70º Aniversario de la División Azul

80 respuestas [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Tal día como hoy, un 22 de junio de hace 70 años Alemania puso en marcha la operación “Barbarroja” y atacó a la entonces URSS.

 

Horas después se hizo en España el llamamiento buscando voluntarios para combatir junto al ejército alemán. A todos nos suena el "¡Rusia es culpable!" de Serrano Súñer.

 

El resultado fue que casi 50.000 españoles pasaron entre julio de 1941 y octubre de 1943 por la llamada de forma oficial en España "División Española de Voluntarios", 250 Infanterie Division por los alemanes, y que ha pasado a la Historia con el nombre de “División Azul”. 4.500 de ellos quedaron para siempre en Rusia.

 

No es mi intención en este hilo el hacer una síntesis de la historia de la División Azul. Ya hay un artículo en el nº 4 de MHM sobre el tema y a casi todo el mundo le suenan nombres como Muñoz Grandes, Esteban Infantes, Grafenwöhr, Possad, Otenski, el lago Ilmen, el Voljov o Krasny Bor, solo por citar los que más suenan.

 

Más bien me gustaría que en este hilo pusiéramos de manifiesto qué idea tenemos sobre la División Azul, qué juicio nos merece, qué sabemos sobre los españoles que sirvieron en ella, y qué sabemos –o qué creemos saber- sobre la División Azul, ahora que el próximo 13 de julio hará 70 años que partieron los primeros trenes desde España, cargados con 18.000 voluntarios con destino al campo militar de Grafenwöhr (Baviera).

Nota: este tema lo he situado en la Historia de España. Si se considera que su lugar oportuno es el de la Historia de la Segunda Guerra Mundial, ruego que sea movido al subforo correspondiente.

Los_Santos_Reyes
Imagen de Los_Santos_Reyes
Desconectado
Centurion
Redactor MHMSocio MH
Desde: 16 Nov 2009
 Ayer encontré en ABC este artículo de Juan Manuel de Prada.

http://www.abc.es/20110627/opinion-colaboraciones/abcp-llamativo-silencio-20110627.html

EN plena orgía de rememoraciones históricas, me ha llamado sobremanera la atención el silencio decretado sobre la División Azul, de cuya formación se cumplen en estos días setenta años. Llamativo, sobre todo, porque no fue un episodio precisamente marginal: más de 46.000 jóvenes españoles se alistaron en la División Azul, de los cuales más de 5.000 resultaron muertos en acciones de combate, y casi nueve mil heridos de diversa consideración; se trata, pues, de un acontecimiento bélico de primera magnitud, que inevitablemente ha tenido que dejar una huella honda en infinidad de familias españolas que deberían sentirse orgullosas de sus antepasados.

Las ideas que animaron a aquellos jóvenes pueden ser discutibles, pero nadie podrá discutir el sacrificio, la valentía, el honor y las virtudes militares que demostraron en la campaña rusa. En «Los españoles de Stalin», libro interesantísimo de Daniel Arasa, se recoge el testimonio de César Ástor, un comunista convencido que se alistó en la División Azul con el secreto propósito de pasarse a las filas del Ejército Rojo en cuanto le surgiese la ocasión; así lo hizo, y en los años posteriores los soviéticos le asignaron la misión de liderar los grupos antifascistas encargados de minar la moral a los prisioneros españoles en el Gulag. Ástor cumplió con el encargo a rajatabla, granjeándose el desprecio de sus compatriotas; sin embargo, inquirido sobre el comportamiento de los divisionarios, recuerda que compartían su rancho con los niños rusos y que, cada vez que abandonaban una población, relevados por los soldados alemanes, los lugareños los despedían entre lágrimas. Es una declaración que honra a Ástor y engrandece a los «guripas» de la División, ejemplo de arrojo, nobleza y generosidad.

En los últimos años he leído casi todo lo que se ha publicado sobre la División Azul, que tengo por uno de los episodios más sobrecogedores y heroicos de nuestra historia reciente. Eusebio Calavia, uno de los más de trescientos divisionarios que fueron hechos prisioneros en la cruenta batalla de Krasny Bor (donde más de dos mil valientes españoles hallaron la muerte), cuenta en Enterrados en Rusia, sus memorias de once años de cautiverio, una anécdota que sirve para calibrar el temple privilegiado de aquellos hombres. En mayo de 1949, un grupo de prisioneros españoles son trasladados en tren a otro campo; son, todos ellos, hombres que han sufrido las privaciones y sevicias más impronunciables y a los que, desde luego, se les ha impedido todo desahogo sexual. A mitad de trayecto, una campesina rusa casi adolescente, que viajaba sin billete, es arrojada como una piltrafa al vagón donde se hacinan los españoles. "¡Podéis hacer con ella lo que os dé la gana!", les dice el soldado encargado de su vigilancia, antes de cerrar la compuerta del vagón. Ningún español le rozó un solo pelo, ninguno osó dirigirle ninguna palabra lúbrica o soez; compartieron con ella el escaso rancho con el que mataban el dolor de las tripas, ya que no el hambre; y lograron convencer a los rusos para que la dejaran en libertad cuando llegó a su punto de destino. «Así quiso Dios que se librara de un salvaje atropello aquella criatura que cayó en nuestras manos, tantas veces pecadoras, pero que entonces no quisieron mancharse. Creo que fue aquel uno de los episodios de nuestro cautiverio de que más orgullosos podemos estar los prisioneros españoles», concluye Calavia. Mientras lo leía, yo también me sentí orgulloso de ser español, como aquellos sufridos divisionarios.

 

 


"Todos los Balcanes no valen los huesos de un granadero de Pomerania" (Bismarck)

   
 

Buenaventura66
Imagen de Buenaventura66
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Mar 2011

Mi opinión sobre la División Azul es que su visión, como otras muchas visiones, está distorsionada por muchos mitos, tanto positivos como negativos. Aún así, si bien no he leido, aunque tengo pendiente, nada específico sobre esta unidad, creo que tengo algunas conclusiones aproximadas.

Creo que la División Azul, como tantas otras cosas, fue un insturmento más de Franco para mantenerse en el poder, por una parte contentaba, aunque poco, a los alemanes con una mínima intervención (Tengamos en cuenta que otros paises, como Rumania o Italia, mandaron ejercitos enteros), sobre todo después de la ayuda que había recibido el durante la guerra.

Por otra alejaba de España a los militares mas inquietos (Lo cual había sido un gran problema tanto durante la monarquía como  la Republica) y a los falangistas menos afines, en un momento de asentamiento de su régimen personalista. Gente como Muñoz Grandes o Esteban Infantes, que mezclaban ambas características, se fueron hacia Rusia con al división.

Las primeras tropas mandadas fueron practicamente voluntarias, si bien no todas por el mismo motivo. La mayoría eran militares o falangistas, pero también había mucha gente que iba  por hambre o para redimirse de apoyos a la República ellos o sus familiares.

Otro grupo, supongo que pequeño, tenían como intención, tal y como explica Juan Manuel de Prada, pasarse al enemigo, si bien leí hace tiempo que la esquizofrenia del régimen stalinista había hecho que no fueran muy bien tratados debido a la desconfianza de que fueran espias, pocas veces estuvieron en el frente e incluso alguno debió acabar mal.

Los siguientes envios fueron cambiando el color de las tropas, con gente con menos motivos ideológicos  y mas reclutas.

Las prestaciones militares parece ser que fueron buenas, lo cual no es extraño ya que en muchos casos se trataba de militares veteranos, acostumbrados a combates en condiciones extremas, aunque de menor dimensión y con un componente ideológico evidente.

El pequeño número, en proporción, permitió al régimen presentarlo como una expedición voluntaria.

Por último, a mi siempre me han interesado aquellos combatientes que se quedaron una vez que se disolvió la división, formando la Legión Azul. El componente ideológico de estos, y sobre todo de los que se quedaron después a titulo personal luchando contra los rusos en unidades alemanas, debio ser aluncinante.

Por cierto que hace poco salió un libro de Javier Martinez Reverte que al parecer es bastante más crítico con la División Azul de lo que se ha sido normalmente.

SALUDOS.

 


Los_Santos_Reyes
Imagen de Los_Santos_Reyes
Desconectado
Centurion
Redactor MHMSocio MH
Desde: 16 Nov 2009

Unos comentarios que comparto en buena medida, aunque con algunas matizaciones. Mientras que Italia era un país en guerra y, efectivamente, mandó muchas tropas a la URSS, España era "no beligerante". Si bien es cierto que en el primer reemplazo había voluntarios no para una, sino para dos divisiones, Franco se cuidó mucho de que se tratase de voluntarios, porque enviar unidades regulares del Ejército español habría sido el equivalente a declararle la guerra a la URSS, y de rebote a Gran Bretaña, o darle a los británicos la ocasión ideal para declararle la guerra a España. Por otra parte, un contingente de voluntarios con una carga ideológica tan fuerte -falangismo, en mucha menor medida el carlismo y en todo caso muchos anticomunistas- seguramente rendirían mucho mejor que una unidad sin tanta motivación ideológica. Eso sí, el ejército se cuidó de que todos los mandos fueran militares profesionales, que dieran una cierta cohesión y experiencia a la unidad.

En contra de lo que se suele pensar, no todos los componentes de la División -especialmente en lo que a la tropa se refiere- tenían experiencia bélica, vamos, en la guerra civil. Abundaban los reclutas de 19 ó 20 años que a lo sumo habrían participado en las postrimerías de la guerra. Muñoz Grandes insistió -falsamente- a los alemanes acerca de que el período de instrucción de la División en Grafenwöhr podía acortarse a un mes dada la supuesta experiencia militar previa de sus componentes, cosa solo cierta en parte. Y de hecho el período de instrucción fue cosa de un mes.

Sobre el hambre como supuesta causa de alistamiento en la División Azul, creo que es uno de los tópicos que menos responden a la realidad. De hecho, los españoles sufrieron en Rusia en el invierno de 1941-42 unas penurias alimenticias -como los alemanes- que hacen pensar que la buena alimentación no era causa de alistamiento. De hecho, un español lo habría tenido seguramente más fácil yéndose a trabajar voluntariamente a Alemania.

Las deserciones, como las que cita Prada, fueron mínimas; podría dar la cifra conocida en cuanto la encuentre. Junto a gente como César Astor, también los hubo que en momentos de desesperación por el frío extremo y el hambre -esta vez sí- se creyeron la propaganda soviética solamente para ser tratados igual de mal que los que cayeron prisioneros en combate.

No he leído el Libro de Jorge M. Reverte, pero los capítulos y fragmentos que adelantó en su blog dejaban entrever basatntes errores en cuanto a datos y personajes -errores bastante evidentes- y unas conclusiones bastante discutibles. Como la cosa está muy mal para dejarse el dinero en lo primero que se publica, he preferido adquirir otras cosas sobre la División y el de Reverte lo sacaré de la biblioteca, para hablar sobre él con pleno conocimiento de causa.

 


"Todos los Balcanes no valen los huesos de un granadero de Pomerania" (Bismarck)

   
 

Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Esta semana en el programa "Informe Semanal" de TVE echaron un documental cortito sobre la División Azul, en conmemoración por su 70 aniversario.

Es bastante interesante, os lo pongo en su página original, ya que han tenido el detalle de dejarlo abierto para que lo vea todo el público. Son sólo 20 minutos y participan varios expertos en el tema, incluso un veterano aún vivo que se alistó con 18 añitos:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/informe-semanal-divis...

 

Lo más curioso es lo variopinto de esta unidad. En el documental ya se refleja que las personas alistadas para pasarse al bando enemigo fueron una minoría, pero no lo fue tanto los montones de divisionarios alistados y que tenían ideas izquierdistas (como reflejan los informes individuales que aún se conservan). Tal vez por limpiar su imágen ante en nuevo régimen, o por ganar las mil pesetas mensuales en un periodo de pobreza.

Incluso tras la liberación de los prisioneros que habían estado en campos de concentración soviéticos, llegaron con ellos republicanos refugiados en rusia. Al fin y al cabo todos eran españoles en un mundo hostíl y una época tremendamente racista, y es lógico que tan lejos de casa, apaleados y hastiados por la guerra, sintieran cierta cercanía entre ellos.

 


Los_Santos_Reyes
Imagen de Los_Santos_Reyes
Desconectado
Centurion
Redactor MHMSocio MH
Desde: 16 Nov 2009

Creo que el alistamiento de voluntarios por cuestiones económicas es uno de los no sé si decir que mitos de la División Azul, no digo que no los hubiera pero yo no creo que fuera un número relevante. Es más, Alemania también intentaba reclutar trabajadores extranjeros durante la guerra, con un salario que parece que era mejor que el del ejército, y fueron muchos más los españoles que se alistaron en la 250 que los que viajaron a Alemania a trabajar. ¿Para qué arriesgarse a morir en combate, de hambre, de frío o caer prisionero pudiendo trabajar en Alemania por igual o mejor salario?

 


"Todos los Balcanes no valen los huesos de un granadero de Pomerania" (Bismarck)

   
 

Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Supongo que lo que más caló en aquellos jóvenes era el ideario de combatir al comunismo.

 


Los_Santos_Reyes
Imagen de Los_Santos_Reyes
Desconectado
Centurion
Redactor MHMSocio MH
Desde: 16 Nov 2009

Efectivamente. Creo que el divisionario entrevistado en el reportaje (por cierto, con 90 años que debe de tener está estupendo) era un ejemplo cuando decía que fue allí a luchar no contra los rusos, sino contra el comunismo.

Por otra parte, el reportaje de TVE me pareció bastante bueno; teniendo en cuenta los tiempos que corren, al menos dieron cancha a gente de diversas tendencias, desde Togores y Moreno Juliá hasta el no sé como definirle... Jorge M. Reverte.

 


"Todos los Balcanes no valen los huesos de un granadero de Pomerania" (Bismarck)

   
 

Buenaventura66
Imagen de Buenaventura66
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Mar 2011

Hombre, el que está claro como se puede definir es Togores.

En cuanto a la extracción social de la División Azul, parece claro que al principio la recluta se debió a motivos ideológicos y después a otros mas diversos. Dice Moreno Julia en su libro con el original título "La división azul".

"A nivel social, las clases altas y medias dieron miles de sus hijos a la División Azul en 1941. Y, con el recuerdo de la guerra civil a cuestas, mayoritariamente mostraron simpatias hacia la causa, participaron en decenas de actos benéficos, y se desprendieron de miles de pesetas en cuestaciones. El campesinado también entregó a muchos de sus hijos, pero fundamentalmente a partir del segundo semestre de 1942, en las reclutas llevadas a cabo en el seno del Ejercito, y al margen de mtivos ideológicos. El obrerismo, excepcione hecha de quienes fueron o se vieron obligados a enrolarse, se vinculó poco a la División, y al menos en Barcelona, le fué mayoritariamente hostil"

En cuanto al alistamiento por motivos económicos, en la mayoría de los casos no tenía que ver con la retribución que se conseguía, que como dicen Los Santos Reyes seguramente fuera igual y mas segura en Alemania, sino la condición de excombatiente, y no digamos de herido, los famosos "caballeros mutilados", que se podía conseguir y que tantos beneficios tenía, por lo menos en los de la Guerra Civil. Y digo "por lo menos" porque segun el mismo autor, los beneficios, aunque existieron fueron limitados.

A este respecto dice también Moreno Julia en cuanto  a la configuración de las siguientes levas que la primera fue muy ideologízada, la segunda una mezcla entre ideología y pragmatismo y la tercera un poco forzada. Pero me interesa el comentario a la segunda respecto a los pragmáticos, "enrolado bajo el efecto de una intensa campaña propagandística cuartelera, para obtener un beneficio económico a la par que la condonación o reducción de un largo servicio militar.

SALUDOS.

 


Los_Santos_Reyes
Imagen de Los_Santos_Reyes
Desconectado
Centurion
Redactor MHMSocio MH
Desde: 16 Nov 2009

Cuando digo que no sé cómo definir a Reverte me refiero a que cada uno puede pensar lo que le dé la gana, pero lo que es intolerable es mentir, manipular, tergiversar y pretender que los hechos se ajusten a nuestros prejuicios, por muy humana que sea la cosa, eso sin contar las meteduras de pata garrafales sobre datos que hasta un aficionado como yo le pilló al leer sus artículos sobre el libro.

No he leído el libro de Reverte, porque no voy a tirar 35 euros en semejante bazofia; esperaré a que esté en la biblioteca. Me fue suficiente, de momento, leer el adelanto en internet y sus propias declaraciones en su blog, su artículo en "El país" y sus varias intervenciones en TVE. Como lei en otro foro, el libelo tiene más de tebeo de Asterix y Obelix que de historia de la División.

 


"Todos los Balcanes no valen los huesos de un granadero de Pomerania" (Bismarck)

   
 

Buenaventura66
Imagen de Buenaventura66
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Mar 2011

Los_Santos_Reyes ha escrito

Cuando digo que no sé cómo definir a Reverte me refiero a que cada uno puede pensar lo que le dé la gana, pero lo que es intolerable es mentir, manipular, tergiversar y pretender que los hechos se ajusten a nuestros prejuicios, por muy humana que sea la cosa, eso sin contar las meteduras de pata garrafales sobre datos que hasta un aficionado como yo le pilló al leer sus artículos sobre el libro.

No he leído el libro de Reverte, porque no voy a tirar 35 euros en semejante bazofia; esperaré a que esté en la biblioteca. Me fue suficiente, de momento, leer el adelanto en internet y sus propias declaraciones en su blog, su artículo en "El país" y sus varias intervenciones en TVE. Como lei en otro foro, el libelo tiene más de tebeo de Asterix y Obelix que de historia de la División.

Te leo y me creo que lo he escrito yo refiriendome a Pio Moa.

Yo de Reverte he revisado pero no leido ningún libro, aunque tengo en casa pendiente uno sobre la Batalla del Ebro. Parece que suele tener tendencia a sacar de todos los temas argumentos impactantes y novedosos, al estilo de cierta historiografía (Vuelvo a Moa).

Ahora que yo si que tiré el dinero en "Los mitos de la Guerra Civil".

SALUDOS.