El Tajin

Sin respuestas
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Evolución interna de El Tajín

Por la misma época en que diversos centros del sur de Veracruz, como Tres Zapotes y Cerro de las Mesas, obtienen una evolución cultural muy compleja, y otros como Matacapán se transforman en colonias teotihuacanas de gran importancia, El Tajin continua siendo un asentamiento de segundo orden. El sitio está emplazado en uno de los numerosos valles producidos por los ríos que desde occidente se dirigen a la baja llanura costera del Golfo de México, y cubre un área aproximada de cinco kilómetros cuadrados distribuidos en una zona de colinas modificadas y niveladas para albergar enormes estructuras que, para este momento del Clásico temprano, aún son pequeñas, ya que existen pocas residencias de elite.

Desde el 200 hasta el 550 la influencia teotihuacana es manifiesta y mantiene relaciones comerciales y culturales muy cercanas a Teotihuacan, apareciendo cerámicas típicas de la cuenca de México, decoración arquitectónica a base de talud y tablero e incluso algún conjunto multifamiliar muy similar a los existentes en Teotihuacan. Tales relaciones decaen de manera dramática después del 550, siguiendo un modelo semejante al que simultáneamente se está desarrollando en Monte Albán. Este momento de flaqueza manifestado por Teotihuacan es aprovechado por El Tajín para alcanzar una complejo evolución cultural que se mantendrá hasta el Postclásico temprano, hacia el año 1.100.

A comienzos del periodo Clásico, El Tajín amplía su área urbana y ocupa las bajas colinas circundantes, las cuales se pueblan de plataformas artificiales, templos, palacios y juegos de la pelota. A pesar de la influencia teotihuacana durante la etapa anterior, la planificación del sitio recuerda más aquella característica de las tierras bajas mayas que la existente en la cuenca de México o en el altiplano central de Oaxaca. El núcleo del asentamiento está dominado por una alta construcción de 18 metros de altura que se conoce con el término de Pirámide de los Nichos, cubierta con bloques de piedra tallada y con una sola escalinata de acceso decorada con balaustradas. La pirámide en cuestión tiene seis pisos ornamentados por una variante del talud y el tablero, y 365 nichos que representan los días del año. Se ha sugerido que tales nichos estuvieron ocupados por figurillas de estuco, aunque este dato no está comprobado del todo. Esta estructura se superpone a otra más antigua, lo cual constituye un rasgo de influencia maya.

Cercanos a la Pirámide de los Nichos se emplazan dos de los once juegos de pelota descubiertos en la ciudad. Una de las paredes verticales de la cancha está cubierta por grabados que representan entre otros motivos a un jugador de pelota a punto de ser sacrificado.

Algo alejado de esta zona central se levantó un complejo de estructuras palaciegas y patios de columnas que estuvieron cubiertos con techumbres de bóveda falsa y grandes puertas con columnas, poniendo de manifiesto con claridad la influencia maya. Es el área que se conoce como Tajín Chico. El edificio más importante es el Edificio de las Columnas, cuyos tambores están tallados con relieves que representan danzantes con alas, caballeros águila, sacrificios humanos y numerales con puntos y barras con glifos.

Los materiales de construcción utilizados para levantar los edificios a que se hace referencia fueron una mezcla de arena, conchas marinas y fragmentos de madera, y es muy posible que se aprovecharan de moldes de madera para formar bloques con tales materiales.

Las características arquitectónicas más relevantes de El Tajín son nichos y cornisas volantes, la greca escalonada, que tal vez representaba las nubes de lluvia, que se coloca en alfardas y en nichos, decoraciones en mosaicos que suelen aparecer en todas las estructuras residenciales, frisos desgastados, techumbres planas y arcos en bóveda de aproximación de hiladas, rasgos estos que pueden proceder del área maya, tal vez de la península de Yucatán.

Durante el clásico tardío, El Tajín acogió en su centro entre 3.000 y 3.500 habitantes, aunque en su entorno vivió una gran población dispersa en lotes de casas que contenían jardines y árboles frutales: un estilo de vida que recuerda una vez más al existente en los grandes centro clásicos del área maya. Es muy posible que el conjunto de población controlada por El Tajín se acercara en esos momentos a las 13.000 personas.

Desde el punto de vista político y cultural, este centro urbano puede haber alcanzado un importante papel a la caída de Teotihuacan y, anteriormente, como correa de transmisión e la influencia teotihuacana hacia el sur de Mesoamérica desde finales del periodo clásico temprano. Aunque para este momento El Tajín era un centro menor en relación con los teotihuacanizados Cerro de las Mesas y Matacapán, aprovecha la decadencia de la gran metrópoli del centro de México y de sus asentamientos satélites e inicia un profundo florecimiento cultural, expandiendo algunos de sus más característicos mecanismos más allá de las fronteras de Veracruz. La ruta natural que siguen estos rasgos es el istmo de Tehuantepec, que sirve de guía para que la expansión veracruzana se dirija a la llanura costera pacífica de Guatemala, sobretodo al sitio de Cotzumalhuapa y a los asentamientos de El Salvador.

Posteriormente, hacia mediados del postclásico temprano (1.100 d.c.), se inicia un abandono del sitio, volviendo la población de la zona a sumirse en la vida típica de poblado más característica de mediados del Formativo que de los inicios del segundo milenio. Seguramente, este abandono del centro se vio acompañado por su destrucción por el fuego, siendo ocupado dos siglos más tarde por gentes chichimecas procedentes de las regiones septentrionales.

 

El juego de la pelota en El Tajín

Hacia comienzos del siglo VI, coincidiendo con los primeros síntomas de decadencia teotihuacana. El Tajín comienza a mostrarse como uno de los centros más pujantes de la Mesoamérica del Clásico Tardío, y para esta época ya ha conseguido elevar la práctica del juego de la pelota a un nivel de culto estatal.

Este culto exigió la confección de un complejo ritual muy elaborado que, además de la cancha de juego, incluía a una parafernalia compuesta por palmas, que parecen haber comenzado a utilizarse durante el Clásico temprano; yugos y hachas, que se emplearon en el periodo posterior. Este complejo estuvo asociado además a bajorrelieves en mosaicos colocados sobre la cancha del terreno de juego, espejos de pirita y otros rasgos, dando lugar a un estilo que se extendió desde el centro de México hasta El Salvador.

Tanta aceptación social y religiosa alcanzó su práctica que en El Tajín han sido localizados hasta once juegos de pelota, una concentración insólita para cualquier centro mesoamericano. El mayor tiene tres relieves en piedra sobre cada muro frontal, todos realizados en el entrelazamiento de espirales típico de Veracruz.

En definitiva, El Tajín logra confeccionar un complejo muy elaborado e implicar a la élite en una práctica que puede haber estado en funcionamiento al menos desde el Formativo medio, introduciéndolo como una actividad ritual estatal a partir del Clásico tardío. Algunos arqueólogos opinan que durante el Clásico medio (450-700) los comerciantes de cacao se encargaron de distribuir su práctica de manera generalizada, introduciéndolo en sitios con los que tuvieron relaciones comerciales junto con un complejo que incluía yugos, hachas y palmas de piedra, todos ellos relacionados con el juego de la pelota.

Los yugos tienen forma de U y suelen estar profusamente tallados con representaciones de ranas muy estilizadas cubiertas con volutas y rostros humanos, y pudieron emular los cinturones de lana, madera o de caucho utilizados por los jugadores de pelota. Las palmas son esculturas alargadas o piedra en forma de palma de entre 0,15 y 0,80 metros de largo, con forma de abanico en su extremo superior y superficie cóncava. La parte posterior es lisa pero la anterior está decorada con pájaros, iguanas, tortugas y figuras humanas en escenas realistas. Las representaciones pictóricas señalan que las palmas se colocaron sobre los yugos y muchos autores piensan que pudieron ser utilizadas como marcadores de juego, pero también puede ser que se utilizaran en las ceremonias y sacrificios que seguían al juego. Las hachas, muchas veces en forma de fina cabeza de piedra, también están decoradas con representaciones humanas, de pájaros y animales, aunque su utilización aparece aún bastante oscura. Asimismo, los candados son esculturas muy convencionales que nunca se han descubierto in situ, aunque están asociadas a Veracruz, tal vez al culto del juego de la pelota.

En un relieve del juego de la pelota de El Tajin presidido por el Dios de la muerte el capitán del equipo perdedor es sacrificado por los vencedores, que hunden un afilado cuchillo sobre su corazón. Como se ve el tema está lejos de ser meramente decorativo: además de escenas de sacrificios humanos, con los participantes exhibiendo el reglamento de yugos y palmas. Otro relieve muestra a un Dios echando sangre por el pene en un acto de autoinmolación.

 

El hundimiento de El Tajín

El hundimiento de El Tajín es aún más oscuro que el de los otros sitios, debido quizás a que no ha sido estudiado con tanta profundidad como ellos. Solo se dispone de datos indicativos de que fue destruido parcialmente por el fuego, pero esta parte de su historia está añun por determinar.
Durante este periodo de Clásico tardío y hasta mediados del Postclásico otros centros se han desarrollado de manera tan compleja como los distribuidos en el estado de Veracruz, algunos incluso han tenido una secuencia cultural más amplia, pero en cualquier caso han impedido que El Tajín logre una expansión similar a la de Teotihuacan o Monte Albán. En efecto Cholula, Xochicalco y Cacaxtla entre otros impidieron su expansión por el oeste y el sur, manteniendo una complejidad cultural semejante.
No obstante en el futuro, El Tajín, nunca fue superado.

 

 

 

Utherkegal
General
General

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 2.924
Desde: 06/Jun/2005

#6 ·

RE: EL TAJIN
 




En el Tajín, con la pirámide de los nichos detrás, el año pasado.

Y abajo una maqueta de la reconstrucción del Tajín.


 
 

Una vista del Tajín, con uno de los juegos de pelota, uno de los pequeños, abajo a la izquierda.