Viriato (180 a.C. a 139 a.C.)

3 respuestas [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Autor: mendiga-muerta, 18/Jul/2006 01:41 GMT+1:




Como buena extremeña, señalo a Viriato

Viriato (180 a.C. a 139 a.C.)

Fue el principal cabecilla de la tribu lusitana que hizo frente a la expansión de Roma, en buena parte de las actuales Extremadura y Portugal al sur del río Duero. Viriato condujo a los guerreros tribales a numerosas victorias sobre los romanos durante el periodo de 147 a 139 a.C., antes de ser traicionado y asesinado por algunos de sus propios hombres. En portugués y castellano es conocido como Viriato, mientras que los romanos le decían Viriathus.

Poco se sabe sobre Viriato, conocido entre sus compañeros por ser un gran guerrero. Antes de entablar cruenta lucha contra los invasores romanos, posiblemente se ganase la vida como pastor, el principal oficio de la mayor parte de los lusitanos, aunque también se dice de él que fue cazador y bandolero.

Muchos le designaron para ser líder tribal, cargo que numerosas veces rechazó. Algunos dicen que vivió cerca de Herminius Mons, que era una gran fortaleza y el corazón de Lusitania. Otros afirman que vivió en Viseu.

Existen varios pueblos de Extremadura que lo reclaman como propio: Coria, pueblos Veratos y Santiago de Alcántara, donde se encuentra la gruta llamada "cuna de Viriato". Zamora reclama también el nacimiento de Viriato en sus tierras, con una plaza y una estatua en su honor. Además, algunos estudios indican que en estas poblaciones pueden encontrarse vestigios históricos de antiguas etnias locales. Durante el periodo romano y algún tiempo después se dieron numerosos matrimonios mixtos entre nativos e invasores, persistiendo, a pesar de ello, vestigios lusitanos, especialmente en la zona de Beira Interior y la provincia de Cáceres.

Buena parte de la vida de Viriato y su lucha contra los romanos pertenecen a la leyenda y mitología portuguesas, siendo Viriato considerado un héroe nacional (no así en Extremadura o España). El historiador Apianus de Alejandría, en su libro sobre Iberia en la Historia romana, comenta que Viriato mató a numerosos romanos, mostrando una gran habilidad. En el siglo III antes de Cristo, la República Romana dio comienzo a la conquista de la Península Ibérica, resultándoles al principio una labor bastante fácil. El cónsul Galba, famoso por su tendencia a mantener una conducta brutal para con los pueblos conquistados, dirigió las tropas romanas a Iberia en torno al 150 a.C. y comenzó una cruenta lucha contra los restos de la resistencia lusitana. Temiendo la destrucción de sus tierras, los lusitanos enviaron una embajada para parlamentar con Galba, quien recibió a los emisarios de forma cortés, suspendió la ofensiva y prometió entregar tierras de cultivo al pueblo lusitano.

Pero el ofrecimiento resultó ser una trampa: cuando los lusitanos, desarmados, reclamaron las tierras que Galba prometiera, éste dio orden de exterminarlos y muchos fueron asesinados. Viriato se encontraba entre quienes lograron escapar a la matanza. Nunca olvidó la traición romana. Algún tiempo después, cuando los caudillos lusitanos se decantaban por hacer un nuevo pacto con los romanos tras provocar cuantiosas pérdidas en la armada romana de Cayo Vetilio, Viriato les recordó el engaño de Galba y propuso una guerra lusitana contra los romanos. Los lusitanos acogieron la propuesta con gran entusiasmo.

Organizó un ataque contra Vetilius en Trobila: puesto que los romanos estaban mejor armados, el caudillo lusitano organizó tácticas de guerrilla y preparó ingeniosas emboscadas; y, portando lanzas de hierro y tridentes, los lusitanos derrotaron a Vetilius. A esta lucha no tardarían en sucederle enfrentamientos contra las armadas de Caius Plancius, Unimanus y Caius Nigidus. A partir del 147 a.C., numerosas tribus lusitanas comienzan a unirse al grupo de guerreros de Viriato, quien dirige con éxito un buen número de expediciones bélicas.

Para terminar la pacificación y humillación de Lusitania, Roma envió en el 145 a.C. a Fabius Emilianus al mando de una tropa de 15.000 soldados de infantería y 2.000 jinetes a caballo para reforzar el ejército de Caius Lelius, logrando reducir el área de movimiento de los indígenas; si bien los romanos perdieron la mayor parte de los refuerzos en Ossuma. Cuando Emilianus se lanzó al combate de nuevo, sufrió una aplastante derrota cerca de la actual ciudad de Beja (en Alentejo, Portugal). Esta victoria por parte de los lusitanos les concedió acceso al actual territorio español que comprende la provincia de Granada y la comunidad autónoma de Murcia.

Tras aprender de estos acontecimientos (140 a.C.), Roma envió a Iberia a uno de sus mejores generales, Servilianus (Serviliano Cepión), gobernador de la Ulterior. Cerca de Sierra Morena, los romanos cayeron en una emboscada que los lusitanos les tendieron. Sin embargo Viriato permitió que el general y los soldados bajo su mando se marchasen a cambio de un tratado de paz con Roma. Servilianus declaró entonces a Viriato "amigo de Roma", reconociendo al cabecilla lusitano dirigente de las tierras bajo su mando.

El senado romano rechazó el pacto hecho por Servilianus con el pueblo lusitano. Por otra parte, los romanos cambiaron su modo de actuar: sabiendo que la fuerza de la resistencia lusitana se debía en gran parte al liderazgo de Viriato, en torno al 139 a.C., Marcus Pompilius Lenas sobornó a Áudax, Ditalco y Minurus, tres lusitanos enviados por Viriato como emisarios con el propósito de llegar a un acuerdo de paz. Una vez de vuelta en su campamento, los tres emisarios asesinaron a Viriato mientras éste dormía.

Cuando los traidores regresaron al campamento romano reclamando la recompensa prometida por Marcos Pompilius, el cónsul Scipio ordenó que los ejecutaran, declarando que "Roma no paga a los traidores". Los motivos de la traición se desconocen, si bien parece que guardan relación con los problemas socio-económicos por que atravesaba Lusitania bajo la presión romana.

Con la muerte de Viriato también murió la resistencia lusitana, pero al tiempo nació su mito. Aunque la muerte del héroe no equivaldría al cese inmediato de las guerras lusitanas, la resistencia que opondrían las tribus no duraría mucho más. De este modo, las legiones romanas pudieron centrarse en la Citerior, siendo en esta región cuatro los años que Numancia llevaba plantando cara al invasor.

Al cabo, bajo el dominio romano, Lusitania y sus gentes fueron paulatinamente adquiriendo la cultura y el idioma latinos. Varios siglos después, tras la caída del Imperio Romano, la zona occidental de Lusitania daría lugar a la formación del reino de Portugal, mientras que la oriental daría lugar a Extremadura, tras caer el reino taifa de Badajoz.

 


Autor: canal22, 18/Jul/2006 09:57 GMT+1:



Excelente postcolegaenhorabuena y me ha gustado el enfoque como extremeña, aunque los lusos afirman que Viriato era portugues...

Por cierto se puede matar a un hombre, pero una leyenda es inmortalGiño


Autor: Galland, 18/Jul/2006 14:17 GMT+1:



De la historia personal de Viriato se sabe informacion muy escasa, paso un poco mas de informacion al respecto pero es que es bien escasa.


posiblemente se ganase la vida como pastor, el principal oficio de la mayor parte de los lusitanos, aunque también se dice de él que fue cazador y bandolero.

Muchos le designaron para ser líder tribal, cargo que numerosas veces rechazó. Algunos dicen que vivió cerca de Herminius Mons (hoy Serra da Estrela, en el centro de Portugal) que era una gran fortaleza y —junto con la Sierra de Gata— el corazón de Lusitania. Otros afirman que vivió en Viseu. Hoy día hay quienes se refieren a Viseu como "la ciudad de los lusitanos" y a Loriga como "la ciudad de Viriato". Existen varios pueblos de Extremadura que lo reclaman como propio: Coria, pueblos Veratos (Comarca de la Vera). Santiago de Alcántara, donde se encuentra la gruta llamada "cuna de Viriato". Zamora en Castilla y León, reclama también el nacimiento de Viriato en sus tierras, con una plaza y una estatua en su honor, obra del ilustre escultor Eduardo Barrón, al igual en la bandera zamorana, la "Seña Bermeja", formada por una tira verde y 8 rojas que significan las 8 batallas consulares que Viriato ganó a los romanos
 


Autor: canal22, 19/Jul/2006 10:24 GMT+1:



Hay una novela, de la cual ya creo haber comentado algo en otro subforo, sobre este personaje que esta bastante biencolega


Autor: Caivs_Jvlivs_Caesar, 07/Ago/2006 00:46 GMT+1:



Sin duda un gran guerrillero, muy temido por los romanos, era invencible en batalla, los romanos solo pudieron acabar con el por medio de la traicion, lo que indicaba que en esa epoca, Roma ya habia perdido su honor, porque antes de esas epocas, los romanos preferian perder la vida antes que el honor.


Autor: canal22, 07/Ago/2006 09:34 GMT+1:



Bueno, pues la vida esta llena de traiciones y Roma nunca fue la excepcion y antes de esta hubieron muchas otras Demonio


Autor: Marco_Trajano, 22/Oct/2006 21:41 GMT+1:



 

Escrito originalmente por Caivs_Jvlivs_Caesar
Sin duda un gran guerrillero, muy temido por los romanos, era invencible en batalla, los romanos solo pudieron acabar con el por medio de la traicion, lo que indicaba que en esa epoca, Roma ya habia perdido su honor, porque antes de esas epocas, los romanos preferian perder la vida antes que el honor.
El honor es algo muy relativo a lo largo de la Historia, y el hecho de este tipo de traiciones no fue la primera ni la última vez que se produjeron (ni por parte de Roma, ni por parte de culquier otro pueblo).

Autor: canal22, 23/Oct/2006 11:12 GMT+1:



  En la Historia no siempre todo es blanco o negro hay muchos matices, muchos...

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

 Se puede decir que no se sabe de dónde procedía Viriato, puesto que todo indica que llegó a Extremadura como invasor, en una oleada celta de lusitanos y vetones que se asentó en Conistorgis y Nertóbriga, es decir, en la cuenca media del Guadiana. A estos ocupas los romanos trataron insistentemente de reubicarlos, de ahí la promesa de tierras hecha por Galba. La Historia de Viriato, en cualquier caso, comienza y acaba en el mismo sitio, en Baza.

Conviene leer el capítulo de César sobre los helvecios, ya que con los lusitanos ocurre algo muy parecido. En occidente, por lo visto, el bandolerismo y el mercenariado implicaban a pueblos enteros, y no sólo a los segundones y desposeídos como en Grecia o en la Edad Media.

Los lusitanos, como los helvecios o los suevos, son contratados por alguien. Orgetorix no habría planeado invadir la Galia si hubiese tenido a todos los galos indispuestos contra él, sin embargo Dumnorix quería ser rey. En este caso es Cartago quien paga. No me los imagino llegando y poniéndose a labrar.

A los de Baza, Viriato les contó el cuento siguiente: “Érase un hombre que tenía dos amantes, una joven y otra vieja. La joven le arrancaba las canas y la vieja los pelos negros. Al final el pobre hombre se quedó calvo.” Se suele recurrir al mito de España para explicar ciertas cuestiones, pero si se elimina ese mito, entonces de dónde venía la simpatía de los de Baza por Viriato. ¿O es que Viriato se sentaba encima de las bayonetas? Lo dudo, pues entonces no se hablaría de traición. Al líder lusitano lo respaldaban instituciones anteriores.

merlin-satan
Imagen de merlin-satan
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorColaboradorSocio MH
Desde: 4 Ene 2013

Me gusta ese punto, Bernardo. Crees que los cartagineses azuzaon a las tribus de Hispania contra Roma?

Eso nos daría una buena justificación para el "delenda est carthago".

Muy interesante

 


     ...merliN-sataN...  foto  foto  

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016