Los asesinos de Alamut

Sin respuestas
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Autor: Utherkegal, 15/Sep/2006 03:20 GMT+1:


 

Su nombre viene de haxix-xin o hashishin, que quiere decir comedor de hashish. Pertenecían a la corriente ismailita, dentro de la rama chiita, opuesta al califato sunnita. Por este motivo, se agrupaban en organizaciones clandestinas. A mediados del siglo XI, esta secta fue fundada por Hasán Sabah (mas conocido como “El Viejo de la Montaña”) e instaló su cuartel general en la fortaleza inexpugnable de Alamut, al sur del mar Caspio, actual Jorasán del estado iraní, tambien conocida como "el nido del águila". Desde allí, utilizando sus asesinos, expandió su dominio sobre territorios adyacentes, constituyéndose en un principado independiente.



El viejo reclutaba a sus asesinos de las clases más pobres de las comunidades islaimitas, llevándolos drogados a su fortaleza, donde despertaban rodeados de lujos y placeres. Así se les mostraba el paraíso que podían alcanzar si cumplían sus suicidas misiones.

Con estos fanáticos, el viejo, consiguió establecerse como poder estratégico durante la época más importante de las cruzadas, hasta que invasiones exteriores y políticas de alianzas, fueron diluyendo el carácter beligerante de la secta.

En la actualidad, es curioso, llama la atención que el líder ismailita es el Aga Khan, tan solicitado en tiempos por la prensa del corazón.

Durante muchos años, los objetivos de los asesinos fueron líderes y mandos de los ejércitos  cruzados, pero también rivales políticos de su misma religión musulmana.  En nuestro tiempo los cruzados no combaten en tierra santa pero esta zona sigue sufriendo las miserias de una guerra religiosa. El escenario es el mismo de hace diez siglos, y en todo este tiempo no se ha conseguido una solución definitiva. Los cruzados han sido sustituidos por los países occidentales. El moderno estado de Israel, quieran o no, también es un enclave occidental dentro de zona musulmana. Los asesinos han sido sustituidos por asesinos y los cruzados por ejércitos de ocupación.

La guerra continuara, por otros diez siglos ….?


Autor: canal22, 15/Sep/2006 10:34 GMT+1:



  Es curioso como todo cambia y todo sigue igual al mismo tiempo


Autor: Utherkegal, 15/Sep/2006 23:33 GMT+1:


 

Llegó un tiempo en que los hashishin incluso fueron contratados por intereses cristianos para acabar con propios rivales cristianos. Desearía que esta circunstancia no tuviera parangón en la actualidad pero nunca se sabe.

De todas maneras los muchachos del Viejo de la Montaña no fueron los pioneros en estos cometidos. Ya en tiempos de la Palestina ocupada por Roma los Zelotes tenían un ala radical que se ocupaba de atentar contra sus enemigos políticos y religiosos. Eran los llamados sicarios, nombre derivado de la daga que portaban escondida entre su manto y que en las callejuelas de Jerusalén se emboscaban  para apuñalar a su objetivo.


Autor: Moon.less, 16/Sep/2006 00:08 GMT+1:



Si como dices los hashishin eran contratados por intereses cristianos, quiere decir que se convirtieron en
asesinos mercenarios que se vendían al mejor postor, o siempre fue esa la idea de su creación.

saludos.


Autor: Utherkegal, 16/Sep/2006 00:52 GMT+1:


 

Pues algo sacarían de sus acciones pero realmente es que durante las cruzadas los intereses de ambas facciones, o de partes de esas facciones, coincidieron en ocasiones para eliminar elementos que especialmente molestaban a unos y a otros. En aquellos tiempos también existían las alianzas secretas con el enemigo y no se puede descartar que de mutuo acuerdo se quitaran del medio a personajes molestos de modo que se facilitaran negociaciones o acuerdos.

Las conversaciones secretas  y las violaciones subterráneas de pactos no es cosa solamente de hoy día.

Un saludo.


Autor: Galland, 17/Sep/2006 13:48 GMT+1:


 

Creada hacia 1.090 por el iraní Hassan al Sabah. Pronto se convierte en una mortífera sociedad con infiltrados en las altas esferas tanto del Egipto fatimí como en las dos metrópolis sirias. Su connivencia con los francos les acarrean el odio de los musulmanes. Aterrorizaron a los más grandes estadistas musulmanes hasta la caída y destrucción de su sede de la fortaleza de Alamut a manos de los mongoles.

Personalmente siempre me han recordado a la masoneria en su modo de manejar los asuntos de los gobiernos en este caso islamicos.



Autor: Utherkegal, 19/Sep/2006 01:45 GMT+1:


 

Escrito originalmente por canal22
  Es curioso como todo cambia y todo sigue igual al mismo tiempo


Y con el último conflicto por las declaraciones del Papa  algunos líderes religiosos musulmanes ya acusan a Benedicto de ser el segundo eslabón de la nueva cruzada tras George Bush. No recuerdo bien si fue Nostradamus quien vaticino una profecía para un siglo de estos  en el cual el enfrentamiento entre el cristianismo y el islamismo volvería a estallar con dureza. Sería una nueva cruzada o algo así. La verdad es que se esta poniendo muy feo y este mismo año han sido varias las polémicas por asuntos similares. 

Bin Landem, cual redivido viejo de la montaña, a traves de su organización Al-Qaeda, ya ha amenazado al Papa. ¿Dónde estará el Alamut de Bin Landem?


Autor: canal22, 19/Sep/2006 10:28 GMT+1:



 No hace falta ser Nostradamus para profetizar dicho enfrentamiento, sobre todo porque el problema del mundo islamico es que se mantiene en un retraso mental y no quiera admitir que el tiempo ha pasado y la epoca de las Cruzadas fue hace un milenio, que lo asuman ya y maduren...


Autor: Galland, 21/Sep/2006 16:26 GMT+1:


 

Muchos de los musulmanes que emigran a España piensan que esta es su tierra y que la reconquistaran pronto asi que partiendo de esa premisa que podemos esperar?, lo que al menos en mi opinion tengo claro es que el mundo "cristiano" hoy por hoy no es ni la mitad de fuerte que el islamico, los occidentales hemos perdido todos nuestros valores en post de una sociedad que lo permite todo, incluso lo no permitible y eso a la larga al igual que el imperio romano lo acusaremos.

uns sociedad sin valores esta condenada al fracaso.


Autor: pallantinensis, 22/Sep/2006 11:02 GMT+1:


 

Lo que si que es cierto es que les expulsamos, bueno a todos no a otros les bautizamos a la fuerza. 

En cuanto a la permisividad es probable que tengas razón, pero me temo que poco podemos hacer para cambiarlo.

De todas formas lo que yo quería decir es que he encontrado una reseña sobre un libro de los "asesinos" y la crítica es bastante buena, por si le puede interesar a alguien: LOS ASESINOS, LA VERDADERA HISTORIA DE UNA SECTA MEDIEVAL, Crítica, Barcelona, 2006


Autor: Utherkegal, 22/Sep/2006 18:42 GMT+1:


 

No conozco ese libro, aunque editorial crítica es una muy buena referencia. Yo tengo una novela de un autor esloveno llamado Vladimir Bartol del que os pongo la reseña.

 

Atrincherado en su ciudadela de Alamut, autén­tico nido de águilas en las alturas del norte de Irán, Hassan bn Saba, el «Viejo de la Montaña», gran jefe de una secta caracterizada por el fana­tismo, libra guerra santa Contra los turcos. Estos amenazan con imponer a los musulmanes la doc­trina sunita profesada por los califas de Bagdad. Corre el año de 1092 y los turcos selyúcidas rei­nan en un territorio que va desde las fronteras con la India hasta el Mediterráneo. Hassan no posee ejército regular, ni tierras, ni apoyos en la corte. Y sin embargo atacará al imperio y en menos de un año lo hará añicos.

 

Porque tiene un secreto. Filósofo, Hassan ha estudiado todas las doctrinas, todas las religiones, y sabe que lo que las mueve es un único resorte: la ilusión. Embriaga con vino y hashish a sus fie­les fedayines, les abre las puertas de su harén, poblado por las criaturas más bellas de Asia, y les hace saborear por anticipado los gozos reservados a los valientes en los jardines de Alá. Exaltados, esos esbirros parten felices para asesinar (asesinos, hashashins) a los poderosos del mundo terreno para mayor gloria de su amo y aunque les vaya en ello la vida, pues están seguros de conquistar así un lugar en el Paraíso.

 

Las aventuras épicas, las conjuras, los amores y las sutiles consideraciones religiosas florecen en esta novela magistral, pero no dan cuenta de su significado político. Vladimir Bartol, autor eslo­veno fallecido en 1967, desmonta, al hilo de la aventura, los mecanismos secretos en los que se funda toda dictadura. Alamut fue escrita en 1938, y los parangones entonces eran muy claros: Hitler, Mussolini y Stalin eran «viejos de la montaña», cada uno a su manera y en sus «Alamuts» respec­tivos. Pero no era fácil ser explícito, y Bartol escogió el género novelístico para decir sin decir, para explicar sin que las sucesivas censuras yugo­eslavas lo esterilizaran. Es admirable, por otra parte, que haya tenido la premonición de escoger como modelo el caso ejemplar del terrorismo islá­mico -y ya se verá cómo la violencia del año 1000 prefigura la de nuestros tiempos.

 

Bartol tuvo la mala suerte de escribir en eslo­veno, una lengua minoritaria incluso en Yugoesla­via, con lo que se mantuvo en la penumbra hasta el día de hoy, pese a la universalidad de su visión. Filósofo, psicólogo (fue de los primeros en intro­ducir la obra de Freud en su país), biólogo, histo­riador de las religiones, Bartol era uno de esos espíritus libres, abiertos a todo, que tanto aborre­cen los dictadores y tampoco esa fue una cir­cunstancia feliz para él. Fue uno de los primeros en denunciar el nazismo, el fascismo y el estali­nismo con total ecuanimidad, con lo que su obra tuvo poca suerte editorial hasta nuestros días. Escritor «enmascarado», a lo largo de toda su vida Bartol se vio obligado a esconder entre las líneas de sus múltiples novelas, ensayos, relatos, ideas que eran consideradas subversivas. Alamut, su obra cumbre, sé sirve de la ficción histórica para analizar, cruel y a la vez lúcidamente, los meca­nismos conjugados del terrorismo de Estado y del fanatismo religioso.