Albarrada de Netzahualcoyotl

Sin respuestas
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Tepuchtlato
 

Al tiempo e que los mexicas dominaban militarmente Mesoamérica, su ciudad-isla era vulnerable a otro tipo de enemigo.
Como Holanda, Tenochtitlán luchaba constantemente con el agua. Y uno de los primeros proyectos de Moctezuma Ilhuicamina, fue proteger la ciudad de las inundaciones.
En tiempos antiguos, el lago de Xochimilco, como los otros 4 que rodeaban a los aztecas, se alimentaba de manantiales, así que no había ríos o riachuelos por los que drenarse, y si llovía lo suficiente, el nivel del agua subía y se desbordaba por la tierra y la ciudad.

Eso fue exactamente lo que paso a mediados del siglo XV, cuando una inundación de proporciones catastróficas barrió Tenochtitlán. La ciudad que comandaba el señorío, quedo casi destruida, y la civilización mexica tuvo que depender una vez más de sus ingenieros y de uno en particular:
Moctezuma apelo a la ayuda de su antiguo aliado Netzahualcóyotl, señor de Tetzcuco, para proteger la ciudad que estaba reconstruyendo en el lago.
Netzahualcóyotl diseño algo que lo convertiría en uno de los mejores ingenieros del continente americano.

Su plan era crear una zona de seguridad alrededor de la ciudad, con un enorme dique que protegería a Tenochtitlán y a sus habitantes. Fue diseñado para ser una de las mayores obras que hubiera en las Américas en ese momento. Con una longitud de 16 kilómetros, al este de la ciudad, desde el extremo sur del lago, y hasta el norte.
Los muros fueron un trabajo de cestería, hechos de palos, juncos, piedras y tierra. Como el lago era poco profundo el dique solo tenía 3,70 metros de alto, aunque el ancho era de 8 metros.
Netzahualcóyotl remato el dique con compuertas, seguramente puertas de madera, que se podían subir o bajar para controlar el nivel del agua.
El dique también sirvió para otro propósito: proteger el suministro de agua. Era importante construir algún tipo de mecanismo de protección para evitar que se mezclase el agua salada con el agua dulce de la parte oeste del lago.
 

 

La imagen superior a la izquierda muestra cómo podría haber sido gran parte del dique. La imagen inferior izquierda, una de las compuertas del dique. La de la derecha, imagen idealizada de la construcción del dique.

 

 

 

TlTO
Senador - Coordinador
Senador - Coordinador

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 4.953
Desde: 17/Abr/2007
#3 ·
RE: Albarrada de Netzahualcoyotl

Muy bueno, una pena que Tenochtitlán y el lago terminaran engullidos por la tierra y por la nueva ciudad, porque en su día debía de ser una de las maravillas arquitectonicas más impresionantes del mundo, no solo por el dique, sino por las calzadas, los acueductos, los templos, los canales interiores de la isla, y por supuesto la gran plaza central. Los españoles que la vieron por primera vez la llamaban "La Venecia de las Indias". 

¿El proposito de las compuertas de ese dique era dejar el paso a las canoas verdad? Había un gran comercio entre las diversas ciudades que se asentaban en torno a los lagos del valle de Mexico, y por supuesto en canoas mexicas, que eran bastante mas grandes que las canoas sioux de las películas, eran un medio indispensable para llevarlo a cabo. Recordemos que para llegar a la otra gan ciudad del valle: Tetzcuco o Texcoco (que le da nombre al lago) debían atravesar el dique. Durante el asedio de la ciudad llevado a cabo por Hernán Cortés los bergantines que construyeron los españoles lo atravesaron. Me resulta curioso que una parte del lago fuera salado y la zona oeste y los lagos menores del sur (Xoximilco y Chalco) fueran dulces, y por tanto muy adecuados para la agricultura de las chinampas. Sin este dique las aguas se mezclarían y a la larga sería una catastrofe para los mexicas. 

Otra fotito donde se aprecia la "albarrada" al fondo de la ciudad-isla (la imágen esta orientada hacia el este):

 

GaetanoLaSpina
Tribuno de la Plebe
Tribuno de la Plebe

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 13.512
Desde: 04/Abr/2007
#4 ·
RE: Albarrada de Netzahualcoyotl

Estos son los tipos de temas que necesita el foro!
Tengo entendido también, que los mexicas lograron atrapar a parte de los soldados de Cortés, dejándolos atrapados dentro de la ciudad, abriendo una de las compuertas (creo que servián a la vez como puentes) en uno de los varios diques. Así quedaron todos atrapados en Technotitlan. No se si estaré confundido.
saludos!
 
 
TlTO
Senador - Coordinador
Senador - Coordinador

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 4.953
Desde: 17/Abr/2007
#5 ·
RE: Albarrada de Netzahualcoyotl

No estoy seguro del hecho que comentas Getano, tal vez fuera durante la Noche Triste, donde los mexicas retiraron los puentes de madera que cruzaban los canales, y los españoles, que llevaban pasarelas de madera, lograron cruzar en gran numero, pero los rezagados quedaron atrapados dentro de la ciudad, algunos regresaron al palacio donde se atrincheraban, pero tarde o temprano fueron todos capturados y luego sacrificados a Huitzilipochtli. Otros casos de dan durante el asedio a Tenochtitlán. Durante un ataque combinado que alcanzó incluso el barrio de Tlatelolco, los hombres de Cortés se vieron atrapados al rodearlos los aztecas y volver a cabar zanjas en los canales donde los españoles las habían reyenado de escombros. Contraatacaron y los atacaron por las callejuelas, azoteas de los tejados, etc... Casualmente aquel día se cumplia un año de la Noche Triste. Cortés pudo salvar su pellejo una segunda vez, gracias al sacrificio de uno de sus hombres, el vasco Cristóbal de Olea, que murió combatiendo contra una  multitud para cubrir su retirada, en la que ayudo también en gran medida el andaluz Antonio Quiñones, jefe de la guardia de Cortés, que lo sacó vivo de allí. 

Voy a exponer ciertos hechos que acaecieron en el lago durante el asedio de Tenochtitlán en 1521, que me parecen sumamente interesante:

Durante el asedio se sucedieron multitud de combates "navales" en las aguas del lago, aunque con los precarios medios con que contaban unos y otros. Los mexicas tramaron varias emboscadas para superar la potencia de fuego y velocidad de las naves recién construidas por los españoles, que no eran sino bergantínes ligeros. De todas las emboscadas mexicas sólo una de ellas tuvo éxito. Las canoas o piraguas solían salir por los canales interiores de la ciudad asediada repletas de guerreros dispuestos a abordar los bergantines. Pero la potencia de fuego de estos (poseían un falconete ligero y doce tiradores, arcabuceros o ballesteros), arrasaba las cubiertas de las canoas mexicas, que no poseían parapetos para guarecerse.

Así, durante los primeros combates en el agua, unas 500 canoas mexicas repletas de guerreros atacaron a los 13 bergantines que poseían los españoles. El mismo Bergantín de Cortés quedó encallado en unos bajíos. Los mexicas lo abordaron y fue la ocasión en la que más cerca estuvo de la muerte. Pero él capitán español tuvo mucha suerte y, porque no decirlo, también mucha destreza en el combate. No sabemos como (probablemente recibió rápidos refuerzos de otros bergantines) consiguió rechazar el abordaje con sus poco más de 20 hombres que combatían espada en mano, defensa en la que se destacó el carpintero constructor de las naves, también soldado como todos: Martín López. Las fuentes españolas cuentan que el viento comenzó a soplar, e inflaron las velas de los barcos españoles, que adquirieron gran velocidad. Así, los otros 12 bergantines barrieron las canoas con su fuego y los mexicas se vieron obligados a huir y guarecerse de nuevo en la ciudad. 

Mientras, otras columnas de españoles liderados por Alvarado y Sandoval, más una multitud de aliados indios ( de Tlaxcala, Chalco, Texcoco, Huexotzinco y Oaxaca entre otros) bloqueaban la entrada de todas las calzadas de la ciudad, todas excepto una, por donde esperaban que los mexicas huyeran. Los bergantines ocuparon un pequeño islote sobre el que pasaba una de las calzadas del sur, y en el que se situaba un pequeñeo templo compuesto por dos edificios dedicados a Xoloc. Cortés destacó allí a un grupo de hombres, con artillería, y fortificaron el lugar. Más adelante sería un lugar de durísismos enfrentamientos.


La emboscada mexica que tuvo éxito fue la siguiente. Cuauthemoc, el emperador mexica, mandó equipar 30 grandes piraguas con los mejores guerreros, que se ocultaron en unos cañaverales que rodeaban las orillas de la ciudad-isla. Frente a ellos, habían clavado con gran secreto un monton de estacas afiladas de madera, bajo el agua. Enviaron dos canoas como cebo para atraer el ataque de los españoles. Acudieron dos bergantínes y encallaron contra las estacas. Los mexicas desde las demás canoas se lanzaron como locos al abordaje. Todos los españoles de las dos tripulaciónes resultaron muertos, y las dos naves hundidas. 

Más tarde trataron de repetir la añagaza, pero los españoles aprendieron la lección y barrian siempre a los mexicas de las canoas, ya que enviaban ahora una avanzadilla de ataque y en retaguardia dos bergantines más dispuestos a repeler una emboscada.  También ellos les tendieron una emboscada a los mexicas con bastante éxito, desde entonces los mexicas no se les enfrentaron abiertamente por agua, sólo por medio de ataques a naves aisladas. 

Aquí una ilustración de la Noche Triste en la que se aprecia vagamente como eran las canoas mexicas y como cavaban zanjas en las calzadas. esa calzada, que era la que iba a Tacuba, fue la que vió la mayor matanza de españoles en América: unos 900. En esa misma zanja, el capitán Alvarado, uno de los últimos en salir de la ciudad, dió un enorme salto que le permitió escapar. A ese mismo barrio, durante la reconstrucción de Cortés, con el lago ya drenado, se le dió el nombre de: El salto de Alvarado. también existía la creencia de que bajo tierra debían de encontrarse todos los tesoros que los españoles se llevaron consigo al fondo del lago durante aquella jornada:


Si quereis saber más sobre los combates durante esta batalla, os recomiendo un libro de P. Martín Gomez titulado: "Hombres y Armas en la Conquista de México", en la que nos cuenta todos los hechos con pelos y señales.

Saludos