Entrevista a Juan José Sanz, veterano de la División Azul

11 respuestas [Último envío]
Wilhelm Keitel
Imagen de Wilhelm Keitel
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 17 Ago 2009

 Os traigo una entrevista publicada ayer en el diario ABC. El entrevistado es un antiguo soldado de la División, Azul, uno de los pocos que aún están vivos actualmente. Alistado a los 17 años, ahora debe rondar los noventa. Su testimonio es bastante interesante, por lo que si estáis interesados en este período, no dejéis de leer la entrevista completa.

 He elegido alguna de las preguntas que me ha parecido más interesantes:


¿Qué le llevó a querer luchar contra el comunismo?

Bueno, yo ya había vivido desde pequeño él–en mi pueblo se izó la bandera de la hoz y el martillo de Stalin en lugar de la republicana-, y con su llegada nos quitaron las tierras y las pocas cosas que teníamos. Por eso, después del discurso de Súñer, salí a la calle para luchar contra el comunismo, y no contra el pueblo ruso, al que amo. De hecho, he ido después multitud de veces a Rusia. Nunca combatí contra personas, siempre lo hice contra una idea.


¿Conocía el nazismo cuando se presentó voluntario a la División Azul?


No, había oído cosas del fascismo de Mussolini, pero de lo que era el nazismo me enteré después de llegar a España. En el tiempo que pasamos allí, no supimos nada de aquella ideología y simplemente combatíamos junto a unos de los soldados más disciplinados del mundo. Desde mi punto de vista era un ejército muy respetuoso, cuando pasaron sus unidades por los pueblos no tocaron a nadie ni robaron ningún animal para comer.


¿Participó en alguna de las batallas del río Voljov?


Si. Cuando llegamos al frente nos instalaron en un lugar llamado Lechino. Desde allí viajamos hasta el río Voljov, donde nos estaban esperando unas balsas alemanas para poder atravesarlo. Allí comenzó nuestro combate.
Con ellas pasamos silenciosamente hasta el otro lado y desembarcamos. Tras tomar posiciones, el capitán, Ignacio Ruipérez, nos ordenó mantener la posición hasta que él y su ayudante, Silvestre, reconocieran el terreno para saber si había o no minas. En ese momento se produjo una de las primeras muertes en combate de mi unidad cuando el capitán pisó una bomba cuya explosión mató a Silvestre, que iba detrás.
Nosotros, que oímos la detonación, no supimos lo que había pasado hasta que regresó el capitán sangrando por los oídos y con el abrigo socarrado. El problema fue que con el fogonazo de la mina nos descubrieron y la artillería rusa comenzó instantáneamente a disparar sobre nosotros. Por suerte no nos acertó. Desde allí subimos una colina (…) donde el fuego enemigo nos obligó a tumbarnos en tierra. En ese momento se produjo una escena que tengo grabada en la memoria: empezó a caer nieve sobre nosotros hasta llegar a cubrirnos casi por completo.
Hubo una situación bastante curiosa que sucedió con un compañero de Zaragoza al que llamábamos «La Muerte» por ser muy alto» y delgado. Tal era la cantidad de nieve que cayó que cubrió totalmente a este chico y, cuando nos levantamos, no hubo manera de encontrarle hasta que el capitán, sin querer, le pisó. «La Muerte» no obstante tuvo mucha suerte, porque días después una bomba cayó justo a su lado rompiéndole tan sólo la manga del abrigo.

¿Combatió en el lago Ilmen?


Más o menos. En el lago Ilmen se produjeron dos marchas. La primera fue la que hizo el heroico capitán Ordás al atravesar el lago helado para salvar a una unidad alemana que había cercada. Pero, a la vez, se organizó otra compañía, de la que yo formaba parte, que tenía como misión ir andando por la orilla para disuadir a las unidades enemigas de que atacasen a los que iban por el lago.
Nosotros no combatimos, íbamos dispuestos a ello por si aparecía otro ejército, unidades enemigas o guerrilleros, pero era algo disuasorio. A pesar de todo, esta marcha tuvo también su miga porque, aunque íbamos por la orilla, tuvimos que soportar temperaturas de hasta menos 52 grados. Íbamos además con trineos de los que tirábamos nosotros y en los que metíamos a los compañeros a los que se les congelaba algún miembro o que morían de frío.
Esa marcha fue terrible, el sudor que iba expulsando se iba congelando alrededor de la cara. Además, como el vapor que salía del cuerpo se congelaba, no había forma de mover los brazos porque toda nuestra ropa estaba helada. También nos costaba mucho poder cerrar los ojos.


¿Cree que la División Azul es bien recordada en España?

A la División Azul se la silenció durante la guerra hasta que se ha conocido la verdad, que es que cumplió su cometido en el frente. Dejamos de ser los desarrapados de las marchas, como nos decían los alemanes, para convertirnos en gente respetada y que sabía morir con prestigio. Además se ha conocido la verdad sobre el pueblo ruso, con los que mantuvimos una buena relación y que, hoy por hoy, tiene un buen recuerdo nuestro. Yo en 1971 fui invitado de honor por su gobierno.


Entrevista completa:  http://www.abc.es/historia-militar/20130215/abci-entrevista-juan-jose-sa...

 


        

"no se ha inventado nada mejor q la estupidez para creerse inteligente" - A.N.   

Galland
Imagen de Galland
Desconectado
General
Colaborador
Desde: 13 Sep 2009

Wilhelm Keitel ha escrito

 
Nosotros no combatimos, íbamos dispuestos a ello por si aparecía otro ejército, unidades enemigas o guerrilleros, pero era algo disuasorio. A pesar de todo, esta marcha tuvo también su miga porque, aunque íbamos por la orilla, tuvimos que soportar temperaturas de hasta menos 52 grados. Íbamos además con trineos de los que tirábamos nosotros y en los que metíamos a los compañeros a los que se les congelaba algún miembro o que morían de frío.
Esa marcha fue terrible, el sudor que iba expulsando se iba congelando alrededor de la cara. Además, como el vapor que salía del cuerpo se congelaba, no había forma de mover los brazos porque toda nuestra ropa estaba helada. También nos costaba mucho poder cerrar los ojos.

 

Me imagino la situación, debio ser durisimo.

 


Tisner (not verified)
Imagen de Tisner

Y en el artículo menciona a uno de los enemigos silenciosos de la guerra:  "IBAMOS LLENOS DE PIOJOS".

El piojo necesita calor para sobrevivir. Cuando un soldado moría, los piojos abandonaban su cuerpo para irse a otro.

Son cosas de la guerra, por eso hay que evitarla.


Muy buena la eleccón del artículo  Keitel.


Saludos.


sigpro
Imagen de sigpro
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 20 Oct 2010

¿Fue de los que regresó en el Semíramis?

 

En mi despacho tengo un libro de un veterano, de un pequeño pueblo de Valencia y conocido de mi familia, que fue de los que pasó el cautiverio (junto a republicanos españoles  ) en muchos puntos de Rusia.

Desconozco si ha fallecido, si bien puedo decir que de seguir vivo tendría casi 91 años, nacido en 1922.

 

Eso sí, a un tío abuelo mío no le dejaron ir a Rusia porque creo que no era mayor de edad en 1941.

 

También es cierto que en un país arrasado por la guerra sería sencillo falsificar una partida de nacimiento. Ya sucedió cuando se alistaron el Canarias y el Almirante Cervera ("muchachos de 16 años que juraban haber cumplido los 18" -desconozco si esta frase es de un Historia y Vida de los años 60/70 o de algunos de los libros que tengo de la Empresa Nacional Bazán-).

 

Un saludo.

55.999_6
Imagen de 55.999_6
Desconectado
Decurión
Desde: 30 Ago 2009

Hola! Mi padre dice que la ropa llega a pesar mucho a bajas temperaturas, que es insoportable. Está claro que los héroes son los que sobreviven a este tipo de calamidades. Me hace recordar a relatos de mi padre aunque, evidentemente, no tan crudos.

Saludos

 


Como dice Stephen Hawking: los extaterrestres no existe por lo que se recomienda no acercarse a ellos porque es como cuando Colón descubrió América, llevó la muerte a muchos indios.

Wilhelm Keitel
Imagen de Wilhelm Keitel
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 17 Ago 2009

sigpro ha escrito

¿Fue de los que regresó en el Semíramis?

 He buscado una lista en internet y parece que no. Por la edad, no sería descabellado pensar que pertenenció a aquellos miembros que se volvieron a España con la orden de Franco. COn 19-20 años, habría tenido guerra de sobra no para toda su vida, sino para un par de vidas o más.

 

 Un saludo

 


        

"no se ha inventado nada mejor q la estupidez para creerse inteligente" - A.N.   

Los_Santos_Reyes
Imagen de Los_Santos_Reyes
Desconectado
Centurion
Redactor MHMSocio MH
Desde: 16 Nov 2009

No, Juan José Sanz Jarque no fue hecho prisionero.

Es autor de tres libros de temática centrada en la Guerra Civil y en la División Azul.

 


"Todos los Balcanes no valen los huesos de un granadero de Pomerania" (Bismarck)

   
 

DanielVelascoJ
Imagen de DanielVelascoJ
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 27 Oct 2010

Muy interesante, y crudo, nadie mejor para contar los matices del campo de batalla que un verdadero testigo prescencial de aquellos hechos. De hecho hace poco, cosas de dos  meses atras compre una revista "La aventura de la historia" en la cual venia un articulo relacionado a la Division Azul, su frente de batalla, sus historias y calamidades que sufrieron durante la guerra y es curioso que muchos de los reclutas fuesen voluntarios y aun mas que poco conocieran respecto a la tematica de guerra. Acerca de la revista imagino que haya en España habrá sido publicada muchos meses atras porque hasta aqui en Mexico llegan con un retraso de unos 6 u 8 meses, aun asi eso no quita que las adquiera!

 


 

Los_Santos_Reyes
Imagen de Los_Santos_Reyes
Desconectado
Centurion
Redactor MHMSocio MH
Desde: 16 Nov 2009

danii, no es raro que la mayoría fueran voluntarios. El nombre de la unidad era "División Española de Voluntarios". La supuesta presencia ¡y encima mayoritaria! de forzados a ir a la URSS es uno de los camelos más grandes que se han inventado.

 

Eso sí, no faltará quien conoció al amigo de un primo del cuñado de su abuelo que le obligaron a ir a Rusia. Normal, también Luis García Berlanga y Luis Ciges fueron poco menos que obligados...

Un saludo.

 


"Todos los Balcanes no valen los huesos de un granadero de Pomerania" (Bismarck)

   
 

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

El tema de los voluntarios/forzados de la Divisón Azul ya se discutió en otros hilos.

Quedó bastante establecido que la primera leva fue de voluntarios entusiastas, la segunda de voluntarios con menos entusiasmo y algo de conveniencia y, finalmente, hubo algún forzado.

En suma, hubo matices que fueron cambiando con el tiempo. Suficientes como para hacer que cualquiera opine que conoció el caso de X que fue convencido o bien de Y que fue forzado y hasta de Z, que fue ilusionado en tener una buena paga y recomendaciones al volver.

Es por eso que hay que tratar el tema con cuidado, ya que, eligiendo adecuadamente los testimonios, podemos decir cualquier cosa y refutarla, todo en el mismo párrafo.

 

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

Los_Santos_Reyes
Imagen de Los_Santos_Reyes
Desconectado
Centurion
Redactor MHMSocio MH
Desde: 16 Nov 2009

Siempre se ha mirado un poco de lado a la que se llamó "la segunda división", esto es, los reemplazos de la primavera de 1942, precisamente como voluntarios de menor entusiasmo.

Si tenemos en cuenta que este segundo reemplazo formaba la mayor parte de la División en la batalla de Krasny Bor, cuyo 70 aniversario se ha conmemorado hace poco, creo que lo del menor entusiasmo es bastante discutible.

Pero de verdad, cuando leo fuera de este foro a tanto indocumentado, a tanto pigmeo mental y a tanto resentido intentando hacer creer a la gente que la mayoría de los 45.000 que pasaron por la DEV entre julio de 1941 y octubre de 1943 eran forzados, engañados o mercenarios, no sé si reírme o enfurecerme.

El caso de Luis García Berlanga, que he citado anteriormente, es paradigmático. Durante décadas vendió la burra de que se alistó poco menos que para redimir a su padre, republicano declarado. Sin duda por eso también se adhirió a FE de las JONS y escribió encendidos artículos patrióticos en la Hoja Divisionaria. Especialmente divertido era eso de que "jamás pegó un tiro a los rusos".

Normal, era artillero. Más concretamente, de la 4ª Batería del II Grupo, si no recuerdo mal.

Quiero decir que es normal y perfectamente legítimo considerar que te equivocaste yendo allí, incluso arrepentirte de ello. Lo que no lo es tanto es renegar de tu pasado e intentar ocultarlo.

Y que conste que lo digo "sin acritú" y que me reí un montón con muchas de sus películas.

Un saludo.

 


"Todos los Balcanes no valen los huesos de un granadero de Pomerania" (Bismarck)