Entrevista a Juan José Sanz, veterano de la División Azul

11 respuestas [Último envío]
Wilhelm Keitel
Imagen de Wilhelm Keitel
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 17 Ago 2009

  Creo que es interesante comentar qué visión hay hoy en día sobre el papel de estos soldados en el conflicto internacional más importante del siglo XX. De hecho, esta fue una de las preguntas de la entrevista, si bien, o está editada o fue sorteada más o menos por el entrevistado.

 No me da la sensación de que la consideración, entre el público llano, sea buena. Ya obviando el hecho de que es poco o nada conocida, lo cual también es significativo por sí mismo. Creo que esto se debe principalmente al partidismo histórico. Al fin y al cabo, perdieron la guerra y ya el propio Gobierno de Franco pasó de apoyar y ensalzar a retirar y proscribir prácticamente. Qué no haría después una corriente historiográfica claramente anti-autoritaria.

Para mí es, ciertamente, una lástima. Como toda parte de la Historia, debería ser quizás no ensalzada pero sí conocida y respetada como lo que es: un paso en la Historia que nos lleva a ser lo que somos como país. Por eso coincido bastante con Los Santos cuando dice:

Los_Santos_Reyes ha escrito

Pero de verdad, cuando leo fuera de este foro a tanto indocumentado, a tanto pigmeo mental y a tanto resentido intentando hacer creer a la gente que la mayoría de los 45.000 que pasaron por la DEV entre julio de 1941 y octubre de 1943 eran forzados, engañados o mercenarios, no sé si reírme o enfurecerme.

 Para mí, como ya digo, es triste. Al fin y al cabo, no es más que un alarde de la propia ignorancia, cosa que es lamentable sea cual sea el tema a tratar.

 Últimamente, con estas cosas de la desmemoria histórica; renombrar calles, quitar símbolos, destruir estatuas, trasladar panteones... parece que se quiere dar un enfoque orwelliano a la Historia; como si controlando el presente pudieramos ya no afectar, sino hasta controlar el pasado.

 A nadie se le ocurriría retirar una estatua de Pizarro, ni de Cortés ni de Napoleón, pero de Franco por ejemplo, no queda una ni en su ciudad natal... No hablemos ya de Hitler y la Alemania actual, que hasta se llega a prohibir gestos.

 Es triste porque, en vez de analizar los hechos objetivamente, sacar nuestras conclusiones, y si fuere menester, poner los medios necesarios para evitar pasados errores, optamos por negar la Historia, correr un velo como si taparlo fuera a hacerla desaparecer. Un planteamiento totalmente pueril pero por desgracia muy en boga no sólo en la política sino también en la historiografía del último siglo.

 

Un saludo!

 


        

"no se ha inventado nada mejor q la estupidez para creerse inteligente" - A.N.