Little Big Horn - 25 junio 1876

Eljoines (not verified)
Imagen de Eljoines

Buen trabajo Josep, acabo de leer el relato de Custer y me a gustado.

 

 

saludos

Carlos Valencia...
Imagen de Carlos Valencia Rodríguez
Desconectado
Auxilia
Desde: 18 Sep 2013

El general Custer dio una lección antológica de incompetencia militar. Cometió todos los errores posibles. Fue glorificado tras su muerte por morir "con las botas puestas", algo que gusta en un general; pero de un general habría que esperar que supiera guiar bien a sus soldados y que ahorrara sus vidas, mejor que morir gallardamente en medio de una masacre. Unos 270 soldados americanos perdieron inútilmente la vida (las cifras de muertos indios son totalmente especulativas, nunca se conocerán ni siquiera aproximadamente, creo que no tiene sentido dar ninguna cifra... fueron menos que los soldados americanos seguramente, eso es todo lo que se puede decir).

Hay otros ejemplos de incompetencia militar que crean una derrota de lo que se preveía un paseo militar frente a un enemigo pretendidamente inferior a priori. La derrota de los ingleses frente a los zulúes en Insandlwana en 1879 (3 años después y con armas muy parecidas a las de los americanos, fusiles Snider-Enfeld de disparo único) tiene semejanzas con la de Little Big Horn, en ambos casos las armas de fuego no permitieron mantener una línea defensiva coherente ni evitaron el cuerpo a cuerpo. Los zulúes tenían también armas de fuego, pero seguramente proporcionalmente muchas menos que los indios, casi todos combatieron con arma blanca; a cambio, la desproporción del número de combatientes fue mucho mayor en la guerra anglo-zulú: frente a 1400 hombres del ejécito inglés, de los cuales unos 800 eran de origen europeo, hubo unos 30.000 zulúes.

Otro ejemplo podría ser la derrota de las legiones de Varo en el bosque de Teutoburgo, o la de la XIII legión cesariana comandada por Sabino y Cotta en el río Sambre, aunque  pertenecen al mundo antiguo, o la derrota italiana en Adwa frente a los etíopes en 1896: 7000 italianos muertos y unos 3000 prisioneros. También la de Dien Bien Phu sería un buen ejemplo de derrota causada por una absurda dirección militar.

Pero la palma en las derrotas de ejércitos modernos frente a rivales supuestamente primitivos, se la lleva nuestra derrota de Annual-Monte Arruit, en 1921: 10.000 muertos, sin contar desaparecidos y prisioneros, frente a los rifeños. El día de Annual, el 22 de julio, frente a los 5000 hombres que puede reunir en el campo de batalla Fernández Silvestre los rifeños no son más de 6000, no tienen en ese momento artillería y muchos tienen fusiles anticuados, los españoles tienen ametralladores y artillería... será difícil encontrar otro ejemplo mayor de mala dirección militar. Si se suicidó Fernández Silvestre, como parece ser que sucedió, entonces completó sus disparates militares, el ejército en retirada caótica necesitaba un general que los dirigiera y restableciera algo de orden, no un falso héroe muerto.

Yo encuentro en muchas de estas derrotas, y otras tantas similares, una traición del general a su ejército. Por su ambición de gloria militar en una victoria fácil descuidan lo que para ellos tiene que ser de la mayor importancia: la salvaguarda de las vidas de sus hombres. Los muertos en Little Big Horn (o en Annual, Insandlwana, Adwa, etc.) no merecían tener esos mandos. Pero mientras que el general francés Navarre (el de dien Bien Phu), el italiano Baratierí (el de Adwa) y Fernández Silvestre (postumamente) vieron arruinada su reputación militar, y lord Clemsford (el de Insandlwana) tuvo serios problemas, a Custer se le consideró a partir de Little Big Horn un héroe militar. Ved, si no, la película "Murieron con las botas puestas", estrenada, por cierto, cuando aún vivía su viuda. una injusticia.

 

un saludo

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Carlos:

No seas injusto, "Murieron con las Botas Puestas" dejó el importante legado del despegue de Anthony Quinn...

No te olvides en tu listado de derrotas de un ejército numeroso (9.000 hombres, 18 generales) contra uno pequeño (800 hombres, 1 coronel) a la Guerra de las Malvinas. Plan impecable, abandonado exactamente la mañana siguiente a la invasión por un megalómano consumidor de whisky.

Al menos Custer tuvo la decencia de morir con sus hombres.

 

Saludos