Las Cruzadas (según J.A.Cebrian)

Sin respuestas
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Autor: Karl.von.Clausewitz, 03/Jun/2009 04:11 GMT+1:


 

 

A principios del siglo VII en los lejanos desiertos de Arabia se acuño una frase, una frase que inundo el panorama histórico conocido: “Dios es ala y Mahoma su profeta”, eso fue en el siglo VII, esa frase llego rápidamente a la eterna ciudad de Jerusalén, siglos mas tarde llegarían los Turcos y con ellos el hostigamiento a los peregrinos cristianos, miles de peregrinos que viajaban a tierra santa. La replica cristiana no iba a tardar en llegar comenzaba el tiempo heroico, la epopeya de las cruzadas.

 

 

LAS CRUZADAS

 

 

 

Nos encontramos en la Europa del siglo XI un siglo prospero donde la población se había multiplicado por tres donde se luchaba en la frontera sur de Europa, los cristianos luchaban contra el empuje musulmán, una guerra sostenida e insoportable que se prolongaba en los siglos mientras tanto en tierra santa los peregrinos seguían perseguidos por los turcos en Egipto reinaba la dinastía de los Fatanies los cristianos algo debían hacer y empezaron a buscar signos en el cielo, cuenta la historia que en el año 1095 se pudieron ver muestras celestiales en los cielos, lluvias de meteoritos lunas rojas increíbles manchas solares, auroras boreales, incluso el paso de algún cometa. Los cristianos pensaron que el momento había llegado, que llegada era la hora de dar replica al avance musulmán al avance de la media luna...

28 de noviembre de 1095, en el concilio de Clemont, el papa Urbano II llama a la cristiandad para luchar contra el infiel musulmán, se proclaman indulgencias para todo aquel que acuda a la guerra santa contra los musulmanes también se advierte que hay de aquel que se apropie, que se adueñe de los territorios que dejen los caballeros que vayan a luchar contra los árabes, por que sin duda alguna serán excomulgados. En 1095 el fervor popular se hace dueño de la ciudades de los pueblos de los villorrios europeos, todos quieren ir a tierra santa todos quieren recuperar los lugares por los que anduvo Jesucristo el santo sepulcro Jerusalén Belén Nazaret ciudades que debían ser sin duda alguna conquistadas por la cristiandad para uso de la cristiandad

Los cristianos pensaban que eran los dueños auténticos legítimos de estos territorios la noticia circula por todo el mundo, miles de hombres, miles de caballeros, miles de mendigos se querían sumar a la propuesta lanzada por Urbano II las columnas de soldados empiezan a recorrer el territorio, en 1096 cuatro columnas se podían distinguir en el escenario de la contienda, Muchos caudillos, jefes militares y caballeros como Rubén de Flandes Raimundo de Tolosa Godofredo de Bouillon pero también los descastados, los mendigos, los indigentes quisieron contribuir a la gran obra. En Alemania algunos proclamaban su particular guerra santa, era el caso de Gualterio el indigente o de pedro el ermitaño este último había visitado el territorio santo y había visto la inclemencia a la que los musulmanes, los turcos sometían a los cristianos. Miles de hombres se reúnen en torno a la ciudad de colonia, cuentan la historia que mas de treinta mil  la particular guerra santa de los cristianos la cruzada no iba a ser solo contra el empuje musulmán también judíos y herejes  serian victimas de esta gran cruzada. Los judíos hablan que en este tiempo se produjo el primer gran holocausto, miles de judíos fueron exterminados en buena parte del continente europeo, en colonia se produjo este hecho. Desde diferentes territorios los cruzados avanzaban con el afán de recuperar, de reconquistar la tierra santa los Bizantinos también querían decir algo en esta historia ellos habían sido dueños de aquellos territorios y pretendían recuperarlos, en Bizancio se encontraba su orgulloso emperador Alejo I poco a poco la huestes de la cristiandad fueron avanzando hacia tierra santa, fueron sometidas a la rigurosidad del hambre, a la rigurosidad del clima y por supuesto a las armas turcas, Lo de Pedro el Ermitaño fue para hacer una historia a parte, de los treinta mil mendigos poco a poco fueron muriendo y al final quedaron solo dieciocho mil que cuando llegaron a Tierra Santa fueron literalmente masacrados por los turcos, viajaban sin armas, sin bagaje, sin comida… solo confiaban en Dios, pero en aquellos tiempos Dios andaba algo ocupado en otras cosas… aquellos mendigos fueron borrados del mapa y los supervivientes se integraron en la columnas militares que avanzaban a Jerusalén. Los árabes esperaban los turcos también y se produjeron las batallas a la antigua usanza, la edad media estaba en pleno esplendor, estaba en su máximo apogeo, las cruzadas fueron una epopeya militar pero sin duda alguna la epopeya fue también religiosa, dicen algunos que un episodio histórico religioso.

Tras muchos combates las armas cristianas y las armas musulmanas se midieron. Todos tenían algo que aportar en el estilo militar los cruzados iban perfectamente fortificados. Esas primeras columnas al final constituyeron un contingente de unos treinta mil infantes y unos cuatro mil quinientos caballeros y precisamente los caballos se iban a convertir en el principal problema para las huestes cristianas. Los caballos fueron cayendo, fueron murieron muriendo. La forma de atacar de los cristianos era muy clara, primero lanzaban a la infantería, y una vez que la infantería chocaba contra la caballería, los infantes abrían paso para dar rienda suelta a los caballos, entonces, aparecían los caballeros sobre el campo de batalla. Los infantes crearon una especie de caja de seguridad y dentro de esa caja se produce el combate tremendo y feroz. Los musulmanes hacían todo lo contrario, simple oponían primero la caballería, su esplendida caballería. Eran esplendidos jinetes, grandes jinetes y dicen que mejores arqueros Frente a los grandes caballeros acorazados, las flechas del musulmán, certeros dardos que se clavaban con suma precisión en los cuerpos de los caballeros. Cuentan las crónicas que en esas primeras batallas, muchos caballeros de la cristiandad parecían auténticos puercoespines. Sus cotas de malla paraban los golpes de las flechas, pero estas cotas de malla no eran suficientes. Caían muchos caballeros en las refriegas. aun así, los cristianos fueron avanzando, fueron tomando ciudades. Eran batallas crueles donde apenas había supervivientes, donde no había opción para ser prisionero. Las desérticas tierras de Jerusalén vieron muchas masacres y contiendas. Pero la cruzada fue bien, las ciudades fueron cayendo y el 15 de Junio del año 1099 caía Jerusalén tras cinco semanas de sitio. Aquello fue atroz entre los cristianos. El hambre había cundido y cuenta la leyenda negra que algunos contingentes cristianos llegaron a recurrir al canibalismo. Es el caso de los Tafur, hablan las historias, del Rey de los Tafur, tomaban ciudades y después se comían a los cadáveres de los turcos. Estas historias se esparcieron entre las filas musulmanas. Cuando tomaron Jerusalén la población fue literalmente aniquilada. Muchos fueron también expulsados de la ciudad. Es curioso averiguar que tras la toma de la eterna Jerusalén en ese verano de 1099 tan solo quedaron trescientos caballeros para guarecerla apenas había población civil, el asesinato, la violación, eran practicas comunes entre las cruzadas, ellos estaban convencidos de su causa justa, por tanto, matar a un infiel, violar a un infiel, no suponía ninguna pega, ningún pecado… en ese año 1099 se puede dar por terminada la primera cruzada, se establece el reino de Jerusalén y quieren nombrar rey a Godofredo de Bouillon, el rechaza el cargo simplemente quiere tener el cargo, la distinción de ser defensor del santo sepulcro. El reino de Jerusalén crea otras zonas vasallas: el condado de Edesa, el condado de Trípoli, el principado de Antioquia son los reinos de tierra santa, allí se establecen los cruzados que eran pequeñas guardias dispuestas a defender hasta el último hombre. Aquellos reductos inexpugnables de la cristiandad. Pero los musulmanes acechaban, era su territorio y pronto llegarían nuevas oportunidades para que las dos armas se cruzaran de nuevo. La suerte que tuvieron los cruzados fue que esos tiempos el mundo musulmán estaba dividido. Diferentes tribus estaban enzarzas en contiendas innumerables. En siria no se terminaban de poner de acuerdo, en Egipto los Fatanies tampoco, aguantaban en sus parapetos.

Pero en el año 1144 después de un sin fin de enfrentamientos entre las dos ideologías, los sirios se organizan por fin, consiguen reunir un buen numero de tropas y toman al asalto el condado de Edesa. Desde allí se vuelve a pedir ayuda a la cristiandad, es tiempo para organizar la segunda cruzada, hay que defender a los recientes reinos cristianos en tierra santa. En esta ocasión dos reyes asumen el mando de la expedición, Conrrado II de Alemania y Luís VII de Francia, siempre franceses y alemanes llevaron el mayor peso en las diferentes cruzadas, aunque en ocasiones se incorporaban los reinos normando de Italia, cruzados de España y mas tarde en la tercera cruzada los británicos. Pero esta segunda cruzada fue una autentica hecatombe, aunque fueron mas de cien mil soldados los que se dirigieron a tierra santa, finalmente la desorganización, el estrépito con el que irrumpieron en aquellos territorios provoco el caos. De nuevo el hambre, la falta de armamento y la falta de caballería, provoco muchas derrotas. Ya entonces existían las órdenes que custodiaban los santos caminos, ahí se encontraban los templarios, los hospitalarios y los caballeros teutónicos, valerosos guerreros que entregaban su vida para custodiar los santos caminos y  que los peregrinos no sufrieran ningún mal. La segunda cruzada se estrella contra las murallas de Damasco, corría el año de 1149, la derrota es total, mientras tanto en Europa se echa la culpa al pecado cometido por los cruzados. Los cruzados habían cometido muchos desaires y Dios se lo había hecho pagar. Después de esto los musulmanes estaban más unidos que nunca, pero aun seguían existiendo muchas facciones dentro del mundo musulmán. Los Fatanies en Egipto y los sirios siempre vigilantes y siendo casi siempre la primera barrera de choque contra los cruzados. Pasaron los años y en el último tercio del siglo XII aparece una nueva figura, Sala-Haldin, aquel que todos conocieron como Saladino, el gran caballero de los árabes, respetado por todos, querido por sus hombres, Sala- Haldin consiguió reunificar el mundo musulmán. En 1174 llega a los territorios de Egipto, entra triunfal en la ciudad del Cairo y es nombrado sultán y así contrae el derecho a crear una dinastía, la dinastía de los Ayyubíes, con ellos un tiempo de esplendor. Saladino era temible y los cruzados lo sabían. Consiguió ser sultán de Egipto y de Siria, conocido por todos por su audacia, por su caballerosidad, por su elegancia, cuentan que gozaba del gran respeto de su tropa, que comía con ellos, que luchaba junto a ellos, que era respetuoso con los vencidos, pero los cruzados le iban a obligar a asumir un dura y exigente prueba.

En Julio de 1187, en los que todos llamaron los pozos Fatin, allí un ejército cruzado se enfrenta a el ejercito de Saladino, la batalla es atroz. En el contingente cristiano se encuentran los hospitalarios, los templarios, los teutónicos, innumerable soldadesca llegada desde cualquier parte del mundo, todos luchando bajo la cruz, esa cruz bermeja que también se podía ver en sus hombros, la determinación de los cruzados era una y la de los musulmanes otra, la cruz contra la media luna una vez más. En los pozos de Fatin el desastre fue total para los cruzados, las tropas de Saladino pasaron sobre ellas, en aquellas dunas centenares de cruzados murieron, vieron pasar las lanzas, las saetas los alfanjes musulmanes, las maniobras de Saladino fueron brillantísimas, hoy en día se siguen estudiando.

 Desde luego Jerusalén estaba de nuevo en peligro, había caído en manos de los musulmanes. Había que recuperarla y en 1189 se proclama la tercera gran cruzada contra el Islam.  En esta ocasión los cruzados iban a estar muy bien organizados, no en vano tres grandes reyes de Europa asumirían el mando: Los alemanes con Federico I Barba Roja, ellos irían por tierra, irían por los territorios de Anatolio. Los franceses con Felipe Augusto y los ingleses con Ricardo I, llamado Corazón de León. Franceses e ingleses llegarían por mar, los alemanes por tierra. Ricardo I conquista Chipre, un gran acto, una maniobra excelente. Dicen que había serias disputas entre Felipe Augusto de Francia y Ricardo de Inglaterra, cuentan las malas lenguas que en tiempos habían sido amantes. Pero en ese momento había que decir viejas rencillas a un lado, tenían que asumir el encargo de la cristiandad y ese no era otro que el de recuperar Jerusalén. La empresa comenzó no sin tropiezos, Federico I Barba Roja vadeando un rio, el rio Cydnos, dicen que sufrió un corte de digestión y murió ahogado en aquellas aguas. Sus soldados quedaron muy desorganizados pero aun así muchos de ellos consiguieron llegar a tierra santa, allí les esperaban los británicos y los franceses. La malgama de unidades europeas fueron tomando algunas ciudades, se consiguió alguna proeza por ejemplo la toma de San Juan de Acre que sin Jerusalén se convertiría en la nueva capital de los territorios santos. La batallas fueron tremendas, incesantes, una tras otra, dejando centenares de víctimas a un lado y al otro, pero cada uno estaba determinado a la victoria, nadie quería ceder ni un solo ápice. Las murallas resistían, los musulmanes eran mejores en cuanto a materiales de asalto, tenían mejor armamento que los cristianos, estos incluso tenían que reciclar armas que iban recogiendo a los caídos musulmanes. Y una vez más la falta de caballos, esto lo iban a solucionar venecianos, pisanos, genoveses con los nuevos navíos mercantes que iban a abastecer a las caballerías de cruzados. Hay anécdotas muy curiosas, se cuenta que una vez habían perdido casi todos los caballos, los caballeros tuvieron que soportar la vergüenza de atacar a lomos de mulas.

La tercera cruzada fue sin duda apoteósica aquella donde todos los valores se sublevaron, los templarios, hospitalarios y de más soldadesca siempre dieron un pleno rendimiento. Y eso no quita para que hubiera desertores en los dos bandos. Fueron muchos años, 175 años de cruzadas, era frecuente ver como algún contingente se pasaba al enemigo según cuales fueran las circunstancias, también se podían ver musulmanes pasando al bando contrario. Y por supuesto la figura del mercenario, muchos soldados de fortuna hicieron buena bolsa en tiempos de las cruzadas.

En 1192 termina oficialmente la tercera cruzada. Felipe Augusto había tenido que volver a territorios franceses y conspiraba con el hermano de Ricardo “Corazón de León” para derrocarle en el trono. Ricardo aguantaba en Acre, una estrecha franja del territorio, pero tuvo que intentar volver a su reino. Se llego a un acuerdo con Saladino, que consintió el no molestar a esa pequeña franja de territorio y también a los peregrinos que viajaran hacia Jerusalén. Por lo tanto se puede decir que Jerusalén que en ese año 1192 quedaba establecida como ciudad cosmopolita y ciudad abierta para todos, parecía que un tiempo de paz iba a llegar por fin, todos estaban cansados. Las cruzadas sirvieron para muchas cosas, por ejemplo para la mejora de las relaciones diplomáticas y comercio en el mediterráneo. Los italianos crearon mejores naves para transportar sus mercancías, también los estados feudales europeos tuvieron que unirse un poco mas, bajo la causa de la cruz sí, pero por lo menos se unieron, aprendieron a conocerse.

 

Un hecho fatídico, en 1193, cuando tenía 55 años de edad, moría el gran sultán Saladino, unificador de los musulmanes y de territorios, de Siria y Egipto; y los hasta propios reinos cristianos quedaron muy afligidos por la pérdida de Saladino. Se perdió una gran oportunidad para la paz entre los dos bandos, entre las dos ideas. Tras esta muerte la convulsión llego al bando musulmán y los cristianos vieron esto con suma preocupación, todo se volvía insostenible.

 

En el siglo XIII, año 1202 comienza el tiempo de la cuarta cruzada. Los cruzados quieren ir a tierra santa, quieren sofocar muchas revueltas, muchos ataques de los musulmanes pero no consiguen medios, deambulan por Europa, quieren encontrar los medios de transporte adecuados para poder llegar a tierra santa, no lo consiguen, finalmente en medio del estupor generalizado arremeten contra Constantinopla, contra la antigua Bizancio, la toman y la asolan, crean una especie de imperio títere llamado imperio Latino que duraría muy poco tiempo a penas sesenta años. Ese fue el primer error cometido por la cristiandad porque debilito en extremo la antigua capital de la roma oriental y Constantinopla empezaría a ver su declive, dos siglos y medio más tarde caería en manos otomanas. La cuarta cruzada fue un error, termino de manera estruendosa, en 1204 no había motivos ya para pensar que esa cuarta cruzada siguiera vigente.

Mientras tanto los árabes se iban adueñando de los territorios y llegarían mas cruzadas, pero siempre estériles. Siempre que se perdía una cruzada, siempre que terminaba el desbarajuste los papas, los obispos decían lo mismo: Sin duda alguna, el pecado provoco la destrucción de esta cruzada…

En 1218 llegaría la quinta, donde los cruzados alemanes tomaron ciudades como Nazaret o como Belén, consiguieron alguna alianza, algún pacto de no agresión hacia los peregrinos pero poco más.

La sexta fue terrible, se pensó que la pureza de los niños podría acabar con el empuje musulmán, nada más lejos de la realidad, miles de niños fueron llevados a tierra santa, pero nunca llegaron, fueron esclavizados y muertos por el hambre o la enfermedad.

El objetivo siempre era Egipto, Tierra Santa… cualquier territorio que blandiera el alfanje o la bandera de la media luna era motivo de represalia, motivo de ataque.

La sexta cruzada fue estéril y la séptima también…

En 1248, Luis IX de Francia, que pasaría a la historia como San Luis. Con sus tropas desembarca en Egipto, tras múltiples avatares y aventuras, todo acaba en tragedia, el Nilo se desborda, la hambruna hace estragos y el propio Luis es capturado. Tras pagar un rescate, después de deambular por Palestina cuando muere su madre Blanca de la Castilla, tiene que volver a Francia en el año 1254. Una vez más el desastre.

El propio Luis IX intenta la que sería la última cruzada, la octava.  En 1270, esta vez en Túnez, pretendía convencer a los gobernantes locales para que le dieran paso franco hacia los territorios santos. Pero la peste se ceba en Luis IX y frente a las murallas de Cartago muere en ese verano de 1270, es el fin de las cruzadas.

 

Ocho cruzadas, ocho envites, se puede afirmar que casi ocho derrotas. Poco quedaba ya por defender en tierra santa tan solo San Juan de Acre y esa cayó en 1291. Ningún papa oso mover a nadie más contra tierra santa, estaba claro que el dominio musulmán era más fuerte de lo que pensaban los cristianos. Dios había concertado una frontera natural entre los dos mundos. Desde entonces seguirían las guerras y los avatares, pero lo cierto es que las cruzadas cambiaron de alguna manera la mentalidad de los europeos. Surgieron grandes hermandades como la de los Templarios, Hospitalarios y Teutónicos. También los estados feudales tuvieron que mejorar mucho, también en el terreno militar. Los torneos son fruto de aquellas cruzadas, los caballeros se batían para adiestrarse en el manejo de la armas para poder así ir después contra los musulmanes.

 


Autor: leones2233, 05/Jun/2009 18:47 GMT+1:


 

Hola Karl.....

 

          Dices muy bien en lo que escribes ...ocho cruzadas ...ocho derrotas .....yo me quedo con la primera en la que al menos se consiguió conquistar  Jerusalén..........que era lo que se pretendía en las otras también, o sea con la primera hubiera sido suficiente..


Autor: Karl.von.Clausewitz, 08/Jun/2009 00:55 GMT+1:


 

Hola leones!

no lo he escrito yo, lo escribió Juan Antonio Cebrian.

un saludo!!


Autor: alberto1990, 21/Oct/2009 21:11 GMT+1:


 

"En Alemania algunos proclamaban su particular guerra santa, era el caso de Gualterio el indigente o de pedro el ermitaño este último había visitado el territorio santo y había visto la inclemencia a la que los musulmanes, los turcos sometían a los cristianos."

Creo que es curioso cómo la Alta Edad Media difiere de la Baja respecto a las relaciones cristianismo-islamismo. Y es que el período que abarca desde 661-750, anterior a las cruzadas, con el imperio omeia las relaciones con los cristianos era bastante correcta. La división de la ciudad de ese período podría ser:
los árabes (aristocracia minoritaria)
los muladitas (grandes propietarios que pagaban impuestos)
los cristianos y judíos. Aquí es dónde quiero profundizar y es que es curioso ya que en este período se les llamaba dummi (protegidos) y no tan sólo fueron respetadas sus costumbres sino que aumentaron las conversiones. Me cuestiono ¿Cómo se pasó a este extremo? ¿Cómo en el siglo XXI hay las cruzadas y esta lucha tan violenta? ¿Fue simple presión migratoria, pugna de imperios? 

Es posible, como dice el artículo, ¿que los diferentes pueblos de la región itálica tuvieran que reforzar sus naves como consecuencia de la piratería aghlabida del imperio abbasida de unos años atrás?

En definitiva este documento arroja muchas dudas, por lo menos a mi y al mismo tiempo ilustra muy bien la forma de ataque de estas diferentes cruzadas.

Gracias por el artículo!