La guerra detrás de la guerra en el frente Oriental.

36 respuestas [Último envío]
sergio_domingo
Imagen de sergio_domingo
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 4 Sep 2009

La guerra detrás de la guerra en el frente Oriental.

 

Sumario

 

Introducción

El discurso de Stalin

El NKVD

La orden nº 270

La orden nº 227

Los alemanes y el NKVD

Movimiento partisano

La orden de Stalin: matar a Hitler

Crímenes cometidos por el Ejército Rojo contra soldados alemanes, civiles ucranianos y bálticos.

Masacre en la ciudad de Lutsk

¿Delirio nazi o régimen judeo-bolchevique?

Stalin y los judíos

La Orden de los Comisarios (Kommissarbefehl)

Einsatzgruppen

Liepaja - (Letonia) y la Kriegsmarine.

¿Cuánta gente fue victima de los Einsatzgruppen?

Lvov - (Ucrania), el infierno en la tierra.

La orden de Hitler ¿evacuación ó exterminio?

La noticia llega a Alemania

La conferencia de Wannsee, 20 de enero de 1942

Pruebas de la deportación de judíos a territorios del Este

La historia y su contexto

 

 

Introducción

Desde la invasión alemana a la URSS, en junio de 1941, se vislumbró una lucha titánica, de enormes recursos. Pero detrás de los grandes movimientos de blindados, tropas y aviones se desarrolló una guerra de exterminio sin piedad; por el lado ruso, tuvo injerencia el NKVD (El comisariado del Pueblo para asuntos internos), su sigla provienedel original ruso Naródniy  Komissariat Vnútrennij Del, que funcionaba como departamento de seguridad del estado, sucedáneo de la Cheka y la GPU; del lado alemán, actuaron los Einsatzgruppen, que eran tropas SS y la Ordnungspolizei (Policía de orden), bajo el mando del SD (Servicio de Seguridad).

Los organismos de seguridad de ambos bandos no dejarían nada librado al azar en nombre del choque militar e ideológico del siglo XX, cuyos ecos resuenan  todavía hoy.

 

 

“Esta guerra contra la Alemania fascista no es una guerra ordinaria”

                                                       Stalin, 3 de julio de 1941.

 

“Por primera vez lucharemos con un enemigo ideológico, y, además, un enemigo ideológico de fantástica persistencia”.

                                                      Adolf Hitler, 14 de junio de 1941.

 

 

 

 

El discurso de Stalin

El 3 de julio de 1941, Stalin dirigió su primer discurso al pueblo soviético después de la invasión alemana, después de calificar a Hitler y Ribbentrop de monstruos y caníbales, aseguró que los fines de Hitler eran; devolver el trono a los zares, entregar el poder a los terratenientes, destruir las culturas nacionales y finalmente dar a los barones y príncipes alemanes las distintas regiones soviéticas, en calidad de esclavas.

Por todo ello, invitó a los patriotas rusos a que destruyeran cuanto de valor hubiere en el camino de la Wehrmacht: material ferroviario, cosechas, combustible, materias primas. Instaba además a formar unidades guerrilleras detrás de las líneas alemanas para volar carreteras y puentes, incendiar los bosques, destruir los depósitos de armas y los convoyes que la transportaran, y perseguir y aniquilar implacablemente al enemigo y sus cómplices.

 

Stalin con sus palabras a la llamada de una guerra ilegal, dio excusas para la terrible represión que se abatió sobre territorio ruso. Pero de cualquier manera la URSS no suscribió las convenciones de La Haya Y Ginebra sobre prisioneros de guerra, lo que fue catastrófico para las tropas de los dos bandos. En el caso de los soldados soviéticos, la muerte los esperaba en el frente o detrás de él, a manos de los implacables comisarios políticos.

Hitler al enterarse del discurso de Stalin, observó;”Por culpa de la consigna de Stalin ordenando que todo se destruya, ahora millones de seres humanos tendrán que morirse de hambre”.

 

 

El  NKVD

El servicio de seguridad militar del Ejército Rojo, fue bautizado como “Secciones especiales” y transferidas del orden de batalla general a la NKVD, esto fue el 17 de junio de 1941. Una sección especial del NKVD, con cuarenta hombres en su dotación fue adscrita a cada división del ejército (11.000 hombres), a cada ejército le correspondió un grupo similar del tamaño de una compañía; y a cada conjunto de ejércitos lo que equivaldría a un batallón.

La labor de estas “Secciones especiales” consistía en impedir que los soldados escaparan de sus posiciones de combate, verificar que nadie abandonara sus puestos, y detener a los sospechosos, sin tener en cuenta su graduación; ejecutar en forma sumaria a los desertores; cumplir las sentencias de los consejos de guerra, fusilando a los culpables delante de sus compañeros.

También dentro de sus funciones, estaba el arresto e interrogatorio de los soldados que hubieran caído prisioneros de los alemanes y la vigilancia constante de quienes se consideraran indignos de reincorporarse a las unidades de combate.

Hubo un caso de pánico entre los soldados del Ejército Rojo, en un contra ataque en el Suroeste de Moscú, dirigido por el general Yerëmenko, donde hubo grandes perdidas a causa de la huida de soldados y oficiales. A causa de esta acción hubo una orden de la Stavka, firmada por Stalin, por lo cual se creaban destacamentos de bloqueo, estos tendrían la magnitud de un batallón, estarían completamente armados y tendrían tanques y transportes.

No deberían vacilar ante la primera corrida en disparar contra la propia tropa, para evitar la estampida.

Según cifras del propio NKVD, sus destacamentos de bloqueo arrestaron a casi  700.000 soldados y oficiales entre el 22 de junio y el 10 de octubre de 1941, de ellos 26.000 fueron encarcelados y fueron fusilados más de 10.000, 3.000 de ellos delante de sus camaradas.

 

                                                                       

     Famosa foto de un comisario del NKVD                         Comisario

            

            

                            Guardias de frontera del NKVD en misión de patrullaje.

 

 

            

 

 

 

     

             Guardia fronterizo del NKVD

 

               

           

Comisario de batallón 1940/41

                                   

                                     Comisario del cuerpo de infantería 1941

               

          Comisario del cuerpo de infantería en uniforme de gala  1941/42

                                 

                                     Comisario del cuerpo de infantería 1941/42

                

       

Coronel tropa interna del NKVD en uniforme de gala 1943/45.

                       

                        Teniente coronel del NKVD-uniforme diario 1943- 45

 

La orden Nº 270

Dicha orden fue emitida por Stalin el 16 de agosto de 1941, la misma estaba destinada a evitar conductas cobardes durante el combate, según Stalin;”Pero no podemos esconder el hecho de que, en el pasado reciente, ha habido una serie de ejemplos vergonzosos de rendición al enemigo”.

Quienes se rindieran debía ser aniquilados por cualquier medio y sus familiares serían privados de cualquier prestación social por parte del estado. La deserción implicaba el fusilamiento inmediato y el arresto de su familia. Los comandantes que demostraran impericia en el mando serían degradados, a soldados rasos si fuera necesario y reemplazados por oficiales o soldados que se hayan destacado en al lucha.

La orden no se publicó en el momento, sin hasta pasados muchos años, pero fue leída a todas las unidades del ejército y el partido.

Los familiares de los soldados que se rendían sufrían las consecuencias.

Había que ser muy valiente para rendirse en el Ejército Rojo, dijo un general

Soviético.

 

 

En Leningrado en septiembre de 1941, Zhukov dio la orden de ametrallar a cualquier batallón que se retirara del frente y además fusilar a los familiares de cuantos se rindieran al enemigo.

Así  mismo Stalin, ordenó que los responsables de las tropas en las fronteras fuesen juzgados. El 16 de julio se arrestó a Dmitri Pavlov, ex comandante del frente Occidental; su jefe de estado mayor el general de división Klimovskij; su jefe de comunicaciones, el general de división Grigoriev y seis generales más. Los cuatro de más graduación fueron fusilados

 

En cumplimiento de la orden 270 fue fusilado el general Safronovich Goncharov, comandante del 34º grupo de artillería, el 11 de septiembre de 1941, acusado de cobardía, uno de tantos que pereció de esa manera.

El general Mejlis ordenó formar a los miembros del estado mayor del regimiento. Avanzó a grandes pasos frente a la formación y se detuvo frente al comandante de artillería gritándole:

¿Donde están sus cañones?

Goncharov apunto vagamente a cierta distancia.

¡Le estoy preguntando donde están sus cañones!- gritó Mejlis.

Tras una pausa, Mejlis pronuncio la formula consabida;

“De acuerdo con lo establecido por la orden Nº 270 del comisario del pueblo para la defensa….

Ordenó a uno de los comandantes del cuerpo que procediera, este en evidente estado de conmoción se negó, por lo que fue preciso convocar a un escuadrón de fusilamiento.

 

La orden Nº 227

Esta fue emitida un año más tarde que la orden Nº 270, fue cuando los alemanes embestían contra Stalingrado y el Cáucaso, Stalin argumentaba que el Ejército Rojo, no podía retroceder un paso más. Los cobardes y los que sembraran el pánico serían fusilados en el acto y los comandantes que abandonaran sus posiciones sin autorización serían considerados traidores.

Se establecieron batallones de castigo, para oficiales y suboficiales, acusados de cobardía o delitos similares y batallones similares para suboficiales menores y soldados. Estas unidades denominadas Shtrafniki, era enviadas a los sectores más peligrosos del frente a fin de “borrar con su sangre las ofensas infligidas a la madre patria”.

En total lucharon en las unidades de castigo 400.000 hombres, además seguían actuando las unidades de bloqueo, para evitar desbandadas.

En marzo de 1943 el general Rokosovski se quejó por la deserción de 19 hombres de las unidades de castigo al bando alemán, por lo que reclamaba que atrás de las unidades penales, se apostaran las unidades de bloqueo.

 

 

Los alemanes y el NKVD

El jefe del Estado mayor alemán general Franz Halder, escribió el 16 de julio de 1941;”Los rusos lanzan a sus soldados al contraataque sin el menor apoyo artillero, formando incluso doce oleadas, una detrás de otra; a menudo son reclutas sin experiencia que se limitan a cogerse de los brazos-con los mosquetones a la espalda- y avanzar sobre nuestras ametralladoras, impulsados por el terror que les infunden los comisarios políticos y sus superiores militares. La pura y simple superioridad numérica siempre ha sido el forte de Rusia, y ahora el mando ruso nos obliga a dar muerte a sus soldados ya que son incapaces de apartarse de la línea de fuego”.

 

Una de las secretarias privadas de Hitler, dejó sus impresiones el 28 de junio de 1941, estando en La Guarida del Lobo; “Después de lo que hemos visto, hasta el momento, se diría que estamos luchando contra animales salvajes. Estamos pasmados por haber hecho tan pocos prisioneros, pero ello se debe a que los comisarios han machacado las cabezas de los soldados rusos hasta hacerles creer las atroces historias que les explican acerca de nuestra “inhumanidad” y de que les pasaría si cayeran prisioneros de Alemania. Les han dicho que deben luchar hasta el último instante, y que, si es necesario, se peguen un tiro. Y lo hacen. Por ejemplo en Kovno sucedió lo siguiente: nuestras tropas mandaron un prisionero ruso a un bunker ruso para decir a los rusos que se rindieran, pero parece que el comisario le pegó un tiro por haber accedido  ser nuestro intermediario. Luego el bunker fue volado por sus propios ocupantes. En otras palabras antes morir que rendirse. Cada unidad tiene un comisario del NKVD, y el comandante de la unidad ha de obedecer sus deseos”.

 

 

(1)Teniente, tropas  de Fronteras del NKVD.

Este teniente de las Tropas de Fronteras del NKVD lleva una mezcla de prendas del traje de paseo y del de diario. Viste la popular chaqueta «French», que normalmente iba acompañada de pantalón de gala y zapatos de paseo. Sin embargo, aquí lleva el pantalón sharovari de diario, azul oscuro con ribetes rojos, con botas altas negras. Su equipo de campaña comprende el cinturón tipo Sam Browne, pistolera de pistola Nagant y cartera de mapas. El color básico del cuerpo de Tropas de Fronteras del NKVD era un verde medio brillante, presente en la gorra de servicio de visera y en los distintivos de cuello, siendo el color secundario el azul oscuro, que se ve en la banda de la gorra. El color de los ribetes era rojo. La insignia de teniente consistía en dos cuadrados esmaltados rojos en el distintivo de cuello, y el galón en la manga con dos bandas doradas y dos rojas alternadas.

 

 (2) Kommisar superior de batallón, Ejército Rojo.

Este uniforme de campaña consiste en la gymnastiorka modelo 1936, el pantalón sharovari normal y botas altas de cuero negro. El distintivo de cuello, azul medio con ribete negro, es el de caballería, lo mismo que los ribetes azul claro del uniforme. Aunque los oficiales de las divisiones de línea tenían derecho a llevar bordes dorados en los distintivos de cuello, los oficiales políticos llevaban ribetes del color del cuerpo. El kommisar superior de batallón llevaba tres rectángulos verticales, equivalentes a un teniente coronel. La insignia más característica del kommisar era la estrella de estambre rojo con la hoz y el martillo dorados, de unos 55 mm de diámetro y llevada a unos 80 mm por encima del puño. La gorra es la misma de un oficial de caballería normal, con banda azul y ribete negro. Su equipo de campaña consiste en cinturón tipo Sam Browne de cuero marrón, cartera de partes encima de la cadera izquierda y pistolera de la Nagant encima de la derecha.
 

 

     Bandera del 132º regimiento del NKVD capturada en Brest Litovsk

 

 

El 28 de agosto Adolf Hitler acompañado por el dictador italiano Benito Mussolini, realizaron un vuelo por las fértiles llanuras ucranianas, hasta el puesto de mando de Rundstedt en Uman.

Hitler recordaría tres meses después ese viaje “pude contemplar una tierra de abundancia, en la que el suelo era más fértil que en cualquier lugar de Europa, y sin embargo la gente de allá daba lástima y vivía en una incomprensible pobreza. Allí vi millares de mujeres, pero ninguna lucía el más modesto adorno. En sus lamentables habitáculos no había cubiertos para comer ni enseres hogareños. Y semejante miseria se daba, con carácter dominante, en una región cuya tierra rendía las cosechas más cuantiosas que cabe imaginar. Hoy todavía vive allí esa masa de gente aterrada e inhibida, temblando constantemente de miedo a los comisarios. Solo cuando esos míseros seres vean con sus propios ojos como esos comisarios políticos son fusilados, poco a poco volverán a ser humanos”

          

                      Hitler y Mussolini recorriendo Ucrania en 1941.

                  Mussolini y Hitler en Poltava, Ucrania.

 

Movimiento partisano

Como hemos visto a partir del discurso de Stalin del 3 de julio, el movimiento guerrillero tras las líneas alemanas, fue coordinado y controlado por las autoridades soviéticas y modelado por el Ejército Rojo.

La mortalidad fue enorme entre los años 1941/42, alcanzando el 93 %.

Los bosques, pantanos y montañas eran lugares ideales para la actividad partisana.

El comisariado de Defensa de Stalin, determinaba los lugares clave en la lucha sobre la retaguardia enemiga, además se creo el cargo de comandante de la guerrilla, que recayó sobre el mariscal Voroshilov.

Bielorrusia fue uno de los lugares de más actividad guerrillera, Ucrania le siguió y los países bálticos.

La lucha contra la guerrilla ha medida que transcurría la guerra se hacía cada vez más dura, Hitler era de la idea de utilizar prisioneros rusos para combatirlos, pero para ello se necesitaría nombrar gobiernos títeres, según argumentaba Alfred Rosenberg, a lo cual el Führer se negó.

Seguramente fue un error de Hitler pues la población local colaboró cada vez más con la guerrilla.           

El Estado mayor alemán propuso el uso de gases venenosos para la lucha antipartisana, bajo la premisa de que a la guerra ilegal había que combatirla con armas ilegales. Hitler se negó rotundamente a su uso, solamente permitió el estudio de la guerra bacteriológica y su aplicación, únicamente en caso de ser atacados de esa manera, y esto ha pesar de que los ingleses ya usaban bombas de fósforos en sus bombardeos masivos.

A su vez lo alemanes comenzaron a concretar operaciones guerrilleras, a menor escala que Stalin, pero con algunos éxitos. Estos fueron comandados por el coronel Lahousen de la Abwehr, se basaba principalmente en el uso de prisioneros reeducados y el regimiento Brandeburgo, especialista en acciones de toma de puentes. Hubo operaciones en Voronezh, Stalingrado, Krasnodar, en las zonas petroleras del Cáucaso; la operación más importante-Graukopf- fue el 22 de mayo, organizado por el ejército del Centro, se infiltraron 350 rusos con uniformes originales, desarmaron a 500 hombres, destruyeron las comunicaciones y liquidaron comisarios políticos, volviendo solamente cien hombres a las líneas alemanas.

       El destino de los irregulares partisanos, junio de 1943.

Soldados alemanes apuñalados por la espalda, métodos partisanos

                 Tropas partisanas moviéndose furtivamente.

                Partisanos colgados en la ciudad de Mogilev.

“Nosotros somos partisanos y matamos soldados alemanes” decía el cartel

        que les colgaron a estos dos guerrilleros en 1943

 

 

                 Partisano colgado en 1942

                Partisanos desarman vías férreas alemanas.

Partisanos al acecho, muy difícil para un ejército regular luchar contra ellos.

 Soldados rusos rematando a soldados alemanes indefensos.

 

 

 

 

          Niños finlandeses asesinados por partisanos soviéticos.

 

Se calcula que lucharon en el frente soviético alrededor de 500.000 partisanos, que obligaron a las fuerzas alemanas a distraer soldados para combatir a la guerrilla. De estos había 50.000 partisanos judíos, estos eran culpados por Joseph Goebbels por el creciente movimiento guerrillero que se producía en todas partes.

Los comisarios políticos eran los organizadores de esta actividad partisana, que ya tenía sus antecedentes en la acción y el pensamiento de Lenin y también del mariscal Tujachevsky, quien señalaba la necesidad de atacar al enemigo, con bandas irregulares, para infligir daños en forma inesperada en los puntos débiles del adversario.

Estas bandas partisanas nunca eran menores de 350 efectivos ni mayores de 2.000, eran lideradas por personal del Ejército Rojo y comandadas también por comisarios políticos y su acción estratégica provenía del NKVD, se calcula en 10.000 los agentes del NKVD que actuaron junto a los partisanos detrás de las líneas alemanas.

Según un oficial de las SS: “Las mayores dificultades la planteaban los partisanos. Militarmente, eran el peor peligro que se puede encontrar detrás de un ejército combatiente. Despiadados, valientes hasta el momento de la aniquilación, con crueldad asiática. Este enemigo obligaba a nuestras unidades a mantenerse en constante alerta, teniendo en cuenta la amplia base de su organización y su excelente red de comunicaciones. Sus conocimientos del terreno, sus continuos bloqueos de carreteras poniendo minas y destruyendo puentes, su capacidad para atrincherarse rápidamente y construir nidos de ametralladoras en puntos estratégicos, y la calma que desplegaban durante las batallas cuerpo a cuerpo en los pantanos son los sellos distintivos de sus habilidades en combate”

Los partisanos no tomaban prisioneros y torturar, mutilar, era lo habitual en ellos. En cierta ocasión mandaron al comandante de una unidad una caja de cuero conteniendo cuatro cabezas de soldados alemanes capturados. Otros muchos soldados teutones simplemente desaparecieron.

Se calcula que 50.000 soldados del Heer alemán murieron a manos guerrilleras (los partisanos se vanagloriaban de haber matado a 500.000 soldados teutones)

Entrenando y asesorando a las tropas partisanas por parte del

Ejército Rojo y el NKVD.

 

 

 Afiche que muestra atrás del partisano a un miembro del Ejército

 Rojo y un comisario del NKVD.

                       Partisano 1943-1945

 

 

La orden de Stalin: matar a Hitler

 

“Estoy sumamente ansioso por ver a Hitler muerto”

                                              Josif Stalin

 

Dentro de las acciones irregulares por parte del NKVD, estaba el asesinato, para eso envió agentes que cometieron diversos crímenes, como el del juez de las SS Alfred Funk, el vicegobernador de Galizia, el doctor Eugen Bauer, el secuestro del general Max Ilgen, llevado a Moscú y del cual no se supo más nada, el intento de asesinato del Ministro de los territorios del Este, Alfred Rosenberg en el verano de 1943, el asesinato del generalkommissar de Bielorrusia, Wilhelm Kube, el 20 de septiembre de 1943, con una bomba puesta bajo su cama

Adolf Hitler sentía la necesidad de seguir muy de cerca las operaciones militares, por ello se le buscó un emplazamiento para un nuevo bunker en Ucrania, el lugar elegido sería Vinnitsya, en una zona rodeada de bosques de pino y cultivos, esto fue en septiembre de 1941.

El nombre clave del lugar sería Wehrwolf, que constaría de casetas de maderas y barracas de troncos. Para julio de 1942, Hitler llegaría al lugar, con un ejército de asesores, mecanógrafas, médicos, y secretarias; su flota constaba de dieciséis aviones, que aterrizaron en el complejo, compuesto ya de dos Bunkers, un cine y una docena de edificios más.

El Wehrwolf tenía sus plagas, compuestas de mosquitos, ratones, la humedad y el calor terrible en verano y el intenso frío en invierno.

Hitler terminó odiando el Wehrwolf, el calor de día y los mosquitos de noche terminaron con sus nervios, esto lo ponía de malhumor, lo que se traducía en frecuentes discusiones con sus generales.

El cambio de su comportamiento había sido notable en Ucrania, pero a pesar de ello, pasó tres meses en 1942 y un mes en 1943.

El Wehrwolf estaba en medio de un bosque de pinos, en un recinto rectangular de un kilómetro cuadrado. El complejo estaba rodeado por una valla de tela metálica de dos metros de altura y coronada con alambre de púa. Todo el perímetro estaba rodeado de nidos de ametralladoras y guardias SS con perros.

Dentro del complejo había una zona de seguridad de cuatrocientos metros cuadrados, donde estaban ubicadas casetas, bunkers y barracones, que constituían el cuartel general.

El Wehrwolf era autosuficiente, tenía una línea  directa de la subestación de Vinnitsya, además de generadores diesel de repuesto,

Y una conexión telefónica directa con Berlín.

El agua se obtenía de dos pozos de ciento veinte metros de profundidad, todas las aguas residuales eran tratadas químicamente y bombeadas a un río próximo.

                           El bunker del Wehrwolf.

 

 

 

Hitler y su séquito inspeccionando las defensas del Wehrwolf.

 

 

 

 

              Cabañas camufladas entre los árboles.

               Sala de comunicaciones del Wehrwolf.

 

    Observando la piscina del Wehrwolf.

 

 

                La misma piscina en 2007.

 

         Bunker de Himmler en Vinnytsia en 2007.

                    Lo que quedó del Wehrwolf en la actualidad.

El pueblo de Strizhavka, Vinnitsya, el lugar donde estaba el Wehrwolf

 

Las medidas de seguridad eran estrictas, se controlaba la comida que era probada por alguien previo a su consumo, se revisaba todos los días el suministro de agua y había tanques de oxigeno para casos de necesidad.

 

    

La región tuvo un cambio desde la llegada de Hitler, la zona era un hormiguero de movimiento de militares, Gestapo, SS y SD, además se construyeron muchas residencias de dirigentes del Reich.

Al principio la relación era buena con los nativos, pero de a poco se fue degradando, haciendo presencia el NKVD, mediante elementos partisanos, que empezaron a realizar atentados, en uno perdió la vida el piloto de Himmler, Karl Schnäbele, en Zhitomir en 1942, en otro fue ametrallado el coche de Goering, sin consecuencias.

Stalin quería saber el paradero de Hitler y les pedía información a los británicos, cuando el Führer llegó al Wehrwolf, justo el Estado mayor partisano ucraniano, se instaló en la zona.

El NKVD se enteró de la presencia de Hitler, se capturaron dos soldados alemanes, consiguiendo el NKVD mapas y planos detallados del bunker de Hitler.

De ahí en más se montó la operación Munich, consistente en averiguar las rutinas del Wehrwolf e infiltrar agentes en el mismo, para asesinar a Adolf Hitler.

El agente designado para dirigir la operación era Dmitri Medvedev, muy experimentado en actuar tras las líneas enemigas, bajos sus órdenes, los partisanos asesinaron en Ucrania a más de 2.000 soldados alemanes y 11 generales.

En la primavera, verano de 1943, ya estaban actuando los agentes, lo cierto que ya habían perdido la oportunidad, Hitler la última vez estuvo en marzo e hizo una fugaz visita el 27 de agosto de 1943.

Una vez que el Führer abandonó el Wehrwolf, ordenó su destrucción, el mobiliario debía desaparecer, no quería que los rusos lo exhibieran en Moscú. Pero Hitler nunca supo que en realidad Stalin iba por su vida.

 

 

  Dmitri Medvedev             Hitler en la mira del NKVD.

 

 

 

Crímenes cometidos por el Ejército Rojo contra soldados alemanes, civiles ucranianos y bálticos.

 

El teniente Erich Kern refiere sus experiencias en el frente Oriental, y cuenta de cómo los prisioneros rusos eran desarmados por los soldados alemanes para después seguir con el combate, sin cuidarlos ni llevarlos a la retaguardia, los rusos no intentaban huir. En determinado momento que eran atacados por las tropas soviéticas, los soldados del Heer debieron replegarse, Kern detalla;”Al mirar hacia atrás vi que toda la columna de prisioneros se arrastraba apretadamente detrás de mí. Sus rostros continuaban inexpresivos e indiferentes. Oí los gritos excitantes y propagandísticos de los atacantes. Pero mis prisioneros no contestaron. Fuertemente pegados a la tierra ucraniana, seguían deslizándose detrás de mí… ¿Por qué no habían escapado los prisioneros?... La explicación no era tan difícil. Entre los bolcheviques el soldado del Ejército Rojo que cae prisionero es dado de baja. Antes de que muera físicamente, ha muerto ya políticamente. Ha entrado ya en contacto con el enemigo. Ha pasado a ser un elemento de inquietud. Un sospechoso…

A continuación su relato consterna;”Los árboles estaban cargados de un extraño fruto: soldados alemanes. Colgaban de las ramas con los brazos atados a la espalda, las botas arrancadas, quemados de los pies hasta las rodillas, carbonizados. Los rostros los tenían horriblemente desfigurados

Ya habíamos oído hablar del “calcetín de Stalin”, pero no lo había creído tan exacto. Los pies de los soldados eran rociados con gasolina y quemados: Los hombres habían muerto en medio de atroces sufrimientos: 98 soldados y clases, tres brigadas y dos tenientes”

 

          Impresionante cartel húngaro, destino Siberia.

           Prisionero alemán, torturado y asesinado en 1941

     Soldado holandés de las SS, torturado y asesinado en 1944.

                    Dos soldados alemanes asesinados

 

    Soldado de las SS, mutilado por soldados rusos en 1944.

 

Los alemanes publicaron el llamado “Libro Blanco sobre los crímenes de guerra soviéticos en el frente Oriental”, en el mismo, repartidos en un volumen por año de lucha, se detallaban los asesinatos de soldados prisioneros, con el dato de lugar, día, fecha y testigos de los hechos.

Por ejemplo en el primer volumen correspondiente al año 1941, detalla las masacres de la ciudad de Lemberg (Lvov);”Muchos miles de miembros del pueblo de Ucrania fueron encarcelados, sometidos a todas las formas imaginables de malos tratos, torturas y finalmente asesinados en circunstancias terribles. Los asesinos bolcheviques no escatimaron sangre de mujeres, niños y sacerdotes. Se encontraron montañas de cadáveres en los sótanos de las prisiones después de la liberación de Lemberg, donde había los restos de 30 niños, algunos de ellos colgados  del techo por ganchos en su boca, otros crucificados contra las paredes”

En el segundo volumen se detallan las atrocidades infligidas a soldados alemanes en cautiverio; “Con las manos atadas los ojos se apagaron, su lengua, su nariz, sus genitales, fueron cortados, el cadáver fue despedazado con heridas de bayoneta. Los gritos de dolor de las personas torturadas y las expresiones en los rostros distorsionados de los cuerpos mutilados cruelmente, indican las torturas atroces por medio del cual las bestias deshumanizadas, expresaron su euforia sedienta de sangre, sobre las infelices victimas”

Para las personas ajenas a la guerra, estos volúmenes no eran más que propaganda alemana, para los soldados del frente constituían un feroz realidad, el hecho se sintetizaba en “La victoria o Siberia”, la resistencia en el combate se tornaba en desesperada en el intento de no caer prisionero, el lema del gobierno alemán “Disfrute de la guerra, la paz será terrible” era un Leit motiv real de supervivencia.

Los testigos sobre las atrocidades rusas eran los integrantes de la Wehrmatch que escapaban del cautiverio, fueron interrogados por jueces y sus dichos llenaron 226 volúmenes, con más de 8.000 casos documentados.

Después de la guerra, toda esta documentación fue transferida a EEUU, siendo devuelta en 1968, con gran parte de ella perdida.

 

Masacre en la ciudad de Lutsk

 

Zinovia Fedorivna, contaba en 1941 con 17 años y fue encarcelada por recitar poemas de Taras Sevchenko en forma pública. Por ello pasó cinco meses en prisión. Allí estaba ella junto con prisioneros políticos y estudiantes secundarios de la escuela de Lutsk, todos encarcelados por el NKVD. Todos se encontraban en el castillo del siglo XIV, situado en el centro de la ciudad, cuenta Zinovia que los soviéticos se enteraron de que los alemanes se encontraban a siete kilómetros de Lutsk.

Todos los prisioneros fueron llevados al patio de la prisión y ametrallados, luego rematados con pistola.

De los cuatro mil fueron asesinados mil doscientos, cuando llegó la unidad de avanzada, el 27 de junio, el Einsatzgruppen C, la ciudad estaba en llamas, “Todo era  todavía enormemente confuso-informaría la unidad-.Todas las tiendas habían sido saqueadas por la gente”

Varios días después, las fuerzas alemanas descubrieron entre los mil cadáveres, diez pertenecientes al Heer, lo que fue motivo de medidas de represalia por el comandante del sexto ejército, mariscal de campo Walther von Reichenau.

 

                                 Ciudades de Ucrania

 

 

           El castillo de Lutsk, escenario de las masacres del NKVD

 

                  

        Tiro en la nuca, el NKVD en acción.

 

 

 

 

  Batallón 338 º del NKVD actúo en el Báltico y Ucrania

 

En total a la llegada de los alemanes en el verano de 1941, en el oeste ucraniano, el NKVD asesinó alrededor de 20.000 personas.

El Einsatzgruppen llegó a la ciudad de Lvov (Lviv o Lemberg), a las cinco de la madrugada del 1 de julio, una semana antes el NKVD procedió igual que en Lutsk, mató a más de tres mil prisioneros, la mayoría eran nacionalistas ucranianos, bajo el mando de Stepan Bandera. El Einsatzgruppen informaría que “las prisiones de Lvov estaban llenas de cadáveres de ucranianos asesinados”

Los alemanes encontraron también muertos de origen polaco y causo consternación encontrar los cuerpos de pilotos de la Luftwaffe, que fueron mutilados.

Mucho antes de la guerra, las masacres habían campeado en territorio ucraniano, el gobierno soviético ya había asesinado a más de 20.000 habitantes, el 80 % perteneciente a la intelectualidad.

A medida que el ejército alemán penetraba en territorio ucraniano se iban descubriendo más masacres, por ejemplo en Drobomil los bolcheviques fusilaron a 82 personas, pero encontraron una fosa de 6x15 metros con más cadáveres, en Sambor entre el 26 y 27 de junio fueron fusiladas 520 personas. En el caso de Drobomil se encontraron gente muerta a martillazos, mujeres con los pechos cortados y hombres con sus genitales mutilados, niños exánimes, clavados contra la pared.

En Zlochev, los bolcheviques torturaron a 700 pobladores, en Pleskau (Pskov) 100 ciudadanos distinguidos desaparecieron, 150 cadáveres fueron encontrados en Kremenets, arrojados a calderos de agua hirviendo, en Tarnopol las victimas llegaban a 2.000, en los sótanos de la Corte de Justicia de la ciudad se encontraron cámaras de tortura, acá también se quemaba a la gente con agua hirviendo.

Podemos consignar que el NKVD, asesinó, 10.000 prisioneros en Lvov, 1.200 en Lutsk, 1.500 en Stanyslaviv, 500 en Dubno.

Además de matar prisioneros, el NKVD evacuo a gran cantidad de ellos que se hallaban en prisiones, colonias de trabajos y campos. De julio a diciembre de 1941 se evacuaron; 210 colonias, 135 prisiones y 27 campos, con un total de 750.000 detenidos fueron trasladados hacía el este. Como faltaban medios de transporte los detenidos fueron llevados a pie, con distancias que a veces eran de más de 1.000 kilómetros, cuando faltó tiempo para evacuarlos, se los pasó por las armas.

En Lituania la situación no fue diferente, a la llegada alemana se habían deportados 35.000 lituanos, sumemos a esto los asesinados a la llegada de los alemanes, que totalizan más de 10.000, entre los tres países Bálticos, Polonia Oriental y Bielorrusia.

En Estonia, más de 300.000 de sus habitantes fueron  perjudicados con deportaciones, ejecuciones, arrestos y otros actos de represión, un tercio de su población que sufrió la barbarie del NKVD.

En Letonia más de 200.000 personas sufrieron las mismas vicisitudes, siendo enviadas al Gulag más del 60 % de ellas.

La gente nativa culpaba ante los alemanes, a agentes judíos del NKVD, esta situación se repitió en el Oeste de Ucrania y en los países Bálticos.

 

 

 

 

 

¿Delirio nazi o régimen judeo-bolchevique?

 

“Nos odian tanto porque les hemos desenmascarado y estamos empeñados en destruir la idea y predominio bolchevique en Europa. Su odio contra nosotros es ilimitado y constituye nuestro titulo de gloria más preciado. Les arrancaremos la máscara y les mostraremos al mundo en su verdadero aspecto.”

                                                    Joseph Goebbels – Día del partido

                                                    Nuremberg año 1936.

      

            

“El gobierno de los Soviets ha sido y es hoy casi en su totalidad judío. Ni un trabajador forma parte del gobierno. Casi todos los jefes bolcheviques que han sido fusilados en Moscú eran judíos, ni un solo obrero entre ellos”

                                                     Joseph Goebbels – Día del partido

                                                     Nuremberg año 1936

                   

                         Día del partido de 1936, escenario del discurso de Goebbels.        

 

“La lucha contra el bolchevismo exige una actuación rigurosa, implacable y enérgica, sobre todo contra los judíos, los principales transmisores del bolchevismo”

                                                     Mariscal de campo Wilhelm Keitel

                                                    Jefe del OKW- 12 de septiembre 1941

                                       

                

“Esta es la razón  por la que el soldado debe comprender porque nos vemos obligados a infligir un duro pero justo castigo a los infrahumanos judíos. Con ello cumpliremos, además, la finalidad de abortar los alzamientos en la retaguardia de la Wehrmacht, puesto que la experiencia enseña que estos alzamientos están siempre provocados por los judíos”

                                                      Mariscal de campo Walter von Reichenau

                                                      Septiembre de 1941.

          

                

“El sistema de gobierno judeo-bolchevique debe ser erradicado de una vez por todas. No debe entrar nunca más en el espacio vital europeo.

El soldado debe aceptar con comprensión que es necesaria la dura expiación que se impone a los judíos, portadores espirituales del terror bolchevique”.

                                                       Mariscal de campo Erich von Manstein.

                                                       Noviembre de 1941.

          

 

                

“Hoy tenemos  una lucha de dos filosofías intrínsecamente incompatibles…el sentimiento alemán del honor y de la raza, la tradición militar (Soldantentum) alemana secular, contra las formas asiáticas de pensar y los instintos primitivos fomentados por un pequeño número de intelectuales, principalmente judíos”

                                                        Coronel general Hermann Hoth

                                                        Comandante en jefe del 17º ejército

                                                        17 de noviembre de 1941

                 

 

 

La gran mayoría de los historiadores al tratar la cuestión de la ideología Nacional-Socialista soslayan el fondo de la cuestión, referida a las acusaciones de judeo-bolchevismo que los alemanes achacaban al régimen soviético. Está claro que la referencia es a la notable cantidad de judíos étnicos que tenían cargos en el gobierno comunista de Rusia.

La acusación no nació a la par de la ideología Nazi, sino que tiene sus raíces en las acusaciones del gobierno del Zar Nicolás II, luego en los ejércitos blancos durante la guerra civil rusa y en los campesinos que sufrían la represión violenta del régimen soviético, todos acusaban al gobierno de Lenin y luego al de Stalin de estar en connivencia con una judeidad atea y violenta.

Todos los historiadores consideran taxativamente que fue producto del delirio germano tales acusaciones, incluso en la Alemania de pos-guerra la intentona de historiar el nazismo y compararlo con el comunismo era considerado como una culpable “comprensión” de sus crímenes, encontrándose algunos historiadores en un callejón sin salida, pues corrían el peligro de ser considerados cómplices póstumos de un régimen exterminador.

Hasta que alguien metió el dedo en la llaga, ese hombre es Ernst Nolte, un historiador alemán nacido en 1923, quien escribió resonantes libros, como “El Fascismo en su época”, “La guerra civil europea-1917-1945”. Nolte rompió el tabú de no poder comparar el nazismo y el comunismo ruso, esto le valió polémicas y ataques de varios colegas.

Nolte puntualizo lo que el llamaba “el núcleo racional” del Nacional-Socialismo, cuya proposición sencilla dice así: fue en una proporción muy ampliamente superior a la media que hombres y mujeres judíos tomaron parte tanto en el desarrollo intelectual como en el de las organizaciones, la ideología y el movimiento socialista en Europa, y luego también, en la conquista del poder y los primeros tiempos de la dominación del bolchevismo en Rusia.

Nolte mantuvo un interesante debate sobre esta proposición con el historiador francés François Furet (1927-1997), que fue plasmado en el libro “Fascismo y Comunismo”.

Ernst Nolte imaginó un paralelismo respecto a la cosmovisión nazi, se refirió a los Premios Nobel, los sabios de origen judío estaban representados con un valor muy superior a la media entre sus ganadores, pero excluía toda posibilidad de que alguien argumentara que por esta situación la ciencias fuera un producto judío, salvo en la consideración de un extremista. Si bien el punto de partida es objetivamente justo y por lo tanto racional, según Nolte, con los criterios actuales, la irracionalidad sería la conclusión de que la ciencia es judía (el ejemplo de Nolte) o que la revolución rusa es un   producto judío.

Pero, nos consigna Nolte, aún era grande la distancia entre la interpretación irracional y el crimen totalmente irracional que, a través del exterminio precisamente de los más pobres y desprovistos entre el pueblo judío, no solo debían zanjar la “cuestión judía”, sino barrer el socialismo-con más exactitud el socialismo internacionalista, el socialismo marxista- y al fin al cabo, la “modernidad”.

Furet por su parte no niega que hayan existido cuantiosos militantes judíos en el primer Estado mayor bolchevique, así como por otro lado en el movimiento socialista, sobre todo en los países de Europa Oriental. Pero Furet comprueba una relación privilegiada entre el pueblo judío y el universalismo democrático, en su forma política y filosófica, está claro que su búsqueda de una condición igualitaria en la sociedad Occidental, es la forma cristalina de esa comunión, pero arguye Furet las hay otras misteriosas e inaccesibles.

Para François Furet entonces, el antisemitismo moderno deriva de un conjunto de observaciones sobre la parte que los judíos tomaron en la economía capitalista, en los movimientos de izquierda o en las cuestiones del espíritu en las naciones de la Europa democrática. Pero la transformación de este juicio, que llamaríamos “racional”, se mutaría en una ideología de exclusión o exterminio, entonces los judíos dejan de ser pintados o analizados por lo que son. Se convierten en agentes constantes y activos de un complot contra la nación, al decir del historiador francés, se ofrecen como chivo emisario a los enemigos de la democracia liberal.

 

                                      

                

               François Furet                                        Ernst Nolte

 

Al margen de la exégesis de estos dos estudiosos, podemos interpretar el análisis hecho por el periodista israelí Sever Plocker, editor del diario Yedioth Aharonot, que un artículo llamado “Judíos de Stalin” (1), cuyo subtitulo es”No debemos olvidar que algunos de los mayores asesinos de los tiempos modernos eran judíos”.

Sever hace un balance del régimen de terror de Lenin y Stalin, sobre la Cheka y sus sucesoras la NKVD y la KGB, nos hace ver que un estudiante israelí sale de la secundaria sin saber quien era Genrikh Yagoda, el responsable de la muerte de 10.000.000 de personas, constituyéndose en el mayor asesino judío de todos los tiempos, o como sus diputados judíos crearon y gestionaron el sistema del Gulag.

El periodo más oscuro del sistema soviético es relatado en el libro de Simón Sebag Montefiore, “La corte del Zar rojo” donde el autor constata la presencia de jóvenes hermosas de origen judío al momento de las decisiones más crueles de Stalin.

También es señalado Lazar Kaganovich, miembro del Comité Central, caracterizado por Montefiore como el “primer estalinista” y responsable de la hambruna de Ucrania, que costó la vida a, entre 5.000.000 a 7.000.000 de victimas.

Muchos judíos vendieron su alma al diablo en nombre de la revolución y quedaron sus manos manchadas de sangre para toda la eternidad. Pero Sever nos detalla sobre otro personaje siniestro de entre los judíos soviéticos, Leonid Reichman, director del Dpto. especial del NKVD, era jefe interrogador, siendo un sujeto especialmente cruel con las victimas.

En 1934 los puesto superiores del aparato de seguridad soviético, pertenecían en un 38, 5 % a agentes de origen judío, que se fueron eliminando gradualmente con las purgas de 1936 en adelante.

El mesianismo, en este caso ateo y revolucionario, puede hacer surgir una pléyade de asesinos, en este caso judíos del este, pero ellos no mataron en su calidad de judíos-observa Server- sino como estalinistas, comunistas o como parte del “pueblo soviético”.

El editor israelí, con un gran sentido común, se pregunta ¿Qué hacer con el recuerdo de esta gente? Así como cuando consideramos miembro del pueblo judío a quien hace grandes cosas, en el caso de personas que hicieron cosas inaceptables, también debemos hacernos cargo.

 

 

        

            Sever Plocker

 

 

 

                              

                   

        La corte del Zar rojo                    Sebag Montefiore

 

 

Cuando el ucraniano John Demjanjuk, fue acusado de cometer crímenes como parte de las SS, el doctor  Yoram Sheftel, que lo defendía, contó que en un viaje a Simferopol, en Crimea, encontró una placa de treinta hombres de el NKVD caídos en la “Gran guerra Patria”, como llamaban los soviéticos a la segunda guerra mundial, Sheftel se encontró entre sorprendido y enojado al leer los nombres de figuraban en la placa, el primero fue Polonski y el último Levinstein y entre ellos, Zalmonowitz, Geller y Kagan, todo lo mejor de la juventud judía en Rusia vendió su alma al demonio rojo, según Sheftel.

Yoram Sheftel es nacido en Tel Aviv, sus padres eran emigrados de Ucrania, durante veinte años ejerció Derecho administrativo penal y se hizo cargo de la defensa de John Demjanjuk, acusado de ser “Iván el terrible” en Treblinka.

     

               Yoram Sheftel y su sinceridad.

 

 

Un comandante ruso llamado Chumak, que se pasó a los alemanes, escribió lo siguiente en un informe, en el mes de diciembre de 1942, dirigido al coronel Gehlen, jefe de Ejércitos Extranjeros del Este y decía lo siguiente;”Fijémonos en Ucrania, por ejemplo. Durante veintitrés años, esa nación ha tenido que estar sometida al yugo de los judíos, sin protestar, y lo ha estado en una intensidad muy superior a la de cualquier otra nación rusa…Sin embargo, a pesar de que todos los judíos fueron fusilados, entre el 28 de septiembre y el 1 de octubre (de 1941), Kiev vuelve a estar atestado de judíos, y todos ellos han recibido documentación rusa”. Este informe Gehlen lo remitió a sus superiores. (2)

Todo lo expuesto es corroborado en nuestro anterior trabajo, donde es posible constatar la preeminencia judía en el Ejército Rojo, en el NKVD (ver tabla), entre los partisanos, en el aparato industrial y científico soviético y en los gobiernos de Europa oriental en la pos guerra (3).

 

 

Carteles de la Wehrmacht en Rusia, los soldados alemanes ponen en fuga a los

temibles comisarios del NKVD, nótese el aspecto semítico del rostro de los comisarios

 

 

             Mapa alemán y el peligro comunista sobre Europa.

 

Cartel alemán, donde señala una amenaza que

hay que combatirla hasta el triunfo.

 

 


 


sergio_domingo
Imagen de sergio_domingo
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 4 Sep 2009

Estimados foristas: este trabajo es muy extenso, ya está terminado e iré pasando textos e imágenes en el transcurso de días, ruego paciencia y pido disculpas.

 


Zhukov
Imagen de Zhukov
Desconectado
Auxilia
Desde: 3 Nov 2010

Lo primero que pondria serian las fuentes, por que hay mucho que tratar y decir sobre la mayoria de las afirmaciones que se dan en este "articulo".

 

 

sergio_domingo
Imagen de sergio_domingo
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 4 Sep 2009
Zhukov: justamente dejé un mensaje aclarando que iré subiendo de a poco el trabajo pues es muy extenso, pegar lo escrito no es nada, las imágenes llevan tiempo, y las hay muchas. Te vas a sorprender de la cantidad de fuentes usadas, después puedes objetar lo que quieras, que para eso está este foro y este trabajo. Saludos

 


sergio_domingo
Imagen de sergio_domingo
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 4 Sep 2009

Stalin y los judíos

 

El 14, 15 y 18 de mayo de 1944, el periódico, Der Völkische Beobachter, publicó un extenso ensayo de Hellmuth Sündermann, titulado “Stalin y los judíos”. El autor se preguntaba como era posible que un individuo sin nada extraordinario como Stalin se hubiera convertido en líder de la URSS y del partido bolchevique. Sündermann tenía su propia teoría, el ascenso de Stalin fue consecuencia de una decisión judía, que conocían muy bien el antisemitismo ruso, por lo tanto se fijaron en Stalin, que era un intelectual raro que conocía el lenguaje de las clases trabajadoras.

En la década del `20 los bolcheviques habían buscado una manera de “camuflar el hecho de que el Estado bolchevique no era una dictadura del proletariado sino de la comunidad judía internacional”.

El heredero natural de Lenin, sin ninguna duda era León Trotsky, pero su designación debilitaría al gobierno, si un judío como Trotsky era la primera figura principal.

Stalin al mantener un conflicto con Trotsky era la persona ideal, en opinión de miles de judíos de Moscú, del partido y del gobierno, “Para el interés de los judíos y, también, del Estado soviético…. no debe  transformarse a un judío completo en ídolo del pueblo ruso. El sucesor de Lenin tenía que ser un hombre que sirviera a los judíos como lo hacía Lenin pero que no fuera visible como judío”. Por eso, según Sündermann, Kamenev, Zinoviev y Kaganovich, todos judíos, habían dado su apoyo a Stalin; “Hay una sola cosa que es verdad, en todos los años en los que a muchos judíos se les disparó en la cabeza, la influencia judía sobre Stalin, la posición judía en todos los sectores del partido y del aparato estatal eran indisputables”. Aun cuando mandó a sus “amigos más íntimos” a morir,

No podemos corroborar todo lo dicho por Sündermann, pero si podemos establecer fehacientemente algunas consideraciones importantes y poco conocidas. Había un acuerdo tácito entre los altos dirigentes de la URSS, en el sentido de que se debía hacer todo lo posible para morigerar toda apariencia de judaísmo en el gobierno y el partido, vamos a citar algunos ejemplos de lo explayado; en plena guerra civil, siendo Trotsky comandante del Ejército Rojo, alertó al Politburó, el 18 de abril de 1919, sobre una cuestión que lo preocupaba, siendo que los letones y los judíos constituían una enorme proporción de las tropas de la Cheka, situadas en las inmediaciones del frente o en la retaguardia, pero su proporción en el frente mismo es bastante escaso, lo cual facilita la propaganda del Ejército Blanco e irrita a los integrantes del Ejército Rojo, solicita en consecuencia una distribución más pareja en el frente y la retaguardia de las distintas nacionalidades. Trotsky recordaría en octubre de 1923 la propaganda antisemita de los blancos sobre el judío comandante del Ejército Rojo (4)

En los años 1921/22 arreció la hambruna en varias regiones de Rusia, el gobierno soviético comenzó una campaña contra la iglesia ortodoxa, en el sentido de confiscarle sus bienes para supuestamente ayudar a los hambrientos, en realidad  era una excusa para destruir definitivamente a la odiada religión. El 26 de marzo de 1922, mediante un decreto se ordena retirar de todas las iglesias los objetos materiales preciosos no indispensables para el culto, a efectos de fundir el oro y la plata.

El 11 de marzo Trotsky se da cuenta de que al haber una multitud de comisiones para confiscar a la iglesia, se encuentra todo paralizado.

El 13 de marzo Trotsky informa a Lenin que no se ha sacado casi nada a las iglesias.

El 17 de marzo propone la creación de una comisión moscovita dirigida por un buró y que debía reunirse con el una vez a la semana, “procurando que su composición nacional no de pretexto a una agitación chovinista”, pasando en limpio, no debía haber judíos en una comisión que expolie los bienes de la iglesia ortodoxa (5)

En agosto de 1922, Stalin hace lo posible para alejar a Trotsky del poder real, para ello aprovecha la enfermedad de Lenin. El 14 de julio, Kamenev le presenta a Lenin una lista del Comité Central sin Trotsky, la reacción de Lenin fue categórica,”Tirar por la borda a Trotsky (…) es el colmo de la estupidez. Su usted estima que aún no estoy desesperadamente idiota, ¿Cómo puede ocurrírsele eso?”. Stalin reacciona rápidamente y el día 20 presenta una lista de tres, con Trotsky en la misma.

Lenin, el 11 de septiembre, propone al Politburó la designación de Trotsky y Kamenev como vicepresidentes del Consejo. Con está maniobra Lenin prevé que Trotsky quede como presidente y lograr una separación  de poderes entre el aparato del gobierno y el partido. Trotsky se niega categóricamente a la designación, daría luego excusas distintas para justificar el rechazo, recién el 23 de octubre de 1923, diría la verdad, juzgaba desafortunado designar vicepresidente a un judío. Varias veces, dice, ha discutido con Lenin sus funciones de adjunto y ha aludido a “un aspecto de mi persona…que no cumple papel alguno en mi vida personal cotidiana, pero que tiene gran importancia política: mi origen judío”

“En política, ese aspecto es un problema serio…Cuando Vladimir Ilich me propuso ser vicepresidente del Consejo de Comisarios del Pueblo, me negué enérgicamente, siempre por las mismas razones, a fin de no dar a nuestros enemigos motivos para afirmar que nuestro país es dirigido por un judío” (6). Esta es la motivación principal por la cual Trotsky no llegó al poder supremo en la URSS y Stalin, supo explotar muy bien la situación.

Cuando Lenin murió, el secretariado del Comité Central, encargo a la hermana mayor de Lenin, Anna Yelisárova, que buscara todos los materiales posibles, para escribir la historia definitiva de los Ulianov.

Anna que fue una de las fundadoras del Instituto Lenin, no tardó en descubrir que tenían un abuelo judío, llamado Moishe Itskovich Blank, que había nacido en Starokonstantinov, que tenía dos hijos, Abel y Srul convertidos al cristianismo, cambiándose el nombre por Dmitri y Alexándr.

Anna le envió una carta a Stalin, donde le decía;”Probablemente no sea secreto para usted que la investigación sobre nuestro abuelo, muestra que venía de una familia judía pobre y que era, como indica su fe de bautismo, hijo del meshchanin (pequeño burgués) de Zhitomir, Moishe Blank”

Continuaba diciendo “que ello podría ayudar a combatir el antisemitismo”

También agregaba, que los orígenes judíos de Lenin”son una confirmación más de las excepcionales habilidades de la tribu semita, confirmación siempre compartida por Ilich….Ilich siempre tuvo a los judíos en alta estima”.

Anna estuvo con Stalin cuando este leyó la carta con suma atención, la respuesta fue contundente,” ¡Que no se diga un palabra acerca de esta carta! “

Con lo cual Stalin seguía con la costumbre de ocultar todo rastro de judaísmo en el régimen.

Anna sin embargo insistía “En el Instituto Lenin, tanto como en el Instituto del cerebro…hace mucho tiempo que han reconocido los grandes dotes de esta nación y los efectos sumamente benéficos de su sangre en la progenie de matrimonios mixtos. El propio Ilich consideraba que sus cualidades revolucionarias eran altas: su tenacidad en la lucha, como decía, en relación al carácter más inestable e indolente de los rusos. A menudo señalaba que los grandes atributos de organización y la fuerza de los cuerpos revolucionarios en el sur y oeste (de Rusia) se debía precisamente al hecho de que el 50 % de sus miembros eran de esa nacionalidad”(7)

 

    

     Cartel alemán en Rusia advirtiendo-

     sobre la amenaza judeo-bolchevique

 

  En este periódico, el Vollkischer Beobachter apareció el artículo de

  Sündermann

 

 

   

          Lenin                  Trotsky                   Stalin

Trotsky no llegó al poder por decisión propia, entendió que su carácter judío no convenía al régimen, a pesar de ser el favorito de Lenin. Stalin también ocultó los ancestros judíos de Lenin.

 

   Stalin sojuzgando al pueblo ruso, con la estrella de David en su carro.

 

 

 

Cartel en alemán e italiano, Stalin al servicio de la Plutocracia.

 

Los Gulags de Stalin, continuaron funcionando en la guerra.

 

 

 

 

Soldado alemán sentado sobre el busto de Stalin, el dictador fue

un hueso duro de roer.

 

 

La Orden de los Comisarios (Kommissarbefehl)

 

El 6 de junio de 1941, el Alto mando del Ejército (OKH, Oberkommando des Heeres) emitió la llamada Orden de los Comisarios, que fue entregada por escrito a unos pocos oficiales y por vía oral a sus subordinados.

La orden provenía directamente del canciller Adolf Hitler cuyos fundamentos era los siguientes;”El bolchevismo era el equivalente a la delincuencia social. El comunismo supone un tremendo peligro para el futuro. Debemos eliminarlo de esa visión de la existencia de camaradería entre los soldados (de ejércitos enfrentados): desde el principio hasta el fin el comunismo no es un compañero de armas. Se trata de una guerra de exterminio… Los comisarios bolcheviques, el servicio de inteligencia comunista…Los comisarios y los miembros del NKVD eran criminales y debían ser tratados como tales”.

El OKH se expresó en parecidos términos, “Los comisarios políticos comunistas eran portadores de las concepciones del mundo judeo-bolcheviques en el seno del Ejército Rojo, así como los iniciadores de los bárbaros métodos de combates asiáticos”

Se afirmaba que era de esperar que desplegasen una especial crueldad con los prisioneros de guerra alemanes y que por lo tanto debían ser fusilados después de su captura”

 

 

             Hitler saludado fervorosamente por las tropas alemanas en Rusia.

 

 

En una nota dirigida a los jefes de los comandos de operación, firmada por Reinhard Heydrich, fechada el 2 de julio de 1941 se puntualizaba lo siguiente;”Se ejecutara a todos los: funcionarios de la Komintern (y los  políticos profesionales comunistas por excelencia), los funcionarios, altos, medios y radicales inferiores del partido, de los comités centrales, los comités de Gau y de región, comisarios del pueblo, judíos en posiciones del partido o del Estado, y otros elementos radicales (saboteadores, propagandistas, francotiradores, autores de atentados, instigadores, etc.)

 

          Los francotiradores en la lista de los Einsatzgruppen.

 

El discurso de Stalin incentivando la actividad guerrillera, el no suscribir las convenciones de La Haya y Ginebra sobre prisioneros de guerra, tuvo como respuesta la Orden de los Comisarios. La guerra en su estado más primitivo, pero con armas modernas, signó un choque ideológico, en el que las fuerzas de seguridad de ambos estados, convergieron en una batalla total y sin reglas, donde las victimas fueron las poblaciones civiles de Europa Central y Oriental.

 

 

 

  Einsatzgruppen

 

 

 

En marzo de 1941, Reinhard Heydrich había recibido instrucciones para enviar las Einsatzgruppen a la URSS. Los cuatro grupos móviles, estaban designados con las letras A, (Báltico), B (Bielorrusia), C (Ucrania) y D (Besarabia, sur de Ucrania y Crimea).

A su vez estaban divididos en Einsaztkommandos y  Sonderkommandos.

Las directivas emanadas del OKH y ampliadas luego por Reinhard Heydrich, fueron desde el principio interpretadas libremente por cada unidad.

Recordemos según lo visto que al llegar a los lugares mencionados, el ejército alemán se encontró con diversos cuadros de ejecuciones por parte del NKVD y el consiguiente pedido de venganza por parte de los nativos.

En 1940 en Lituania, cuando los soviéticos invadieron ese país, los comerciantes recibieron la orden de salir a la calle a las siete de la mañana, seguidamente fueron ametrallados en la calle y los negocios fueron confiscados por comisarios políticos en nombre del Estado soviético, los lituanos acusaron a los judíos de ser los comisarios encargados de tal acto, por eso cuando cambiaron las tornas, la venganza fue terrible, los pogroms en Letonia y Lituania fueron sangrientos.

En Letonia, un nativo llamado Viktors Arajs formó un Sonderkommando con gente del lugar, alrededor de trescientos hombres, entre policías, soldados y miembros de clubes universitarios, eran gente que tenían familiares asesinados por los bolcheviques, todos estos bajo el mando del Sturmbannführer Rudolf Lange, que servía a las órdenes del comandante Walter Stahlecker, del Einsatzgruppen A.

El comando Arajs ejecutó entre el verano y el otoño de 1941 a 4.000 judíos y 1.000 partisanos en los alrededores de Riga.

Se calcula que entre los auxiliares letones y el Einsatzgruppen A  ejecutaron alrededor de 23.000 judíos de la zona rural de Letonia.

Hay un informe secreto del Einsatzgruppen A (8), donde se especifican cuestiones tales como; en la ciudad de Kovno, Lituania los judíos se habían armado, habían tomado parte en acciones violentas e incendios. Estos habían colaborado más estrechamente que en otros lugares con los soviéticos. Según el informe el número de judíos ejecutados en Lituania era de  71.105.

En Letonia, según este informe, los judíos actuaron en actos de sabotaje e incendios a la llegada de la Wehrmacht, estos también incendiaron la ciudad de Dünaburg (Dvinsk), quedando devastada gran parte de la ciudad y la central eléctrica fue destruida por completo. Las calles habitadas por la comunidad judía permanecieron intactas entre la destrucción generalizada.

Al momento del informe, se habían ejecutado 30.000 judíos en Letonia.

En Estonia había 4.500 judíos, de los cuales 2.500 se fueron con los soviéticos.

Sin embargo estos números son cuestionados, la reacción de la Wehrmacht ante la actividad partisana fue la de tomar rehenes civiles y quemar aldeas completas, los insurgentes se jactaban de haber asesinado durante la guerra a 500.000 soldados alemanes y sus actividades eran contrarias al derecho internacional.

Raúl Hilberg se ocupó de los asesinatos de los Einsatzgruppen, dándonos una lista de ciudades donde se produjeron los más grandes asesinatos masivos:

 

33.000 victimas          Kiev

10.600 victimas          Riga (Crimen ejecutado por 21 hombres del                         

                                              Einsatzkommando)

23.600 victimas          Kamenets-Podolsk

15.000 victimas          Dnepropetrovsk

15.000 victimas          Rovno

10.000 victimas          Simferopol

 

Según Hilberg, también los rumanos estuvieron incriminados con 19.000 muertos en un solo día, el 23 de octubre de 1941.

Hubo una segunda etapa que fue la creación de guetos, pues los jefes de los Einsatzgruppen se dieron cuenta que de un solo barrido no podrían asesinar a todos, la excepción fue Stahlecker, quien –siempre según Hilberg- seguía con su implacable tarea de liquidar judíos.

Ahora bien, los judíos que se salvaron de la primera liquidación, volvieron a los lugares de donde habían huido, de ahí la formación de los guetos.

Y la tercera etapa es el envío desde el gueto a los campos de exterminio.

Para entender lo que pasó, vamos a estudiar el caso de una población letona, llamada Liepaja y que es simbólica porque muchas fotos que se conocen de los asesinatos en Letonia, provienen de los operativos realizados en ese lugar.

 

    Cumpliendo en exceso la Orden de los Comisarios.

 

 

                Kraigonev, Rusia verano de 1941

 

             Kaunas 1942 Einsatzgruppen A.

 

 

 

Liepaja - (Letonia) y la Kriegsmarine.

 

Esta ciudad letona está ubicada a orillas del mar Báltico, es la ciudad más grande de la provincia de Curlandia (Kurzeme) siendo la tercera ciudad más grande de Letonia, después de Riga y Daugavpils.

Liepaja es conocida como “la ciudad donde nace el viento” debido a la constante de este fenómeno, teniendo en cuenta su ubicación marítima.

En 1977 la ciudad fue galardonada con la “Orden de la Revolución de Octubre” por la defensa heroica de la ciudad durante la invasión nazi de 1941.

En Liepaja en 1935 vivían 55.070 habitantes, de los cuales 7.379 eran judíos, el 13,4 % de la población.

El galardón que le dieron a Liepaja en 1977 no es casualidad, la población frenó durante cinco días a la Wehrmacht, esta era conocida por su afiliación izquierdista, cosa extraña pues Letonia fue invadida por la URSS y muchos de sus habitantes fueron asesinados o deportados.

Para el momento de la invasión alemana, quedaban 7.140 judíos, debido a la emigración y al envejecimiento de la población por el déficit de nacimientos. Después del ataque alemán, 300 judíos huyeron a la URSS y 160 soldados se fueron con el Ejército Rojo. Aquí ya tenemos la primera contrariedad, pues en total habrían huido a la URSS 640 judíos, pero según Raúl Hilberg, el conocido estudioso del holocausto, huyó el 40 % del total de estos a la URSS, por lo cual debieron huir 2856. Según Walter Sanning, quien hizo un detallado estudio demográfico del holocausto, en realidad huyeron o fueron evacuados el 80 % de los judíos, pero supongamos que Sanning exagera, ni siquiera llegamos a la estimación de Hilberg. En Estonia ya vimos que sobre 4.500 huyeron 2.500, siendo 55,55 %, que es una cifra aceptable.

Liepaja era un puerto libre de hielo y poseía una gran base naval, por lo que la Kriegsmarine se hizo cargo de la ciudad.

El 2 de julio el capitán de corbeta Walter Stein advirtió a los habitantes que en caso de ataques, sabotajes y saqueos, serían ejecutados diez rehenes.

Este fue sucedido por el capitán de fragata Hans Kawelmacher, su ayudante capitán de corbeta Fritz Bückner cambio la disposición anterior el 8 de julio y dispuso ejecutar a cien rehenes por cada soldado alemán herido.

El 5 de julio Brückner dispuso que los judíos llevaran una estrella amarilla en el pecho y la espalda.

El 22 de julio Kawelmacher envío un pedido al mando de la flota del Báltico en Kiel, pidiéndoles el envío de 100 SS y 50 Schutzpolizei, ya que con los SS con que se contaban sería imposible la pacificación de Liepaja.

Se envío al ya nombrado Viktors Arajs y su grupo de lugareños y al Hauptsturmführer George Rosenstock a cargo del batallón  de policía de las SS 13, que tuvo la misión de patrullar y en menor medida ejecutar.

Finalmente Kawelmacher observó:”El problema judío en Libau resuelto en gran medida con la ejecución de 1.100 judíos por el comando SS de Riga entre el 24 y 25 de julio”.

Debemos pensar que la Kriegsmarine no estaba en ningún plan de exterminio de la población judía, en realidad ningún arma del Tercer Reich a julio de 1941 lo estaba. Lo que si podemos deducir es que una fracción de la población judía participó en los ataques, sabotajes y saqueos, cuestión esta en general eludida por los historiadores y que terminó en el asesinato masivo e indiscriminado por parte de los comandos letones y de las SS. Se estaba combatiendo con los mismos métodos bolcheviques de asesinato en masa de hombres, mujeres y niños.

También debemos señalar la tendencia de Hilberg a “inflar” las cifras y a ciertas contradicciones en las explicaciones de los movimientos de poblaciones judía. Pero quien también exageraba era la Comisión Extraordinaria del gobierno soviético para los crímenes de guerra alemanes, dice que fueron ejecutados  29.880 victimas civiles sobre una población de ¡50.000 habitantes de toda Liepaja!

 

 

 

       Milicia báltica que colaboraba con los alemanes.

 

    

              Liepaja- Letonia 15 de diciembre de 1941.

 

          Milicia letona en las ejecuciones de Liepaja.

 

 

¿Cuánta gente fue victima de los Einsatzgruppen?

 

Como decíamos, cada uno interpreto las ordenes a su manera, el Einsatzgruppen A, que estaba en el Báltico no ponía limites a sus matanzas, el Einsatzgruppen B en Bielorrusia, se dedicó al principio a la intelectualidad judía, el Einsatzgruppen C, planeaba disecar los pantanos del Pripet, agotando a los judíos hasta la muerte.

Debe decirse, en contra de lo que dijeron algunos jefes de los Einsatzgruppen después de la guerra, que no hubo órdenes de exterminar a los judíos soviéticos antes del comienzo de “Barbarroja” (9), hubo una modificación de la escalada de las operaciones, que fue creciendo, alcanzando en agosto de 1941 una intensidad más fuerte.

La cantidad de efectivos con que comenzaron a actuar estos grupos especiales (unos 3.000 en total, cuyo núcleo procedía de la Gestapo, la policía criminal, la Policía de Orden y el SD) habría sido incapaz de ejecutar un programa de genocidio de envergadura y difícilmente podrían haberse reunido pensando en uno.

Para julio se incrementaron las fuerzas operativas con el agregado de batallones policiales, de manera que a fin de año había diez veces más que al comienzo de “Barbarroja”.

Según Hilberg fueron asesinados 1.350.000 judíos en las matanzas en el Este, 2/3 de estos por los Einsatzgruppen el resto por las SS, Policía, Wehrmacht, y el Ejército rumano, 1.500.000 de judíos escapó a territorio que conservaba el gobierno comunista.

Hasta aquí los números que nos presenta Hilberg revisten ciertas dudas, por ejemplo el Einsatzgruppen A, era el más numeroso de los cuatro, con 900 hombres de los cuales combatientes serían 700,  habrían ejecutado 125.000 judíos, desde agosto cuando empezaron los asesinatos en masa, liquidaron 120.000 en diez semanas. ¿Es creíble que 700 hombres liquidaron en 10 semanas

A 120.000 judíos? teniendo en cuenta que debían ubicarlos, que a veces no sería fácil, pus habría intentos de fuga, resistencia, que hacía más difícil la tarea.

Además los Einsatzgruppen debían “peinar” a los prisioneros en busca de comisarios, comunistas, judíos, entre los 3.500.000 de prisioneros de guerra, cuestión harto complicada para tan exigua cantidad de miembros.

También notamos que en la masacre de Riga 21 Einsatzkommando, asesinaron 10.600 judíos, un milagro de imaginación de parte de Hilberg.

Por otra parte la versión de Hilberg es confusa respecto a los judíos que se salvaron de las primeras matanzas, por ejemplo en el Báltico, donde volvieron a las ciudades ocupadas por los alemanes, papa ser concentrados en guettos y luego en 1943, llevados a los KZ, donde trabajarían o serían asesinados. O sea confusión total, los sobrevivientes de las masacres aparecían mansamente entregados a los alemanes, que los llevaban a los guettos.

Pero si los alemanes asesinaron 1.350.000 judíos en la URSS y territorios adyacentes, porque no aparecieron los cadáveres exhumados al estilo Katyn, como fue con un testimonio público, donde forenses internacionales comprobaron las ejecuciones de los oficiales polacos. La propaganda soviética no hubiera perdido la oportunidad de mostrar fosas con 400 % más de muertos que en Katyn.

Pero esto no ocurrió por la explicación de Raúl Hilberg, por la formación del kommando especial 1005, por orden de Himmler, se procedió a exhumar a todos los cadáveres de las ejecuciones y calcinarlos, la ejecución recayó sobre Paúl Blobel, comandante del Sonderkommando 4, la tarea, como es de imaginar fue ciclópea, pero no la completó ante el avance soviético, podemos calcular que desenterró 600.000 cuerpos. Se han hecho estudios de cuanta gasolina necesitó Blobel para incinerar tal cantidad de cadáveres, y las cuentas no dan, y si tenemos en presente la falta de combustible en la Wehrmacht, el milagro de Blobel sigue sin explicación, o tal vez se trata del milagro de Hilberg.

Pero hay un judío-canadiense llamado Raymond Arthur Davies, que escribió un libro llamado Odyssey through Hell (Odisea en el infierno) Nueva York 1946, donde afirma que al ejercito Rojo le corresponde el mérito principal de haber salvado a la judería europea. Davies ensalza los logros judíos, tanto en el ejército como en la guerrilla. También cuenta en su libro que el jefe del Comité anti fascista de judíos soviéticos le dijo que la URSS mediante medidas de evacuación salvó a 3.500.000 de judíos soviéticos, con lo cual es imposible que 6.000.000 de judíos estuvieran en la esfera de influencia alemana.

Davies permaneció casi toda la guerra en la Unión Soviética y estaba convencido que en ningún otro país beligerante había tenido tanta importancia el papel de los judíos. Evidenciaba que miles de fábricas soviéticas fueron manejadas por judíos y que cantidad bastante apreciable de judíos desempeñaban altos cargos en las fuerzas armadas y en la administración soviética. También manejaba información de que al menos 35.000 judíos formaban parte de la guerrilla de Tito en Serbia.

También tuvo comentarios de oficiales judíos del Ejercito Rojo, en el que estos se ufanaban de realizar ejecuciones masivas de prisioneros alemanes.

También Davies escribió otro libro, con el sugerente titulo de “Asia, ultima línea de defensa de la democracia”, para Davies la URSS era un estado democrático, el mismo pensamiento del presidente norteamericano Roosevelt.

Por lo tanto de acuerdo a los dichos de Davis, nunca hubo tanta cantidad de judíos en manos de los Einsatzgruppen y no fueron corderos al matadero, pues la mayoría estaba en el Ejército y Estado soviético.

 

           

Prisionero judío-soviético           Raymond  Davis y la verdad de los 

                                               Judíos evacuados.

                                                               

                                                                                                      

La Ordnungspolizei (Policía de Orden) en la ciudad de Minsk – Oficial de los                                                         

                                                                                           Einsatzgruppen  

                                            

             Ejecución de partisanos en 1943.

 

 

              Otro fusilamiento también en 1943.

 

 

 Hitler saluda a Heinrich Himmler, a la izquierda Keitel y

 Dönitz.

 

 

 

Pogrom en Kovno, Lituania, ejecutado por nativos del lugar.

 

 

 

 

 

          La Policía de Orden alemana en busca de partisanos

 

 

La Policía de Orden ejecutando redadas en barrios judíos.

 

 

 

    Once mil Policías de Orden llegaron a Rusia a fines de 1941.

 

 

 

Cada vez, en lo que respecta a los judíos, se fue diluyendo más la diferencia entre civil y partisano, ante cada atentado o ataque contra tropas alemanas, inmediatamente se tomaba represalia contra al población judía, al principio solo se fusilaban varones en edad militar, luego se fueron agregando mujeres y niños en las acciones de venganza. Finalmente la Wehrmacht y las SS estaban adoptando el odiado método de terror bolchevique, se había entrado en la fase de guerra total y brutal entre el NKVD y sus tropas partisanas y los Einsatzgruppen, la diferencia es que los crímenes del NKVD hasta hoy están ocultos y los de las tropas móviles alemanas tuvieron gran difusión y condena generalizada.

El historiador Andrew  Ezegailis, que escribió un libro sobre los asesinatos de los Einsatzgruppen, hace notar que la documentación sobre los crímenes alemanes fue posible conseguirlos de la vencida Alemania, no fue así en el caso soviético. Sería útil tener documentación de la lucha partisana en contra de la Wehrmacht para tener una idea global y saber realmente que pasó desde 1941 en adelante.

Vamos a otro ejemplo, esta vez de una ciudad ucraniana, Lvov o Lemberg como la llamaban los alemanes

 

 

Lvov - (Ucrania), el infierno en la tierra.

 

Lvov, la antigua capital de Galitzia, prosperó gracias a su situación geográfica, al estar a camino entre Viena y Kiev que era una ruta comercial histórica

Antes de 1939 vivían en Lvov 110.000 judíos. Después de la invasión a Polonia muchos judíos polacos huyeron a la zona soviética, aumentando la población judía a 160.000 personas, 140.000 eran polacos y 70.000 ucranianos componían la diversidad étnica de la ciudad.

Lvov en 1939 era polaca y luego desde septiembre de 1939 hasta el 30 de junio de 1941 fue ocupada por la URSS. Durante esta ocupación, paso lo mismo que en toda la orbita soviética, muchos judíos adhirieron al régimen y otros fueron perseguidos, estos últimos fueron enviados a Siberia en abril de 1940. Pasaron a engrosar el total de 600.00 judíos-polacos que fueron deportados, de los cuales murieron 400.000.

El 30 de junio de 1941 la 1ª división de Montaña del Ejército alemán entraba en la ciudad de Lvov (Lviv o Lemberg), constataron el asesinato de miles de personas por fuerzas del NKVD. Ante la denuncia de oficiales alemanes se hacen presentes jueces; el juez Hans Tomforde, el juez Erik Wilke, del 49 º cuerpo de ejército, el juez Wilhelm Möller, del alto mando del 17 º ejército.

El juez Wilke del 49º  cuerpo de ejército hizo un informe, el cual dice lo siguiente:”El examen de los cuerpos que se encuentran en la prisión de la OGPU (en realidad ya es la NKVD) indicó que los asesinatos habían sido precedidos por la tortura. La mayoría de las victimas son ucranianos; el resto son polacos. Los testigos también informaron de que en esta prisión dos pilotos alemanes heridos habían sido internados, se encontraron elementos pertenecientes a los aviadores, así que se supone que están entre los cuerpos sin identificar”

El juez Wilke permaneció en  Lvov hasta el 6 de julio y tomó declaraciones juradas a varios testigos, entre los que se encontraba el Dr. Richard Eckl, el veterinario Dr. Joseph Brachetka, el suboficial Kurt Dittrich. El juez Möller tomó declaración a los sobrevivientes polacos y ucranianos, también este juez  tomó la deposición del Dr. Saeltzer quien estuvo en el lugar de los asesinatos el 30 de julio de 1941, fue acompañado por un joven ucraniano que escapo de la masacre, expresó que el olor era insoportable y las pilas de cadáveres  de hombres y mujeres, estaban capa sobre capa y llegaban al techo del sótano de la prisión. Muchos de los cuerpos mostraban indicios de graves torturas, mutilaciones de brazos, piernas y marcas de grilletes.

Finalmente fueron encontrados siete cuerpos de aviadores alemanes, tres en el hospital militar y cuatro en la prisión. De ellos cuatro tenían una bala en la cabeza.

También el teniente Walter Lemmer declaró ante el juez Möller en su calidad de responsable de retirar los cuerpos de la prisión y enterrarlos; expresó que se habían retirado de los sótanos unos 550 cadáveres, para entrar a los mismos se necesitaban aparatos de oxígeno, se vertió cal sobre los cuerpos y se tapiaron las aberturas, todavía quedaban 1.000 cadáveres en los sótanos, esto era en la prisión Brygidky, pero había otra llamada Samarstinov en la cual había cientos de cuerpos.

Fueron desfilando los testigos ucranianos y polacos, contando los horrores por ellos vistos; Josefa Soziada una viuda polaca, fue a la prisión y quedó horrorizada, cuerpos de hombres color morado, mujeres exangües y desnudas, un cadáver de una niña de ocho años desnudo y colgado de una toalla. 

El 8 de julio el juez Möller tomó deposición al maestro ucraniano Bohdan Kazaniwsky que había sido arrestado por el NKVD, debido a su pertenencia a la OUN (Organización nacionalista ucraniana). Con la ayuda de un interprete Kazaniwsky describe su experiencia en la cárcel de Brygidky...”El martes 24 de junio los hombres del NKVD habían salido temporalmente de la cárcel, logramos abrir nuestras celdas y escapar. El patio estaba bloqueado y no pudimos huir. Había apostadas ametralladoras que comenzaron a disparar. Numerosas personas resultaron heridas y muchas otras muertas. A los sobrevivientes, unos 90 hombres,  los hombres del NKVD los llevaron a una celda grande. Durante los días siguientes fueron llamados de a grupos, escuchándose a continuación disparos y gritos. De los 90 solo sobrevivieron 22. El 28 de junio escuchamos muchos disparos…después descubrimos a civiles que entraron a la prisión para liberarnos. Los hombres del NKVD habían abandonado ya la prisión. Estimo que el número de detenidos en la prisión de Brigidky fue de alrededor de 10.000, de los cuales solo 600 a 800 salieron con vida”

 

El 7 de julio el arquitecto polaco Ludwig Pisarek relató que el 29 de junio fue a la prisión del NKVD en busca de su hermano, detenido en diciembre de 1940; “la prisión había sido ya abandonada por los rusos, aunque la ciudad de Lvov aún no había sido evacuada por estos. Entré a la cárcel y fui mirando las celdas individuales. Estas fueron escenas de horror. Las celdas estaban completamente llenas de cadáveres. En una gran sala de 5 x 10 metros vi cuerpos apilados hasta una altura de un metro y medio”.

El 7 de julio, Irene Loesch, un ama de casa ucraniana, declaró que había ido a la misma prisión el 28 o 29 de junio a buscar a su madre; “Que había sido detenida tres meses antes a causa de sus convicciones religiosas, como esposa de un pastor de la iglesia ortodoxa griega. Cuando entré a la cárcel inmediatamente vi los muertos en la primera celda. Los cuerpos fueron mutilados…vi una mujer con un pecho cortado… otra mujer tenía su abdomen abierto, había estado embarazada. Antes había estado buscando a mi madre en la prisión de Samarstinov, donde pude ver una habitación con cadáveres hasta el techo”

Después de la exposición de numerosos testigos ucranianos y polacos el juez Möller redactó un informe el 16 de julio de 1941, que fue enviado a la Oficina de crímenes de guerra.

Esta documentación se uso para publicar un informe denominado “Crímenes de guerra de las Fuerzas Armadas Soviéticas”, fechado en noviembre de 1941.

Una importante organización no alemana que participó en las investigaciones de estas masacres fue la Cruz Roja ucraniana, que hizo un llamamiento al comandante alemán de la ciudad;”Más de 4.000 cadáveres han sido encontrados en las cárceles de Lvov... es casi imposible describir el estado en que fueron encontrados los cuerpos…Llenos de angustia y consternación por el destino de los ucranianos que permanecen en las cárceles y campos de concentración en toda la Unión Soviética. La Cruz Roja ucraniana pide al mundo civilizado que se informe por radio de las atrocidades descubiertas. Especialmente la sociedad sueca, suiza y holandesa de la Cruz Roja tomen medidas para proteger la vida de los que están en peligro de extinción y todavía pueden ser salvados”

El Ministerio de relaciones Exteriores inglés, enterado de los hechos envío una nota al ministro soviético Vyacheslav Molotov, que como era previsible, el 12 de julio, rechazó como falsas las acusaciones.

La ciudad de Lvov fue tema en Nuremberg por los crímenes…alemanes, según la Comisión Estatal Extraordinaria sobre los crímenes cometidos por los alemanes en la región de Lvov los alemanes habrían asesinado 700.000 personas en la región, ya sabemos que una comisión similar en Liepaja, Letonia, exageró de manera extrema los muertos en la región.

En Nuremberg, en los juicios contra los Einsatzgruppen, la fiscalía presentó documentos de la SD en el juicio principal, así mismo también se presentaron los mismos en el juicio al general SS Otto Ohlendorf. En ese informe del 31 julio de 1941 se afirma que en la represión a la población judía actuaron hombres de ese organismo y población civil ucraniana, hubo represalias contra 7.000 judíos que fueron detenidos y fusilados. La causa de tanto encono fueron los cadáveres encontrados en las cárceles, que ya hemos descripto y los deportados ucranianos, más de 20.000 enviados por el NKVD al interior de la URSS. Se acusaba a los comisarios judíos de todas estas muertes y deportaciones, y se culpó colectivamente a todos los judíos, por las atrocidades de una fracción de ellos.

Erwin Schulz, jefe de una división de los Einsatzgruppen C, que llegó a principios de julio a Lvov, en el juicio a Ohlendorf, el 26 de mayo de 1947;”Vi a miles de personas asesinadas  y mutilaciones horribles en Lvov, se sentía el hedor terrible de cadáveres en descomposición que prevalecía en la ciudad y vi a muchas mujeres llorando y hombres y niños buscando a sus familiares” También agregó que las detenciones y asesinatos fueron cometidos por funcionarios judíos y con la participación de habitantes  judíos de Lvov.

Otto Rasch, jefe SS del Einsatzgruppen C, afirmó que los responsables de las muertes de los presos políticos eran oficiales y civiles judíos y por lo tanto informó a los Sonderkommandos de la orden de Hitler de tomar represalias contra los culpables y los principales sospechosos.

 

 

En este video se puede ver que encontraron los alemanes a su llegada a Lvov (Lemberg)

El horror de los crímenes del NKVD.

 

En Ucrania de cada diez miembros de alto rango de la Cheka-GPU-NKVD;

Seis eran judíos

Dos eran rusos

Uno de Ucrania

Uno de otras etnias.

La Wehrmacht sin embargo trató de evitar los excesos de la población ucraniana contra los judíos, el general Max Winkler declaró en Nuremberg;”Recuerdo la cifra de 4.000 cadáveres…como reacción a los asesinatos, la población ucraniana comenzó a sacar a los judíos de sus hogares y abusar de ellos en las calles…El comandante provisional de Lvov el coronel Fingergerst del 49 º cuerpo de ejército logró detener estos excesos enviando patrullas especiales a través de las calles.

 

 

Entrada del Heer alemán en Lvov, recibido con guirnaldas y flores por la

población, era el 30 junio de 1941.

 

A la llegada de la Wehrmacht este era el panorama de la barbarie cometida por el NKVD, mutilaciones y muertes por doquier.

 

 

El llanto y el estupor de los ciudadanos de Lvov ante los terribles crímenes de las fuerzas de seguridad de la URSS.

 

En esta prisión el NKVD asesinó a miles de personas previo a la llegada de los alemanes.

 

 

 

Plano de la ciudad de Lvov, con los planes de reasentamiento judío en la ciudad.

 

 

 

 

 

 

 

 

  

  Plano del ghetto judío de Lvov-                                       Entrada del guetto.

                                                               

 

 

 

 

Judíos colgados en el guetto de Lvov como consecuencia de las terribles represalias de ucranianos y los Einsatzgruppen.

 

 

Un residente judío escribió en su diario personal: “Los alemanes se dedicaron a detener a judíos en la calle o en sus casas y les obligaron a trabajar en la prisión. Los arrestos de judíos fueron ejecutados también por la recientemente creada policía ucraniana…En tres o cuatro días terminaron la operación. Cada mañana apresaban alrededor de un millar de judíos y los distribuían en las tres prisiones. A algunos se les ordeno romper el cemento y extraer los cadáveres (de los muertos por el NKVD). Otros fueron tiroteados en los patios internos de las prisiones…Los residentes “arios” de Lvov participaron de este espectáculo brutal. La gente paseaba por los pasillos y los patios de la prisión, observando con satisfacción el sufrimiento de los judíos. Aquí y allá surgían voluntarios para ayudar a los alemanes a golpear a los judíos. Durante los primeros días de la ocupación de Lvov, en las prisiones de la ciudad fueron asesinados más de tres mil judíos (los alemanes dijeron 7.000). Entre ellos se encontraba uno de los más conocidos y populares rabinos de Lvov, el doctor Yehezkel Levin y su hermano, el rabino de la ciudad de Zheshkov, Aaron Levin”

Félix Landau, sargento del Einsatzkommandos, contaba cuando se los llamó a los integrantes del cuerpo con “cascos de acero, fusiles y treinta cartuchos de munición” en su diario proseguía “Acabábamos de regresar. Estaban alineados 500 judíos a punto de ser ametrallados. Antes presentamos armas por los aviadores alemanes muertos (los masacrados en la prisión de Lvov) y por los ucranianos. Al mismo tiempo que la unidad presentaba armas, se les contaba que los bolcheviques habían crucificado niños, estaban clavados contra las paredes. Esto motivó a los hombres para efectuar su tarea”

También hubo una operación contra los judíos por parte de la división Viking de las Waffen  SS, al ser asesinado un comandante de un regimiento de la división, esto fue el 9 de julio de 1941, se ejecutaron alrededor de 60 judíos, era tal la identificación de judíos = bolcheviques para los alemanes y los ucranianos, que inmediatamente estos eran el destinatario de las terribles represalias.

 

 

La orden de Hitler ¿evacuación ó exterminio?

 

Es el punto álgido de las polémicas desde que terminó la IIGM, ¿Cuál fue la orden de Hitler con respecto a los judíos? trataremos de dilucidar sin presunciones de ningún tipo, solamente fiándonos de dichos y documentos de los protagonistas, cual fue lo más aproximado a la verdad, teniendo en cuenta que hay documentación destruida, secreta, todavía sin desclasificar e intereses económicos y políticos muy fuertes, para ello debemos dejar de lado interpretaciones forzadas, supuestas frases veladas y fundamentalmente respetar el sentido de las palabras, su acepción correcta, en definitiva que, por ejemplo, la palabra evacuar no se transforme por arte de magia en exterminar.

Para quienes piensen que la solución final comenzó con las masacres de las Einsatzgruppen, está claro que no hubo órdenes de exterminio, sino de liquidación de funcionarios del Estado soviético, que se fue dinamizando a medida que se descubrían masacres cometidas por el NKVD y también por presión de los pueblos oprimidos por la URSS. La guerra se desvirtúo con el discurso de Stalin llamando a la guerrilla, a todas luces algo ilegal y su negativa a respetar los convenios de La Haya y Ginebra.

La decisión de Hitler apenas comenzó Barbarroja, era solucionar el problema judío después de terminada la invasión a la URSS.

Goebbels anotaba en su diario el 17 de septiembre de 1941 que los informes de Salomón Lozovsky, (que era comisario político del Ministerio de Relaciones Exteriores  soviético y vicejefe del Departamento de Información soviético) eran inteligentes, pero con “números tan exagerados e increíbles que se los desacredita en todo el mundo y solamente servían para uso domestico” (10) Para interpretar la anotación de Goebbels, debemos considerar que a los fusilamientos a comunistas y judíos estaban enmarcados dentro de los combates en el Este, por eso habla de números exagerados del funcionario judeo-soviético y  en otras entradas del diario habla de evacuar a los judíos al Este, no hay plan de exterminio, hay ejecuciones contra actores muy activos en la guerra del Este. Sin esta aclaración es imposible entender las anotaciones de Goebbels, distorsionadas por las construcciones en el aire de tantos historiadores.

El 24 de septiembre de 1941 Joseph Goebbels anotó en su diario:”El Führer es de la opinión que los judíos deben ser expulsados de toda Alemania paso a paso. Las primeras ciudades que debieran librarse de ellos son Berlín, Viena y Praga. Se empezara por Berlín y albergo la esperanza de que incluso podremos empezar a trasladar una parte significante de los judíos hacía el Este a lo largo de este año” (11) y en la misma entrada escribía “Hay que evacuar a los judíos de Berlín lo antes posible… en cuanto resolvamos las cuestiones militares en el Este. Al final hay que transportarlos a todos, a los campos que construyeron los bolcheviques” (12).

Y el 19 de octubre hace referencia a “Grandes tiroteos a judíos en Ucrania”

Ya vemos como se van mezclando los planes de evacuación con comentarios sobre fusilamientos en el Este.

 

El 25 de octubre de 1941 el ayudante de Bormann, Heinrich Heim, escribió las siguientes palabras de Hitler: “En el Reichstag profetice que si la guerra no se podía evitar, los judíos desaparecerían de Europa. Esta raza de criminales ya tenía en su conciencia los dos millones de muertos de la Gran Guerra y ahora tiene centenares de miles más. ¡Qué nadie me diga que, a pesar de eso, no tenemos derecho a aposentarlos en las empantanadas tierras de Rusia! ¡Nuestras tropas también están allí y nadie teme por ellas! Incidentalmente diré que no es lamentable que los rumores públicos nos atribuyan haber trazado un plan para exterminar a los judíos. El terror es saludable… agregó además “Con los judíos estoy adoptando el procedimiento de la inactividad, ya que no hay razón alguna para crear más problemas tal como están las cosas” (13)

Hemos visto como Hitler al principio de Barbarroja y hasta fines de 1941 se negó a resolver el problema judío, que al principio era evacuar a los judíos europeos hacía Madagascar, que resultó imposible dado el dominio inglés de los mares y luego, pensando que la guerra contra la Rusia soviética estaría terminada en cuatro o cinco meses la opción del traslado al Este parecía lo más factible.

Pero en agosto de 1941 pasó algo que cambió la historia, el 28 de ese mes el Presidium del Soviet Supremo promulgó un decreto en virtud del cual toda la población alemana de la República autónoma del Volga de las regiones de Saratov y Stalingrado debía ser deportada a Kazajstán y Siberia, que según el decreto la decisión era una medida “humanitaria preventiva” (14)

Según el censo de 1939, 1.427.000 alemanes vivían en la URSS, la mayoría invitada por la Emperatriz Catalina II, ella misma de origen alemán, para que poblaran las vastas llanuras del sur de Rusia. En realidad los alemanes del Volga deportados serían unos 446.480, que fueron evacuados en 230 convoyes de 50 vagones como media  y cerca de 2.000 personas por convoy, esto fue del 3 al 20 de septiembre de 1941.

Para esta operación, Lavrenti Beria, el jefe del NKVD, utilizó a 14.000 agentes que fue dirigida por el vicecomisario del pueblo del interior, el general Iván Serov, que ya había actuado en los crímenes en los países bálticos en junio de 1941.

A Stalin no le importó el desastre en que en ese momento se encontraba el Ejército Rojo ante el avance alemán, se llevó a cabo la operación de deportación con toda perfección.

Mientras se desarrollaba la operación principal en el Volga, el 29 de agosto, Molotov, Malenkov y Zhdanov (estos dos últimos judíos) propusieron  a Stalin “limpiar” la región y la ciudad de Leningrado de 96.000 alemanes y finlandeses.

Para el 30 de agosto la Wehrmacht  ya cortaba las comunicaciones ferroviarias entre Leningrado y el resto del país, no obstante ello, Beria ordeno proceder a deportar a 96.000 personas por tren y 36.000 por vía fluvial, pero el NKVD tuvo tiempo nada más que para trasladar a 11.000 personas de origen alemán.

Como vemos mientras Hitler dudaba respecto a deportar a los judíos de Europa, los soviéticos sin ningún miramiento y en plenas acciones bélicas deportaban sin más a  los alemanes de Rusia.

En las semanas siguientes se llevaron a cabo operaciones similares en toda la URSS:

 

 

10 al 20 de septiembre   38.288 alemanes deportados de Rostov

14 de septiembre             3.162  alemanes deportados de Gorki

15 de septiembre             9.640  alemanes deportados de Moscú

15 de septiembre            38.136  alemanes deportados de Krasnodar

20 de septiembre            77.570 alemanes deportados de Ordzhonikidze

21 de septiembre             2.700  alemanes deportados de Tula

25 de septiembre            31.320 alemanes deportados de Zaporozhie

Octubre                         100.000 alemanes deportados de Georgia, Armenia,

                                                    Azerbaidzhan, Cáucaso Norte y Crimea.

 

Para diciembre de 1941 se habían deportado 894.600 personas de origen alemán  hacía Kazajstán y Siberia. Para junio de 1942, un año después, los deportados llegan a 1.209.430 sobre un total de 1.427.000 alemanes en la URSS, en total el 82 % de los mismos, en un momento que la situación militar de Rusia era catastrófica y se necesitaba usar toda la energía en frenar al enemigo, sin embargo se prefirió caer sobre miles de inocentes y deportarlos a zonas que eran páramos inhabitables, muchos murieron en el traslado y también en el lugar mismo, y también miles fueron ejecutados. (15)

 La “solución final” soviética se llevó a cabo sin propaganda, sin indignación de los medios de prensa occidentales y tuvieron una importancia trascendental y desconocida en lo que paso después.

 

 

Extracto del decreto del Presidium del Soviet Supremo de 28 de agosto de 1941 sobre la deportación colectiva de alemanes.

 

 

Según informaciones dignas de crédito recibidas por las autoridades militares, la población alemana instalada en la región del Volga abriga millares y decenas de millares de saboteadores y de espías que deben, a la primera señal que reciban de Alemania, organizar atentados en las regiones donde viven los alemanes del Volga. Nadie advirtió a las autoridades soviéticas de la presencia de tal cantidad de saboteadores y espías entre los alemanes del Volga. En consecuencia la población alemana del Volga oculta en su seno a los enemigos del pueblo y del poder soviético…

Si se producen actos de sabotaje realizados siguiendo ordenes de Alemania y ejecutados por saboteadores y espías alemanes en la República de los alemanes del Volga o en los distritos vecinos, correrá la sangre, y el Gobierno soviético, de acuerdo con las leyes vigentes en tiempo de guerra, se verá obligado a tomar medidas punitivas contra la población alemana del Volga. Para evitar una situación tan lamentable y graves derramamientos de sangre, el Presidium del Soviet Supremo de la URSS ha considerado necesario transferir a toda la población alemana que vive en la región del Volga a otros distritos, proporcionándole tierras y una ayuda estatal para instalarse en esos nuevos enclaves.

Quedan asignados para este traslado los distritos ricos en tierras de Novosibirsk y Omsk, del territorio del Altai, del Kazajstán y de otras regiones limítrofes.

 

 

 

Alemanes del Volga con sus mejores galas en su aldea. Imagen original en poder del autor de este artículo.

 

 

 

                                         

                           Stalin dio el conforme-  Lavrenti Beria el jefe

                           para la operación-          de la NKVD.

 

 

                             

         Serov, el impiadoso-   Zhdanov, bregó ante       Malenkov con igual

         conductor de la            Stalin para deportar      actitud criminal.

         deportación.                 alemanes

La tropa del NKVD, deportaron sin miramientos a 1.200.000 alemanes.

 

 

Mapa de la República de los alemanes del Volga, en 1941 desapareció para siempre.

 

 

   Joseph Goebbels, quería evacuar a los judíos de Berlín, la brutal deportación de  los

   alemanes del Volga le dio la oportunidad de realizar sus deseos.

 

 

La noticia llega a Alemania

 

A principios de septiembre la noticia de esta deportación brutal llega a Alemania,                                           

Goebbels profetiza en su diario, el 9 de septiembre, que esa deportación podría provocar una reacción radical. Alfred Rosenberg, Ministro de los territorios del Este, abogó por la deportación de todos los judíos de la Europa Central al este como represalia, para ello envío a su enlace en el cuartel general del Ejército, Otto Braütigam, este se entrevistó con  el ayudante jefe de la Wehrmacht, Rudolf Schmundt, que lo creyó “un asunto muy importante y urgente  que Hitler consideraría de gran interés”

Hitler consultó a Ribbentrop, su ministro de Relaciones exteriores, que se mostró evasivo con el tema, Werner Koeppen, el oficial de enlace de Rosenberg en el cuartel general del Führer escribía.”El Führer no ha tomado hasta ahora ninguna decisión sobre el asunto de las represalias contra los judíos alemanes por el tratamiento que se ha hecho objeto a los alemanes del Volga”

Mientras tanto Himmler y Heydrich presionaban a Hitler para que tomara alguna decisión, el 16 de septiembre el Reichsführer-SS se reunió con Hitler y logró una determinación. El 18 de septiembre  Himmler le envió una carta a Arthur Greiser, gobernador del Reich y gauleiter del Warthegau, donde decía “El Führer quiere que el viejo Reich y el Protectorado (Bohemia y Moravia) se vacíen y liberen de judíos del oeste, que deben ser trasladados al este lo antes posible…En la próxima primavera, expulsarlos aún más lejos, hacia el este”. Es decir la evacuación se haría en dos fases, primero a la Polonia ocupada  y luego hacía el este.

 

La decisión no fue fácil para Hitler, se necesitaba con urgencia el envío de trenes para abastecer a la Wehrmacht y estos no eran lo que sobraba, por otra parte enviar a  los judíos occidentales a las zonas de combate no era una tarea fácil de organizar, ya vimos que Stalin no se hizo demasiado problema al respecto con los alemanes afincados en Rusia.

Joseph Goebbels en una conversación con Heydrich, le recordó la necesidad de evacuar s los judíos de Berlín lo antes posible. Heydrich le respondió que así se haría “en cuanto hayamos llegado a una clarificación de la cuestión militar en el este. Ellos deberían ser transportados todos al final a los campos construidos por los bolcheviques. Estos campos los habían erigidos los judíos. Así que resultaba muy adecuado que estuviesen también poblados por judíos” (16)

El 6 de octubre nuevamente Hitler se refirió a la cuestión, según hizo constar Koeppen.”Todos los judíos deben ser expulsados del protectorado, y no para mandarlos al Generalgouvernement, sino directamente al Este. Únicamente nuestras necesidades de transportes de guerra nos impiden hacer eso. Al mismo tiempo que desaparezcan del Protectorado todos los judíos, también desaparecerán de Berlín y de Viena. Los judíos forman la clandestina red de comunicación por la que la voz del enemigo, difundiendo noticias, llega a todos los rincones de nuestra nación con la velocidad del viento” (17)

Hitler siempre se comportó como un hombre de sentido práctico, su necesidad de transportes al este, además de mano de obra para la industria, obró para suspender la deportación al este, recuerda Heinrich Heim el exasperado comentario de Hitler cuando las radios aliadas anunciaban que se estaban exterminando a los judíos: “realmente los judíos deberían estarme agradecidos por pedirles únicamente que trabajen un poco”

 

 

La conferencia de Wannsee, 20 de enero de 1942

 

Después de la orden escrita dada por Hermann Goering a Reinhard Heydrich, del 31 de julio de 1941, para que se ocupe de la solución final de la cuestión judía, el 20 de enero de 1942 en una mansión en los suburbios de Berlín, llamado Wannsee, se produjo la famosa reunión, comandada por Heydrich en su calidad de segundo en el mando de las SS y director de la oficina principal de seguridad del Reich junto con 15 funcionarios de alto rango del gobierno alemán.

Supuestamente la “solución final” (Endlösung) era el nombre en código del plan de exterminio de la etnia judía en Europa.

Protocolo de la Conferencia de Wannsee

Los elementos más importantes para dicha solución son:

 

a)      Obligar a los judíos a salir de las distintas áreas de la vida del pueblo alemán.

b)      Obligar a los judíos a salir del espacio vital (Lebensraum) del pueblo alemán.

 

 

Para alcanzar estos objetivos, se dio impulso a la emigración acelerada de los judíos de la zona del Reich, que se considero como única solución provisional posible.

 

En enero de 1939, se instituyo una Oficina Central del Reich para la emigración judía, bajo las instrucciones del Mariscal del Reich, siendo confiada su dirección al Jefe de la Policía de Seguridad y del SD. Sus tareas fueron principalmente:

 

a)      Tomar medidas para preparar una emigración incrementada de los judíos.

b)      Encauzar el flujo de emigración.

c)      Acelerar la emigración en los casos individuales.

 

Luego el documento afirma que ya se evacuaron hasta el 31 de octubre de 1941, 537.000 judíos del Reich, Austria y el Protectorado, a pesar de todos los problemas y trabas que pusieron distintos países.

Luego de reseñar la cantidad de judíos de cada país que deberán ser reasentados en el Este que junto a los que ya viven allí hacen un total de 11.000.000 de individuos, se indica que los judíos del Oeste de Europa serán llevados por tren a guettos de tránsito, con el fin de transportarlos al Este.

Los mayores de 65 años no serán evacuados sino llevados a Theresienstadt.

Se señala que las evacuaciones dependerán del desarrollo de las operaciones militares en el frente Oriental.

Luego se hacen consideraciones sobre los Mischlinge, los mestizos de judíos y alemanes, donde se los clasifica como de 1er grado, 2do grado y sus distintas alternativas y derechos.

También se deja constancia que los judíos necesarios para la industria de guerra no serán evacuados, mientras no se encuentren sustitutos, esto ha pedido del secretario de Estado Neumann, siendo aprobada esta postura por Heydrich.

Se puntualiza que se deberá trasladar lo antes posible del Gobierno General, pues es allí donde el judío es portador de epidemias y causante de inestabilidad económica a causa de su actuación en el mercado negro. (18)

 

Está muy claro que este documento caratulado como secreto (Geheime Reichssache) no tenía necesidad de usar un lenguaje ambiguo respecto a la evacuación de la etnia judía, se ve perfectamente y sin segundas lecturas que la acción primordial era sacar a los judíos de Europa, todo el escrito nos deja entrever lo mismo.

Pero debemos saber si el gobierno del III Tercer Reich hizo lo que dijo en el documento o hizo otra cosa, es lo que veremos a continuación.

 

Lo más dramático del protocolo de Wannsee era que harían trabajar a los judíos

hasta desfallecer en la construcción de caminos en Rusia.

Reinhard Heydrich, comandó la Conferencia de Wannsee

 

Hermann Goering, dio la orden de estudiar la solución final

del problema judío a Heydrich, el 31 de julio de 1941.

 

Heinrich Himmler charlando con un pequeño campesino en suelo

bielorruso ¿evacuación o exterminio? El Reichs-Führer lo sabía

pero murió antes del juicio de Nuremberg.

 

La evacuación de los judíos dependía del desarrollo de las operaciones

militares en el frente oriental.

 

Pruebas de la deportación de judíos a territorios del Este

 

Debemos partir de la base que la mayoría de las pruebas de la evacuación al Este, han desaparecido como consecuencia de la hecatombe final de Alemania, los aliados se apropiaron de todos sus archivos, pero es posible a partir de hechos sueltos y alguna documentación rescatada llegar a clarificar los hechos.

Vamos a citar un documento del Archivo del Estado de Zhytomir, P1151-1-137, donde expresa que el 12 de enero de 1942, el jefe superior de la SS y de la Policía de Ucrania dio instrucciones a los comisarios generales de Brest, Zhytomir, Nicoláiev, Dnepropetrovsk y Kiev  de iniciar inmediatamente los preparativos para la instalación de guetos a fin de”alojar en el transcurso del año 1942 a judíos de Reich antiguo” (el de antes de 1938), esto fue ocho días antes de la Conferencia de Wannsee (19). Notablemente esto figura en las notas al final del libro de Peter Longerich, el autor no le da la importancia suficiente debido a que no encaja en la historia “exterminacionista”.

Otro documento es una carta de Eichmann, fechada el 5 de junio de 1943, dirigida al Ministerio de Relaciones Exteriores. La nota tiene que ver con los campos del Este y los fantásticos rumores de algunas revistas europeas sobre los judíos eslovacos, Eichmann citaba estos artículos y decía:

“Para contrarrestar los fantásticos rumores que circulan en Eslovaquia sobre el destino de los judíos evacuados, debe centrarse la atención en las comunicaciones postales de tales judíos en Eslovaquia… que se da el caso que ascienden en febrero marzo de este año a más de mil cartas y postales. En cuanto a la información aparentemente solicitada por el primer ministro Dr. Tuka acerca de las condiciones en los campos judíos, esta oficina no pondría ningún impedimento a cualquier posible supervisión de la correspondencia, antes de ser enviada a sus destinatarios” (20)

 

Obsérvese que este no es el Eichmann de Jerusalén, sino alguien que no está presionado ni amenazado para escribir libremente.

Este documento fue presentado en Nuremberg y hay otro con el número NO-1624, fechado el 20 de agosto de 1943, del jefe de la RuSHA (Oficina central de la Raza y Reasentamiento) y que es una orden del general SS Hildebrandt y que dice lo siguiente:

 

"Varias fuentes me han indicado que el comportamiento de las oficinas alemanas en los territorios orientales ocupados se ha conducido de tal manera en los últimos meses que ha llegado a levantar sospechas. Especialmente, se está empleando a judíos en puestos y servicios que, para mantener el secreto deberían concederse sólo a personas de absoluta confianza que aparezcan a los ojos de la

población autóctona como los representantes confidenciales de los organismos alemanes. Por desgracia, además de esto existen supuestas asociaciones personales entre alemanes del Reich y judías que exceden los límites estrictamente observables por motivos ideológicos y raciales. Parecen estar implicados tanto judíos nativos como judíos y

judías que han sido deportados desde el antiguo Reich a los territorios ocupados del Este. Este estado de cosas ha llegado hasta el punto de que los judíos están utilizando su posición de confidentes para obtener de la población autóctona el suministro de mejores racionamientos. Se dice que cuando en el Este se temía una retirada alemana, los nativos intentaban congraciarse en especial con aquellos

judíos empleados en organismos alemanes, con la intención de asegurarse un mejor trato a manos de los bolcheviques. La parte honesta de la población nativa contemplaba estos hechos con gran desaprobación porque veían en ellos una contradicción entre losprincipios nacionalsocialistas y la actitud real de los alemanes.

Debido a la inadecuada asignación de trabajo a los judíos se ha dañado la consideración por el Gran Reich alemán y la posición de sus representantes, y la necesidad de una política de seguridad eficaz en los territorios ocupados del Este aparece clara. Podrían derivarse graves peligros particularmente del hecho de que los judíos estén utilizando los empleos a ellos asignados en favor del espionaje y propaganda enemigos.

Por lo tanto, solicito que los organismos subordinados en los territorios ocupados del Este reciban las siguientes instrucciones:

1) Los judíos y las personas en situación similar sólo podrán trabajar en empleos manuales. Está prohibido que trabajen en puestos de oficina (tales como contabilidad, mecanografía, archivos y registros). Debe prestarse estricta atención al hecho de que no debe permitírseles desempeñar trabajos de los que puedan extraer conclusiones acerca de temas secretos.

2) Está prohibido utilizar a los judíos en servicios personales o generales, cumplimiento de órdenes, asuntos de negocios o consecución de bienes.

3) Están prohibidas las asociaciones privadas con judíos, judías y personas en situación similar, así como cualquier relación más allá de lo oficialmente necesario". (21)

 

Esa misma orden de Hildebrandt, la había dado Kaltenbrunner según documento NO-1247, a todas las oficinas en las áreas ocupadas del Este, el 13 de agosto de 1943. Por lo tanto cabe preguntarse que hacían judíos trabajando en el Este y además en oficinas, este documento no condice que el habitual relato de brutalidades alemanas.

 

Ahora vamos a basarnos en el trabajo del español  Enrique Aynat, donde hace un estudio muy detallado de la deportación de judíos belgas y franceses en 1942 en dirección al Este.

Según la creencia generalizada los judíos deportados de Bélgica y Francia eran transportados en convoyes y terminaban su periplo en Auschwitz, donde un parte era seleccionado para trabajar en el complejo y la otra enviada a las cámaras de gas.

Los judíos de Bélgica, Francia y Holanda estaban siendo deportados a las minas de Silesia, la gran mayoría al Gobierno General y en forma cada vez más creciente a los territorios del Este. Toda la población de la Europa ocupada era reclutada para trabajar, pues había que satisfacer los requerimientos del ejército en el frente y los judíos no eran la excepción.

Un trabajo de un demógrafo americano llamado Kulischer y citado por Aynat, puntualiza que judíos del guetto de Varsovia en el año 1942 fueron enviados a los campos de trabajo del frente ruso, otros a trabajar a los pantanos de Pinsk, o a los guettos de los países Bálticos, Bielorrusia y Ucrania. Es los llamados genéricamente territorios del Este.

Pero a pesar de lo dicho en relación a que judíos franceses y belgas no pasaban de Auschwitz, hay una carta de Gisi Fleischmann del 24 de marzo de 1943, donde señala la presencia de judíos belgas en Lublin, la misiva dice. “Recibimos alrededor de 200 cartas de Deblin, Irena y Konskawola, distrito de Lublin, donde además de nuestros judíos se encuentran judíos belgas que llegaron en las últimas semanas”

También un testigo ocular, I Hertz, en un testimonio presentado al Comité Antifascista judío, la existencia de judíos procedentes de Francia y Bélgica en Ucrania en 1942: “Transporte de judíos llegaron a la estación de ferrocarril  de Lvov desde Tarnopol, Sambor Y Brzeziny, y la carga humana fue llevada a Belzec. Además a través de Lvov pasaban trenes que contenían judíos de Bruselas, Ámsterdam y Paris; fueron enviados al mismo centro de exterminio”

 

Hay un documento alemán que revela la intención de evacuar judíos occidentales al Este, el mismo es un resumen de la conferencia sobre cuestiones judías (Judenfragen) que tuvo lugar en Berlín el 1 de septiembre de 1942, por la oficina encargada de las deportaciones, a ella asistieron agentes policiales encargadas de la deportación.

El párrafo que nos interesa dice así:

e) compra de barracones (barackenankauf) el SS Obersturmbannfuhrer Eichmann solicitó que se procediera inmediatamente a la compra de los barracones encargados por el jefe de la policía de seguridad de La Haya. El campo debe ser instalado en Rusia. El envío de los barracones puede hacerse de manera que cada tren de transporte  lleve consigo de 3 a 5 barracones.

 

Esta claro que se habla de un campo a erigirse en Rusia, para judíos belgas y franceses, en cumplimiento de la orden de evacuación al Este.

También tenemos otra fuente que nos indica que la deportación de judíos del Antiguo Reich, comenzaron el 18 de octubre de 1941 y el 8 de noviembre el primero de estos convoyes llegaría a Minsk (22)

 

 

 

                                     Lublin marzo de 1942

 

 

 Lublin, marzo de 1942, un año después había judíos belgas en ese lugar (1943)

¿deportación o exterminio?

 

 

Judíos holandeses rumbo al campo de internamiento de Amersfoot en 1942

 

 

 

            Versión polaca                                    Versión alemana

Kalendarium de Danuta Czech, controvertido soporte histórico del exterminio de Auschwitz.

                                                   

A lo largo de 1942 42.000 judíos fueron deportados con destino al campo de concentración de Auschwitz. De ellos 17.000 fueron registrados como prisioneros y los 25.000 restantes se admite usualmente que fueron aniquilados con Zyclon B apenas llegaron al campo. En el mismo sentido 16.500 judíos de Bélgica fueron deportados, siendo ingresados como detenidos 4.500 y 12.000 considerados como exterminados.

En 1960 una archivista del museo estatal de Oswiecim, llamada Danuta Czech, escribió una relación cronológica de los convoyes que llegaban a Auschwitz, así por ejemplo en el convoy que llegó de Francia el 31 de agosto dice:

“Transporte RSHA (Oficina de Seguridad del Reich) del campo de Drancy, 983 judíos. Después de la selección fueron ingresadas 71 mujeres en el campo como detenidas, que recibieron los números 18749-18819. Las restantes 912 personas fueron intoxicadas con gas”

 

Pero en la segunda edición alemana de la obra, se exponen los hechos de manera distinta.

“Con el convoy 25 de la RSHA procedente de Francia llegaron 1.000 judíos procedentes del campo de Drancy. En el convoy se encontraban 280 niños de hasta 14 años de edad. Entre los adultos había 253 hombres de entre 18 y 50 años de edad. Una primera selección tuvo lugar probablemente en Cosel. Después de la selección en el KL Auschwitz solo fueron internadas como detenidas 71 mujeres, que recibieron los números 18749-18819. Si se acepta que en la primera selección en Cosel habían sido retenidos 253 hombres, entonces perdieron la vida 676 personas en las cámaras de gas”

 

En el plazo de 29 años la archivista de Oswiecim pasó de una total precisión a un mar de dudas e indeterminación. Ya no sabe con seguridad si el tren se detuvo en Cosel, si hubo selección allí, cuantos bajaron, cuantos bajaron y cuantos fueron exterminados con gas.

Lo que pasó fue que no había tenido en cuenta que en Cosel se quedaban judíos seleccionados para trabajar, según la obra de Serge Klarsfeld, “Le mémorial de la déportation de juifs de France”, un total de 10.000 de ellos quedaron en Cosel, mientras tanto Czech los daba por exterminados en las cámaras.

Las listas con los registros de los convoyes que llegaban a Auschwitz que usa la autora Danuta Czech, no son documentos oficiales alemanes, sino, registros llevados clandestinamente por detenidos que trabajaban  en la oficina de acogida de la Gestapo, y las confeccionaban a partir de Zuganglisten oficiales.

Estas listas nada dicen sobre la cantidad de judíos que venían en los convoyes y sobre el número de exterminados, fueron tomadas por miembros de la resistencia polaca. La obra de Czech es considerada fundamental dentro de la historiografía de Auschwitz, sin embargo sus rectificaciones y sus fuentes la hacen más que dudosa.

Entonces como hemos visto, gran cantidad de judíos se quedaban en Cosel, ubicada a 100 kilómetros al oeste de Auschwitz, el resto continuaba viaje a Auschwitz. Una vez allí se seleccionaban los aptos para el trabajo y el resto se deportaba al Este, los documentos ya señalados dan fe de ello.

Ahora la pregunta es porque tan pocos deportados volvieron a Francia y Bélgica, pues se habla de 805 supervivientes de la primera y 380 de la segunda, de allí se extrajo la conclusión que los que no volvieron fueron exterminados en las cámaras de gas.

Por empezar los ya nombrados que trabajaron en Cosel hasta 1978 se los consideraba exterminados, además se sabe que había judíos franceses y belgas en Lvov, Lublin y Varsovia, que ni fueron matriculados en Auschwitz ni fueron exterminados.

 También se sabe que solamente un 15 % de los deportados eran de nacionalidad francesa y buena parte eran niños franceses nacidos de padres extranjeros, por lo tanto tenían pocas razones para volver a Francia en 1945.

Que muchos judíos no querían volver a su lugar de origen se pudo ver en Bergen Belsen, que se transformó después de la guerra en un lugar para recibir a los judíos que querían volver a su país. Muy pocos volvieron, prefiriendo ir a Palestina, EEUU o Inglaterra.

Por ejemplo Serge Karsfeld encontró 2.200 supervivientes de Francia y Bélgica que nunca fueron registrados como tales y volvieron sin avisar nada.

Tampoco hay indicios de deportación para el exterminio en los documentos de la Policía alemana en Paris, en todos los caos se habla de deportación para aportar mano de obra en Auschwitz.

Debemos tener en cuenta la alta mortalidad entre los judíos deportados debido al empeoramiento de las condiciones de alimentación e higiene, en una población compuesta por ancianos y niños en su mayoría.

Los judíos que quedaron en las zonas soviéticas ante el imponente avance soviético en el sector central del frente, por ejemplo de Bielorrusia, Galitzia y Lublin, donde había grandes contingentes judíos, no pudieron salir de la URSS, por orden de Stalin y en consecuencia fueron sumados a los supuestos exterminados en las cámaras de gas.

Para dar asidero a todas las hipótesis y certezas aportadas estarían faltando documentos de los ferrocarriles alemanes y de la administración alemana en Bielorrusia.

Se ha podido comprobar que judíos alemanes, austriacos, del Protectorado, franceses, belgas, eslovacos, pasaron por guettos de transito y fueron derivados al Este, tal cual lo dicen todos los documentos alemanes y dichos de sus máximos dirigentes.

 

 

La historia y su contexto

 

Es lícito preguntarse por la extensión de este trabajo, la respuesta es muy simple, no es posible soslayar la interactuación de los protagonistas en un conflicto de estas dimensiones, no es posible entender la orden de los Comisarios sin el discurso de Stalin llamando a la guerra de guerrillas, tampoco la actuación de los Einsatzgruppen sin los crímenes previos del NKVD, y en la misma línea la deportación de los alemanes del Volga y del resto de alemanes diseminados por la URSS, tuvo mucho que ver con la decisión de evacuar a los judíos occidentales y nótese que digo evacuación omitiendo la supuesta confabulación lingüística de los jerarcas nazis.

Si no tenemos en cuenta el contexto corremos el peligro de entender que la historia se moldea con el puro voluntarismo de un grupo de hombres, en este caso la dirigencia del III Reich, ante tal amputación de la realidad, los historiadores profesionales se consuelan argumentando lo inexplicable de ciertas conductas de personajes del gobierno alemán.

Un Joseph Goebbels, pidiendo la urgente deportación de los judíos de Berlín, no se puede explicar por el antisemitismo visceral, que era tangible en su caso, sino por cierta información que tenía el Ministro de Propaganda sobre una conferencia de judíos en la URSS, donde se instaba a todos los judíos del mundo a atentar contra dirigentes alemanes (23). Esto lo anotó Goebbels en su diario, por lo que no es posible decir que lo usó como propaganda, por otra parte vimos como el NKVD asesinó y secuestro a militares alemanes, además de emitir la orden de matar a Hitler. La perspectiva de que un Ostjude les metiera un balazo en el cuerpo era muy real. El atentado contra Reinhard Heydrich, llevó a pensar que había sido la primera victima de dicho congreso.

La guerra en el Frente Oriental fue cruel y de magnitudes gigantescas y la guerra que se pergeño detrás no se le quedó atrás en cuanto a saña, destrucción y desolación, que fue consecuencia de la primera guerra ideológica que soportó un mundo asombrado.

Por último consignemos que el tema del Holocausto lo hemos tocado tangencialmente, solamente en lo que atañe a las deportaciones, o sea una de las tantas facetas en las que se engloba el tema.

 

 

 

Notas:

 (1)http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-3342999,00.html

 

(2) David Irving pp.275

 

(3)http://www.mundohistoria.org/blog/articulos_web/estadisticas-del-holocausto-compleja-revision

 

(4) pp.182 Jean-Jacques Marie.

 

(5) Ibíd. pp. 261.

 

(6)Ibíd. pp. 268/269/270.

 

(7) Dmitri Volkogonov pp.19/20.

 

 (8)http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&sl=en&u=http://www.einsatzgruppenarchives.com/documents/egageneral.html&ei=xKizTMmJKMP-8Aaor5jyCQ&sa=X&oi=translate&ct=result&resnum=14&ved=0CFQQ7gEwDQ&prev=/search%3Fq%3DEinsatzgruppen%2BA%26hl%3Des%26sa%3DG%26biw%3D1126%26bih%3D660%26prmd%3Di

 

(9) Ian Kershaw pp.460.

 

(10) Jeffrey Herf pp. 128

 

(11) Toby Thacker pp. 291

 

(12) Jeffrey Herf  pp. 140

 

(13) David Irving   pp. 279

 

(14) para más datos ver: http://www.mundohistoria.org/blog/articulos_web/holocausto-los-alemanes-del-volga  de Oberstleutnant en Mundo Historia.

 

(15) Stephane Courtois, Nicólas Weth, Jean Louis Panné- pp. 249/250/251/252

 

(16) Ian Kershaw pp. 473 – Del diario de Goebbels del 24/9/1941.

 

(17) David Irving pp. 278.

 

(18) http://www.ghwk.de/span/protocolo.pdf

 

(19) Peter Longerich pp. 839 (nota 6)

 

(20) Arthur Butz pp. 172.

 

(21) Arthur Butz pp. 172/173.

 

(22) Peter Longerich pp. 497.

 

(23) David Irving pp. 330.

 

 

Bibliografía:

 

Arthur Butz- “La fábula del holocausto”- PDF.

 

David Irving-“La guerra de Hitler”- Editorial Planeta- 1989

 

Dimitri Volkogonov- “Lenin” – Anaya & Mario Muchnik – 1996.

 

François Furet Ernst Nolte- “Fascismo y comunismo” –Fondo de Cultura económica de Argentina- 1998.

 

Ian Kershaw- “Hitler  1936-1945” – Península Atalaya- 2000.

 

Jean Jacques Marie – “Trotsky” – Fondo de Cultura Económica- de Argentina- 2009.

 

Jeffrey Herf- “El enemigo judío” –debate- 2008.

 

Marlis Steinert – “Hitler” – Vergara – 1996.

 

Norman Davis – “Europa en guerra” – Planeta- 2008.

 

Peter Longerich- “Heinrich Himmler, biografía” – RBA Libros S.A.-2009.

 

Protocolo de la Conferencia de Wannsee- PDF.

 

Richard Rhodes- “Amos de la muerte”- Seix Barral- 2005.

 

Rodric Braithwaite – “Moscú 1941” – Crítica- 2006

 

Roger Moorhouse- “Matar a Hitler”- Sudamericana- 2008.

 

Salvador Borrego- “Infiltración mundial- Editorial Nuevo orden- 1985.

 

Sthepane Courtois  Nicolás Werth  Jean Louis Panné- “El libro negro del comunismo” Editorial Planeta Espasa-1998.

 

Toby Thacker- “Joseph Goebbels- Vida y muerte”- Ariel- 2010.

 

 

 

En la red:

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://en.wikipedia.org/wiki/Soviet_war_crimes

Crímenes de guerra soviéticos

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.cwporter.com/wehrmacht.htm

Libro Blanco alemán sobre Crímenes de guerra soviéticos

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.ihr.org/jhr/v10/v10p237_Clive.html

Actuación de jueces militares alemanes.

 

 

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.vho.org/GB/Books/Giant/Chapter5.pdf

Matanzas en el Frente Oriental

 

http://www.aayargh.codoh.info/espa/EA/deport3.html

Enrique Aynat- Consideraciones sobre la deportación de judíos de Francia y Bélgica al este de Europa en 1942.

 

 

http://www.1y2gm.com/formaciones-de-combate-de-las-potencias-aliadas-f46/la-guerrilla-partisana-sovietica-t1119.htm

Partisanos soviéticos.

 

http://www.worldlingo.com/ma/enwiki/es/Lutsk#Places_of_interest

Ciudad de Lutsk.

 

http://www.worldlingo.com/ma/enwiki/es/Lutsk#Places_of_interest

Crímenes del NKVD.

 

http://www.worldlingo.com/ma/enwiki/es/Lutsk#Places_of_interest

La NKVDy los judíos.

 

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://alfreddezayas.com/Chapbooks/Lembergmassacre.shtml

Descripción de asesinatos del NKVD.

 

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-3342999,00.html

Sobre Sever Plocker.

 

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.vho.org/tr/2004/3/Rudolf325-327.html

Germar Rudolf-judíos en el NKVD.

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.deathcamps.org/occupation/lvov%2520ghetto.html

El ghetto de Lvov.

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&sl=en&u=http://www.einsatzgruppenarchives.com/documents/egageneral.html&ei=xKizTMmJKMP-8Aaor5jyCQ&sa=X&oi=translate&ct=result&resnum=14&ved=0CFQQ7gEwDQ&prev=/search%3Fq%3DEinsatzgruppen%2BA%26hl%3Des%26sa%3DG%26biw%3D1126%26bih%3D660%26prmd%3Di

Informe del Einsatzgruppen A.

 

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.vho.org/GB/Books/hoh/index.html

Jürgen Graff.

 

 

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&sl=en&u=http://www.liepajajews.org/db.htm&ei=UOy1TL7yNYL48Ab9oqjGCg&sa=X&oi=translate&ct=result&resnum=2&ved=0CB0Q7gEwATge&prev=/search%3Fq%3DAndrew%2BEzergailis%26start%3D30%26hl%3Des%26sa%3DN%26biw%3D1126%26bih%3D660%26prmd%3Do

Sobre los judíos de Liepaja.

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&sl=en&tl=es&u=http%3A%2F%2Falfreddezayas.com%2FArticles%2FhistoricaljournalWUSt.pdf

Libro de Crímenes de guerra publicado por la Wehrmacht.

 

http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&sl=ru&u=http://trinixy.ru/2008/02/18/uniforma_krasnojj_armii_19181945_143_shtuk.html&ei=EdnLTI-YOYKr8Aaj-NjwAQ&sa=X&oi=translate&ct=result&resnum=6&ved=0CDwQ7gEwBQ&prev=/search%3Fq%3D%25D0%25A4%25D0%25BE%25D1%2582%25D0%25BE%25D0%25B3%25D1%2580%25D0%25B0%25D1%2584%25D0%25B8%25D0%25B8%2B%25D0%25B2%25D0%25BE%25D0%25B9%25D1%2581%25D0%25BA%2B%25D0%259D%25D0%259A%25D0%2592%25D0%2594%26hl%3Des%26sa%3DG%26biw%3D1024%26bih%3D604

Uniformes del Ejercito Rojo y el NKVD.

 

http://www.elholocausto.net/parte01/0117.htm

Conferencia de Wannsee.

 

http://www.mundohistoria.org/blog/articulos_web/holocausto-los-alemanes-del-volga

Alemanes del Volga-Mundo Historia.

 

http://www.mundohistoria.org/blog/articulos_web/estadisticas-del-holocausto-compleja-revision

Estadísticas del Holocausto- Mundo Historia.

 

 

Y un poco de humor para terminar:

 

   Este personaje despide a los alemanes en su retirada de Kherson en 1944.

 

 

         Extrañando el baño del hogar, Frente Oriental, sin fecha cierta.

 


sergio_domingo
Imagen de sergio_domingo
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 4 Sep 2009

Como el forista Zhukok me reclamó las fuentes, he agregado todo el texto del trabajo, aclarando que faltan las imagenes.

No solo el artículo (sin comillas) tiene fuentes bibligraficas sino también de la red y numerosas notas con el número de página correspondiente. Espero esto satisfaga el requerimiento.

Saludos

 


sergio_domingo
Imagen de sergio_domingo
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 4 Sep 2009

Como el forista Zhukov me reclamó las fuentes, he agregado todo el texto del trabajo, aclarando que faltan las imagenes.

No solo el artículo (sin comillas) tiene fuentes bibliograficas sino también de la red y numerosas notas con el número de página correspondiente. Espero esto satisfaga el requerimiento.

Saludos

 


efe1
Imagen de efe1
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 20 Oct 2010

Realmente es un extraordinario trabajo, felicitaciones!!!!!!

Aclara muchos aspectos desconocidos ocurridos tras las líneas soviéticas, que el hermetismo de décadas impidió conocer.

Una sola referencia respecto a Ernst Nolte, a quien he leido: Por plantear su teoría, fue objeto de las más absurdas agresiones de tipo académico que se dieron en torno al Historikerkreit, o Controversia de los Historiadores, que se dio en Alemania Occidental a comienzos de los 80.

 


Carabina a la espalda y sable en mano.

Oberstleutnant
Imagen de Oberstleutnant
Desconectado
Legionario Inmunis
Exstaff
Desde: 17 Ago 2009

Excelente trabajo Sergio, muy completo. Sólo falta esperar a que subas todas las imágenes.

Es increíble que muchos de estos hechos nunca hayan salido a la luz, al menos masivamente. Lo que me hace acordar las palabras de un Francés que estuvo alguna vez afiliado al partido comunista. Este hombre sostenía que el poder crea la verdad. Era nada menos que Foucault. Quién habrá tenido el poder al finalizar la SGM, ¿no?  

 



"Gott mit uns"
 

efe1
Imagen de efe1
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 20 Oct 2010

No tan increible, no tan increible, la desinformación durante 6 décadas ha hecho su trabajo, aunque hace ya algunos años han comenzado- a pesar de legislaciones prohibicionistas- a verse las cosas más objetivamente.

 


Carabina a la espalda y sable en mano.

sergio_domingo
Imagen de sergio_domingo
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 4 Sep 2009

Efe: Nolte se atrevió a romper con la autoflagelación de los historiadores alemanes, se animó a comparar a los soviéticos con el Nacional Socialismo. Nolte escribe lo que piensa, virtud y defecto de los alemanes de antes.

A pesar de decir que descree del revisionismo no tiene dudas que al comandante de Auschwitz, Rudolf Höss lo torturaron. También advierte que Jean Claude Pressac, el frances especialista en el holocausto, redujo los muertos en Auschwitz en 500.000.

Nolte es un oasis en el desierto.

 

Oberst: ¡estaba extrañando tus comentarios! no se si te fijaste que estás en las fuentes de este trabajo.

Esta muy claro que se sabe muy poco de la terrible guerra en el frente Oriental, y quiero resaltar que la decisión de Hitler de deportar a los judíos occidentales fue a causa de la deportación de los alemanes del Volga. El honor de estudiar este tema se debe a Ian Kershaw. A pesar que este acepta el holocausto, da un dato muy importante. Nunca encontraran la famosa orden de exterminio, porque en realidad la orden fue deportar judíos como contra cara de la deportación de alemanes.