el fin de César, así este marcho a Hispania. " Me enfrentare primero  a un ejército sin general y después a un general sin ejército", el plan consistía en una guerra rápida, por lo tanto, César no podría preparar suficientemente las campañas y no podría acumular los efectivos.

Los ejércitos de España ( o hispania, si preferis) constaban de 7 legiones y 80 cohortes auxiliares. César reunió 23.000 legionarios, 10.000 auxiliares y 6.000 jinetes. Al llegar a Marsella se encontro con que esta ciudad era pro Pompeyana, por lo tanto cerco la plaza y planifico el asedio. Se vio obligado a dejar allí 3 legiones incompletas que si no habrían podido marchar a Hipania, incluso una vez tomada la plaza con posterioridad, hubieron de dejar allí dos legiones. La importancia de Marsella era fundamental y, al parecer, contaba con 20.000 soldados.

 

 

 

 

En Lérida tuvo lugar un enfrentamiento de escasa importancia. César ataco a los optimates que protejían una colina que les impedía cruzar el río, César contrataco con una legión que mando a su flanco izquierdo y rechazo al enemigo cuesta arriba. César no dió la orden de avanzar pero sus soldados lo hicieron y con éxito; como consecuencia cayeron 200 pompeyanos frente a 70 muertos de César. Con esta victoria esperaba cruzar al otro lado del río, sin embargo, una fuerte corrienta aplasto el puente, lo que parecia irrelevante, causo una gran desgracia a César pués sus enemigos lo veían como una victoria y algunos senadores que dudaban se pasaron a Pompeyo. Pese a las dificultades y al estorbo del ejército enemigo, César logró engañarles y pasar al otro lado del río. Trás este enfrentamiento de Lérida, Cayo César dirigió la ofensiva definitiva, al otro lado del río. La campaña duro de Abril hasta Agosto y culmino con la rendición de las 7 legiones pompeyanas, a las que se licencio para beneficio de estos. César no quería presentar batalla pués quería evitar la perdida de vidas humanas, aún a conste de retrasar y dificultar su victoria. Además, aún creía poder llegar a acuerdo con Pompeyo e intentaría negociar la paz, pués César tenía un gran respeto y admiración con Pompeyo; se podría decir que fue su maestro y de hecho César le apoyo en la lex Gabinia y otras leyes, bien encaminadas a fortalecer rl poder de Pompeyo de cara a situaciones militares ( campaña de los piratas o campaña de Mitridates)  o en leyes de carácter popular ( fortalecimiento del tribunado, fundación de alguna ciudad, reorganización administrativa en Oriente...), que durante una época hizo Pompeyo, si bien de forma muy moderada tanto en forma como objetivos.

 

Batalla de Ilerda:

César con gran habilidad consiguio conducirlos a una zona desertica y cortarles el aprovisonamiento de agua. César uso para ello su mayor superioridad de maniobra y el uso con gran habilidad de los fosos y terraplenes. También fue una obra de arte ( es una metafora literaria) en la táctica empleada y  habilidad para engañar al enemigo. Como consecuencia César consuiguió la rendición de Afranio y Petreyo (los legados de Pompeyo). Los soldados que quisieron pudieron alistarse en el ejército de César, los más fueron licenciados. La situación de César era todavía muy complicada pero la primera campaña había sido un éxito táctico y estrategico. En efecto, César había conquistado Marsella asegurandose el sur de la galia, había dirigido la conquista de Hispania y sus subordinados habían tomado Corcega, Cerdaña y Sicilia. Al principio había triunfado la expedición a Africa pero el rey Juba se declaro Pompeyano (no en vano Pompeyo había luchado en su juventud en África) y lo derroto gracias a los elefantes y la caballería.

A continuació pongo unos textos de Sexto Fronntino de su obra estratagemas y textos de los comentarios de la guerra civil de Cayo Julio César. La tradución es de Diego Duarte Sanchez. Diego Duarte Sanchez permite su uso parcial y  no comercial, siempre que se cite al autor original y a él como traductor. Aquí lo transcribo pués no puedo copiarlo.

9)  Sexto Frontino"Cuando César condujó sus fuerzas contra Afriano , en la guerra civil, y no tenía medios para retirarse sin peligro, hizo que la primera y segunda líneas permanecieran en armas, tal como habían sido preparadas, mientras la tercera se aplico a trabajar en secreto en la retaguardía, y cavó una zanja de 15 pies de profundidad, tras la línea en la cual los soldados en armas se retiraron a la puesta de sol". Cada pie eran 28 centimetros. El pie ingles son 30,5 centimetros. La milla inglesa son 1000 pasos ingleses ( 1,609 metros cada paso) y la romana mil pasos romanos (1,497 metros), como se ve para los ingleses un paso de metro y medio es insuficiente.

Nota: Las guerras civiles, 1-42: " Al anochecerCésar metió a las legiones dentro de este foso, y en el paso la noche sobre las armas. Al otro día mantuvo al ejército dentro del foso y atento a que  la fajina se tenía que ir a búscar muy lejos, dio por entonces semejante traza para la obra, señalando cada lado de los reales a cada legión para que cuidase de atrincherarlo, con orden de tirar fosos de la misma grandeza. Las demás legiones puso en orden de batalla, listas contra el enemigo: Afranio y Petreyo, para meter miedo y estorvar los trabajos, sacan a sus tropas al pie del monte y provocan a la pelea. Más ni por eso interrumpe César la obra, fiado en las tres legiones y el reparo del foso. Ellos, sin detenerse mucho ni alejarse de la falda del cerro, recojen sus tropas a su estancias. Al tercer día, César pertrecha los reales con la estacada y manda transportar de los de Fabio las cohortes y el fardaje que allí había dejado."

 

 

9) Sexto Frontino: " Cayo César, en una ocasión, capturo a un soldado que había ido a conseguir agua, y se entero por él que Afriano y Petreyo pensaban levantar el campamento esa noche. A fin de obstaculizar los proyectos de los enemigos, y no causar alarma entre sus propias tropas, por la tarde temprano dió ordenes para que sonara la señal  de levantar el campamento, y encomendo que fueran mandadas mulas delante del campamento del enemigo con ruidos y gritos. Pensando que César levantaba el campamento, sus adversarios quedaban donde estaban, exactamente como César deseaba.

Nota: Año 49 a.c Guerra civil, Libro I: " A eso de la medianoche a algunos que se habían alejado del campo en búsca de agua: averigua de ellos César que los generales enemigos iban a marchar en secreto. Sabiedo esto da la señal de marcha y manda levantar los ranchos. Ellos que oyen la gritería, temiendo verse precisados a pelear de noche y con la carga a cuestas, o que la caballería de César los detuviese en los desfiladeros, suspenden la marcha y se mantienen dentro de los reales. Al otro día sale Petreyo con algunos caballos a descubir el terreno. Mácese lo mismo por parte de César quien destaco a Decidió Saja con un piquete a reconocer el campo. Entre ambos vuelven a los suyos con una misma relación: que las cinco primeras millas eran de terreno llano; entraban luego las sierras y los montes; que quien cogiese primero estos desfiladeros sin dificultad cerraría el paso al enemigo."

 

11) Sexto Frontino: "En la guerra civil, cuando César mantuvo al ejército de Afriano y Petreyo sitiado y sufriendo sed, y cuando sus tropas, enfurecidas debido a esto, mataron a todas sus bestias de carga y salieron a batallar, César contuvo a sus propios soldados, juzgando la situación inpropia para un enfrentamiento, dado que sus oponentes estaban tan inflamados de ira y desesperación."

Nota. César Guerra civil. Libro I Aquí César se refiere a los enemigos " Ellos reconociendo la mala situación de los reales, gastan toda la noche en alargar las fortificaciones, tirando sus líneas enfrente de las de César. En lo mismo ocupan el día inmediato desde la mañana hasta la noche. Pero al paso que iban adelantando la obra y alargando los reales se iban alejando más del agua..."...

" César quería, más que humillados por estas calamidades y reducidos al último extremo, se vierán obligados a rendirse que no derramar sangre peleando. Con todo esto trata de cerrarles con trinchera y foso, a fin de atajarle más facilmente las salidas repentinas, a que creía habían de recurrir por fuerza. Entonces, en parte obligados por la falta de coraje, en parte por estar más desembarazados para el viaje, mandan matar a todas las bestias de carga.".....

 " En estas maneras y trazas emprearon dos días.  Al tercero la circunvalación ya estaba muy adelantada. Ellos por impedirla, dada la señal a eso de las ocho, sacan las legiones, y debajo de las trincheras se forman en batalla. César hace suspender los trabajos, mandar juntar toda la caballería y la gente en orden de batalla."....

" El ejército de Afranio estaba dividido en dos cuerpos, uno formado por las legiones quinta y tercera; otro de  reserva compuesto de tropas auxiliares. El de César en tres cuerpos, la primera línea de cada cuerpo se componía de 4 cohortes de la quinta legión, la segunda de tres cohortes de las tropas auxiliares, y la tercera de tres (cohortes) de distintas legiones. La gente de honda y arco cubrían el centro, la caballería los costados. Dispuestos de esta forma, cada uno creía lograr su intento: César de no pelear sino forzado; el otro de impedir los trabajos de César. Sin embargo, por entonces no pasaron a más empeño que mantenerse ordenados hasta la puesta de sol, y entonces se retira cada cual a su campo. Al otro día se dispone César a concluir las fortificaciones comenzadas; ellos a tentar el vado del río Segre, a ver si podían atravesarlo. César que lo advirtió, hace pasar el río a los gérmanos armados a la lígera, y a un cuerpo de caballería y destruye por la orilla diferentes guardías".

"

 

Sun Tzu, en el arte de la guerra, afirma con determinación que el maximo arte de la guerra de la guerra consiste en vencer al enemigo sin combate. Aquellos días, en Ilerda, César lo consiguió. Por eso considero que del punto de vista táctico es la mejor batalla de César. ¿Acaso no tiene mayor mérito una victoria conseguida sin combate que una masacre, como es habitual en el bando perdedor de una batalla campal? ¿ No demuestra un brillo táctico no inferior al de Alesia, Tapso, Munda  O Farsalia? ¿ No es la batalla con más feliz resultado para ambos bandos,  como mínimo en toda la carrera de César?

 

Bibliografía:

Hans Opperman: Julio César: la grandeza del héroe.

Las campañas de Julio César. El triunfo de las aguilas. De José Ignacio Lago.

Sexto Frontino, estratagemas. Tradución de Diego Duarte Sanchez.

Cayo Julio César. La guerra civil Libro I.

Romendacil
Imagen de Romendacil
Desconectado
Legionario
Desde: 27 Ene 2011

La campaña de Italia la llevo César sin bajas y la de Hispania sólo supusieron unos centenares ( en la batalla de Lérida y un par de enfrentamientos en los que no hubo una batalla propiamente dicha). Lo asombroso es que venció en Ilerda, forzando a la rendición de un ejército con un potencial muy alto. Creo que es no sólo la mejor campaña militar de César, sino una de las mejores de la historia ( en todo caso la que más me gusta).

En el mismo año 49 a.c César recupero no sólo Italia e Hispania, sino también Sicilia, Corcega y Cerdeña. Además, controlo Marsella que dominaba el sur de la galia y era una potente base militar, económica y demografica. Recordemos que Marsella estaba defendida por unos 20.000 soldados. Una novedad en el asedio de Marsella es el uso de ladrillos de arcilla para construir una rampa con la que asediar la ciudad; lo común, cuando se construían, eran rampas de madera, pero en este caso no había suficientes bosques cerca y no desistieron.

El sitio de Marsella se puede consultar. En el libro de Julio César, comentarios de la guerra civil, libro I o  también en la obra " los grandes asedios de las legiones romanas" de Rúben Saenz Abad.

 


Romendacil,el grande, rey de Gondor. Catón,el viejo

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

   No llegaría a tanto como decir que es mi campaña favorita, pero tienes razón en que el objetivo de un general debe ser poner al enemigo en una situación tan desventajosa que ni siquiera opte por luchar.

   La verdad es que muchas veces nos dejamos deslumbrar por las sangrientas batallas "decisivas". Así por ejemplo de Napoleón todo el mundo recuerda Austerlitz pero pocos valoran en su justa medida la "maniobra de Ulm" con la que capturó un ejército sin grandes combates, y encarriló la campaña. También el duque de Alba se caracterizó por preferir maniobrar y privar de suministros al enemigo (a pesar de los ruegos de sus soldados que querían combatir) siempre que fuera posible.

 

  Saludos

 


Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Tienes razón Flavius, hay una vieja frase célebre que se convirtió en una máxima militar y que dice que la mejor victoria es aquella en la que el ejército vencedor regresa a casa con sus filas al completo.

 


Romendacil
Imagen de Romendacil
Desconectado
Legionario
Desde: 27 Ene 2011

Cannas, Alesia, Zama, Austerlitz, Farsalia... son las más famosas, pero las más prácticas son estas. Además, a mi me causa un gran asombro el ver derrotado a un ejército sin combate.

No voy a decir que sea la mejor de la historia ni la más díficil, pero en el mismo momento de producirse es lo mejor una batalla sin bajas. Alejandro Magno en Tesalia cruzó el monte "Osa" (no estoy seguro como se escribe) y forzó a rendirse al ejército de Tesalia. La de César me asombra más por la multitud de maniobras y por  el hecho de que los rodease con unas trincheras. A terminos prácticos es una batalla que mantiene a tu ejército intacto y además impide la incubación de rencores.

Frontino es de las batallas de César la que más menciona. Farsalia también aparece repetidas veces. De Aníbal, Cannas...

 


Romendacil,el grande, rey de Gondor. Catón,el viejo

Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

En realidad combates si los hubo, pero fueron más una sucesión de escaramuzas y las bajas posiblemente pocas. Los pompeyanos lo que sufrieron fue una riada de deserciones, otros, como sabemos, fueron forzados (o "animados"), a sumarse a las legiones cesarianas.

 


Romendacil
Imagen de Romendacil
Desconectado
Legionario
Desde: 27 Ene 2011

Si evidentemente hay algunas escaramuzas y tentativas pero de pequeña envergadura. César animo a alistarse pero licencio a la mayoria. De todas formas no podía mantener un ejército de tanto calado como habría supuesto la suma de estas 7 legiones a las tenía César. Además, sin ninguna duda , los soldados licenciados le harían una gran propaganda y tal vez le ganasen apoyo más entusiasta.

 


Romendacil,el grande, rey de Gondor. Catón,el viejo

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

     La lastima es que César la fastidió completamente en un "pequeño detalle" que acabaría por anular buena parte del éxito de la campaña y su generosidad con los vencidos. Dejó como gobernador en la Hispania Ulterior a Quinto Casio Longino, que trabajó duramente para enemistarse con todo el mundo incluidos sus propios soldados, cambiando muchos de ellos de bando. Los pompeyanos puedieron volver  a recoger lo sembrado por Casio y juntar un ejécito. Cuando César vuelve a España otra vez, ya no puede evitar librar una feroz batalla en Munda.

 


Romendacil
Imagen de Romendacil
Desconectado
Legionario
Desde: 27 Ene 2011

Sí, generalmente era díficil elegir un buen gobernador de pronvincias, y lo normal es que fuesen regularcitos, y César metio la pata; tal vez sea su peor error; al menos en repercusión. Quinto Casio Longino fue bastante malo,muy malo. Sólo Varo y algún otro le supera. Al menos eligio bien sucesor ¿ Creis que Marco Antonio habría sido mejor?

 


Romendacil,el grande, rey de Gondor. Catón,el viejo

Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Romendacil ha escrito

Sí, generalmente era díficil elegir un buen gobernador de pronvincias, y lo normal es que fuesen regularcitos, y César metio la pata; tal vez sea su peor error; al menos en repercusión. Quinto Casio Longino fue bastante malo,muy malo. Sólo Varo y algún otro le supera. Al menos eligio bien sucesor ¿ Creis que Marco Antonio habría sido mejor?

Marco Antonio era un excelente general y soldado, pero un pésimo gobernador. Ya lo demostró cuando César lo dejó en Roma y en su posterior estancia en Egipto.

 


Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

 Desde mi punto de vista, a Julio César no se le puede considerar un buen táctico, sino más bien todo lo contrario. Entiéndase que lo estoy comparando con los mejores. Con gran riesgo maniobraba en las batallas y, a la hora de tender emboscadas, pecaba de ruidoso. En este sentido evoca demasiados y estrepitosos contratiempos que estuvieron a punto de culminar en un desastre. Le pasó al tratar de rodear a los herlvecios, también en Gergovia, en Ilerda, en Grecia contra Pompeyo e incluso en Munda. Se complicaba y apuraba demasiado. Sin embargo, donde destacó fue como ingeniero, el mejor de todos los tiempos. Ello le permitía defender muy bien, le otorgaba mucha rapidez, pues salvaba de inmediato cualquier obstáculo, ríos, montañas y mares, y además le convertía en un magnífico poliorceta o polierceta. Todo lo solucionaba construyendo empalizadas.

Con todo, su mayor don fue la suerte (“alea jacta est”), hasta que se le acabó. Si se hubiese enfrentado a un Aníbal o a un Viriato, no hay duda de que se le habría terminado mucho antes. Valoremos la magnitud de lo que podría haber ocurrido en Alesia si Vercingétorix, como Rectugenos en Numancia, sale él en persona a buscar los refuerzos en vez de quedarse a esperar; una auténtica catástrofe para Roma. Como general, era un temerario, a parte de como hombre o como político.

En ningún caso se le puede adjudicar eso del arte del engaño, pues le gustaba demasiado llamar la atención. Sin embargo; Julio César es la excepción que confirma la regla. Al igual que los cartagineses, o que los alemanes en la II Guerra Mundial, como ya se expuso, lo tenía todo perdido de antemano, estaba arruinado, pero él mejor que nadie, supo arriesgar y jugar a la desesperada, de un modo consciente, premeditado. Lo llega a insinuar en sus escritos. Recordemos además cuando cruzó el Adriático de noche y con tormenta en una endeble embarcación. Escipión el Africano sí que fue un buen táctico, pero porque tuvo un excepcional maestro, pero los romanos en general, por la rigidez, hasta cierto punto, y por la contundencia de sus ejércitos, solían carecer de esa cualidad o no les hacía mucha falta. Imagino que los soldados de César, siempre al límite, tenían que pasar mucho miedo y no ganaban para sustos. Su jefe, cual una garrapata, se adhería al cuello, hasta desangrarlo, de un enemigo mucho más grande que no podía arrancárselo. Como dice Goscinny, “sabio estratega”. En ese aspecto Eljoines da en el clavo. Aplicaba el máximo precepto de Sun Tzu, vencía sin combatir, y eso es precisamente lo que caracteriza a un buen estratega, un rango, a mi juicio, por encima del de mero táctico.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.