El Día D, Normandía, 1944. La batalla hacia la libertad de Europa

7 respuestas [Último envío]
Larrio Whitefinger
Imagen de Larrio Whitefinger
Desconectado
Centurion
Desde: 13 Ene 2011

EL DÍA D, NORMANDÍA, 1944. LA BATALLA HACIA LA LIBERTAD DE EUROPA

 

 

El Día D, mal conocido por mucha gente como desembarco de Normandía, pues no se debió únicamente de unos desembarcos en cinco playas. Hay que atribuir que el éxito de las tropas del desembarco anfibio se debió al aterrizaje de las fuerzas aerotransportadas.

Este famoso asalto al continente Europeo se caracteriza especialmente por varias operaciones, como la operación Cobra, Epsom, Goodwood, Totalize, y muchas otras. Pero únicamente me voy a centrar en las operaciones anteriores al Día D (relacionadas, pues, con ese día), y con las operaciones del respectivo Día.

 

Tras la derrota en Dieppe, se quería asegurar un desembarco armado por mar y aire en el que se aseguraran varias cabezas de playa. Desde principios del 1943 se planeaba esta invasión como aquella que pasaría a la mente de todos cuando oyeran la palabra desembarco, y según muchas fuentes históricas, fue la invasión con más potencial jamás realizada de toda la historia militar.

 

El trabajo de Joan Pujol García, alias «Garbo» y la Operación Fortitude.

 

Joan Pujol García, más conocido por su nombre en clave “Garbo” fue una pieza clave para la operación Fortitude. Garbo era de origen catalán, y en la guerra civil española luchó en el bando nacionalista. Tras darse cuenta de lo que estaba ocurriendo en España se dirigió, en 1940, al edificio del MI5 (la inteligencia secreta británica) y dijo que colaboraría para ellos, pero en un principio se negaron de su oferta. Más tarde decidió actuar por su cuenta y se dirigió a Alemania, especialmente a la Abwehr (inteligencia de la Alemania Nazi) y allí comunicó que se haría cargo de espiar a Gran Bretaña e informar a Alemania de los avances que realizarían. La inteligencia alemana le conocía como el agente “Arabel”. Primero se fue a Portugal  donde realizaba falsos informes que más tarde se dedicaba a enviar a la Abwehr. Cuando volvió al MI5 fue aceptado por los británicos y se dirigió a Inglaterra a trabajar en el Comité de la Doble Equis (Comité XX) como agente doble. Allí recibió el nombre de Garbo. Llegó a inventar un equipo de espionaje de más de veinte personas, por supuesto, todas falsas. Se dedicaba a enviar informes falsos, para engañar a los alemanes. Consiguió dejar un cadáver de un vagabundo inglés en la costa de Cádiz vestido con un uniforme de oficial, y con un maletín en el que contenía unos papeles que advertían de un desembarco en Calais. Supuestamente este “oficial” alemán venía de Argelia, donde se encontraba C. de Gaulle.

Joan Pujol García, alias "Garbo"

Joan Pujol García, alias "Garbo"

Su plan consistió en hacer creer a los alemanes de dos desembarcos, un desembarco primero en Normandía, en la península de Brest, desde España o Portugal, o en el Golfo de Vizcaya, al sur de Francia con frontera en España, y un segundo desembarco muy potente en Calais, a través del estrecho y desde Dover. Insistió que el primer desembarco iba a ser una táctica para despistar a las fuerzas alemanas, para así conseguir que las fuerzas oponentes fueran mucho menores de lo esperado.

La operación Fortitude tenía otro importante apartado que consistía en establecer en el estrecho, en Dover, al Primer Grupo de Ejército de los Estados Unidos, o conocido como el Primer Grupo Fantasma de los EEUU.

Un día llegó a la costa de Gales un barco desde EEUU cargado de cajas con mantas gruesas dobladas. Durante varios días, unos soldados se dedicaron a inflar de aire aquellas mantas creando así tanques inmensos de plástico que podían ser levantados por una persona. Se crearon también motos, cañones y aviones. Los campos que rodeaban Dover se plagaron de tiendas de campaña, tanques, barcos, barcazas, motos, aviones y hasta se creó una pequeña pista de aterrizaje para dar más realismo al asunto.

Los aviones de reconocimiento alemanes confirmaron el ataque que se produciría sobre las costas de Calais, tras realizar una pequeña observación y volver rápidamente antes de que los antiaéreos falsos les derrumbaran.

 

La Operación Overload y los puertos artificiales Mulberry.

 

La operación Overload consistía en varios ataques. Primero se enviaran a Francia unas fuerzas especiales para contactar con las resistencias de la Francia Libre y realizar los objetivos de sabotaje. Otro ataque consistiría en el de las fuerzas aerotransportadas, llevadas a cabo por la 82ª y la 101ª Divisiones Aerotransportadas de EEUU y por la 6ª D. Aerotransportada británica, para asegurar cruces, eliminar baterías costeras, etc., para asegurar más tarde los desembarcos en las playas. El siguiente ataque consistiría en debilitar las defensas alemanas a base de bombardeos aéreos y con estos ataques realizar hoyos en el suelo de las playas para proteger a las fuerzas de desembarco del fuego cruzado de las ametralladoras. El siguiente ataque se produciría por las fuerzas navales para debilitar las defensas de la playa. El último ataque se realizaría sobre las playas (Operación Neptune), vistas desde tierra y de izquierda a derecha, Utah, los acantilados de Point du Hoc, Omaha, Gold, Juno y Sword, para asegurar las cabezas de playa.

Mapa de la batalla del Día D

En todo esto uno de los objetivos principales debería ser conseguir un puerto (por lo que hacía a los alemanes imaginar aun más los desembarcos sobre Calais) y para ello las fuerzas de los EEUU se dirigirían más tarde a Cherburgo para liberar el puerto y utilizarlo, pero para ello se necesitaría un puerto improvisado llamado Mullberry, que crearían los ingenieros del ejército sobre las playas. Esta operación se empezó a realizar al partir del Día D+1, conocida como operación Pohenix. Se crearon unos enormes bloques que iban flotando hasta la costa normanda y allí se inundaban para que se metieran debajo del agua y solo asomase una mínima parte de ellos.

Puerto artificial Mulberry

Puerto artificial Mulberry en Arromanches

La zona de invasión y las defensas alemanas: El muro del Atlántico.

 

La zona de invasión se produciría en las amplias playas de Normandía y en los interiores (península de Contentin y alrededores de Caen, tras las playas Gold, Juno y Sword). Los 79 km de costa eran prácticamente playas, en su 90%, y el resto eran acantilados. La marea en las playas era muy impactante. Cuando había marea baja se dejaban al descubierto 500 metros de arena hasta llegar a las colinas que empezaban a elevarse hasta alcanzar los 15 metros sobre el nivel del mar con marea alta. Estas colinas eran de arena blanca y blanda con muchos arbustos y matojos.

Los alemanes, a las órdenes de E. Rommel, inundaron las playas de obstáculos y defensas. Todo esto formaba parte del muro del Atlántico. Se crearon los llamados “pantanos de Rommel”, que consistían en la inundación de muchas zonas a los alrededores de pueblos y carreteras, para dificultar el aterrizaje de las fuerzas aerotransportadas aliadas y para dificultar el paso a posibles desembarcos en la playa, pasando así por búnkeres y nidos de ametralladoras que los detendrían hasta que llegaran refuerzos. Se crearon torres vigías altas para controlar el estrecho.

En las playas las defensas más potentes eran los búnkeres construidos por los ingenieros de Rommel. Había búnkeres subterráneos con una salida en lo alto del bunker para sacar una ametralladora montada MG42, otro tipo de bunker era una edificación al exterior con ventanas cuadradas para montar las MG’s42, pero los búnkeres más “duros de pelar” eran unos construidos a base de hormigón y cemento que contenían una franja alargada para establecer varias ametralladoras y muy difícil de introducir granadas de mano. Normalmente estas edificaciones cubrían 180° completos pero había otras que tan solo cubrían 50 grados o 90, y otras que cubrían los 360 grados. (Los búnkeres no se parecen a los que salen en algunas películas, ej.: Salvar al Soldado Ryan)

Por toda la playa se colocaron “dos tipos” distintos de campos de minas, el real y el ficticio. El real eran enormes extensiones cubiertas de minas explosivas contra carros y contra infantería del tipo de presión y del tipo de fragmentación; y los ficticios que eran simples placas de metal para engañar a los detectores.

Encima de muchas de estas minas se colocaron otro tipo de obstáculos que impedirían el desembarco en marea alta, que consistían en trampas antitanque (estructuras formadas por tres gruesas vigas de metal cruzadas entre sí), puertas belgas (estructuras rectangulares para frenar a las LCs (Landing Crafts = Barcazas de Desembarco), colocadas verticalmente a la arena), los “espárragos de Rommel” (estacas de madera con puntas afiladas), caballos de Frisia (estructuras de maderas a base de estacas) y otras estructuras en forma de pirámide hechas de madera.

Más adentro se colocaron extensas alambradas de espino y detrás se encontraban los búnkeres, grandes y largas fosas para que la infantería se moviera en caso de bombardeos, emplazamientos de MG’s42 y morteros  tras columnas de sacos de arena, antiaéreos, los famosos Flak 88 y algunos Pak 43 y a diez kilómetros de la costa estaba la artillería pesada, que atentaría contra posibles desembarcos. Estos últimos cañones se encontraban unidos telefónicamente por cables subterráneos.

 

Los versos de Verlaine y la Resistencia Francesa.

 

 

Les sanglots longs
Des violons
De l'automne
Blessent mon coeur
D'une langueur
Monotone.

Tout suffocant
Et blême, quand
Sonne l'heure,
Je me souviens
Des jours anciens
Et je pleure

Et je m'en vais
Au vent mauvais
Qui m'emporte
Deçà, delà,
Pareil à la
Feuille morte.

 

 

Este poema (Chanson d’automne = Canción de otoño) lo escribió Verlaine, un poeta francés dedicado al simbolismo como movimiento literario principal francés de la segunda mitad del siglo XIX.

Los primeros seis versos enviados por la BBC indicarían al FFI (Fuerzas Francesas del Interior o conocidas como las resistencia de la Francia Libre [la Marsellesa era el himno de estas fuerzas y la Cruz de Lorena el símbolo que les representaba]) que los siguientes versos se enviarían menos de quince días, y estos últimos versos indicarían que la invasión se produciría antes de las próximas 48 horas.

Durante los atardeceres y noches de los días previos a la invasión se enviaron a Francia grupos de tres personas (compuestas por un oficial, uno o dos suboficiales, y en caso de que sea un único suboficial, se enviaría a un cabo) para entrenar a las fuerzas francesas, pero muchos llegaron demasiado tarde y otros fueron apresados. Los objetivos que debían desempeñar la resistencia, consistía en sabotear centrales eléctricas, depósitos de combustible, cables elevados y subterráneos telefónicos, cortar cualquier tipo de comunicaciones, y tareas de este estilo para dificultar a los alemanes en el momento del desembarco.

Sus tareas se realizaron con mucho éxito, aunque algunas fracasaron.

 

Stagg y el mal tiempo: la invasión retrasada 24 horas.

 

Eisenhower puso al mando de las previsiones meteorológicas a un británico joven llamado James M. Stagg. Las previsiones que había para el día 5 de junio (día en el que se planeaba comenzar la operación) eran de lo más aceptables a finales del mes de mayo. Todos los días se levantaban soleados sin una nube y las noches se acostaban con cielos despejados y estrellados.

Stagg, en una de las reuniones de los altos mandos encargados en la operación, tuvo que dar el parte meteorológico, para el 5 de junio, y con miedo de confundirse y sin estar completamente seguro de lo que ocurriría en los próximos tres días, pues un grupo de meteorólogos americanos advertían que se producirían chubascos pero que el día estaría despejado casi todo el día, en cambio Stagg esperaba lo peor del tiempo con nubes bajas, niebla, continuas lluvias y algunas tormentas.

Tras presentar su informe, el alto mando decidió atrasar la invasión 24 horas, al día 6 de junio de 1944. Le pidieron a Stagg que al día siguiente presentara un informe meteorológico.

El día 5 de junio a las 09.00 pm se presentó Stagg en otra de las reuniones. Esta vez llegaba con una cara más alegre. Según su parte para la noche y el amanecer del 6 de junio se basaba en mejoras que permitirían la invasión. Las nubes se elevarían lo suficiente para permitir a las fuerzas aerotransportadas realizar los aterrizajes a una altura considerable y a los planeadores visualizar su objetivo, la costa se mantendría despejada prácticamente todo el día, posibilitando los bombardeos de los buques y permitir a los tripulantes de las barcazas de desembarco orientarse y llegar exitosamente a sus objetivos en las playas.

Los oficiales comunicaron a los soldados que entraran a los barcos correspondientes y a las 10.30 pm se les comunicó a las fuerzas aerotransportadas el objetivo de invadir Europa, pues ni si quiera los capitanes sabían lo que les esperaba.

 

Las fuerzas aerotransportadas.

 

Las fuerzas aerotransportadas estaban compuestas por tres divisiones. La 82ª y la 101ª estadounidenses y la 6ª británica. Este sería el primer ataque realizado pasada la medianoche del 5 de junio, media hora después de que el nuevo día comenzara.

Los primeros en aterrizar fueron los planeadores y las fuerzas aerotransportadas de la 6ª división británica. Su misión era asegurar los puentes sobre el río Orne y sobre el canal de Caen hasta que fueran relevados por las fuerzas de desembarco de la playa de Sword. Otro de sus objetivos era neutralizar las baterías que se encontraban en lo alto de una colina en Merville, y asegurar varios cruces.

La misión de tomar el puente sobre el río Orne, o puente Pegasus, se realizó en menos de media hora y prácticamente sin abrir fuego. Al igual, el puente sobre el canal de Caen, duró muy poco. Estos dos puentes se debían tener en pie para que las fuerzas de desembarco, con sus tanques y la infantería pudieran cruzar esos ríos por alguna zona. Quizá la tarea más complicada para los británicos fuera la de neutralizar las baterías en lo alto de Merville. Al teniente coronel Terence Otway, del 9º batallón del regimiento paracaidista, se le encomendó la tarea de tomar esos cañones. Las colinas se habían asegurado con MG’s42, alambradas y campos de mina. Se suponía que varios bombarderos debían ablandar las defensas alemanas, y seguidamente cuatro planeadores Horsa debían aterrizar en lo alto de la colina para esquivar todas las defensas, pero no fue así. Los Lancaster no bombardearon la zona y de los cuatro planeadores, tres quedaron a diez kilómetros de la colina y otro a 30. Otway, aún viendo las bajas sufridas en los aterrizajes decidió que debían conquistar la colina. Tan solo se encontraba alrededor de Otway una cuarta parte del batallón, compuesta por ciento sesenta hombres, de los que cayeron setenta y cinco tratando de conquistar la colina. La misión acabó siendo un éxito a pesar de lo mal que habían sido lanzados.

Desde los barcos que cruzaban el canal se sentía una profunda emoción cuando se veían a los aviones de las divisiones americanas atravesar el canal y adentrarse en la península de Contentín. Los aviones que se disponían a entrar en la península fueron recibidos por una densa niebla. Al temer cualquier colisión, muchos pilotos se desviaron de su ruta. Cuando salieron de la niebla se dieron cuenta de que estaban siendo tiroteados por fuegos cruzados de las baterías antiaéreas alemanas, lo que produjo el pánico en muchos pilotos e hicieran que se desviaran de sus rutas. Estos motivos fueron los que hicieron que los desembarcos verticales del 6 de junio estuvieran desperdigados por un radio de unos cien kilómetros cuadrados por toda la zona este de la península de Contentín. Los objetivos de estas divisiones era asegurar los cruces de carreteras como el de Ravenoville y Chef du Pont, tomar la localidad de            Ste-Mère-Église, y la más importante asegurar las carreteras que iban a la playa para facilitar los desembarcos. Bastantes de los objetivos se consiguieron con mucho éxito, pero debido a las distancias de cada pelotón con su objetivo, muchas otras no se consiguieron.

Durante esta noche se realizaron actos de barbarie sin prestar atención a la Convención de Ginebra del 29. Unos soldados de la 101ª se encontraron a dos compañeros muertos “con sus partes cortadas e introducidas en la boca” (diría un soldado tras su experiencia en la guerra). Cuando los alemanes se encontraban a algún paracaidista enganchado en lo alto de un árbol se dirigían hacia a él, y con sus bayonetas le acababan matando a base de navajazos, e incluso a veces los alemanes les salpicaban continuas ráfagas de fuego con los lanzallamas. Pero los aliados también tuvieron sangre fría, pues unos soldados de la 101ª estaban en una granja cuando entraron varios de la 82ª sedientos de sangre con unos jovencísimos alemanes, lo más posible es que pertenecieran a las juventudes hitlerianas, y el oficial de la 82ª les hizo arrodillarse para meterles un tiro en la cabeza a cada uno, pero gracias a las suplicas de la familia francesa de la graja, a los alemanes y a las obligaciones de los de la 101ª les hicieron prisioneros. Un suboficial judío de la 82ª se llevó a unos prisioneros de guerra, se oyeron “cuatro tiros de una Colt” y volvió enfundando su pistola.

La madrugada del seis de junio de la península de Contentín se calificó como la más sangrienta batalla de todo el frente occidental.

 

Los bombardeos y la flota aliada: dirección Normandía. Los defensores alemanes.

 

Alrededor de las 02.30 am y 03.00 am comenzaron continuos bombardeos aéreos sobre las playas que finalizarían con los desembarcos. Desde el aeródromo de Greenham Common, y muchos otros se pasaron la noche, cientos de aviones cargando combustible, despegando y aterrizando. Cada avión realizó de entre tres y cinco pasadas por las costas normandas. Cada avión tenía un objetivo que bombardear, pero todos debían entrar virando hacia el oeste y en dirección sur por Contentín, y una vez divisadas las playas normandas, continuar por su perímetro hasta encontrarse con la desembocadura del Sena, donde deberían volver a los aeródromos. Cada avión llevaba una carga de explosivos para detonar en alguna playa o en alguna defensa costera. Muchos de los objetivos de algunos bombarderos era lanzarlas sobre la arena de la playa para así crear hoyos que sirvieran de protección a la infantería de desembarco del fuego cruzado de ametralladoras. El fuego de los aviones sería relevado por el fuego de los buques navales, que necesitaban una hora de luz para visualizar sus objetivos en la costa.

Mil quinientos barcos de muchos países (Francia, Inglaterra, Noruega, Canadá, Holanda, Bélgica, Estados Unidos, Polonia, Sudáfrica, Luxemburgo y algunos países de Sudamérica como Brasil) componían la Armada que cruzaría el canal la madrugada del seis de junio. Había todo tipo de barcos, a excepción de portaaviones, había cruceros ligeros, pesados, dragaminas, barcazas de desembarco, destructores, acorazados, buques de comunicación, buques hospital, buques transporte, un petrolero, de reconocimiento aéreo, submarinos, submarinos de bolsillo, remolcadores (que remolcaban los bloques que formarían el puerto de Mulberry), y barcazas de reconocimiento con la calibre 30.

La mayoría de estos barcos contenían miles de personas que desembarcarían en las playas, principalmente compuestos por norteamericanos, británicos y canadienses.

Los barcos se colocaron a una distancia prudente para que los cañones costeros no les dañaran, pero para que sus cañones si alcanzaran las defensas alemanas de las playas. En frente de la playa de Omaha, se colocaron varios barcos más distantes que en el resto de las playas, para que los cañones que se encontraban en los alto de los acantilados de Point du Hoc no les alcanzaran, y se pusieron a bombardear la playa. Pero para sorpresa de los aliados cuando desembarcaron y para los alemanes de esa playa, ni una bomba había impactado con las defensas, al contrario que en el resto de las playas, que algunas bombas pasaron de largo de las playas impactando en granjas del interior.

Mientras tanto, los alemanes no podían comunicarse con los altos mandos en Alemania o en París. Rommel, que había salido la tarde del cinco de junio a su casa en Alemania porque era el cumpleaños de su mujer, y porque tenía convocada una reunión con el Führer para pedir el traslado de una división acorazada y otra de las SS Leibstandarte Adolf Hitler (SSLAH) a las costas de Normandía y al paso de Calais, se enteró de la invasión en las últimas horas de la mañana de ese mismo día, y Hitler, que se enteró después de levantarse, se puso de muy mal genio (además del que ya tenía) pero aún así decía que se trataba de un despiste para la gran invasión, pero cuando se enteró de esa era la gran invasión, las fuerzas aerotransportadas estaban ya en Carentan y las británicas en Caen. Era demasiado tarde para echarles de nuevo a las playas pero no para dar una gran ofensiva, por lo que preparó un contraataque para mediados de junio.

 

Últimos preparativos de la invasión. La estrategia de avance aliado.

 

Los oficiales empezaron a movilizar las masas en los barcos, dando los últimos discursos a sus soldados, unos más serios y que atemorizaban al más valiente y otros débiles y sin valor. Algunos no sabían que decir, pues los nervios se les acumulaban en la garganta.

Era una noche silenciosa. Solo se oía la voz de un oficial de vez en cuando, las olas chocar con los barcos y las barcazas de desembarco, y a estas últimas se las oía chocar con los barcos. Cuando bajabas por la red para montar en la barca de desembarco tenías que calcular muy bien para caer en el hueco perfecto, y no pisar a los hombres y sobre todo no caer entre las barcazas y el barco, pues podías ser aplastado, y de hecho, varios soldados murieron así, entre ellos un teniente y dos capitanes.

 

La estrategia del desembarco consistía en desembarcar a las primeras unidades con bajamar, pero justo en el momento en que empezaba a subir el agua. Mientras la infantería iba avanzando por las playas los ingenieros antiminas, tendrían que ir despejando el camino para los Shermans y para que las próximas barcazas se arrimaran aun más a las colinas sin topar con obstáculos.

 

La playa Omaha.

 

La playa de Omaha es la que más dificultades dio. Se la conoce como la Sangrienta Omaha (Bloody Omaha) y fue la que más tardó en derrotar a los alemanes. Se pensó en retirar a las tropas y hacerlas desembarcar en la playa contigua de Utah si las cosas empeoraban un poco más. Según llegaban las siguientes oleadas se encontraban, más que con un mar de agua, con un mar de cadáveres. Los buques hospitales no paraban de recibir heridos. Un médico auxiliar se encontró con un Ranger que tenía unas peligrosas heridas en su cabeza. Cuando el médico le quitó el casco la masa cerebral empezó a derramarse y este intentaba metérsela de nuevo hasta que se dio cuenta de que había muerto.

Los encarados de esta playa venían del 1er Ejército de los EEUU. De este, solo el V Cuerpo comandado por Gerow fue el encargado. Exactamente de esta playa se encargarían la 1ª y la 29ª Divisiones de Infatería. Los primeros en desembarcar fueron el 116º y 18º regimientos de Infantería, seguidos del 115º y del 16º regimientos. Vista desde tierra y de izquierda a derecha, la playa estaba dividida en varios sectores para organizar a las barcazas de desembarco, y estos eran el sector Charlie, Dog Green, Dog White, Dog Red, Easy Green, Easy Red, Fox Green y Fox Red. Tres localidades encabezaban esta playa: Vierville-Sur-Mer, delante del sector Dog Green; Les Moulins, delante del sector Easy Green; y Colleville-Sur-Mer, delante del sector Fox Green. Los sectores del oeste fueron os más complicados, mientras que en las del este se creó una salida mucho más ancha, en menos tiempo y con muchas menos bajas. En Charlie y en Dog Green, las salidas se elevaban más que en resto de la playa y creaban ramblas bien defendidas, que llegaron a ser desastrosas para las tropas aliadas. Mientras tanto el general mayor Cota, había conseguido abrir una brecha en el sector Dog White, y ya estaba comunicando a sus hombres marchar a tomar Pointe du Raz de la Percée. En el otro extremo de la playa, los aliados ya estaban tomando y neutralizando los reductos, compuestos de baterías costeras, cerca de Les Moulins y de Colleville. Otros se dirigían a la localidad de Le Garde Hameau. Se suponía que los Shermans deberían haber desembarcado en la playa, pero de treinta tanques (aproximadamente) solo tres llegaron a la costa, el resto o se habían hundido en el canal o las rampas de las barcazas de transporte se habían atascado. Estos pocos Shermans M4 que llegaron a la playa sirvieron de cobertura para la infantería.

Se da por terminada la invasión en la playa de Omaha cuando se declara abierta la salida D-3* Les Moulins, a las 08.00 pm. A esta hora los zapadores empiezan a limpiar la rambla E-3* Colleville que queda abierta a las 01.00 am del día D+1. (* Esto eran los nombres que se les daba a las salidas. La letra mayúscula indica en el sector en que se abrieron las brechas de salida [D = Dog; E = Easy; F = Fox] y el número indicaba la salida que era. Se deberían haber abierto una salida en Charlie [y no se abrió ninguna], tres en los sectores Dog [se abrieron dos], tres en los sectores Easy [se abrieron dos] y una en los sectores Fox [se consiguió abrir la brecha]).

 

Los Rangers en Point du Hoc.

 

Unas barcazas de desembarco que en un principio parecía que iban a Omaha, viraron al oeste a unos 10 km de esta playa. Estos eran el 2º Batallón de Ranger, que se dirigían a Point du Hoc y su objetivo era neutralizar los cañones de 155mm que acechaban a los barcos situados en frente de la playa Omaha.

La barcaza guía se desoriento dirigiéndose a Point du Raz de la Percée, y cuando se dio cuenta viraron hacia su objetivo. Esto provocó que llegaran 40 minutos tarde de lo previsto.

Cuando se iban aproximando al objetivo unas enormes murallas les hacían frente. Eran los acantilados de Point du Hoc. En algunas zonas se elevaban hasta 30 metros pero la artillería naval derribó un buen trozo de acantilado formando una altura de solo 12 metros. A pocos metros y antes de bajar las rampas, se dispararon de los laterales de las barcas con una especie de morteros, unos ganchos parecidos a las anclas de los barcos, que ascendían enganchados a una cuerda y agarraban la tierra en lo alto de los acantilados. Por ellas escalarían los rangers hasta tomar la cima.

Point du Hoc se había separado en dos zonas de invasión: el lateral este donde desembarcaría la Compañía E (Easy), y el lateral oeste, donde desembarcarían las Compañías D (Dog) y F (Fox). Por el error de orientación, las nueve barcazas con unos doscientos hombres desembarcaron todos en el latera este, y fue en ese lateral donde se encontraban las dos MG’s42 apuntando hacia los acantilados. Cuando desembarcaron, los alemanes extrañados de un desembarco a los pies de un acantilado, intentaron detenerles con granadas de mano Steilhandgranaten. Arriba se encontraba el 726º Regimiento de Granaderos, pero los Rangers consiguieron alcanzar la cima en pocos minutos. Cuando llegaron a lo alto se dieron cuenta de que los cañones no se encontraban en lugar previsto y las casamatas estaban vacías. En su lugar había “unas chapuzas de madera” que construyeron los alemanes para engañar a la aviación aérea. Los cañones fueron trasladados a varios kilómetros de los acantilados para que no fueran dañados por los bombardeos aliados que se realizaron de vez en cuando por las costas de Normandía durante todo el año. Los Rangers no duraron en retroceder o rendirse. Se adentraron hacia dentro eliminando a todas las fuerzas alemanas hasta dar con los cañones desaparecidos tras una línea de árboles más al sur. Después de haberse neutralizado las baterías, los Rangers que defendían los acantilados enviaron un mensaje por radio a las 04.00 pm comunicando a los Rangers que cubrían la carretera que iba a Grandcamp que se estaba produciéndose un ataque de unos supervivientes del 726º Regimiento, de la guarnición de Point du Hoc.

Ese no fue el único ataque que recibirían. Antes de terminar el Día D, las Compañías E y F reciben un primer ataque desde el manzanal situado al sur de la carretera del 1er Batallón del 914º Regimiento de Granaderos. Nada más ser sofocado, rato después a la 01.00 am del 7 de junio las posiciones aliadas vuelven a ser atacadas por cuerpos del mismo regimiento. Pero a las tres de la madrugada del 7 se realiza otro ataque del mismo regimiento atravesando la delgada línea defensiva de los Rangers. Estos se retiran al perímetro defensivo de Point du Hoc. Ya por la mañana otras Compañías llegan a las posiciones del 2º de Rangers. Este ataque se vio como un éxito por la valentía de los Rangers, pero fue un ataque innecesario. “Los Rangers, parecían que habían nacido en el campo de batalla. Eran inigualables. Pero cuando les ponías con otros cuerpos, eran unos zoquetes. Si hacían bien las cosas, las tenían que hacer solos. Pero sin duda, eran cuerpos especiales, en mi opinión, los mejores de la guerra”, opinó un veterano de guerra.

 

La playa Utah.

 

La 4ª División de Infantería de los EEUU, del VII Cuerpo comandado por Collins desembarcó en la playa de Utah, en la costa este de la península Contentin. Desembarcaron el 8º, 22º y 12º Regimientos de Infantería. Un golpe de suerte azotó a los muchachos de esta división al dirigirse a las playas. En primer lugar las defensas de esta playa no estaban bien situadas, por lo tanto, cuando desembarcaron, los alemanes disparaban más bien a diestro y siniestro, que con un objetivo fijo. En segundo lugar, los ataques navales, no dieron a las defensas, pero levantaron muchos obstáculos y campos de minas, lo que facilitó el avance de las tropas por la playa. En tercer lugar, se debió a la corriente y al oleaje.

La playa de Utah se separó en dos sectores, Tare Green (situada al norte) y Uncle Red (situada al sur). Las defensas alemanas más potentes de la playa se encontraban en el sector norte, pero sin darse cuenta los guías, las 28 barcazas que componían la primera oleada, fueron arrastradas por las corrientes marítimas y por el oleaje hacia el estuario de Vire, esquivando las defensas. Comparadas con el resto de las playas, esta tuvo solo 200 bajas. Tras tomar la playa sin recibir casi enfrentamientos, hubo entre los soldados ganas de disparar. Murieron varios civiles franceses en la batalla.

Mientras tanto, las divisiones paracaidistas del interior de la península, tomaban los caminos que llevaban a la playa, principalmente la carretera que iba desde Ste-Marie-Du-Mont hasta la playa, que era la única salida para coches, carros e infantería. Esta carretera se encontraba entre dos de los “pantanos de Rommel”, y la carretera que parecía un paso elevado sobre el mar, estaba defendido con nidos de ametralladoras con MG’s42, sacos de arena y cañones. Más tarde se tomaría la carretera de Ravenoville.

 

La playa Gold.

 

La playa de Gold estaba al este de Omaha. Era una playa muy extensa, que iba desde Le Hamel hasta La Rivière. Se encargó de esta playa la 50ª División de Gran Bretaña (División Northumberland) y la 8ª Brigada Acorazada, ambas pertenecientes al XXX Cuerpo, del 2º Ejército de GB. Esta playa estaba al mando del general Bucknall.

Tras dejar los buques y meterse en las barcazas de desembarco se dirigieron directamente a la playa sin desorientarse de su ruta. A las 07.30 am del seis de junio, las tropas británicas desembarcaron bajo un fuego cruzado muy intenso que provenía de unas defensas alemanas bastante debilitadas por los bombarderos. Aun así se tardó en eliminar las defensas alemanas casi todo el día. Al este, en La Rivière, hubo un duro combate para acabar con las fuerzas alemanas, pero al cabo de varias horas, varios alemanes, con un oficial a la cabeza, salieron de sus defensas con las manos en alto.

Había unas baterías instaladas en lo alto de una colina, a las afueras de Longues, que dificultaban los movimientos aliados en el extremo oeste de la playa. Dos acorazados se precipitaron con gran valentía a neutralizar esas baterías que los aviones no habían ni dañado. Tras destrozar las defensas en las baterías, la 231ª Brigada se puso en movimiento hacia Arromanches (al oeste de la playa), donde se construiría más tarde el puerto artificial Mullberry. La 56ª Brigada, que desembarcó en la segunda oleada se dirigía por carretera hacia Bayeux donde se dieron unas terribles batallas. Las fuerzas no llegaron a entrar en Bayeux, aunque un oficial objetó que se podría haber tomado el mismo día sin apenas sufrir resistencias y no esperar a que las fuerzas alemanas inundaran la cuidad. Bayeux fue la primera localidad (de gran importancia) liberada en la Francia ocupada desde 1940, y C. de Gaulle, semanas después de la invasión desembarcaría en la costa Normanda y se iría directamente a Bayeux donde dio un discurso en la terraza del ayuntamiento y se pasó por todas las calles saludando a cada uno de los ciudadanos. En el otro extremo de la playa, la 69ª Brigada tomó posiciones muy cerca de la carretera que unía Bayeux con Caen.

 

La playa Juno.

 

La playa de Juno se encontraba entre las playas Gold y Sword, y estaba dividida en dos por el río Seulles, y por la localidad de Courselles. La playa se extendí desde Vaux hasta St-Aubin-Sur-Mer. En esta playa desembarcaría la 3ª División de Infantería Canadiense, seguida de la 2ª Brigada Acorazada Canadiense, ambas del I Cuerpo GB, del 2º Ejército de Gran Bretaña. Tanto esta playa como Sword estaba dirigida por el general de división Crocker. Cuando las barcazas de desembarco dejaron atrás a sus grandes compañeros en el canal, disparando contra las defensas, los nervios abundaban entre los soldados. Antes de desembarcar, a cada soldado se le proporcionó un bocadillo de queso. Con el oleaje tan brusco, muchos de los soldados vomitaron en medio de las barcazas, lo que hacían de estas que escurrieran mucho más (esto ocurrió en todas las playas). En una barcaza, mientras un oficial daba órdenes a sus soldados, el tripulante del LC, comunicó que no se veía ningún alemán, y que parecía que las defensas estaban abandonadas.

Cuando las barcazas bajaron las rampas de desembarco a las 07.49 am, un intenso fuego irrumpió en la tranquilidad de la playa. Las ametralladoras comenzaron a disparar en un fuego cruzado muy eficaz. En la margen este del río Seulles, en plena localidad de Courselles se produjo un duro enfrentamiento, pero no se tardó en acabar con las fuerzas alemanas, aunque esta playa trajo 961 bajas. Pasadas las horas, y con un organización fatal, se ordenó que no llegaran más barcazas de desembarco, hasta que no se movilizaran las tropas, y es que entre tanques, tropas, ingenieros abriendo brechas y oficiales que cada uno dirigía a la infantería como querían, la playa se congestionó de manera increíble en muy poco tiempo.

Una vez movilizadas las tropas, empezaron a caminar hacia sus objetivos establecidos para pasadas las 24 horas del Día D. La 9ª Brigada tenía el objetivo de tomar Caen, junto con otras brigadas de la playa de Sword, pero tras la contraofensiva alemana de la 21ª División Panzer que recibieron desde Caen, los soldados se detuvieron en Villons-Les-Buissons, a unos veinte kilómetros de la ciudad.

 

La playa Sword.

 

La playa Sword era parte del 2º Ejército de Gran Bretaña, y a su vez del mismo Cuerpo que la playa Juno (comandada por Crocker), pero fue la 3ª División de Infantería de GB la que desembarcaría en la playa, seguida de la 27ª Brigada Acorazada de GB. Esta playa era la que se encontraba más al este, e iba desde St-Aubin-Sur-Mer hasta el estuario del río Orne. A las 07.50 am desembarcaron los primeros soldados, bajo un débil fuego cruzado de infantería alemana que no se tardó en neutralizar. A pesar de las órdenes de los aliados llegó a la playa el alcalde de Colleville, entusiasmado por los desembarcos, vistiendo un casco antiguo y desgastado de varias décadas atrás, posiblemente de la época napoleónica. Llegó una joven mujer francesa que había estudiado enfermería en bicicleta, para recoger su bañador que olvidó unos días atrás en la playa, y visto el espectáculo se quedó ayudando a los soldados durante dos días. Allí conoció a un joven oficial inglés con el que se casó tras la guerra.

El 2º de East Yorkshire tenía por objetivo atacar dos fortificaciones alemanas con cañones de 155 mm. Tras un audaz ataque del batallón, los setenta defensores salieron de las fortificaciones con los brazos en alto, y tras revisarlas, encontraron unas cajas llenas de cervezas y vino, que compartieron con un suboficial que les quería castigar.

La 1ª Brigada de los Servicios Especiales de GB que había desembarcado cerca de Colleville, tenía un simpático escocés que vestía la típica falda y tocaba la gaita con canciones como The Road to the Islands y Blue Bonnets Over the Border. Esta brigada tenía que relevar a las fuerzas aerotransportadas en Bénouville que aguardaban el puente Pegasus.

Desembarcó en la tercera oleada de la playa el Comando n. º 4, que estaba formado por dos grupos de fusileros franceses, que debían llegar hasta Ouistreham, pasando por Riva Bella, donde los alemanes fortificaron un casino. El Comando tuvo que eliminar las grandes defensas de este casino para poder tomar Riva Bella.

Las playas Juno y Sword no quedaron unidas debido al contraataque de la 21ª D. Panzer alemana.

 

Los avances por Normandía y Bretaña. El fin de la guerra. Europa y Pacífico,

 

Más tarde los británicos se dirigirían a Caen y hacia el norte de Francia, pasando por París, y tuvieron mucha importancia en la incursión sobre Holanda. Tomarían Le Havre en septiembre del 44.

Mientras tanto, los americanos tomarían la fortificada península de Contentín. Se harían con el control de Carentan, un localidad que unía las playas Omaha y Utah, y en ella se libraría una dura batalla, de ataque y defensa. Se dirigirían a Cherburgo, St-Ló, y hacia el sur de Francia, pasando por la península de Brest. Sus próximos objetivos, después de Francia, serían las Ardenas, el Rin y los interiores de Alemania.

 

Esta es solo una parte de la guerra. Al otro lado del continente otros americanos habían tomado Roma, pasando por duras batallas como Montecassino, Anzio y Sicilia. Al norte, las tropas soviéticas se adentraban en Polonia, Checoeslovaquia, y no tardarían entrar en Alemania. Al otro lado del mundo, pasando por el Atlántico, y por encima del continente americano, las fuertes y valientes divisiones de marines de los EEUU luchaban dejando la piel en las últimas batallas del Pacifico como las duras Salomón, Las Filipinas, y absurdas islas con desencanto.

Para el verano de 1945, todos los soldados que participaron en la guerra estarían en sus casas, con una victoria conseguida duramente ante fuertes ejércitos, como fueron el alemán, por su eficacia, y el japonés por su valentía.

Victoria en Iwo Jimaa

Cinco Marines levantando la bandera de los EEUU en Iwo Jima en 1945

 

Muchas Gracias a todos, y espero que hayan disfrutado y aprendido.

 

 

“La Historia del mundo puede ser algo magnífico y fantástico, y la fantasía surge de nuestros pensamientos para convertirse en cosas que nos gusten; pues la historia, si de verdad gusta a las personas, y se tiene un afán por leer, se disfrutará y se entenderá lo leído”. General Eisenhower.

“Ignorar la Historia, es como permanecer siendo un niño toda la vida”. Marco T. Cicerón

“Toda Historia, es Historia Contemporánea”. Benetto Croce

“Pasados los mil años, se desconocerá lo que se conoce ahora, y se conocerá lo que aún no se ha conocido”

 

 

BIBLIOGRAFIA

-BEEVOR, Anthony. El Día D. La batalla de Normandía. Ed. Crítica

-ZALOGA, Steven J. El Día D (I): la playa Omaha. Ed. Osprey Publishing

-ZALOGA, Steven J. El Día D (II): la playa Utah. Ed. Osprey Publishing

-BADSEY, Stephen. Operación Market Garden. Ed. Osprey Publishing

- SMITH, Carl. El día de la Infamia. Ed. Osprey Publishing

-COLLINS, Larry. Los secretos del Día D. Ed. Booket

-RYAN, Cornelius. El  día más largo. Inédita editores

-AMBROSE, Stephen E. El puente Pegasus. Inédita editores

-ZIMMERMAN, Bodo. Batallas decisivas de la Segunda Guerra Mundial. “La batalla de Normandía”. Ed. Malabar

-Dr. MANN, Chris. Grandes batallas de la Segunda Guerra Mundial. Ed. Parragón

-TRIBOULET, Raymond. El Día D y la Batalla de Normandía. 1944. Ed. Pitkin

-POLUS, Jaspard. Historia controvertida de la Segunda Guerra Mundial. Vol. 6. Ed. Rialp
-OVERY, Richard. Vol.1. La guerra relámpago. Blitzkrieg. 1939-1941. LU Ilustrado, Ediciones Universidad de Barcelona (colaboración con el Imperial War Museum)

-THOMPSON, Julian. Victoria en Europa. LU Ilustrado, Ediciones Universidad de Barcelona (colaboración con el Imperial War Museum)

-COOK, Chris. Diccionario de términos históricos. Segunda edición. Ed. Biblioteca de consulta; Alianza Editorial

-Wikipedia, la enciclopedia libre

-Otras páginas de Internet.

-Datos tomados de un veterano de la guerra. Chris Hansbury. De origen polaco emigró a Inglaterra en enero de 1939 y ejerció para las RAMC (Royal Army Medical Corps = Cuerpo

Médico de la Armada Real).

-Datos tomados de un veterano de guerra. Pariente de Robert Adriel Montsquiev cuyo nombre no estoy autorizado para publicarlo. De origen rumano luchó en el Ejército Soviético.

-Datos tomados en el IWM (Imperial War Museum)

-Datos tomados en el museo de guerra de Arromanches

 


"La artillería desarrolló el lado más desafortunado de los Borbones, ni aprender ni olvidar, y en muchos aspectos estaba más retrasada que la infantería." Leo Geyr von Schweppenburg, Grupo Panzer West (1 de julio de 1944), Francia, Ocupación Alemania Nazi.

sigpro
Imagen de sigpro
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 20 Oct 2010

Una consulta sobre lo que hizo Garbo. Lo del cadáver de un oficial muerto en Cádiz tengo entendido que era un inglés, William Martin -ficticio, por supuesto-, con una documentación que hablaba sobre un posible desembarco en una zona de Europa que desconozco, todo ello orquestado para engañar a los alemanes.

 

Desconocía ese hecho que has nombrado.

¿Es posible que estemos hablando de lo mismo?

 

Un saludo.

Larrio Whitefinger
Imagen de Larrio Whitefinger
Desconectado
Centurion
Desde: 13 Ene 2011

Ese plan suyo consistía en hacer eso, posiblemente si fuera un inglés para engañar a los alemanes, pero de ese dato no estoy muy seguro, pero muchas gracias, lo tendré en cuenta.

 


"La artillería desarrolló el lado más desafortunado de los Borbones, ni aprender ni olvidar, y en muchos aspectos estaba más retrasada que la infantería." Leo Geyr von Schweppenburg, Grupo Panzer West (1 de julio de 1944), Francia, Ocupación Alemania Nazi.

Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Conozco el hecho que comenta sigpro, para cuyo engaño emplearon el cuerpo de un inglés muerto días atrás por neumonía, con documentación falsa de oficial británico y ciertos planes secretos. El cuerpo, atado a un paracaídas, llegó a parar a las costas de Huelva lanzado por los ingleses desde el submarino Seraph. La historia es muy interesante y curiosa. La conocía a través de un documental llamado: "El hombre que nunca existió". Creo que existe también una película con el mismo nombre. Son 52 min. de documental, podéis verlo aquí mismo.

También leerlo en la wiki: http://es.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_Mincemeat

 

Pero creo que en esa operación Garbo no estuvo implicado. Me extraña esa coincidencia con la del supuesto cadáver de un oficial nazi. No podian ser tan tontos de caer 2 veces en el mismo engaño. Garbo lo que sí hizo es remitir documentación falsa que reafirmó en los alemanes la creencia de que el ataque de Normandía era una mera maniobra de distracción.

La historia de Joan Puyol se ha hecho muy popular últimamente gracias a la película-documental "Garbo: el espía".

 


Larrio Whitefinger
Imagen de Larrio Whitefinger
Desconectado
Centurion
Desde: 13 Ene 2011

Keitel, por que cerraste el hilo de mensajes, esto es tema, lo otro es un articulo web y la gente podrá llegar a el más fácil, también lo he mejorado, con fotografías y otro s textos... Esta mejor el otro y es más accesible

 


"La artillería desarrolló el lado más desafortunado de los Borbones, ni aprender ni olvidar, y en muchos aspectos estaba más retrasada que la infantería." Leo Geyr von Schweppenburg, Grupo Panzer West (1 de julio de 1944), Francia, Ocupación Alemania Nazi.

Manolillo_Bilbao
Imagen de Manolillo_Bilbao
Desconectado
Prefecto Annoa
Exstaff
Desde: 15 Ago 2009

Larrio Whitefinger ha escrito

Keitel, por que cerraste el hilo de mensajes, esto es tema, lo otro es un articulo web y la gente podrá llegar a el más fácil, también lo he mejorado, con fotografías y otro s textos... Esta mejor el otro y es más accesible

Larrio, Keitel se ha equivocado; tenía que haber cerrado el tema del Foro (éste) y ha cerado el artículo que has subido a la web,más completo y mejor ilustrado. Le aviso para que deshaga el entuerto.;)

 


veterano1 veterano2 general1-3 antigua1-3 latinoamerica1 articulo2 prehistoria2 general2 iigm3 medieval3 general3 500-cruz foto 

Larrio Whitefinger
Imagen de Larrio Whitefinger
Desconectado
Centurion
Desde: 13 Ene 2011

vale, gracia. Ya le he enviado yo un mensaje tambien.

 


"La artillería desarrolló el lado más desafortunado de los Borbones, ni aprender ni olvidar, y en muchos aspectos estaba más retrasada que la infantería." Leo Geyr von Schweppenburg, Grupo Panzer West (1 de julio de 1944), Francia, Ocupación Alemania Nazi.

Wilhelm Keitel
Imagen de Wilhelm Keitel
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 17 Ago 2009

    Okey, ahora espero que esté a vuestro gusto. Larrio, para la próxima vez, mejor no dupliques los temas, enlaza directamente tu tema a la web y así nos ahorraremos estos problemillas.

 

   Un saludo!

 


        

"no se ha inventado nada mejor q la estupidez para creerse inteligente" - A.N.