Los cátaros: El cristianismo no deseado MHM2 (preview)

Sin respuestas
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

El término cátaro proviene del griego kazarós (puro) y se empleó desde la Antigüedad para designar grupos heréticos. En la Edad Media este término cobra un significado propio para designar una herejía dualista que, con raíces orientales, se instaló entre el siglo XII y el primer tercio del siglo XIV en Occidente, concretamente en el Mediodía francés y gran parte del sudoeste de Francia.

 

Castelnaud, sobre el río Dordogne, pasó a manos de Simón de Montfort en el 1214. Un año después, su anterior dueño Bernad de Casnac, defensor de los cátaros, la reconquistó matando a toda la guarnición francesa

Esta herejía conllevó una sangrienta represión que causó un millón de muertos puesto que la Iglesia Romana, desde los tiempos de Constantino el Grande, había solucionado sus conflictos por la vía directa cercenando cualquier intento de herejía, tanto individual como general, y no perdió la oportunidad de erradicar a los señores feudales occitanos y desposeerlos de sus tierras por apoyar a los “herejes”, lanzando así la primera cruzada contra un territorio europeo.

PROLEGÓMENOS HISTÓRICOS

La historia del catarismo nace como consecuencia de un largo viaje en el tiempo iniciado hace más de tres mil años en el Irán (la antigua Persia) y que tiene su desarrollo en Occidente a través de Anatolia y Constantinopla, los países balcánicos y el centro de Europa, para terminar en la Lombardía y el Languedoc. Su inicio se puede personificar en la figura de Zaratustra, nacido en el I milenio a.C. pero de siglo desconocido, a quien se debe la fundación del mazdeísmo, una de las más antiguas religiones de Oriente Medio cuyo nombre proviene de la deidad Ahura Mazda, y tradicionalmente se le ha atribuido la obra del Avesta, conjunto de libros sagrados de los antiguos persas. Siglos más tarde, el gran filósofo persa Mani (215 – 276 d.C.), llamado el apóstol de la ética y la no violencia, fundó el maniqueísmo que, ya en la Edad Media, conectaría con el bogomilismo[1] de la Tracia y el catarismo de Occitania.

Mapa de los territorios donde ocurrieron los hechos históricos.

Occitania era, en los últimos años de la Alta Edad Media, la excepción de Occidente. Su territorio comprendía la llamada área de Oc, lengua de donde recibe el nombre y que era utilizada en el Mediodía francés, Provenza, Languedoc, Quercy, e incluso parte de Auvernia, que en esa época disponía de un...

 

Para terminar el articulo:

Si no eres socio de MH todavía pulsa aquí

Si eres socio de MH pulsa aquí